Las nuevas ruedas y los micrófonos del rover Mars 2020

Recientemente comentábamos por aquí el estado de la misión Mars 2020 de la NASA, un rover similar a Curiosity que debe buscar indicios de vida presente o pasada en Marte. Pues bien, la misión ha entrado en la fase final de planificación y su diseño está prácticamente terminado. O lo que es lo mismo, la misión ha pasado de la Fase B a la Fase C. ¿Cuáles son los cambios más importantes?

asa
Diseño del rover de la misión Mars 2020 (NASA/JPL-Caltech).

Como se esperaba, no hay nada nuevo con respecto a los instrumentos o la misión secundaria de recogida de muestras, más allá que se confirma que algunas de las muestras adquiridas por el rover serán apiladas —entre cinco y diez— en una misma zona de cara a una misión posterior de retorno de muestras a la Tierra —todavía no aprobada—. Pero sin duda el cambio que más llama la atención es el referente a las ruedas. Y es que, como es sabido, las ruedas de Curiosity han sufrido un desgaste mayor de lo esperado al rodar por la superficie del cráter Gale.

Rueda de Curiosity maltratada por el planeta rojo (NASA/JPL-Caltech).
Rueda de Curiosity maltratada por el planeta rojo (NASA/JPL-Caltech).

Tal ha sido el desgaste que los encargados de la misión se vieron obligados a evitar determinadas zonas con demasiadas rocas en favor de terrenos más ‘blandos’, con el consiguiente riesgo de que el rover pudiera quedarse atascado en alguna duna o trampa de arena, algo que sufrieron en repetidas ocasiones los rovers MER Spirit y Opportunity. Aunque se desconocen las especificaciones finales de las ruedas de Mars 2020, sabemos que van a ser más gruesas —la parte exterior de las ruedas de Curiosity son de aluminio con un espesor de solamente 0,75 mm— y el diseño será diferente. Los rebordes en forma de sierra de las ruedas de Curiosity han desaparecido en favor de unos rebordes en línea recta. También se han eliminado los característicos agujeros para evacuar arena y regolito que habían sido colocados de tal forma que al rodar Curiosity dejase un patrón en código Morse con las letras “J”, “P” y “L”. Eso sí, el tamaño y la forma de las ruedas permanece igual: las seis ruedas tendrán 0,5 metros de diámetro y estarán dotadas de su propio motor eléctrico.

sasas
Detalle de las ruedas de Mars 2020 (NASA/JPL-Caltech).
as
Una rueda de Curiosity. Los rebordes y los agujeros no estarán presentes en el rover de 2020 (NASA).
asas
Distintos rebordes estudiados para Mars 2020 (unmannedspaceflight.com).
as
Pruebas de un diseño de rueda para Mars 2020 en las instalaciones del JPL (el resto de ruedas son similares a las de Curiosity) (unmannedspaceflight.com).

La otra gran novedad de la misión es que el rover llevará micrófonos. ¡Por fin podremos escuchar los sonidos de Marte! La incorporación de micrófonos a una sonda marciana es un anhelo de hace décadas —aunque también es cierto que la bajísima densidad de la atmósfera del planeta evitará que se escuchen los sonidos muy claramente—, pero nunca se ha podido llevar a cabo por problemas de todo tipo. La primera misión marciana con micrófonos fue la Mars Polar Lander en 1998, pero la sonda desapareció sin dejar rastro al intentar aterrizar en el polo sur de Marte. La sonda Phoenix también llevó otro micrófono en 2007, pero no pudo activarse por un problema eléctrico.

Mars 2020 llevará un micrófono incorporado al instrumento SuperCam, una versión avanzada del ChemCam de Curiosity, pero también llevará micrófonos en el sistema de descenso como parte de los instrumentos de la fase EDL (Entry, Descent and Landing). Es decir, no solo podremos escuchar los sonidos naturales de la superficie de Marte, sino también el descenso de una sonda por la atmósfera del planeta rojo.

