Regreso de la Soyuz TMA-13

A las 7:16 UTC del 8 de abril tocó tierra la cápsula Soyuz TMA-13 con la Expedición 18 (Yuri Lonchakov y Michael Fincke) y el turista Charles Simonyi a bordo. El descenso se produjo a unos 140 km de Dzhezkazgan. La Expedición 18 permaneció un total de 178 días en el espacio. La Soyuz se desacopló de la ISS a las 3:55 UTC y realizó el encendido de frenado a las 6:24 UTC.

Aterrizaje de la cápsula TMA-13 (NASA).

En las imágenes anteriores podemos ver el aterrizaje de la cápsula y el encendido de los cohetes del Sistema de Aterrizaje Suave, DMP (Двигатели мягкой посадки, ДМП), que consiste en seis cohetes de combustible sólido que frenan la velocidad de descenso desde unos 6 m/s hasta 2 m/s. El encendido de los DMP es accionado a 80 centímetros del suelo gracias a un Altímetro de Rayos Gamma, GLV (Гамма-лучевой высотомер, ГЛВ), situado cerca de los retrocohetes.

Mike Fincke es mimado a su vuelta (NASA).

Configuración actual de la ISS. La TMA-14 está acoplada al puerto trasero del Zvezdá y la Progress M-66 al Pirs (TsUP).

Por cierto, este aterrizaje exitoso parece confirmar la hipótesis sobre las causas de los descensos balísticos de la Soyuz TMA-10 y TMA-11. En ambos casos el módulo de servicio (PAO) de la Soyuz no se separó correctamente de la cápsula (SA) tras el encendido de frenado debido a un fallo de los pernos explosivos que conectaban ambos módulos. Este fallo provocó que las dos naves reentrasen en la atmósfera con la escotilla de acceso por delante, una situación potencialmente letal. Por suerte para los cosmonautas el calor de la reentrada separó eventualmente el PAO a unos 80 km de altura en el caso de la TMA-10 y a 60-66 km en el caso de la TMA-11. Según los ingenieros de RKK Energía, el perno falló debido a descargas eléctricas recibidas por la nave a resultas de la diferencia de tensión entre el casco de la Soyuz y el del plasma circundante. Estas diferencias de voltaje han aumentado en los últimos años a medida que la ISS incrementaba su capacidad de generación de electricidad. De acuerdo con esta hipótesis, y según los resultados de las investigaciones del perno de la TMA-12 retirado por los astronautas de la ISS, RKK Energía modificó el diseño del perno problemático en la TMA-13. Y por lo que se ve, la operación ha sido un éxito.

Vídeo del regreso:

Y de paso, aquí tenemos un precioso vídeo del acoplamiento de la TMA-14.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *