Akari, Betelgeuse y las esferas de Dyson

El telescopio espacial infrarrojo AKARI (あかり) ha obtenido esta bonita imagen de Betelgeuse y su onda de choque al moverse por el medio interestelar cual lancha motora de Miami Vice:

La imagen se explica parcialmente a sí misma, pero aquí tenemos un diagrama que clarifica las cosas:

La imagen fue captada por el instrumento FIS (Far-Infrared Surveyor) que, como su nombre indica, observa el universo en infrarrojo lejano, más concretamente en cuatro longitudes de onda: 65, 90, 140 y 160 µm.

Y ya que estamos con AKARI, hace poco que se ha publicado el catálogo de fuentes en infrarrojo basado en el mapa de todo el cielo que ha obtenido este satélite, produciendo estas hermosas estampas:

La imagen superior corresponde al infrarrojo central y la inferior al lejano. En esta última se aprecia claramente el disco de nuestra Galaxia y sus satélites, debido a que en estas longitudes de onda la extinción debida al polvo interestelar es menor. Y ya que estamos con fuentes de infrarrojo me permito enlazar otro tema más como si esto fuera el juego de la oca. A lo que iba. Me pregunto si alguna de esas fuentes podría ser una Esfera de Dyson. Las Esferas de Dyson son, por si alguien no lo sabe, construcciones artificiales que una civilización (muy) avanzada podría ensamblar alrededor de su estrella para aprovechar toda su energía, es decir, que sólo las podría construir una Civilización Tipo II en la escala Kardashev (sí, hay clasificaciones de civilizaciones y todo). Al cubrir la estrella total o parcialmente se bloquearía su emisión en el visible, pero el objeto seguiría emitiendo en infrarrojo (la longitud de onda exacta depende del tamaño de la esfera, el tipo de estrella y el método de construcción).

Un caso límite de la Esfera de Dyson es aquel en el que la estrella está rodeada por un anillo de materia. Este tipo de esfera se denomina Mundo Anillo en referencia a la mítica novela de Larry Niven. El caso es que me entero vía Centauri Dreams de la existencia de un curioso artículo denominado IRAS-based whole-sky upper limit on Dyson Spheres, por Richard A. Carrigan. Al verlo, un enome WTF? cruzó mi mente. Al fin y al cabo, no todos los días se encuentra uno un artículo en arxiv.org sobre supercivilizaciones extraterrestres. Carrigan ha usado la base de datos del venerable telescopio IRAS para buscar espectros de objetos con una temperatura de 100-600 K, que emitirían esencialmente en infrarrojo lejano (5-100 µm aprox.). En teoría, el IRAS podría detectar una Esfera de Dyson alrededor de una estrella tipo solar situada a menos de 300 pársecs. Cierto es que Carrigan no es el primero en hacer algo similar, pero sí que parece que su estudio ha sido más concienzudo. El proceso de selección no es fácil, pues hay muchas estrellas que podrían parecerse a una Esfera Dyson, especialmente protoestrellas con discos protoplanetarios (proplyds) o gigantes rojas en la rama asintótica (AGB) del diagrama H-R. Al final Carrigan obtuvo 17 fuentes candidatas a Esfera, aunque es de suponer que serán objetos estelares naturales, pero quién sabe, a lo mejor nos llevamos una sorpresa en el futuro. Lo cierto es que, curiosamente, la instrumentación de AKARI parece ser más apropiada para la búsqueda de estos objetos que la utilizada por el poderoso Spitzer. Esperaremos impacientes la aparición de nuevos estudios.

Y para acabar el enlace de ideas, si alguien quiere leer una buena novela de ciencia ficción con Esferas de Dyson de por medio, les recomiendo Mundos en el Abismo.

Más info:


3 Comentarios

Participa Suscríbete

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>