Un error en una cifra provocó el incidente de la misión VA241 del Ariane 5

El pasado 25 de enero despegaba desde la rampa ELA-3 de Kourou (Guayana Francesa) el cohete Ariane 5 ECA L5101 en la misión VA241. Contra todo pronóstico, el cohete siguió un rumbo —azimut— de unos 110º, 20º más al sur de lo normal. Afortunadamente el cohete no sobrevoló ninguna zona poblada y los satélites de comunicaciones SES-14 y Al Yah 3 alcanzaron la órbita de transferencia, aunque con una inclinación de 20,5º en vez de los 3º esperados. Debido a esta órbita anómala los satélites tardarán más tiempo en llegar a la órbita geoestacionaria y gastarán más combustible en el proceso. Pero lo realmente grave del asunto es que nadie en el centro Júpiter para el control de la misión se dio cuenta de la trayectoria errónea del lanzador. No sería hasta 9 minutos y 26 segundos tras el despegue cuando se percataron de que algo iba mal. En ese momento el cohete, volando más al sur de lo planeado, quedó fuera del alcance de las estaciones de tierra situadas en África y se perdió la telemetría del vehículo. La telemetría no se volvería a recibir hasta que los dos satélites ya estaban situados en órbita, aunque para entonces los encargados de la misión pensaban que el lanzamiento había sido un fracaso e incluso llegaron a disculparse públicamente por el error.

Lanzamiento del Ariane 5 en la misión VA241 (Arianespace/CNES).
Lanzamiento del Ariane 5 en la misión VA241 (Arianespace/CNES).

Finalmente la misión no fracasó por poco. Si los satélites hubieran llevado un sistema de propulsión tradicional totalmente químico en vez de incorporar un sistema de propulsión eléctrica con motores iónicos o, si en vez de la órbita geoestacionaria el objetivo hubiese sido otro, muy probablemente la carga útil habría terminado en una órbita inútil. El análisis posterior mostró que el cohete había funcionado perfectamente y que desde un principio la trayectoria fue incorrecta. También surgieron dudas acerca del funcionamiento del sistema de destrucción o FTS (Flight Termination System). ¿Por qué no entró en acción?¿No fue necesario o, algo más preocupante, simplemente no se dieron cuenta del fallo? Aproximadamente un mes después ya tenemos algunas respuestas oficiales.

La comisión de investigación independiente (Independent Enquiry Commission) a cargo de la ESA deja muy claro que las causas del fallo se han identificado claramente y que no se trata de ningún problema de diseño del cohete, sin duda un mensaje destinado a tranquilizar a los actuales y futuros clientes de Arianespace. ¿Pero qué pasó exactamente? Pues, como muchos se temían, no se trató de un fallo de hardware, sino de un simple error de software. Para la misión VA241 el sistema de referencia interno (IRS) del cohete debía haberse programado con respecto a un azimut inicial de 70º, pero alguien metió la pata e introdujo el valor de 90º. El error es comprensible porque 90º es el valor usado en la mayoría de misiones del Ariane 5. La elección de 70º en vez de los 90º habituales se debió al deseo de uno de los dos clientes que querían que su satélite se separase de la segunda etapa en un ángulo recto con respecto a la trayectoria de vuelo.

Sistema de referencia inercial IRS del Ariane 5 (Arianespace).
Sistema de referencia inercial IRS del Ariane 5 (@DutchSpace).

Por tanto, el cohete despegó creyendo que estaba orientado con un azimut de 70º (hacia el noreste), cuando en realidad el azimut de referencia era de 90º (hacia el este). Como la trayectoria estaba programada para dirigirse 20º más al sur, el vehículo terminó con un azimut de 110º (el Ariane 5 gira sobre sí mismo unos 17 segundos tras el despegue para orientarse en el azimut correcto para cada misión, como la inmensa mayoría de lanzadores). Evidentemente, la culpa no es de la persona o personas que introdujeron el dato incorrecto —siempre hay que contar con que se van a producir errores humanos de este tipo—, sino de los controles de calidad y seguridad que no detectaron el error. En cualquier caso, no me gustaría estar en su piel.

