Cine: First Man (o la exploración espacial convertida en mal rollo)

Hay películas sobre el programa espacial, pero First Man (Damien Chazelle, 2018) no es una de ellas. First man es una película sobre Neil Armstrong, aunque evidentemente la exploración espacial está presente en casi todas las escenas. Chazelle ha querido plasmar qué sintió Armstrong al ser protagonista de la mayor aventura del siglo XX. Y, sin duda, ha conseguido ofrecer un punto de vista fresco y original de la exploración espacial. La película sigue a Armstrong como si estuviésemos en su piel y en algunas escenas el resultado es espectacular. La secuencia de la misión Gémini 8, el plato fuerte de la película, está especialmente lograda y desde ya se ha convertido en una escena clásica e imprescindible para cualquier espaciotrastornado de pro.

First Man (Universal Pictures).

La película está basada en la magnífica biografía First Man: The Life of Neil A. Armstrong de James R. Hansen, aunque su tono y ritmo son muy distintos a los del libro. Pero si dices que la película es muy personal y que está centrada en la vida de Armstrong y su visión particular del programa espacial seguro que hay alguien que te espetará algo así como «¿qué esperabas? Está basada en el libro de Hansen». Pues debe ser que esta gente no se ha leído el libro. Yo lo he hecho y puedo dar fe que la película de Chazelle y el libro de Hansen son muy distintos, más allá del nombre y de que, obviamente, están basados en la figura del primer ser humano que pisó la Luna.

Las personas dominan el relato de First Man, pese a ser una película en la que la tecnología debería ser la protagonista. De hecho, las máquinas que aparecen son prácticamente personas, un personaje más. Las naves y cohetes en First Man están vivos. Respiran, vibran y se quejan como si fueran animales que se resisten a ser domados. Casi diría que muestran más sentimientos que los humanos o, al menos, más que Armstrong. Mientras ves la película a veces tienes la extraña sensación de que First Man es un caballo de Troya destinado a criticar la exploración del espacio y que en realidad es una película contra el viaje espacial. En Apolo 13 o Elegidos para la Gloria la exploración espacial también era una empresa peligrosa, pero al mismo tiempo era una aventura épica y grandiosa que merecía la pena. Ese elemento de grandeza está ausente en First Man.

La oscuridad y la sensación de claustrofobia dominan casi todas las secuencias de vuelo orbital. Esto funciona magistralmente con las escenas de la Gémini, que al fin y al cabo fue la nave con menor volumen útil por astronauta de la historia, pero no me parece una estrategia acertada en el caso del Apolo. Las naves de First Man son lugares oscuros y siniestros, casi desagradables. Los vehículos aparecen sucios, a veces desvencijados, en un intento por transmitir realismo y precariedad, pero que no deja de ser un error garrafal que le resta credibilidad al film (¡pero si las naves eran nuevas!).

Y es que la oscuridad de los vuelos espaciales concuerda muy bien con el hilo conductor de la película, que no es otro que la muerte. La muerte acecha a Armstrong en cada esquina y toda su vida está marcada por la muerte, aunque trate de esconderlo bajo esa coraza inexpresiva de piloto frío como el acero. El tono general me pareció demasiado tétrico, pero ciertamente logra conmover al espectador. Mientras la mayoría de películas sobre el espacio te dejan más frío que un picnic en la superficie de Plutón, es casi imposible que veas First Man sin derramar una lágrima. No obstante, el climax de la película, el alunizaje del Apolo 11, deja un regusto agridulce en el espectador. Por un lado es una gran hazaña, pero, siguiendo el tono del resto de la película, es una escena oscura y triste, muy triste. Y, por supuesto, la muerte siempre está presente.

Algo me dice que a este señor no le ha gustado mucho First Man (NASA).

Además de esas naves espaciales que parecen compradas en una casa de antigüedades, hay otros detalles técnicos que te sacan de la película. La mayoría son de poca importancia (errores en los trajes y en las naves, por ejemplo) y otros son resultado del lenguaje cinematográfico (escenas de acoplamiento aceleradas o simplificación de operaciones, el accidente del Apolo 1, etc.). Pero hay algunos que son simplemente intolerables en una película en la que los vuelos espaciales juegan un papel central, como por ejemplo la omisión de conversaciones en escenas claves (¿qué pasó con el «contact light»?). O ya que estamos, toda la secuencia de alunizaje, radicalmente diferente a la real (y más oscura, por supuesto) o las condiciones de iluminación en el lanzamiento del Apolo 11 (sí, demasiado lúgubre). Por otro lado los actores hacen muy buen papel, incluyendo al inexpresivo Gosling, que en esta ocasión tiene un guion a su medida. Pero no puedo evitar la impresión de que el casting no es acertado. La mayoría de actores son simplemente demasiado diferentes a los astronautas que representan. En este sentido me chirrió mucho la elección de Corey Stoll como Aldrin, no tanto por su poco parecido físico con el mítico astronauta como por su papel de idiota y bocazas a partes iguales.

