La megaconstelación china de trece mil satélites

Por Daniel Marín, el 5 junio, 2021. Categoría(s): Astronáutica • China ✎ 133

Las megaconstelaciones de satélites están de moda. Es rara la semana que no hay un lanzamiento de satélites Starlink. La constelación de SpaceX ya tiene más de 1500 unidades y se dirige con velocidad de crucero hacia el objetivo de completar cuanto antes el despliegue de cuatro mil satélites distribuidos en cinco capas. Más adelante, la constelación muskiana debe contar con cerca de doce mil satélites, aunque hay planes para lanzar muchos, muchos más. Más modesta, pero también infatigable, la megaconstelación OneWeb sigue adelante y ya tiene más de doscientos satélites en órbita, con el objetivo —lejano aún— de lanzar unos seis mil satélites en una segunda fase. Pero sobre el papel hay muchos otros proyectos. Amazon quiere lanzar 3236 satélites de la red Kuiper. Europa quiere tener su propia megaconstelación. Samsung quiere la suya. Boeing también. Roscosmos no quiere quedarse atrás. El Pentágono tendrá una… ¿Y China?

Recreación de una megaconstelación (ESA).

Pues las cosas se mueven en el gigante asiático después de varios años de anuncios confusos. En 2018 pudimos ver un proyecto de constelación china denominado Hongyan que debía contar en una primera fase con unos 320 satélites, como mínimo, en órbitas de 1100 kilómetros de altura. La constelación Hongyan (鸿雁星座, hongyan significa ‘cisne’ en mandarín) era un proyecto de CASC (China Aerospace Science and Technology), el contratista principal del programa espacial chino y que en ocasiones funciona de facto como la agencia espacial del país (no, la CNSA no es el equivalente exacto de la ESA o la NASA). En diciembre de 2018 CASC lanzó el satélite Hongyan 1 mediante un cohete CZ-2D desde Jiuquan como prototipo de esta constelación. CASC tenía el objetivo de completar el despliegue de sesenta satélites Hongyan en 2022. Casi al mismo tiempo apareció otro proyecto de constelación china, denominado Hongyun (a pesar de lo parecido de la transcripción en caracteres latinos, los nombres no tienen nada que ver: hongyun, 虹云, significa ‘nube arcoíris’). Hongyun era una constelación que inicialmente debía contar con unas 156 unidades. La principal diferencia con Hongyan era que Hongyun estaba a cargo de CASIC (China Aerospace Science and Industry Corporation), la empresa estatal encargada de diseñar y desarrollar sistemas aeroespaciales —principalmente militares, pero últimamente con un renovado interés en satélites— y que, en cierto modo, está al mismo nivel de importancia que CASC. También en diciembre de 2018 se lanzó el satélite prototipo de la constelación, el Hongyun 1, mediante un CZ-11 desde Jiuquan.

Cartel sobre la constelación Hongyan (CASC).

Todo parecía indicar que China estaba desarrollando dos constelaciones de comunicaciones al mismo tiempo, aunque era posible que solo una de las dos sobreviviese a largo plazo. Sin embargo, tras este empuje inicial no se supo nada más sobre las constelaciones Hongyan y Hongyun y no se lanzaron más satélites. Poco a poco se comenzó a hablar en los medios chinos sobre una nueva red de satélites de comunicaciones, pero sin entrar en detalles. Los rumores apuntaban a que los dos proyectos se habían cancelado o fusionado en favor de uno nuevo.

Satélite Hongyan 1 (CASC).

Por fin, en septiembre de 2020 supimos que China no solo había no abandonado su plan de crear una megaconstelación, sino que había subido la apuesta. Ese mes el país comunico a la ITU (International Telecommunication Union) su intención de lanzar una megaconstelación de trece mil satélites. Esta constelación ha aparecido en muchos medios con el nombre de Guowang, pero es importante recalcar que, en realidad, Guowang (国网) significa simplemente ‘red nacional’ en mandarín. Vamos, que no es un nombre específico. La situación dio otro vuelco el pasado abril con la creación por sorpresa de la empresa China Satellite Network Group Corporation Limited (中国卫星网络集团有限公司) que será la encargada de operar la megaconstelación, ahora conocida más formalmente como Zhongguo Xingwang (中国星网, ‘red de satélites de China). La nueva empresa estará basada en la ciudad de Xiong’an, donde el gobierno chino quiere crear un nuevo hub de empresas de alta tecnología.

Acto de fundación de la empresa China Satellite Network Group, que estará a cargo de la nueva megaconstelación china de satélites (Weibo).