Los micrófonos del sistema EDL del rover Mars 2020 estarán integrados en las múltiples cámaras destinadas a filmar la secuencia de descenso. Ya sabíamos que la misión llevaría al menos tres cámaras para filmar el despliegue del paracaídas —¡por primera vez veremos cómo se comporta un paracaídas supersónico en Marte!—, la etapa de descenso desde el rover y el rover desde la etapa de descenso —¡seremos capaces de ver la maniobra sky crane! La novedad en este punto es que el número final de cámaras será mayor y que además la mayoría serán cámaras comerciales modificadas. Así, el despliegue del paracaídas será grabado por tres cámaras PointGrey Chamaleon3, mientrs que otras tres cámaras GoPro Hero 4 grabarán el rover desde la etapa de descenso y viceversa, así como el descenso del rover a la superficie. Esta última será complementada por una cámara ‘profesional’ MARDI similar a la que llevó Curiosity.

asas
Cámaras que llevará el rover de 2020 durante el descenso (NASA).

Otro cambio tiene que ver con el sistema de descenso. El paracaídas de Curiosity se desplegó cuando la sonda alcanzó una velocidad predeterminada, independientemente de su posición con respecto al suelo. Por contra, Mars 2020 usará los datos del relieve de la zona de aterrizaje previamente almacenados en su memoria para desplegar el paracaídas dependiendo de su posición dentro de un rango de seguridad, una técnica conocida como range trigger. Además, las imágenes de la cámara MARDI se usarán para la navegación del vehículo durante la fase de descenso propulsado y la maniobra sky crane (esta última técnica se sugirió para Curiosity, pero se descartó en el último momento con el fin de evitar complicaciones adicionales a una misión de por sí muy arriesgada). Con estas mejoras el equipo de Mars 2020 espera reducir el tamaño de la elipse de aterrizaje a la mitad, una elipse que ya es bastante pequeña gracias a la capacidad de maniobra de la sonda durante la entrada atmosférica.

No hay noticias nuevas sobre la incorporación de un pequeño helicóptero a Mars 2020, pero los rumores apuntan que el equipo de la misión se muestra muy incómodo con la posibilidad de tener una sonda minúscula revoloteando en las cercanías del rover, así que es muy probable que la propuesta se olvide pronto. Ahora que la misión se encuentra en la Fase C seguramente la NASA organizará un concurso para que el rover sea bautizado con un nombre más adecuado —¿terminará en “-ity”?—, del mismo modo que la misión MSL (Mars Science Laboratory) pasó a ser conocida como Curiosity. Mars 2020 debe despegar en julio de 2020 y llegar a Marte en febrero de 2021 (el lugar de aterrizaje no se ha decidido todavía).

Con toda seguridad el lanzador será un Atlas V 551, similar al usado para Curiosity. El rover tendrá una masa de 1050 kg, unos 150 kg más que Curiosity, así que se convertirá en el vehículo más pesado sobre la superficie de Marte (recordemos que el peso es una tercera parte del que tendría en la Tierra). La NASA espera que la misión salga por 2400 millones de dólares, o sea, unos cien millones menos que Curiosity, aunque sigue siendo una cifra muy elevada —no olvidemos que los rovers Spirit y Opportunity salieron por menos de la mitad de ese dinero—, especialmente para una misión que esperaba ahorrar costes con respecto a su predecesora de forma significativa. Sea como sea, en 2021 un vehículo equipado para detectar rastros de biomarcadores estará rodando por Marte. Esperemos que tenga suerte en su aventura.

as
Instrumentos del rover de 2020. MEDA será diseñado y construido en España (NASA).


41 Comentarios

Participa Suscríbete

DaniDani

es correcto 0,75 mm? menos de un milimetro de grosor?? que heavy, no me extraña que se rompan

J.DiazJ.Diaz

¡Aaaah! Ya me parecia, en las fotos se observa perfectamente que al menos en los famosos orificios, el grosor es bastante mas de 0’75.

OctogenarioOctogenario

El descenso será transmitido en tiempo real o almacenado en el rover para su posterior envío?
Si la cosa no va bien, de poco serviría el segundo supuesto.

