Euclid, un año después: la compleja puesta a punto de un telescopio espacial europeo

Por Daniel Marín, el 1 julio, 2024. Categoría(s): Astronáutica • Astronomía • Cosmología • ESA ✎ 54

Hace justo un año el telescopio espacial europeo Euclid despegaba a bordo de un Falcon 9 desde Florida rumbo a una órbita de halo alrededor del punto L2 del sistema Tierra-Sol (ESL2), a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra. Euclid nació en 2012 como la segunda misión de tipo medio (M2) de la Agencia Espacial Europea (ESA) con el objetivo de estudiar la materia y energía oscuras. Gracias a un telescopio con un espejo primario de 1,2 metros y a dos instrumentos científicos, VIS y NISP, Euclid observará durante su misión primaria la forma y luminosidad de 1500 millones de galaxias y realizará hasta 35 millones de corrimientos al rojo de galaxias para entender mejor el sector oscuro del Universo. Y todo por un coste de unos 1400 millones de euros. En noviembre de 2023 se publicaron las primeras imágenes científicas de Euclid y desde entonces el telescopio ha continuado con su misión, que, en principio, debe durar un mínimo de seis años.

Galaxia espiral NGC 6744 vista por Euclid (ESA/Euclid/Euclid Consortium/NASA, J.-C. Cuillandre (CEA Paris-Saclay), G. Anselmi).

El Falcon 9 de SpaceX —recordemos que originalmente estaba previsto despegase mediante un Soyuz-STB desde la Guayana Francesa— situó de forma precisa a Euclid en una trayectoria hacia ESL2. De hecho, de las tres maniobras de corrección de trayectoria previstas, solo se llevaron a cabo dos. La primera se realizó un día después del lanzamiento, con una Delta-V de 2,14 m/s, y la segunda tres semanas más tarde, con una Delta-V de 0,19 m/s. Puesto que se habían reservado 50 m/s de Delta-V para alcanzar la órbita de halo, se pudieron ahorrar 43 kg de hidrazina que permitirán ampliar la vida útil del telescopio espacial. No obstante, a diferencia del JWST, que está en ESL2 con Euclid, la vida del observatorio espacial también depende de la cantidad de nitrógeno gaseoso del sistema de micropropulsión usado para orientar la nave de forma precisa.

Telescopio espacial Euclid (ESA).
Zonas que cubrirán las observaciones de Euclid (zonas rodeadas por líneas azules), evitando el plano galáctico y la eclíptica. En amarillo las zonas de los dos campos profundos que realizará Euclid (ESA).

En cualquier caso, Euclid —que tenía una masa de unas 2,2 toneladas al lanzamiento— debe corregir su órbita de halo alrededor del ESL2 de forma regular mediante encendidos de 50 segundos y que gastan 1 kg de hidrazina cada uno. Para ello, el telescopio espacial lleva 138 kg de hidrazina, de los cuales debe reservar el equivalente a una Delta-V de 10 m/s para colocarse en una órbita solar al terminar la misión para evitar que los alrededores del punto ESL2 acumulen chatarra (aunque es un espacio muy amplio). Euclid llegó a la órbita de halo del punto ESL2 a finales de julio de 2023, aproximadamente un mes después del despegue (el satélite está situado en una órbita de halo alrededor de este punto de 400 000 x 800 000 kilómetros).

Órbita de halo en L2 de Euclid, Gaia y el JWST (ESA).
Órbita de halo de Euclid en ESL-2 (ESA).
Campo de visión de VIS y NISP (ESA).
Imágenes de calibración de VIS y NISP (ESA/Euclid/Euclid Consortium/NASA).

La puesta en servicio del telescopio presentó varios problemas que pusieron de los nervios a su equipo. Por un lado, el sistema de guiado FGS (Fine Guidance Sensor) no pudo fijar la posición de las estrellas de referencia, lo que podría haber dado al traste con una misión que requiere un apuntado y guiado exquisito. Afortunadamente, una «simple» actualización del software del sistema permitió que el FGS volviese a funcionar en poco tiempo tras tener en cuenta que los efectos de la radiación espacial —principalmente las partículas del viento solar y los rayos cósmicos— sobre los sensores fueron más intensos de lo esperado. La radiación espacial también incluye los rayos X emitidos por el Sol, sobre todo durante las fulguraciones. El equipo de Euclid detectó durante la puesta a punto que los huecos entre las células solares del panel tarsero permiten que pasen los rayos X, afectando ligeramente al instrumento VIS (no así a NISP).