La banda sonora es como la película. Tiene momentos gloriosos, pero otros te dejan frío. Tampoco podemos olvidarnos de la traducción en español, repleta de fallos garrafales que son inaceptables en una era en la que todos tenemos acceso a Google desde el móvil (¿«aeronave»?, ¿«ascensión a la derecha»? ¿en serio?… por favor). Y, sin embargo, la gran paradoja es que First Man es una buena película. A pesar de todo, a pesar de su ritmo irregular, los fallos y ese mal rollo generalizado que destila, First Man es una obra fresca, original y revulsiva.  Una película imprescindible para todos aquellos interesados en el programa espacial y en ese héroe de la historia de la humanidad que fue Neil Armstrong.



78 Comentarios

  1. Tengo que verla todavía, y debo decir que tu reseña me ha picado la curiosidad, Daniel. Por lo que cuentas, creo que ese regusto amargo del que hablas, producido por la visión oscura y tétrica de la tecnología de la época tiene que ver con que ni el director, ni los actores, ni prácticamente nadie del equipo vivió esa etapa de la exploración espacial. Y a mucha gente (incluido yo mismo) le dan un poquito de impresión saber en qué condiciones esos héroes se lanzaron a la conquista del espacio, cuando la comparamos con la tecnología y seguridad actuales.

    El tema es que esa misma visión sombría nos opaca la posibilidad de disfrutar de la experiencia como lo hicieron dichos pioneros, es decir con el espíritu aventurero que aún hoy es una parte fundamental -juto a la formación técnica y al entrenamiento- de la madera con la que se talla un astronauta.

  2. En mi opinión estamos ante una obra maestra desde el punto de vista cinematográfico. En cuanto al valor que tiene para reflejar la carrera espacial, está bien el recordatorio entorno al peligro que esta supuso para el cuerpo de astronautas. Peligro que todavía hoy en día no se ha minimizado todo lo deseable.

  3. Buenos días,
    Gracias, Daniel, por esta entrada… coincido contigo en una gran parte… la película, a pesar de los altibajos que comentas, de ese demudado “olor” a oscuridad y claustrofia presentes en muchas escenas, logra llegar a cumbre en momentos determinados y para mí, por esos momentos, ya merece la pena (es mi opinión, sólamente).
    Creo, no entiendo de nada, que esta película estará en la carrera de los Oscars como Gravity y estará nominada, no sé si a efectos especiales, desde luego al director de casting lo llevaba al picnic ese que comentas en Pluton, para mi mejor a Caronte (por el significado mitológico del personaje).
    Saludos y buen fin de semana para todos.

  4. Tampoco la he visto, como espaciotrastornado es mi deber… En la muy vilipendiada película Elegidos para la Gloria ( The Right Stuff) se dieron bastantes licencias artísticas para representar el espacio exterior durante el vuelo de Glenn, sin embargo el resultado fue muy bueno

    1. Tengo entendido que Tom Wolfe, el autor del libro en que se basaron, renegó de la película. Hubo demasiados libertades artísticas como, por ejemplo, el vuelo de Yeager en el F-104 Starfighter. Ponen que el vuelo en el momento que estaban agasagazando a los astronautas en Houston, cuando en la realidad fue en Diciembre de 1963. James R Hansen en The First Man denota que en la película fue el hecho glorificado cuando dijo que en realidad fue un acto se estupidez de Yeager

      1. Totalmente de acuerdo. La vi mucho tiempo atrás, pero recuerdo haber disfrutado con la parte en la que se recuerda la superación de la barrera del sonido por parte de Chuck Yeager con el X-1 (no recuerdo mucho más, lo reconozco)

  5. Hoy pienso ver la película en IMAX. Me parece irónico que en la película poco se parece al libro cuando el autor James R Hansen hace un cameo ahí, cómo Kit Dennis y el hijo de Neil, Mark Armstrong, hizo también una aparición también.
    Cuándo eligieron a Goyslin como Armstrong yo protesté porque en nada se parecía a él, cómo Gary Sinise no se parecía a Ken Mattingly en Apolo 13. Hansen me envió un mensaje defendiendo la decisión diciendo que no importaba que se parecía a Neil sino que era un actor de carácter.