Francisco CentenoFrancisco Centeno

Bueno en tiempo real con unos 14 minutos de retraso, dependiendo de la ubicación de marte y la tierra en ese momento. Así q tanto como tiempo real no podrá ser.

J.DiazJ.Diaz

Tecnicamente es inviable un sistema oruga, es muy complejo, multiplica el numero de elementos que pueden fallar y requiere mucha mas potencia, se acabaria dedicando el 80% de la masa del vehiculo a las orugas.
El sistema “ideal” serian patas. Un buen intento es el “perro” robot de la boston, peroooo, a estas alturas es imposible dotar a lo sonda de una fuente de energia capaz de poner en funcinamiento un sistema de patas, agotaria la bateria en horas.
La carga util se reduce de forma drastica. Las ruedas son mucho mas simples y solamente utilizan un motor (por rueda), el resto son mecanimos pasivos, las patas requieren mucho mas mecanismo, al igüal que las orugas.
Y por supuesto, la conplejidad tecnica es otro talon de aquiles.
Ahora mismo, las ruedas son el sistema mas practico disponible… sin ficcion cientifica de por medio, claro.

J.DiazJ.Diaz

No pretendia dar la impresion de una critica, de hecho me parecio que me dabas una buena escusa para aportar un razonamiento sobre una cuestion que he visto en muchos sitios a raiz de los “gujeros” de las ruedas.

Lamento que me halla salido la vena ingeniero.

De hecho, dada la gravedad de Marte, tal vez fuera mas adecuado un colchon de aire, con eso no se atranca en la arena ni se hace “bujeros”.
(Esto tambien es broma, la atmosfera no lo permitiria, es muy tenue)

vipondiuvipondiu

Como bien dice J.Diaz las orugas no serían prácticas. Superan en tracción a las ruedas en terrenos mojados (pastosos), nieve blanda y arenales, pero los dos primeros no los encontraremos en Marte. Las orugas son mas pesadas, requieren más potencia y para que duren años, especialmente con arenas, rocas y otras cosas abrasivas por en medio requieren un mantenimiento superior que no podremos darles una vez en Marte. Además si una se rompe o se sale, has perdido la misión, mientras que con 6 ruedas puedes seguir (si no voy equivocado Oppy lleva años arrastrando una pata).
Otro sistema que parece una burrada pero que a mi entender es muy prometedor, es el jumper o hopper, para mundos con atmósfera:

http://io9.gizmodo.com/5692647/robot...xplore-mars

Solo necesitas un RTG, un compresor, y una atmósfera que no te quita nadie y puedes visitar todos los puntos interesantes del planeta ahorrándote tener que batallar todos los Kms entre ellos.

Aquí lo mismo para mundos sin atmósfera, pero con hielos superficiales;
http://www.popsci.com/this-jumping-p...iggest-moon

Saludos

José PJosé P

Si no recuerdo mal el que andaba cojo de una rueda era Spirit. Oppy lo último que leí es que hay una de las ruedas delanteras que no gira y el brazo está trabado en la posición de trabajo. Por estos motivos hace tiempo que anda “marcha atras”. También tiene muchos problemas con la memoria flash y de sus instrumentos principales le queda sólo uno que anda mas o menos.
Saludos!

Rodolfo JaraRodolfo Jara

Cuando Mark Watney pase por allí, lo mas probable es que los use de repuesto 😉

jose-londonjose-london

Sigo sin entender como todavia no se sabe con seguridad que van a hacer con las muestras? Me refiero al.tipo.de.muestras a recoger asi como su objetivo final. Es que quizas esten esperando al plan de Space X para como cogerlas y/o almacenarlas? Como quedan 4 años aun hay tiempo, pero no es un tema menor y por supuesto la fase de.diseño se ha cerrado ya..como para cambiar algo ahora.

Gadiel Jellinok Guzman SandovalGadiel Jellinok Guzman Sandoval

Esperemos que tanto Curiosity como Opportunity estén vivos para entonces. Es increíble la batalla que han dado los MER. Hablando del tema ¿Algún dato nuevo sobre Oppy?

