Adiós a Alan Bean

Otro de los moonwalkers que se nos va. En esta ocasión nos dice adiós Alan Bean, el cuarto ser humano en pisar la Luna durante la misión Apolo 12. Bean ha fallecido el 26 de mayo a la edad de 86 años. Tras su muerte ya han fallecido todos los miembros de esta misión. Bean entró en la NASA en 1963 como miembro del tercer grupo de astronautas de la agencia. Primero fue asignado al programa Gémini, aunque no llegó a volar en ninguna misión. Posteriormente fue trasladado al AAP (Apollo Applications Program), un programa cajón de sastre que incluía varios proyectos, entre los cuales estaba la que sería la primera estación espacial estadounidense, el Skylab. Bean no tenía muchas posibilidades de participar en las primeras misiones de alunizaje Apolo, pero en 1967 la repentina muerte del astronauta Clifton Williams en un accidente aéreo catapultó a Bean hasta el puesto de piloto del módulo lunar del Apolo 12 por deseo expreso del comandante Pete Conrad.

Alan Bean, el astronauta pintor (NASA).
Alan Bean, el astronauta pintor (NASA).

En el Apolo 12 Bean estuvo diez días en el espacio, junto con Conrad y Dick Gordon. La tripulación del Apolo 12 demostró que el éxito del Apolo 11 no había sido un caso aislado. Hoy nos puede parecer increíble, pero solo cuatro meses después de que Armstrong y Aldrin caminasen por el Mar de la Tranquilidad, Conrad y Bean hicieron lo propio en el Océano de las Tormentas. Y eso que casi no logran salir de la Tierra por culpa de un rayo que alcanzó el Saturno V durante el despegue. El rayo dejó fuera de servicio el sistema de guiado del módulo de mando Apolo, pero por suerte Wernher von Braun se había empeñado en que el gran cohete dispusiese de su propio sistema de guiado independiente (la IU) y la misión logró alcanzar la órbita baja, aunque nadie sabía si los paracaídas habían quedado inservibles a raíz del incidente. Bean jugó un papel clave en el incidente cuando, justo después del impacto del rayo, la nave CSM Yankee Clipper perdió las tres células de combustible momentáneamente. Houston ordenó apretar el interruptor para «cambiar de SCE a auxiliar»,  pero Conrad no sabía de qué se trataba (su función era conectar el sistema que alimentaba las células de combustible a una fuente auxiliar). Bean se acordó y gracias a su rápida intervención se salvó la misión.

Bean en la superficie de la Luna fotografiado por Conrad (NASA).
Bean en la superficie de la Luna fotografiado por Conrad (NASA).

Tras realizar el primer alunizaje de precisión del programa, los dos astronautas estuvieron cerca de ocho horas fuera del módulo lunar Intrepid repartidas en dos paseos espaciales. Sin duda la parte más destacable de sus actividades extravehiculares, además de la exploración lunar, fue la visita a la sonda Surveyor 3, que había aterrizado en la Luna apenas dos años antes. Conrad y Bean trajeron a la Tierra piezas de la Surveyor y en algunas se descubrirían bacterias, aunque a día de hoy sigue existiendo controversia sobre si procedían de la Luna o fueron el resultado de una contaminación posterior. Apolo 12 iba a ser la primera misión Apolo con imágenes de televisión a color emitidas desde la superficie, pero cuando Bean transportó la cámara a su lugar previsto la apuntó sin querer al Sol, friendo su electrónica (durante los entrenamientos nadie le había dicho dónde iba a estar el Sol). Bean intentó hacer una foto en la que apareciesen los dos astronautas con la Surveyor 3 y para ello metió «de contrabando» un disparador para la cámara. Lamentablemente no pudo encontrarlo cuando quiso hacer la foto al final de la segunda EVA.

Bean descendiendo del módulo lunar Intrepid (NASA).
Bean descendiendo por la escalerilla del módulo lunar Intrepid (NASA).
Bean junto al Surveyor 3 con el Intrepid al fondo (NASA).
Bean junto al Surveyor 3 con el Intrepid al fondo (NASA).