Trazas dejadas por las estrellas al no funcionar correctamente el sistema de guiado FGS de Euclid (ESA/Euclid/Euclid Consortium/NASA).
Sensores del sistema FGS (ESA/Euclid Consortium).
A la izquierda una imagen sin procesar del instrumento VIS de Euclid donde se aprecian los efectos de los rayos cósmicos, a la derecha una imagen procesada usando 42 exposiciones diferentes (ESA).
Efectos de los rayos X en el sensor de VIS (ESA/Euclid Consortium).

Otro problema fue la formación de una capa microscópica de hielo sobre algunas superficies de la óptica (con un espesor del orden de nanómetros). Este tipo de contaminación procedente de gases retenidos en otras partes del vehículo es hasta cierto punto normal en misiones de observación con superficies ópticas, pero fue un buen susto. El vapor de agua procede del interior de las capas de material aislante (MLI) del satélite y el problema no ha sido resuelto, pero sí mitigado. Para ello ha sido necesario introducir un régimen de control térmico de las superficies ópticas de tal forma que se calientan ligeramente cada cierto periodo de tiempo para eliminar la capa de hielo. De no introducirse este sistema, las observaciones de Euclid no tendrían la precisión suficiente. En todo caso, llama la atención que el modelado del problema fuese más complejo de lo previsto porque los fabricantes no han revelado la composición precisa del recubrimiento de las ópticas (la óptica de Euclid consiste en un telescopio de tipo Korsch de tres espejos con un primario de 1,2 metros de diámetro fabricado por Airbus Defence and Space con un sustrato de carburo de silicio y enfriado a 125 kelvin de forma pasiva).

El vapor de agua que se deposita como hielo en la óptica procede de las capas de material aislante MLI (ESA).
Esquema de la óptica de Euclid (ESA/Euclid Consortium).
Partes del telescopio (Airbus DS).
Espejo primario de Euclid por delante y por detrás (Airbus DS).

Sin embargo, el mayor problema ha sido la mayor cantidad de luz solar que, de forma totalmente inesperada, se cuela por la óptica a determinados ángulos con respecto al Sol. Este problema solo afecta al instrumento VIS (NISP tiene capas de material aislante que bloquean esta luz), pero resultó ser muy grave (la cantidad de luz extra que entraba en la óptica era más de diez veces superior al nivel mínimo esperado tomando como referencia la luz zodiacal). La causa de este fallo sigue sin estar totalmente clara, pero todo apunta a que se trata de la tobera de uno de los propulsores que refleja la luz hacia un hueco de las capas MLI y, de ahí, a la óptica. El caso es que este problema no tiene solución —nadie va a cubrir una tobera a 1,5 millones de kilómetros—, así que lo único que ha podido hacer el equipo de la misión es reducir el rango de ángulos con el que puede funcionar Euclid (de -8,5º a -3,0º en vez de -5,0º a +5.0º según lo previsto). Esto no es simplemente una molestia técnica, sino que limita la superficie celeste que podrá observar Euclid en la misión primaria, 13245º cuadrados de cielo en vez de los 14000º planeados. La reducción es de tan solo un 5%, pero no es despreciable y además afectará al calendario de las observaciones de la misión primaria.

Efectos de la luz que se mete en la óptica sobre las imágenes de VIS (ESA/Euclid Consortium):
Modo de observación del cielo de Euclid (ESA).
El ángulo AA tiene ahora un rango menor por culpa de la luz que entra en el instrumento VIS (ESA).
Algunas imágenes tomadas por Euclid procesadas (ESA/Euclid/Euclid Consortium/NASA, J.-C. Cuillandre (CEA Paris-Saclay), G. Anselmi).