    Hay una escena en el tráiler de la película donde Armstrong piloto el X-15 y se ve un bolígrafo flotando en ingravidez. Es real? Por lo que leí del libro de Hansen, Armstrong llevo la aeronave alto pero creó que no llegó a lo que se considera el límite del espacio. Podría alguien corregirme?

    Hay un sitio llamado History vs Hollywood donde se analizan las películas basadas en hechos reales vs los hechos. Ahí te das cuenta que tan amoldada a la realidad está un film.

  6. Acabo de terminar de leer el libro de Hansen y todavía no he visto la película, pero coincido con Daniel en que en el libro el protagonista es Neil y su relación con los demás (o de los demás con Neil). La biografía es extensa, muy prolija y se adentra en profundidad en intentar desentrañar cómo vivió Neil cada momento de su vida, y especialmente los más trascendentes sin omitir los aspectos incluso controvertidos, como si su reacción en la crisis del Gemini VIII fue la correcta o la polémica de quien pisaría primero la luna.
    Sin duda era un hombre con muchas capas y pocos o quizá nadie fue capaz de ver realmente en su interior. Aldrin en “Magnificent desolation” muestra su profundo respeto por Neil, también Collins en “Carrying the fire” y al parecer, la opinión general es que, desaparecido Grissom, Armstrong era la elección unánime para intentar el primer alunizaje, aunque creo también que nadie en la NASA fue capaz de prever su reacción posterior al no querer convertirse en un mito y querer ser lo que siempre quiso: sólo un ingeniero.
    Prometo comentar mi opinión en cuanto vea la película.

  7. A mi me ha gustado, y mucho. Claro que hay errores técnicos, eso es prácticamente inevitable, siendo como es una película para el “gran público”, tal vez podrían haver afinado un poco más, puede ser.

    El tono también me ha parecido acertado, y la historia más humana, la que discurre paralela a la más tecnológica también creo que ha sido muy bien calculada, prácticamente es 50 – 50, eso hace que el público menos espaciotrastornado puedar disfrutar también con la peli. Creo que está bastante equilibrada para dirigirse al gran público.

    En cuanto al aire tétrico, es cierto, la muerte esta presente en todo el film, pero acaso no fue así, esos tíos se jugaban el pellejo literalmente. Y creo que eso es lo que pretende transmitir el film con esas naves que parecen que en cualquier momento se van a deshacer y van a fallar, la vulnerabilidad del ser humano en el espacio, lo complejo y arriesgado de todo esto, lo poco que representa el hombre frete al universo, etc…Ya hay muchas películas en plan Star Trek, donde todo parece un crucero de vacaciones en el mar.

    En definitiva, que he disgrutado como un enano.

    Eso sí, espero que el japonés este que quiere ir en el BFS no se eché atrás después de ver la peli, jejeje

  8. Daniel,

    No he podido encontrar una crítica tuya a “Apollo 13”. Si la tienes, ¿podrías poner el link? Y si no, ¿podrías considerar hacerla?
    Muchas gracias por tu magnífico blog.

      1. En Apolo 13 hasta la ingravidez es real, hecha en avion.
        La pelicula te deja en una tension desde la explosion hasta el final
        Cuidan muy bien los detalles
        Yo la habre visto facilmente 20 veces

        1. A mí también me gusta mucho esa película. ¿Cuántas veces la viste antes de darte cuenta que Jim Lovell (el de verdad) aparece en la cinta? Yo hasta la cuarta vez :-s

  9. He visto la película y que nadie espere ver una película espacial ni mucho menos de ciencia ficción. La película es ante todo una alegoría a la muerte. El personaje principal es un señor cuyo trabajo consiste en arriesgar su vida cada día. Cada vez que va al entierro de un compañero de trabajo o llega herido a su casa lo tiene presente. Incluso su hija está gravemente enferma y muere en su más temprana infancia nada más empezar. Aunque la película no es fantasiosa yo tampoco la consideraría histórica porque entonces , ¿donde queda el personaje de Aldrin? Históricamente Aldrin es casi tan importante como Armstrong y en la película su personaje aparece de refilón.
    A mí no me ha terminado de gustar. Me quedo con “Apollo XIII”.