De lo que sí pudieron disfrutar Conrad y Bean fue de varias fotos del Playboy que la tripulación de reserva —todos de la Fuerza Aérea— habían insertado en las checklists de Conrad y Bean —ambos de la armada—que llevaban pegados a las mangas de sus trajes (cuando la NASA se enteró se formó un pequeño escándalo interno). Tras la misión Conrad y Bean fueron trasladados al AAP, ahora conocido como Skylab. Conrad fue el comandante de la primera misión y en 1973 Bean volaría en la misión Skylab 3, también como comandante, junto con Owen Garriott y Jack Lousma. Durante su segundo y último vuelo espacial Bean pasó más de 59 días en órbita y pudo experimentar la vida en el espacio de verdad. Comparada con la crítica misión Skylab 2, dedicada en gran parte a rescatar la estación espacial después de los desperfectos sufridos durante el lanzamiento, o la Skylab 4, con una carga de trabajo desorbitada —nunca mejor dicho—, la Skylab 3 fue una misión relativamente tranquila, aunque al principio de la misión se planteó lanzar otra nave Apolo en un vuelo de rescate por culpa de una fuga de combustible experimentada en los propulsores del módulo de servicio. Por suerte, no hizo falta. En esta misión Bean realizó también una actividad extravehicular de poco más de dos horas.

Bean en el interior del Skylab (NASA).
Bean en el interior del Skylab (NASA).
Bean durante su EVA en el Skylab (NASA).
Bean durante su EVA en el Skylab (NASA).

Tras retirarse de la NASA en 1981, Bean se dedicó a su pasión: la pintura. En estas últimas décadas Bean ha pintado más de 150 obras, la mayoría relacionadas con la Luna y el programa Apolo. Junto con Michael Collins puede que Bean haya sido el astronauta del Apolo más ‘intelectual’ y, evidentemente, con más inclinaciones artísticas. Como la mayoría del resto de sus compañeros Bean siempre fue una persona amable, simpática y accesible; y, a pesar de haberse formado como piloto militar de la armada estadounidense, nunca tuvo ese carácter arrollador y agresivo de otros astronautas del Apolo. Tras la muerte de Bean ya son dos las misiones Apolo que no tienen a ninguno de sus miembros vivos (Apolo 12 y Apolo 14). Y ya solo quedan entre nosotros cuatro seres humanos que saben lo que es caminar por la superficie de otro mundo.

As astra, Alan.

La placa del Apolo 12 con la firma de Bean sigue en la Luna en la etapa de descenso del LM (esta placa fue la única de las seis con un diseño distinto)(NASA).
La placa del Apolo 12 con la firma de Bean sigue en la Luna en la etapa de descenso del LM (esta placa fue la única de las seis con un diseño distinto)(NASA).
La etapa de descenso del Intrepid y las huellas de Conrad y Bean siguen en la Luna (imagen del LRO) (NASA).
La etapa de descenso del Intrepid y las huellas de Conrad y Bean siguen en la Luna (imagen del LRO) (NASA).
Ad astra (NASA).
Ad astra (NASA).

Astronautas del Apolo que caminaron por la Luna y siguen vivos (mayo 2018):

Buzz Aldrin (Apolo 11), David Scott (Apolo 15), Charlie Duke (Apolo 16) y Harrison Schmidt (Apolo 17).

Astronautas del Apolo que viajaron a la Luna (sin alunizar) y siguen vivos:

Frank Borman (Apolo 8), Jim Lovell (Apolo 8 y Apolo 13), Bill Anders (Apolo 8), Thomas Stafford (Apolo 10), Michael Collins (Apolo 11), Fred Haise (Apolo 13), Alfred Worden (Apolo 15) y Ken Mattingly (Apolo 16).

sas
La fantasía del Apolo 12: ¿y si los tres miembros de la misión hubieran podido caminar por la Luna? (Alan Bean).


59 Comentarios

  1. El capitulo dedicado al Apolo 12 de la serie de Tom Hanks es el mas divertido. Alan Bean es interpretado por un actor muy gracioso , Dave Foley.

      1. Si, lo muestran como medio despistado, martillando delicadas camaras de TV, pero el publico sabe que muy tonto no debia ser si fue elegido para el Apolo.

  2. Lástima. Otro que se nos va, sin que no haya oficialmente ni siquiera una propuesta firme de volver a la Luna.

    Incluso si China decidiese usar el CZ-9 para ir a la Luna, de la vergüenza de que se hayan muerto todos sin ver una nueva misión, no nos libra nadie.