En cualquier caso, teniendo en cuenta este problema, el observatorio puede cumplir con su misión, que es lo importante. Cada día el telescopio espacial dedica 4 horas para descargar 826 gigabits (!!!) de datos comprimidos a través de las estaciones de Cebreros (España) y Malargüe (Argentina). Solo entre agosto y noviembre de 2023 Euclid envió 21 terabytes (!!) de datos. Para ello, el telescopio usa su antena de alta ganancia en banda K de 70 centímetros de diámetro. Como desde del punto de vista de Euclid la Tierra se mueve en el cielo siguiendo una elipse con un periodo de seis meses y un ángulo con respecto al Sol de 35º, la antena debe moverse cada 50 minutos, un proceso que limita la duración de las observaciones continuas de Euclid de una zona determinada del cielo. A pesar de ser un telescopio espacial, Euclid se asemeja más a misiones como Planck o Gaia en el sentido que tendremos que esperar varios años para comenzar a sacar provecho científico de los datos de la misión. Y, aunque el inicio ha tenido su cuota de problemas, Euclid promete revolucionar nuestro conocimiento de la materia y la energía oscuras.

El grupo Dorado de galaxias (ESA/Euclid/Euclid Consortium/NASA, J.-C. Cuillandre (CEA Paris-Saclay), G. Anselmi).
M78 visto por Euclid (ESA/Euclid/Euclid Consortium/NASA, J.-C. Cuillandre (CEA Paris-Saclay), G. Anselmi).
Algunas de las galaxias observadas por Euclid (ESA/Euclid Consortium).

Referencias:

  • https://www.esa.int/Science_Exploration/Space_Science/Euclid/ESA_s_Euclid_celebrates_first_science_with_sparkling_cosmic_views
  • https://arxiv.org/pdf/2405.13491
  • https://arxiv.org/pdf/2305.10107


54 Comentarios

  1. uf lo que nos ha hecho sufrir la puesta a punto de este telescopio. Qué bien que parece que tiene solución y podrá cumplir casi toda la misión primaria.

    1. Sip. Para los que siempre preguntan «y la ESA qué hace» o «cuándo vamos a hacer misiones lunares»… bueno, Europa tiene dos observatorios en L2, con un tercero (Plato) que llegará allí en un par o tres años máximo.
      Esto también es importante.

          1. Sin ninguna duda. Misiones como está aportan mucho más que las futuras misiones tripuladas a la Luna, cuyo objetivos son más comerciales y conquistadores que científicos..

        1. De lejos, ya que los telescopios exploran todo el Universo y su evolución en el tiempo. La Luna en cambio es un grano de arena en el desierto.

          Pero también hay que tener en cuenta la importancia de ambos en un momento determinado y en el sentido práctico.

          Por ejemplo, si quiero hacer una segunda casa digamos para ampliarme, para una hija o para poner un negocio y a la vez tengo un terreno en muy mal estado y poseado, voy a dedicar más esfuerzo y energía en estudiar ese terreno con profesionales para poder usarlo e integrarlo a mi vida que en el resto de la ciudad.

          1. Con la mente abierta te pregunto, que posibles beneficios tiene la explotación de la luna? Mi impresión es que no hay mucho negocio rentable ahí aunque con el tiempo y tecnologías más avanzadas quizás cambie

            Y Marte tiene su interés, pero lo mismo, a día de hoy creo que aporta más valor otras áreas.

          2. Es que la luna, vos fijate, durante 50 años no estuvo en la órbita de ninguna potencia. Pero ahora se dieron dos cuestiones. La primera que el mundo volvió a dividirse en Bloques donde aparece una nación con poder económico suficiente para pelearle la hegemonía a Estados Unidos. La segunda es que claramente las tecnologías están empezando a avanzar a un punto en que empiezan a hacerse más amigables y accesibles.

            El interés de la luna en este momento es más estratégico que real. Es al igual que la Antártida, tratar de resguardar los derechos que puede tener uno para la posible y muy segura explotación económica en un futuro. Donde ahora no parece haber clara posibilidades económicas, pero fijate que hace pocos días Rusia dio a conocer el hallazgo en la Antártida de las mayores reservas de petróleo de la historia, equivalentes a unas 10 veces la producción total del Mar del Norte en 50 años.