La NASA ha participado en la comisión de investigación, aunque por el momento no se ha pronunciado. Recordemos que el telescopio espacial James Webb debe volar en el Ariane 5 el año que viene y nadie quiere que un proyecto de ocho mil millones de dólares fracase porque alguien ha tenido un mal día y se ha equivocado al teclear un simple número. Es normal que los fantasmas de otras misiones que fallaron en el pasado por causas similares, como el primer lanzamiento del Ariane 5 o la malograda sonda soviética Fobos 1, nos vengan a la cabeza. Más recientemente, en noviembre del año pasado el satélite Meteor M2-1 y 18 microsatélites se quemaron en la atmósfera porque el software de la etapa superior Fregat del vector Soyuz había sido programado con un azimut incorrecto para el cosmódromo de Vostochni (era la primera vez que se lanzaba un Soyuz con una Fregat desde Vostochni). Es posible que a muchos de los que en Europa se rieron de la metida de pata de los rusos ya no les haga tanta gracia el asunto.

H. Poussin et al., Human factors in launch flight safety, The Journal of Space Safety Engineering (2017),
Límites o corredores de seguridad en los lanzamientos del Ariane 5. Si se exceden estos límites el cohete debe ser destruido (H. Poussin et al., Human factors in launch flight safety, The Journal of Space Safety Engineering (2017)).

No obstante, a la espera de tener disponible el informe final —por el momento lo que se ha hecho público es una simple nota de prensa— quedan un par de puntos por aclarar. Primero, ¿por qué no actuó el sistema de destrucción? De acuerdo con la documentación pública existente, parece ser que el límite en azimut para que el FTS entre en acción es de 113º. Si el cohete hubiera sobrepasado este ángulo debería haber sido destruido, independientemente de si los sistemas funcionaban bien o no, lo que quiere decir que durante la VA241 el lanzador se acercó peligrosamente a este límite, pero no lo superó.

(H. Poussin et al., Human factors in launch flight safety, The Journal of Space Safety Engineering (2017)).
Personas encargadas del sistema de destrucción del Ariane 5 (H. Poussin et al., Human factors in launch flight safety, The Journal of Space Safety Engineering (2017)).

Cuatro personas son las que deciden si el Ariane 5 debe ser destruido o no en cada misión. La primera es el oficial de telemetría (A/CVI), encargado de comprobar que todo transcurre según lo previsto de acuerdo con la información que llega del lanzador. La segunda es el oficial de seguridad adjunto (RSV-A), que además de supervisar la telemetría del A/CVI, vigila la trayectoria de lanzamiento usando imágenes y datos provenientes de estaciones de radar en tierra (las imágenes sirven para seguir al vehículo hasta los 250 metros de altura). También puede controlar la trayectoria mediante sensores GPS localizados en el cohete que son independientes de los usados para el sistema de guiado. La tercera persona es el oficial de seguridad jefe (RSV), que supervisa al RSV-A y es el único con autoridad para mandar la señal de destrucción al vehículo. La última persona es el operador de reserva (Remplaçant), que debe sustituir a cualquiera de los otros tres en caso de que sufran alguna indisposición. La destrucción del lanzador propiamente dicha se produce por la acción de cargas explosivas situadas en lugares especialmente sensibles o por el apagado del motor de la primera o segunda etapa, dependiendo de la fase del vuelo. Las cuatro personas se encuentran juntas en una pequeña habitación durante cada lanzamiento denominada FSCR (Flight Safety Control Room).

H. Poussin et al., Human factors in launch flight safety, The Journal of Space Safety Engineering (2017),
Simulador de la habitación de control del sistema de destrucción del Ariane 5 (H. Poussin et al., Human factors in launch flight safety, The Journal of Space Safety Engineering (2017)).