  3. Nací en el 58, recuerdo perfectamente la madrugada del alunizaje de Amstrong y Aldrin. Viví el programa Apolo como un niño fascinado. Que tiempos aquellos en los que en el Colegio de los Maristas de Pamplona nos sacaron de clase por la mañana para ver en una TV, por supuesto en blanco y negro, un alunizaje posterior, no recuerdo cuál. Siento como una pérdida irreparable la desaparición de un álbum de cromos de aquellos tiempos de la NASA. aunque me resarci muchos años después al estrechar la mano de Frank Borman, comandante de , para mí, la misión más fascinante del Apolo.
    El Apolo 8, que circunnavegó la luna y que admitieron después que sabían perfectamente que tenían un 50% de posibilidades de volver. Había que realizar un encendido de motor en la cara oculta de la luna que no se había intentado nunca.
    Perdonad está pequeña disgresion personal.

    1. Que suerte tuviste. El 20 de Julio de 1969, a los 9 años, volvi a mi casa desde la escuela, a toda la velocidad que daban mis piernas, distante a 8 cuadras, transitando las calles vacias de mi pueblo al mediodia. En ese momento (yo creia que) estaba ocurriendo el alunizaje y estaba desesperado por noticias. Pocos tenian TV asi que la mayor parte de la informacion en tiempo real venia por radio AM. Busque con la vista algun ser humano en la calle para hacerle alguna pregunta al pasar, algo del estilo futbolero “como va el partido” pero adaptado al evento astronautico, pero solo vi algunos mocosos jugando en las veredas. Cuando llegue a casa… nadie sabia nada. Gire el dial y… nadie decia nada sobre el alunizaje! publicidades, noticias banales, chistes estupidos, pero ninguna noticia del Alunizaje. La Argentina continuaba con su vieja tradicion de ignorar la ciencia, la tecnologia y la inteligencia. Solo a cuentagotas y con el correr de los dias, me fui enterando de los detalles.

      1. Al margen de mus suposiciones infantiles, el alunizaje fue a las 23 hora argentina y tampoco escuche ni pio esa noche. Gran frustracion.

      2. Me resulta emocionante pensar en una situación en que las calles estén vacías y el mundo semi-paralizado porque todo el planeta está pendiente de un acontecimiento astronáutico transcendente, en vez de la final del Mundial.

        A estas alturas, creo que sólo el primer aterrizaje en Marte puede volver a crear unas expectativas semejantes.
        Momentos mágicos, que deseamos vivir con toda nuestra ilusión.

        Requiescat In Pace, Alan.

  4. DEP. Se van los que lograron las mayores metas logradas hasta ahora por la humanidad y aqui, mucho mas avanzafos, no hay criadillas a intentar siquiera algo parecido. Mucho «esmarfone» pero de ambicion andamos muy justos.

    Y yo que estoy deseoso de irme a otro planeta. Muchas gracias Daniel.

  5. Lo bueno de la mision es que luego trajeron una camara de la sonda surveyor que tenia bacterias terrestres drbido al estornudo de uno de los constructores
    Estas bacterias sobrevivieron al espacio

    1. Si, se suele poner el foco en lo mal esterilizada que estaria esa camara para presentar bacterias, pero lo importante es que, cualquiera sea su origen, ellas sobrevivieron. Esto es otro apoyo (junto a los experimentos con bacterias en el exterior de la ISS) a la teoria de la panspermia.

      1. Si es un bulo, es uno muy persistente… como las bacterias 🙂
        https://gizmodo.com/why-do-bacteria-thrive-in-space-1536793687
        “In 1970, Apollo 12 astronauts retrieved a camera (that a technician had sneezed on before it was loaded)…”

        Y la pregunta también persiste. ¿La contaminación de la cámara ocurrió antes de la misión Surveyor 3, durante la misión Apollo 12, o después? No hay respuesta 100% concluyente, sigue habiendo controversia al respecto:
        https://en.wikipedia.org/wiki/Reports_of_Streptococcus_mitis_on_the_Moon

        Saludos.

  6. Que la tierra le sea leve… lo más triste no es que vayan muriendo los humanos que pisaron la luna (bueno, para ellos sí…), lo más triste es que nadie les ha seguido :'(

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 27 mayo, 2018
Categoría(s): ✓ Apolo • Astronáutica • Luna • NASA