            Esto desde las alternativas y reales posibilidades económicas que segurísimamente van a ir apareciendo.

            Pero también hay que sumarle la intención manifestada de transformar a la luna, por las características particulares que tiene, en Base o puerto de partida para la futura exploración del sistema solar interior.

            También hay que sumarle que claramente se quiere usar la luna como proceso de experiencia o «Base de prueba», teniendo en cuenta la cercanía a pocos días de distancia, para aprender y estar preparados de manera sólida para hacer Bases o gérmenes de Colonias con grandes expectativas de éxito ahí sí en Marte, como apuntabas que verdaderamente y aparentemente tenía más interés, y en lugares mucho menos accesibles y más alejados que la luna desde la Tierra.

            Y a esto, terminar sumandolé las enormes posibilidades para la exploración astronómica del Universo, donde por su falta de atmósfera y ausencia de «ruidos» de toda clase es excepcional para ciertos aparatos.

            Como también, cuando no, para uso militar, científico y meteorológico enfocado en la Tierra, como el estudio de proyecto de la estación de radar que China está financiando, capaz de monitorear áreas (de la Tierra) mucho más extensas que los satélites convencionales.

            La luna en realidad es una apuesta a mediano plazo. Pero ese mediano plazo, el que quiera tener algún tipo de participación, empieza hoy.
            En las próximas décadas van a llegar no solo misiones chinas y norteamericanas, sino de varias naciones.

            La luna, no hoy, sino dentro de varias décadas, va a ser una fuente de ingresos nunca mejor dicho, astronómicas y lugar estratégico como lo fueron ciertas islas en la exploración colonial de los británicos.

            Hoy es mañana.

      1. Europa cuando quiere abre caminos.
        Complejidad, tecnología, impacto enorme en la comprensión del universo y una inversión económica sobresaliente. ¿Qué más podemos pedir?

  2. Solucionados los problemas de ajustes, espero que la misión científica continúe sin problemas destacables.
    Dark Vader estaría orgulloso de esta misión.

  3. Muchas gracias por informarnos con claridad sobre este telescopio, que estudia una de las incógnitas más grandes: la materia oscura.

    Después de muchos intentos fallidos de detectar la materia oscura en la Tierra con detectores de partículas, cada vez parece más necesario mirar fuera y a gran escala, como hace Euclid.

    De momento solo se detecta a escalas enormes, galácticas, y su desconocimiento da pie a imaginar muchas soluciones. Yo me la imagino como partículas con un enorme volumen y poquísima masa, que solo interactúan por gravedad y que se excluyen entre sí (rebotan). Las que están más quietas se agolpan en enormes grumos que atraen materia ordinaria con su gravedad, la materia de las galaxias. Las que se mueven más rápido están dispersas, rebotan contra las de las galaxias y las impulsan a separarse, inflando el universo. Pero no me lo toméis muy en serio, que yo de esto no entiendo.

  4. En astronáutica se cumple como en ningún otro campo tecnológico la famosa frase del mariscal de campo Helmuth Carl Bernard von Moltke («El Viejo»), uno de los genios militares que ayudaron a convertir a Prusia en el núcleo del flamante Imperio Alemán en 1870, que dice: «Ningún plan, por bueno que sea, resiste su primer contacto con el enemigo, con la realidad»

    Y sobre todo se cumple en materia de astronomía espacial. Si ya es complicado construir, operar y gestionar un telescopio con base en tierra, hacerlo en el espacio y en una órbita que está a tomar por culo a la derecha del quinto pino es muchísimo más complicado desde el momento en que no puedes ir allí con un destornillador a cambiar una pieza. Muchos de vosotros no lo recordaréis porque eráis muy pequeños, pero cuando se lanzó el Hubble, transbordador espacial mediante, el mundo científico se llevó un susto monumental cuando se descubrió que el telescopio era «miope», pero como estaba en LEO fue posible enviar una misión PGO («Pepe Gotera y Otilio») para instalarle unas carísimas «gafas» que corrigieran las aberraciones ópticas que afectaban al telescopio. Más recientemente, el supertelescopio James Webb también ha tenido sus problemillas con los micrometeoritos, etc.