Aclarado —parcialmente— el tema del FTS, quedan un par de incógnitas por despejar. La más significativa es la falta de reacción del centro de control de la misión Júpiter, donde aparentemente no se enteraron de nada hasta mucho después. ¿De qué tipo de «centro de control de la misión» estamos hablando si no fueron capaces de ver que su cohete se había desviado 20º con respecto a la trayectoria prevista? Su actuación durante el incidente da la razón a los que afirman que este centro es un «teatrillo» dirigido a los medios de comunicación, VIPs y clientes de Arianespace. Es de todos conocido que el centro de control de los lanzamientos del Ariane 5 está situado en el edificio CDL3 (Centre De Lancement 3), lejos de las cámaras, pero muchos creíamos que Júpiter, al ser el centro de control de la misión, tenía alguna capacidad de decisión tras el lanzamiento. Visto lo visto, está claro que no es así.

Centro de control Jupiter en Kourou (ESA).
Centro de control de la misión Jupiter en Kourou (ESA).
"Verdadero" centro de control del Ariane 5 en el edificio CDL-3 (Wikipedia).
“Verdadero” centro de control del Ariane 5: el centro de control de lanzamientos del edificio CDL3 (Wikipedia).
Edificio CDL 3 en Kourou (capcomspace.net).
Edificio CDL 3 en Kourou (capcomspace.net).

Y hay otras cuestiones que quedan por despejar. El cohete parece que comenzó la maniobra de giro antes de los 17 segundos usuales, aunque se desconoce si este hecho tiene algo que ver con el error de azimut del software o estaba planeado desde un principio (algo difícil de creer, puesto que las maniobras de giro no se suelen ejecutar hasta que el lanzador está lejos de la torre de lanzamiento). La segunda duda es si el reciente traspaso del control del lanzamiento de la empresa Arianespace a ArianeGroup, fabricante del Ariane 5 y el futuro Ariane 6, ha tenido algo que ver con el problema. De hecho, esta era la primera misión cuyo lanzamiento corría exclusivamente a cargo de ArianeGroup, una decisión destinada al ahorro de dinero y que quizás ha salido un poco cara.

Las buenas noticias son que el fallo es fácil de corregir y es de esperar que el Ariane 5 no tarde mucho en volver a surcar los cielos. Las malas son… bueno, ¿cómo es posible que nadie se diese cuenta del error hasta que fue demasiado tarde?

Referencias:

  • http://www.arianespace.com/press-release/independent-enquiry-commission-announces-conclusions-concerning-the-launcher-trajectory-deviation-during-flight-va241/
  • http://dx.doi.org/10.1016/j.jsse.2017.03.001
  • https://twitter.com/DutchSpace


103 Comentarios

  1. Me extraña que no tengan simuladores que tomen los parámetros introducidos para el lanzamiento y calculen la trayectoria para comprobar que todo está en orden.

    1. Exacto. Fue lo primero que pensé. Debería haber un sistema, gestionado por terceros ajenos a Ariane, que reciba exactamente los mismos inputs y corra la simulación sin prejuicios de ningún tipo.
      Me parece sorprendente.

    2. Totalmente de acuerdo, también lo he pensado. Menuda birria de explicación. Como puede ser que se introduzcan unos parámetros orbitales sin simularlos al mismo tiempo. Se meten, se simulan y se validan… la explicación a mi, de momento, me preocupa más que otra cosa.

    3. Llevas razón ¿tan confiados están que no hacen la simulación que indicas?. Salvo que en la simulación se cargó el valor correcto y luego en el lanzamiento no … Como comenta Daniel, no quisiera estar en la piel del que cargó mal los datos o pasó mal los datos para cargar, hay un sitio especial para que “lo cuelguen y lo dejen secar”.

      Leches, si hasta los sistemas terrenales a poco que sean un pelín sensible se pasa.

  2. Bueno, menos mal que se trató de algo solucionable. La duda que tengo es la siguiente. Supongamos que se hubieran dado cuenta a los… digamos 30 segundos del despegue. ¿Se podía corregir enviando una orden desde el control o el lanzador estaba condenado?