  10. Sin haber visto la película , me parece que la figura de Neil Amstrong es mucho mas fría de lo que ponen en el libro . Era una persona muy analítica , muy buen piloto ( en no pocas ocasiones estuvo la muerte dándole palmaditas en la espalda , lease el incidente de la prueba del modulo en tierra o el incidente del geminis 8 , el alunizaje por los pelos ) y una persona que tenia clara su función como astronauta y su misión para con su país , en un momento de guerra fría . Era una persona que vivio en su carrera espacial y como piloto al 50 por ciento para todo de probabilidades , lo acepto y le salio bien . A diferencia de Aldrin , no se dejaba prodigar en los medios y durante toda su vida , también como ingeniero , adopto un perfil muy técnico tambien en sus conferencias por el mundo . Se que una vez le preguntaron por la llegada del hombre a Marte y Sonrio misteriosamente , esto lo dice todo .

    1. Sr. JulioSpx: acaba de leerme el pensamiento! La síntesis que sería perfecta para muchos “espaciotrastornados”.
      Gracias y felices películas del espacio!
      PD.: lamentablemente el cine originado en Rusia o en la ex URSS que versa del espacio llega aquí a la Argentina con mucha dificultad por no decir que no llega para nada… combatir la propia ignorancia tiene sus bemoles…

  11. Recien vista la peli, debo decir que me ha gustado.
    Pero tratando el tema que trata se echa un poco en falta escenas que pongan en contexto al espectador no avezado.
    Por ejemplo, la escena del X-15. Yo sabía que estaba en un X-15 y que se hacía con los X-15, pero no hubiera estado de más alguna imagen externa mostrando el X-15 colgado del B-52 y el vuelo hasta el límite de la atmósfera (creo que sube hasta 140mil pies). Hasta que no aterriza no sabes dónde narices está metido y porque narices vibra tanto aquello.
    Otro punto que me ha chocado, son los interruptores del Apolo. Por favor! Parecen reciclados de un avión de los años 50.

    Pero en el fondo me ha gustado, por como narra lo complicadas que eran las vidas personales de los primeros astronautas.

    Hay que verla!

    1. Iba a decir lo mismo. Para disfrutar realmente de la película hay que saber qué es lo que estás viendo y First Man, con su manía de narrarlo todo desde el punto de vista de Armstrong, lo chafa un poco. La primera escena, la del X-15, es para matarlos. Unas escenas desde el exterior, unas letras que ayuden a situarse, la voz de un periodista que ayude a situarse al espectador neófito y la cosa hubiera quedado mucho más redonda.

  12. He visto la peli y esta muy bien, exceptuando cono dejan a Buzz. Parece un idiota bocachancla. Otra cosa cosa que me llamo la atención fue que no hubo escena del corte del motor del LM al hacer el “contact light”. La retroiluminación del los controles del LM la han quitado, supongo para dar mas oscuridad a la escena. Una escena que me ha encantado es cuando va a embarcar en la Gemini y ve el Agena despegando.

  13. La respuesta que debió dar Neil Armstrong al congresista en la Casa Blanca:

    —Congresista: «Debemos asegurarnos de no malgastar el dinero de los contribuyentes».
    —Neil Armstrong: «¿Qué tal si sacamos a todos los marines de Vietnam? esa guerra sí que suena a verdadero timo hacia el contribuyente».

  14. Tienes el Saturno V, tienes el primer alunizaje, tienes la mayor epopeya del siglo XX y… te dedicas a hacer un rollo intimista sobrado de metraje y de primeros planos de caras y ojos.
    Me aburrió. Solo destaco algunas escenas de la carrera espacial. Joder, pero si no casi sale la silueta del x15
    Una pequeña película para su director, una gran decepción para la humanidad

  15. La verdad es que, salvando pequeños errores aeronáuticos y astronauticos la he disfrutado mucho.

    Particularmente con la forma en que Armstrong es interpretado: un hombre brillante con las maquinas y a la vez incapaz de copar con emociones y situaciones vitales que el resto de seres humanos afrontan sin problemas.

  16. He visto la película y me parece que hay poca gente de color. Espero que un día hagan una versión con un Aldrin o un Armstrong negro. Ya sé que no ocurrió, pero es necesario para las generaciones venideras transmitir un mensaje de diversidad, la cual es nuestra fuerza como especie.