Esta empresa será la encargada de operar la nueva megaconstelación china de trece mil satéites, pero no estará bajo la supervisión de CASC o CASIC, sino de SASAC (State-owned Assets Supervision and Administration Commission of the State Council). Esto significa que la nueva empresa podrá contratar la construcción de sus satélites a CASC, CASIC o cualquier otra empresa privada china —o a varios agentes al mismo tiempo—. Sin duda, se trata de un intento del gobierno chino para reforzar y dotar de independencia al nuevo proyecto. Por el momento se desconocen los detalles técnicos de los satélites que formarán la nueva megacosntelación o sus órbitas. Tampoco se ha hecho público ningún calendario de despliegue de estos trece mil satélites. Ahora bien, no me extrañaría que, una vez que los primeros lanzamientos tengan lugar, surgiese un repentino interés por parte de la comunidad internacional en legislar de algún modo las megaconstelaciones después de años de mirar para otro lado.



133 Comentarios

  1. Madre mía la saturación de LEO es real y lo peor es que una colision en cadena es cada vez más probable así como un posible conflicto global que nadie se sorprenda que la WW III comiensa con el choque de un satélite de EEUU con uno de estos satélites de china 😥

    1. Yo soy más optimista, Fernando. Creo que esto es algo volátil y pasajero, como el valor de la moneda informática, o el de empresas fantasma que cotizaron en bolsa sin tener más que un «.com». Podría ser que en cuanto los inversores vean venir el problema, sacaran su dinero de las megaconstelaciones y estas cayeran a plomo.

  2. Lo más absurdo del tema de las superconstelaciones es que Europa y China quieren lanzar sus propias constelaciones nacionales para competir con una empresa privada.

    Starlink es un proyecto 100% privado, diseñado, financiado, construido, puesto en órbita y gestionado por SpX.

    En cambio, las superconstelaciones de Europa y China son productos estatales 100% subvencionados.

    Grandes Imperios compitiendo contra el talento y la voluntad de un sólo hombre… Toda una generación de ingenieros intentando seguir el ritmo de Elon Musk.

    1. Si alguna empresa privada de telecos en Europa cree que puede competir con Starlink, que se financie y lance su propia constelación.
      Si ninguna empresa privada en Europa o China lo hace, quizás es porque no existe el mercado o la necesidad real. Estas constelaciones europeas, chinas y rusas sólo se justifican políticamente, y por eso serán financiadas a nivel estatal, a diferencia de Starlink, la única que estará ahí por méritos propios.
      Si Starlink no da beneficios, se hundirá y desaparecerá. En cambio, las constelaciones estatales europeas, chinas y rusas serán mantenidas con dinero de los contribuyentes aunque sean deficitarias.

      1. Creo que China lo hara, el estado pondra el dinero y ya. Lo necesitan. Y usaran el latigo para acelerar la completacion, como hace cualquier empresa.

        A los otros, estatales y privados, se la veo mas dificil, incluidos los rusos. Los ruskys aspiran a ser los principales adversarios de los yanquis y estan celosos de los Chinos a los que USA los considera el Enemigo nro 1 jaja. Lo van a pensar un poco y dado que USA no los tiene muy en cuenta posiblemente decidan guardarse el dinero de una superconstelacion porque saben que los yanquis no los atacaran mientras ellos no ataquen.

      2. Aaay, no me seas ingenuo, Martínez ¿de verdad crees que el gobierno o militares USA van a dejar caer un elemento de proyección de poder internacional como Starlink?
        Se te nota la juventud. Está muy bien porque me hace creer en la lenta pero futura evolución del planeta hacia una única entidad global políticamente coordinada, pero todavía queda mucho para eso…

        1. Los militares ya están desarrollando su propia constelación. Y si existieran alternativas comerciales a Starlink, como Kuiper, pocos motivos tendrían para sostener a Starlink si fuera deficitaria. El caso que mencionas sólo se daría si Starlink fuera la única de su tipo y los militares la necesitasen.

          El caso es que no lo sabremos, porque Starlink será un éxito.

    2. Starlink es estadounidense, Martínez. Eso ya es suficiente argumento como para hacer imprescindible una alternativa.
      En USA siempre es todo privado, no hay nada de excepcional en ello por parte de Starlink. Luego la connivencia de esas empresas, supuestamente 100% privadas, con el gobierno USA de turno con respecto a actuaciones de espionaje, chantaje y todo lo que se te ocurra ponen el nivel de Starlink al de una constelación de Corea del Norte… no seamos ingenuos.

      1. ¿En serio? ¿Más ingenuo que tus comentarios acerca de que China iba a hacer no-sé-qué (armas antisatélite incluidas) para sabotear a Starlink…?