Santiago BaleaSantiago Balea

Ola, hay poca fortuna con las ruedas de los robots en Marte. Recordamos la delantera de Opy atascada, el problema no es el mismo pero el hecho es que las ruedas han dado que hablar en estas dos misiones…

En cuanto a ese desgaste, me pregunto cómo no se testan mejor aquí antes salir, cómo no se calcula su resistencia a la abrasión en un ambiente extremo. Otros aspectos de la misión, pueden estar sometidos al azar o directamente a la mala suerte, pero diseñar unas ruedas adaptadas al terreno por donde se va a circular no puede ser muy difícil, creo. Curiosity está teniendo que sortear algunas zonas para no atascarse y nunca sabremos si en esas renuncias se nos escapa algo. Y todo por una imprevisión evitable.

Parece que aprendemos de errores y en 2020 las ruedas no van a fallar…

Gadiel Jellinok Guzman SandovalGadiel Jellinok Guzman Sandoval

Esperemos que las ruedas no fallen, parecen ser literalmente el talón de Aquiles de los rovers. En defensa de Oppy, es un viejo rambo en Marte, no debería de estar activo, sin embargo, ahí está, dando caña.

AstrofanAstrofan

Seguro que las ruedas se testean bien… para la misión primaria. Los MER tenian una duración inicial de 3 meses creo recordar, y Oppy lleva mas de 12 años, lo normal es que se le vayan rompiendo cosas. Curiosity tenia una mision primaria de 2 años, y está a punto de doblar ya esa cifra. A mí me parece un logro de ingeniería el que todavía estén vivos. Otra cosa es el rendimiento científico. En eso sí que hay que mejorar mucho.

YAGYAG

Probar las ruedas no es una tarea fácil, porque hablamos de exploración: si no sabemos qué se va a encontrar, ¿cómo simularlo? En Marte hay, por ejemplo, salmueras, lo cual no había sido del todo previsto.

Naturalmente, para curarse en salud se emplean componentes con unas características muy superiores a las necesarias para soportar la duración mínima especificada, dificultando así que un imprevisto aborte la misión. Y por eso las sondas suelen tener una vida muy superior a la garantizada.

Santiago BaleaSantiago Balea

Puede ser que tengas algo de razón, YAG. Es fácil por mi parte criticar a toro pasado cuando no se sabe a ciencia cierta qué se va a encontrar el robot. El caso es que si estas experiencias sirven para mejorar los materiales cara a próximas misiones, podemos dar estos incidentes por buenos, o por menos malos…

Saúdos.

anónimoanónimo

Se impone un artículo con un comparativo entre las ruedas de los rovers de la misión ExoMars 2020 y de la misión Mars 2020.

Anxo

Puestos a proponer nombres (acabados en “ity”) yo me decantaría por SERENITY (como la nave de la serie Firefly)

GermánGermán

Seguro que no se ha reproducido sonido en Marte???
Recuerdo haber visto un video en donde Curiosity reproducía una canción de un rapero-tecnólogo muy famoso en USA (no me acuerdo de su nombre ahora) y obviamente se escuchaba. Todo ello en Marte, por supuesto…

RafaelRafael

Puede que sea hasta un poco extraño o tonto pensar en eso, pero ¿que sucederia en caso de que el despegue falle? Nunca se ha pensado en hacer una especie de “sistema de aborto” que permita que el rover (en este caso) pueda aterrizar en caso de un fallo en el cohete.
Siento que sería una opcion antes que perder totalmente 2400 millones de dolares en segundos

pochimaxpochimax

Interesante comentario… podría ser también una forma de avanzar hacia cohetes human-rated. Lo cierto es que para sondas tan caras merecería la pena.

Por otro lado, no es nada normal que exploten cohetes como el Ariane-5 o un Atlas.