    1. Es lo mismo que me vengo preguntando desde el accidente. Si alguien conoce la respuesta, se agradece!
      Y ya que estamos agrego otra: en caso que la respuesta sea no, sólo se podía mirar, hay algún cohete que permita este tipo de correcciones durante la primera fase del lanzamiento? (está claro que una vez en órbita la mayoría de las etapas superiores permiten corregir lo que sea necesario).
      Saludos!

    2. Todos los cohetes tienen sistemas de autocorrección de trayectoria, si el cohete se desvía es que hay algo que va francamente mal y lo único que da tiempo es a destruirlo para evitar males mayores.

      1. Si, todos tienen sistemas de autocorrección… pero en este caso el ordenador de abordo pensaba que tenía todo bajo control porque cumplia con mantener la inclinación que se le había ordenado. El tema aqui es si hay un error humano y es necesario corregirlo cargando nuevas directivas desde afuera del ordenador de abordo con el cohete en vuelo.

    3. No, en Ariane 5 no se puede enviar ningún comando para cambiar la trayectoria del cohete. Está programado desde tierra y una vez empieza el lanzamiento el cohete funciona de manera 100% autónoma y la trayectoria ya esta fijada.

      De hecho, solo hay una señal que se puede enviar desde el centro de control y es la señal del FTS (flight termination system, aka autodestrucción)!

      1. Bueno, si es tal como vos decís, lo más probable es q sólo sea cierto para la fase de los SRB y primera etapa. Apostaría q la etapa superior puede recibir comandos desde tierra.

  3. “Es posible que a muchos de los que en Europa se rieron de la metida de pata de los rusos ya no les haga tanta gracia el asunto”.

    Este me parece un comentario un tanto imparcial, porque cuando la Soyuz o Progress fallan no dices nada de los rusos que se alegraron por los fallos del Shuttle o Ariane, ¿o es acaso no hay rusos que se alegren de los fracasos en los lanzamientos europeos o americanos? Yo diría que sí.

      1. Yo estoy con Daniel, si no te gusta lo que otro dice, respeta su libertad de expresión; como el respeta la tuya al permitir tu comentario en su blog.

        Lo que sí, no establezcas a tu criterio la raya que delimita lo imparcial o lo parcial, es prácticamente imposible. Te podrías pillar los dedos con ella.

    1. Haces bien en repasar los comentarios de la entrada de este mismo blog sobre ese lanzamiento, y de paso algunas noticias de medios de comunicación “medio serios”

    2. Primero, querrás decir “parcial” y segundo, no tiene ningún sentido lo que dices, porque una cosa es tener la certeza sobre los que se rieron de los rusos (y ocurrió en este mismo blog) y otra muy distinta, presuponer, que también haya rusos que se rían de los fallos de otras agencias. ¿Se han pronunciado aquí, o en algún otro medio? Yo no lo he visto, no quiero decir que no pase, pero repito… una cosa es suponer y otra saber seguro.

    3. Como señala Txemary en todo caso la palabra que deberían estar usando es “parcial”.
      Serlo es correcto si se tienen razones que los justifiquen y no si no se tienen.
      Existirá una posición que no ser parcial?
      En este blog de Daniel los comentaristas tienen amplia libertad para decir lo que piensan y es lógico esperar que el mismo Daniel también la tenga no?
      No hay razón para evitar las humoradas o mostrar los sentimientos.
      Este es mi blog preferido.

  4. Esto ya deberia ser cosa del pasado si se usaria chip de Inteligencia Artificial IA para hacer el calculo y analizar errores que se estan ejecutando en tiempo real, estos problemas seran cosas del pasado gracias a la deducción computacional.

    1. Se ve que algunos no habéis leído el artículo. El problema no estaba en un fallo del lanzador sino en la programación previa, el lanzador siguió a pies juntillas lo que le “dijeron” que hiciera en cuanto al azimut, no habría inteligencia artificial o humana que hubiera cambiado el resultado si la información de entrada es incorrecta.