        La realidad: China está copiando la idea, hahaha.

        1. Otra de tus ingenuidades: que China no iba a seguir las reglas internacionales de la ITU, igual que lo hace SpX o cualquier otro, y que iba a ir por libre.

          1. Pero si la «fiesta» apenas ha empezado.
            Dale tiempo a que se desarrolle la trama. Ya verás qué divertido cuando haya decenas de miles de cacharros allá arriba.

    3. OneWeb no sólo es pública, sino real de su majestad británica. El intervencionismo del estado en la economía. De otra manera, permanecería en quiebra.

  3. Nos encontramos ante una verdadera carrera por ocupar la órbita baja por parte de las grandes potencias, no importa la calidad de los satélites ni el verdadero funcionamiento de la constelación, sino la ocupación pura y dura del espacio LEO, al precio que sea.

  4. Esto de la constelaciones de satélites en órbita baja puede dejar un pufo como los transbordadores espaciales, los rusos ya escarmentaron de la guerra económica y no creo que caigan en montar la suya propia.
    EEUU tiene la gran suerte de contar con Musk que se lo quisa y come él solito y baja los costes a un nivel inalcanzable por nadie, y debe salirle bien la jugada, pero para los demás es enterrar cantidades colosales de dinero para un rendimiento económico pírrico en el mejor de los casos.

  5. Quién va a la cabeza por mucho en llevar a la práctica las megaconstelaciones es Musk ¿no? Es contradictorio que alguien con tantas ganas de llevar gente, y a él mismo, a Marte quiera conseguir los beneficios necesarios para ello poniendo obstáculos a que se pueda salir al espacio. Como espaciotrastornado me ilusiona muchísimo el proyecto Starship pero a veces me dan ideas calenturientas de que todo es una enorme operación de imagen para que haya menos oposición a Starlink por personas, instituciones, etc, interesadas en el espacio, y buscar en definitiva más dinero y más poder. Yo creo que es difícil llegar a multimillonario sin ansias de conseguir eso.

    1. Musk en este momento es una de las personas mas ricas del mundo, crees de verdad que necesita starlink simplemente para ganar dinero para si mismo?

      1. He dicho que me ilusiona muchísimo la Starship y yo mismo he llamado «calenturientas»a esas imaginaciones. Pero no puedo descartarlas del todo. Puede buscar un poco las dos cosas (el espacio y el dinero). La ambición no conoce límites. He conocido casos de gente cargadísima de millones que ha hecho estafas para ganar todavía más.

  6. Me estaba preguntando por qué no había una protesta más organizada contra StarLink por parte de otras potencias. Ahora que veo que Europa, UK, Rusia y China planean algo parecido…

    No vas a dejar que tus astrónomos hagan ruido y pongan palos en las ruedas de algo que pinad poner en marcha tú mismo, claro.

      1. Me encanta que estés vacunado, y por los chinos no te preocupes, que si no es con el 5G nos espiarán con cualquier otra cosa «Made in China» (copiada en China, mejor dicho). Recordemos que tanto Trump como Biden se vieron favorecidos por el amaño de las elecciones que hicieron los hackers rusos, y China y Rusia cooperan… estamos en sus manos.

        ¡Y lo cómodo que es tener cobertura allá donde vayas! Me alegro por ti.

  7. Me interesa mucho el tema de las constelaciones de satélites internacionales y voy a hacer una pequeña presentación al respecto en un proceso de entrevista de trabajo, aparte de Daniel, alguna fuente de información que me recomendéis? Especialmente querría saber más su sentido económico, el mercado potencial y sus ventajas o desventajas competitivas, por favor.

  8. Entiendo que China no quiera quedar atrás en esta OKUPACIÓN de la órbita baja terrestre, pero no es bueno. Yo insisto en mi postura contraria hacia esta nueva ‘fiebre del oro’, que saturará de cachivaches y desperdicios nuestro cielo. Creo que sería positivo desarrollar una legislación que regule toda actividad en el rico, delicado y vital envoltorio gaseoso de nuestro planeta, pero una legislación que siga el principio de igualdad y soberanía de los países, no que favorezca a los de siempre. Mientras esto no exista, o aunque exista no se respete, la órbita terrestre seguirá a merced de los poderosos (gobiernos, empresas, magnates) al menos hasta que la propia órbita diga ¡BASTA!

  9. Hubo una vez en la que una ardilla podía cruzar la península de una punta a otra saltando de árbol en árbol sin tocar el suelo. Hoy podrá ir de una punta a otra del planeta también sin tocar el suelo… con traje espacial, claro, a menos que sea una ardilla espacial, que entonces no creo que lo necesite.

Deja un comentario