    Lo bueno es que de estas cosas se aprende, así que futuros telescopios tendrán en cuenta los problemas de Euclid, pero seguro que se enfrentan a otros, porque el espacio, queridos niños, es jodidamente hostil al ser humano y a sus herramientas.

    Mientras tanto, a sacarle todo el jugo a este observatorio espacial, al que no le va a faltar trabajo. Por cierto, que hablando del universo y sus cosas, os paso esta noticia de hoy mismo:

    La Vía Láctea puede estar rodeada por cientos de galaxias satélite
    https://www.europapress.es/ciencia/astronomia/noticia-via-lactea-puede-estar-rodeada-cientos-galaxias-satelite-20240701141252.html

    1. Es que lo de hubble no fue de esa manera exactamente jijiji. como estaba diseñado para mirar hacia abajo la óptica estaba «bien» pero como le vendieron a la nasa un telescopio sobrante los del departamento de defensa, la nasa le dio la vuelta para hacer ciencia y con el tiempo comprobó que tenia miopía y le pusieron as gafas.

      pero lo peor de todo es que la nasa (o el departamento de defensa) no quiere que nadie toque el hubble ni le cambien los giroscopios ni lo suban de orbita como quería hacer la misión polaris y eso que era gratis. así que pronto el hubble morirá salvo que una starship lo capture y lo lleve a casa para ponerlo en un museo.

      1. No fue exactamente así. Parece que estás mezclando el problema del espejo del Roman con el del Hubble?
        Extracto de la gloriosa entrada de Daniel al respecto:
        https://danielmarin.naukas.com/2020/04/25/tres-decadas-del-telescopio-espacial-hubble/
        «Perkin-Elmer comenzó la construcción de espejo principal de 2,4 metros en 1979 y terminó su pulido en 1981, pero nadie se dio cuenta de que este enorme bloque de 828 kg contenía un grave defecto. Por culpa de un fallo en la instrumentación usada para comprobar la alineación de la óptica, el espejo había sido pulido con una forma incorrecta. El instrumento que usó Perkin-Elmer para controlar el pulido llevaba una lente que se había desplazado 1,3 milímetros con respecto a su posición prevista. Como resultado, el espejo no fue pulido con forma hiperbólica. La diferencia con la forma ideal era mínima, de solo 1/50 parte del grosor de un cabello humano, pero suficiente para que el telescopio presentase aberración esférica. El mayor y más complejo telescopio espacial creado por la humanidad tenía falta de vista. Más sorprendente aún es que nadie en Perkin-Elmer ni en la NASA se dieran cuenta de semejante chapuza durante las pruebas de control. Es posible que las diferencias en las especificaciones de los espejos de los KH-11 con respecto a las del espejo del Hubble jugasen un papel en este fallo, pero, hasta que conozcamos los detalles de diseño de estos satélites espías, esto es solo una hipótesis.»

        «Para colmo, se supo que la empresa Eastman Kodak había fabricado un espejo primario de reserva que se quedó en tierra y que no tenía defecto alguno (hoy en día se puede contemplar en el Museo del Aire y el Espacio de Washington).»

        1. pochi, no has notado lo de las risas en mi comentario. todos sabemos que el hubble es un subproduto de los telescopios del departamento de defensa que miran para el lado equivocado y por eso he hecho la gracia de que los del departamento de defensa tenían la óptica «buena» y la del hubble no.

          quien sabe si ese problema de la empresa constructora es verdad o una explicación plausible para la óptica para mirar al otro lado jjjeejeje.

      2. Con respecto a lo de que la NASA va a dejar morir al Hubble, es lamentable pero tiene toda la pinta. Diera la impresión de que quieren ahorrarse el coste del Hubble para dejar hueco al Roman. Es inaudito.