Francisco GalueFrancisco Galue

Que entrada tan oportuna Daniel. Hoy por cierto, además de conmemorarse 47 años de la Llegada del Hombre A La Luna(Apolo 11), se celebra 40 años del primer “amartizaje” exitoso a Marte por parte de una sonda: Viking 1. Seria bueno Daniel una entrada sobre los Vikings.

Eder RecioEder Recio

Me pregunto si Opportunity (a Curiosity no la pongo en duda) seguira rodando por Marte por esas fechas… poco se habla de el ya.

No estaría mal un reporte actualizado de este fantastico rover Daniel.

Saludos!

Juan PuebloJuan Pueblo

InSight es una misión de la NASA para estudiar el interior de Marte, y cuyo lanzamiento esta previsto para 2018.
InSight (Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport) se podria traducir al español como: Exploración Interior utilizando Investigaciones Sísmicas, Geodesia y Transmisión de Calor.
Se trata de un modulo aterrizador (LANDER) con tres instrumentos principales clave, y uno de ellos es precisamente un sismógrafo.
[para mas información ir a la pagina de la NASA]

U-95U-95

Gracias, aunque se deduce de la Wiki que los terremotos (¿areomotos?) en Marte son muy raros vendría más que bien poder estudiar así el interior marciano; quizás haya alguna sorpresa esperando.

TxemaryTxemary

¿Tiene algún fin científico “escuchar” Marte? A parte de que molaría mucho quiero decir, está claro que si no se ha hecho nunca no se puede saber, pero no se… creo que a nosotros nos va a decepcionar y va a ser un terreno abonado para los conspiranoicos (aunque ellos ya se las apañan solos).

Ah y respecto a las ruedas, ¿hay imágenes del estado “acual” para comparar?

Saludos

PelauPelau

Ahhh, pero supongamos, sólo supongamos… que en una de esas grabaciones, si hacemos girar el disco duro al revés, se escucha la voz de Marte susurrando “Judas Priest is the best”.

Luego, imagínate… la legendaria banda oootra vez a juicio, Rob Halford demostrando una vez más sus técnicas de canto frente al jurado, el abogado defensor explicando por enésima vez cómo la superposición azarosa de ondas puede llegar a modular “mensajes” especialmente cuando Fobos está en oposición a Capricornio…

Si eso no es Ciencia… :)

Vamos, que el terreno está “abonado” hace rato. Por ejemplo, ¿quieres saber por qué la famosa “cara de Marte” ahora luce como una duna más? Abre tu mente a la escalofriante respuesta, minuto 6:40 a 9:00
https://www.youtube.com/watch?v=i08e-Z8iEaU

Y respecto a las ruedas, yo no me precuparía. Es de público conocimiento que allá arriba hay un “equipo de mantenimiento” muy servicial
https://www.youtube.com/watch?v=u6Z4GXjYMjc

¿Dónde está la agente Dana Scully cuando más la necesitamos? Porque esto de “abonado” nada, que de tanto “nitrato” ya supura nitroglicerina 😀

Miguel Rodriguez

Estupenda mejora, fruto de la experiencia proporcionada por Curiosity, Asegurar la durabilidad de las ruedas es una garantía para que la misión se pueda cumplir e incluso prolongar.

PabloPablo

Me encanta imaginar y pensar en la época en la que el ser humano conquiste Marte con bases y sea una especie interplanetaria establecida con personas naciendo allí, y los auténticos rovers que se lanzan en nuestra generación hayan sido “rescatados” y restaurados, y sean venerados en sendos museos espaciales como una oda al ser humano, a su ingenio e inteligencia y nos recuerden que un día vivimos en cuevas y en unos miles de años conseguimos cambiar de planeta. Ojalá la ciencia consiga alargarnos la vida considerablemente, no quiero perderme nada de los avances espaciales de nuestra especie ni por supuesto el momento en el que llegue la gran noticia de que tenemos vecinos en la galaxia. Por cierto, para el nombre, y aprovechando que se lanzará sólo un año después de las bodas de oro del Apolo 11, propongo Tranquility, en honor al precioso lugar del primer alunizaje.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>