    1. Ya puestos, podríamos hacer una película en la que Cristobal Colón fuese un zulú y otra en la que Julio César fuese camboyano. ¿Y por qué no una sobre Catalina la Grande encarnada por una inuit? ¿Y qué me dices de otra sobre un Alejandro Magno apache? O un Ben Gurion interpretado por un actor alto, rubio y de ojos azules.
      En fin… Estaba interesado en esta peli, pero a la vista de lo aquí dicho y de otras críticas que he leído, me esperaré a “verla en casa” para poder saltarme las partes “intimistas” e ir directo a lo que nos interesa. Ayer fuimos al cine y puestos a elegir entre esta película y “La sombra de la ley”, elegimos muy acertadamente la española… a ver cuándo le dan un papel “astronáutico “ a Luis Tosar 😉

    2. ¿Has visto “Figuras ocultas”? del 2016, ahi si que se ve donde estaban los afroamericanos, bueno, algunos, tanto durante su trabajo en la Nasa como fuera de ella.
      Creo que los mensajes hay que darlos con peliculas que reflejen la realidad, no falseandola, y la realidad en aquel momento era que en algunos estados de los Estados Unidos existia el apaheid, ni se le pasaba por la cabeza a nadie mandar alli arriba un astronauta afroamericano.

      Por cierto eso de “gente de color” es como llaman los racistas a todo los que no son como ellos ¿de que color? los blancos nos ponemos colorados si nos esforzamos mucho, blanco-amarillo-verdosos si nos mareamos…. para algunos de esos tipos, los españoles y otros pueblos del sur de europa tambien somos “gente de color” porque no damos el tipo ario de rubios piel blanca y ojos azules, asi que…

    3. “para las generaciones venideras transmitir un mensaje de diversidad, la cual es nuestra fuerza como especie“ que yo sepa, a lo largo de la historia de la humanidad, no existio tal cosa como la diversidad, durante 6000 años de civilización todo se trato de conquistar, y es eso lo que hizo que estemos donde estamos ahora, no mariconadas de diversidad que no tienen ni 50 años entre nosotros.

      1. “que yo sepa, a lo largo de la historia de la humanidad, no existio tal cosa como la diversidad, durante 6000 años de civilización todo se trato de conquistar, y es eso lo que hizo que estemos donde estamos ahora, no mariconadas de diversidad que no tienen ni 50 años entre nosotros”

        Epa! Federico:
        .-Las conquistas que hicieron que estemos donde estamos ahora fueron una cosa buena o una mala?
        .-Donde estamos ahora es un lugar bueno o no tanto?
        .-Las aspiraciones de mayor diversidad de todo tipo son mariconadas?
        .-Cuando dice “mariconadas” alude a la homosexualidad de manera peyorativa?

        El comentario de Manolo me parece bienintencionado pero digamos ingenuo. Así y todo no merece el sarcasmo cruel (alejado de la ironía lúcida) o el desplante homofóbico.

        Se puede disentir con todos sin maltratar a nadie…
        Que estén todos bien sin necesidad de enojarse por cada cosa que parece “no estar a la altura” de cada quien…

        Willy K.

    4. Si quieres un astronauta negro, puedes leer “Espacio” de James Mitchener, en el Apollo XVIII (Pope, Clagget, Linley) , uno de los dos que alunizan (Linley) es negro y se refleja bastante bien la repercusión que tiene su elección.

    5. Crítica de cine. Hoy:

      “First Blaxploitation Man”

      Sinopsis: El 16 de Julio de 1969 despegaba el cohete Black Saturn V, transportando la cápsula Apollo Brown XI rumbo a la Luna.

      Starring:
      Sidney Poitier como Neil Armstrong,
      y Pam Greer como Janet Armstrong.

      Eddie Murphy como Buzz Aldrin.
      Yaphet Kotto como Michael Collins.

      Con:
      Samuel L. Jackson como Gene Kranz,
      Denzel Washington como Richard Nixon,
      Idris Elba como Mr. Big (traficante de heroína de Harlem. Ninguna Blaxploitation Movie sin su banda de traficantes).

      La película -acertadamente, en mi opinión- permite intuir un negro futuro para la exploración tripulada del Sistema Solar.

      1. ¡ ¡ ¡ Menudo elenco ! ! !
        Ahí va no menos de la mitad del presupuesto de la peli.

        Ahora bien, ¿cuándo fue filmada esa ucronía?
        ¿O acaso la CGI para quitarle 50 años de encima a Poitier salió más a cuenta que reclutar a Will Smith? 😀

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 13 octubre, 2018
Categoría(s): ✓ Apolo • Astronáutica • Cine • Luna • NASA