        Lo de que la Starship pueda capturar el Hubble y traerlo de vuelta a casa, olvídate.

        Sólo espero que pueda ir creciendo la presión popular y finalmente se acepte una misión de empujón, al menos. Pero el reloj va muy rápido y la NASA bloquea las decisiones justo ahora que habría tiempo para salvarlo. Luego más tarde, aunque se quisiera, difícilmente sería posible.

  5. Este telescopio obtendrá un impresionante mapa de galaxias y estrellas, se seguirá calculando la distribución » macroscópica» de la posible materia oscura , pero contrariamente a lo que se publicaba en la prensa no servirá lo más mínimo para determinar que es la presunta materia oscura.
    Los experimentos con detectores diversos de interacción con cualquier tipo de materia o campos a nivel microscópico no detectan nada, solo limites de carga, momentos magnéticos,…muy por debajo de los de las partículas conocidas.

    https://www.nature.com/articles/s41586-023-05982-0

    1. Roger, este artículo sería un parida ¿no?

      https://phys.org/news/2024-07-infrared-high-jupiter-atmosphere-dark.html

      Explicar algo del brillo luminoso de Jupiter (en varias longitudes de onda) por colisiones de materia oscura ( además de las emisiones de H3+ ) con la ionosfera es contradictorio con la falta de
      interacción materia oscura con materia
      normal que se observa en la Tierra y lo de choque de materia oscura entre sí tampoco parece tener pies ni cabeza.

      1. Yo creo que si:
        La materia oscura parece no interaccionar con la ordinaria de otra manera que gravitatoriamente, ya que se postula para ese fin.

        Los átomos son acelerados por la gravedad tal y prevé la Gravitación ( Newton )

        https://www.nature.com/articles/23655

        Estas partículas también caerían igual pero si no presentan interacciones de otro tipo(
        electromagnéticas ,…) no pueden » chocar» ni adquirir o transmitir energía con la materia ordinaria por lo que es difícil que sea verdad la suposición del artículo
        En un principio todo la materia sería prácticamente » transparente » para la materia oscura ( supuestamente más que los neutrinos, que ya es decir; se miden neutrinos con cierta frecuencia en los detectores subterráneos pero aún no materia oscura).

      2. Este otro artículo

        https://www.nature.com/articles/s41586-024-07561-3?fromPaywallRec=true

        Demuestra la atracción gravitatoria normal entre objetos a nivel atómico excluyendo existencia de una » quinta fuerza» y su energía asociada ( que de existir hubiera sido algún tipo de energía oscura oculta).
        En resumen, las evidencias de materia y energía oscuras son explicaciones a fenómenos astronómicos y a nivel de partículas elementales no se conoce NADA .

  6. La materia oscura: una masa no bariónica que debe estar contenida en las galaxias para darles esa velocidad de giro.
    La energía oscura: una componente energética de nuestro universo que justifica la expansión acelerada del mismo.

    Podéis usar este hilo para que os aclare dudas (no para subnormalear) …

  7. Se debería realizar una fabricación seriada y sistemática de este tipo de telescopios, uno cada año por ejemplo, con diseño iterativo para mejora continua, economía de escala y desarrollo de la industria tecnologica europea

  8. La materia oscura de una galaxia parece estar distribuida uniformemente en forma de bola (no una esfera vacía, sino una bola maciza). Si sus partículas se movieran libremente, como en el disco galáctico aumenta la densidad gracias a la materia ordinaria, ¿no debería la materia oscura achatarse por los polos de la galaxia, por ser atraída por la materia ordinaria y por girar con ella?
    Es como si la materia oscura de una galaxia estuviera compuesta de partículas inmóviles y compactadas al máximo, formando una bola que no rotase.

