Energía construirá la PPTS

Al final, y como era previsible, la empresa RKK Energía ha ganado el concurso para diseñar la próxima nave tripulada rusa, la PPTS. El contrato contempla otorgar al gigante aeroespacial 800 millones de rublos (unos 24 millones de dólares) para completar el diseño definitivo de la nave, que deberá estar listo para junio de 2010. Aunque aún no se ha decidido el nombre de la nueva nave, fuentes de RKK Energía sugieren que podría denominarse Rus.

Roskosmos ha comunicado además que el ganador del concurso paralelo para construir el cohete que deberá lanzar la PPTS es la empresa TsSKB Progress de Samara. Otras empresas, como es el caso de KB Mashinostroenia o la propia RKK Energía, actuarán como subcontratistas. El diseño de este lanzador deberá estar finalizado para septiembre del año que viene gracias a los 145 millones de rublos que se destinarán a tal fin. El nuevo cohete despegará con la PPTS desde el flamante cosmódromo de Vostochni a partir de 2015. Los primeros vuelos tripulados deberían tener lugar en 2018.

Estas recientes decisiones serán claves para el futuro del programa espacial ruso en las próximas décadas. Hasta la fecha Rusia ha vivido «de las rentas» del programa espacial soviético. La construcción de una nueva nave espacial tripulada con capacidad para misiones lunares, y su cohete correspondiente, constituyen un punto de inflexión para la industria espacial rusa.

Sin embargo, los contratos para estos futuros proyectos espaciales se han otorgado de tal forma que las compañías aerospaciales rusas, herederas de las oficinas de diseño de la época soviética, mantengan su cuota de poder. Así, Khrunichev, constructora del Protón, será clave en el futuro espacial ruso gracias al cohete Angará. TsSKB Progress, fabricante de los lanzadores Soyuz, podrá continuar suministrando cohetes para las nuevas naves tripuladas rusas, que a su vez seguirán siendo creadas por RKK Energía. «Que cambie todo para que todo siga igual» parece ser la máxima del gobierno ruso en materia espacial. Todavía está por ver qué efectos tendrán la actual crisis económica mundial y la bajada de los precios del petróleo sobre estos ambiciosos planes cósmicos, pero en todo caso está claro que en los próximos meses y años se van a tomar decisiones que definirán el futuro de Rusia en el espacio durante este siglo.


(Imagen: russianspaceweb.com)



5 Comentarios

  1. Estimado Daniel:

    Y en Europa viendolas venir, con el desarrollo del ATV/ARV congelado, esperemos que se pueda llegar a algún acuerdo de cooperación internacional.

    Saludos cordiales

    Jarban

  2. Pues parece ser que sí, Gabriel. El dinero qu rcibirá Energía es para diseñar la nueva nave en detalle, así que pueden haber algunas diferencias con respecto al diseño basado en el ACTS que hemos visto estos últimos años.

    Un saludo!

  3. Por cierto, en algunos medios rusos he podido ver que RKK Energía sigue defendiendo una versión del Kliper sin alas (en forma de cuerpo sustentador) para el diseño del futuro Rus, aunque dudo mucho que este diseño sea el definitivo. Sigo apostando por la cápsula tipo Orión-ACTS.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 8 abril, 2009
Categoría(s): ✓ Astronáutica • PPTS • Rusia