Noticias Marcianas

Nunca antes habían existido tantos vehículos explorando el planeta rojo a la vez, lo que ha provocado que nuestra imagen de Marte haya cambiado en los últimos años. Tras las imágenes del Mariner 4 en los años 60, que mostraban unos paisajes cubiertos por cráteres al igual que la Luna, se llegó a la conclusión de que Marte era un mundo inhóspito y siempre había sido así. Tras recibir los datos de la Mariner 9 y las dos sondas Viking, esta imagen sufrió un cambio radical al descubrirse evidencias de la existencia de agua líquida en el pasado: los famosos canales. En los años 80, una serie de investigaciones basadas en los datos de las Viking nos ofrecieron la imagen de un mundo árido y desolado en la actualidad pero que había gozado de un clima húmedo y más cálido hace millones de años, incluso con océanos cubriendo el hemisferio norte del planeta.

Restos de glaciares capturados por la Mars Express.

Ahora, los datos de la sonda europea Mars Express, sumados a los obtenidos por la Mars Global Surveyor y la Mars Odyssey, nos muestran una imagen distinta: efectivamente, Marte tuvo episodios de clima húmedo y más cálido, pero sólo duraron unos pocos cientos de millones de años tras la formación del planeta. Sin embargo, los datos apoyan la tesis de cambios climáticos drásticos que, aunque no permitieron la existencia de agua líquida en la superficie, sí que facilitaron la aparición de glaciares que duraron miles de millones de años, muchos de los cuales esculpieron algunos de los grandes canales visibles hoy en la superficie marciana. El radar de la Mars Express, MARSIS, ha detectado grandes cantidades de hielo en el subsuelo, algo que ya se sospechaba, especialmente tras los datos de la Mars Odyssey. Otro instrumento, el espectrómetro OMEGA, ha detectado lo que parecen ser trazas de minerales arcillosos, que sólo se pueden formar en la presencia de agua líquida. Estos minerales no habían podido ser claramente detectados por la Global Surveyor, por lo que su inexistencia hubiera puesto serios límites a la imagen de un Marte primigenio húmedo. Con estos datos del OMEGA, se confirma que las zonas más antiguas del planeta rojo gozaron de presencia de agua líquida hace miles de millones de años, lo que ya había detectado a nivel local el rover Opportunity.

En definitiva, nos podemos ir olvidando del Océano Borealis y de los periodos húmedos recientes, pero a cambio, ahora sabemos que los glaciares cubrieron grandes extensiones del planeta, incluidas las laderas Olympus Mons, durante eones.



Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 19 octubre, 2006
Categoría(s): ✓ Marte • Sistema Solar