  9. Ya veo el titular de la noticia en 15 años:

    «Gracias a Euclid ahora sabemos mucho más sobre cómo se comportan la materia y la energía oscura, pero seguimos sin saber qué son»

  10. Fisivi, si describimos la partícula de la materia oscura como un objeto con mucho volumen y poca o ninguna masa se presenta una dificultad. ¿De qué manera una partícula con poca o ninguna masa atrae, repele y deforma a otra partícula con masa? Si la materia oscura se caracteriza por su volumen y no por su masa entonces esta materia es virtual. Los protones, muones, neutrones y electrones tienen masa y por tanto las teorías gravitatorias clásica y relativista se ajustan sin dificultad al experimento. Incluso el fotón, que no tiene masa, se curva ante la presencia de un objeto con masa. Explicar la naturaleza de la materia oscura apelando a su virtualidad fragiliza la teoría gravitacional, clásica y relativista.

    1. No he dicho «ninguna masa». Me imagino que si toda la galaxia, y su halo estuviera llena de partículas de materia oscura sin dejar huecos, al repartir esa masa entre tanto volumen las partículas tendrían poquísima masa, pero no nula.
      El volumen que abarca una partícula, y su longitid de onda, suele ser mayor cuanta menos masa tiene. En este caso sería un volumen inmenso comparado con las de materia ordinaria. Quizá eso sería un factor más en la dificultad de detectarlas.

    2. «Incluso el fotón, que no tiene masa, se curva ante la presencia de un objeto con masa»

      Pues no. El fotón va siempre en línea recta. Es el espacio-tiempo el que se curva por la presencia de una mayor densidad de energía.

      1. asi es,
        el foton no tiene masa, en principio no se ve afectado por el objeto masivo en si,
        son los objetos masivos los que curvan el espacio-tiempo en el que existe el universo.

  11. Fisivi, en tu último comentario (3 julio, 2024 a las 3:25 pm) me parece ver una contradicción. Primero dices que la materia oscura de una galaxia parece estar distribuida uniformemente en forma de bola (no una esfera vacía, sino una bola maciza). Luego añades que la materia oscura es atraída por la materia ordinaria o bariónica y gira con ella. Pero concluyes tu razonamiento afirmando que la materia oscura está compuesta de partículas inmóviles y compactadas que no rotan con la materia ordinaria. Si las partículas de la materia oscura no rotan o giran con la materia bariónica entonces confirmas la naturaleza virtual de la materia oscura.

    1. Una bola de materia oscura podría atraer y «tragarse» la materia ordinaria sin ponerse a rotar, porque la materia ordinaria la atravesaría sin resistencia. La poca gravedad de la materia ordinaria no ejercería fuerza suficiente para hacerla rotar cuando se acercase. Y una vez dentro, la fuerza se repartiría en todas las direcciones, así que tampoco le haría rotar.

  12. Coincido contigo en que una bola de materia oscura podría atraer y «tragarse» la materia ordinaria sin ponerse a rotar, porque la materia ordinaria la atravesaría sin resistencia. Pero no entiendo por qué dices que la gravedad de la materia ordinaria no tiene fuerza suficiente para hacerla rotar cuando en el comentario anterior escribes que la materia ordinaria rota al unísono con la materia oscura.

    Tampoco entiendo qué quieres decir cuando escribes que “una vez dentro, la fuerza se repartiría en todas las direcciones, así que tampoco le haría rotar”. ¿A qué fuerza te refieres? Si te refieres a la fuerza gravitatoria que se reparte en todas las direcciones, entonces sigue pendiente de explicación de qué manera interactúan la masa virtual y la materia ordinaria. O dicho de otra manera, la materia oscura se proyectaría no solo en los polos de la galaxia sino que llegaría a los estratos microscópicos de toda la materia galáctica.

    Pero si no es así, si la bola inmóvil y compacta (y virtual) de la materia oscura atrae, traga, repele y deforma a los objetos bariónicos con indiferencia de la materia ordinaria, entonces habría que plantearse otra teoría gravitacional cuyas características desconozco por completo.

  13. Que Euclid después de los importantes problemas técnicos que tuvo al comienzo de la misión esté dando datos tan valiosos a los científicos me parece impresionante. Ojalá no haya ningún inconveniente grave más y pueda cumplir la misión primaria.

    Es un orgullo ver como la ESA hace misiones tan valiosas y espectaculares como esta.

    Muchas gracias Daniel por informarnos tan bien sobre Euclid!

Deja un comentario