        1. http://lema.rae.es/dpd/srv/search?key=pie

          2. a pie(s) juntillas. ‘Con los pies juntos’ y, más frecuentemente, casi siempre con el verbo creer, ‘sin la menor duda’. La forma a pie juntillas (no a pie juntilla) es la usada normalmente en el español de América, mientras que en España es más frecuente a pies juntillas: «¿Debemos creerle a pie juntillas?» (VLlosa Verdad [Perú 2002]); «No es que crea a pies juntillas lo que me dice» (TBallester Filomeno [Esp. 1988]). La variante a pie juntillo ha caído en desuso.

    2. Secret majo… lee algo de inteligencia artificial, que no tienes ni guarra y claro, luego dices cosas como chip de IA, que es algo sin sentido y que no existe, un chip es un chip y la IA es la IA, nada que ver una cosa con la otra.

  5. “En cualquier caso, no me gustaría estar en su piel.” Hombre Daniel, que esto no es Rusia, donde el operario siempre tiene la culpa ;P

    Bromas a parte, estoy totalmente de acuerdo con que el verdadero fallo es del sistema de control de calidad y me parece un fallo verdaderamente gordo.

  6. “La segunda duda es si el reciente traspaso del control del lanzamiento de la empresa Arianespace a ArianeGroup, fabricante del Ariane 5 y el futuro Ariane 6, ha tenido algo que ver con el problema. De hecho, esta era la primera misión cuyo lanzamiento corría exclusivamente a cargo de ArianeGroup, una decisión destinada al ahorro de dinero y que quizás ha salido un poco cara.”

    El tema viene por aquí. Aunque no se si será política o comercialmente aceptable afirmar que el hecho de que el fabricante del cohete sea responsable por primera vez de la gestión del lanzamiento hasta el momento T=0 sec sea la razón del error.

  7. Triste es confirmar que en cuestiones tan delicadas estamos tan expuestos… (un cohete lleno de combustible) surca el cielo aparentemente sin ningún control humano (no tenían telemetría).
    Otro grave error que muestra la falta de comprobaciones, trabajo planificado y orden que llevan adelante organismos que deberían ser un ejemplo a seguir.

    1. Los aviones surcan los cielos sin posibilidad de enviar datos en amplias zonas con el piloto automático la mayor parte del tiempo y nadie se lleva las manos a la cabeza. Es un error grave pero no crítico, el cohete funcionó sin problemas y en cuanto se hubiera desviado 3º de la trayectoria, y por tanto entrado en una zona de exclusión, habría saltado por loa aires, pero resulta que nunca salió de la zona de seguridad. Qué cantidad de agoreros surcan estas aguas …

      1. Cierto… pero los aviones llevan 2 pilotos que saben por donde vuelan y pueden corregir el rumbo en cualquier momento. Distinto es un cohete sin control desde tierra y que debemos confiar en que funcione automaticamente el último recurso de auto destrucción que le queda antes de terminar en vaya a saber donde. No me parece buena la analogía con los aviones.

        1. Ni la de los dos pilotos. Si a los mismos les dan un destino erróneo, están tan perdidos como el Ariane 5 o tan confiados.
          A mi me ha pasado, en un sistema complejo creas N parámetros de control para monitoreo; al final ¿sabe lo que se mira? el de On/Off. Quién mira los parámetros, pues los pobres pringaos que tenemos que mantener y verificar el sistema … el que lo opera suele funcionar con la premisa, si se jode la culpa de quien lo ha hecho/mantiene. Y mucho me temo que aquí igual se va a eso.

        2. ¿Has encontrado ya el MH370? Porque los distintos expertos en seguridad aérea no, quizás eso de que no tengan “control desde tierra” pero sí haya 2 pilotos a bordo haga que “debamos confiar en que funcione”. ¿Con cuántos fallos de cohetes, exceptuando China y su falta de seguridad de la población, han perdido la vida 239 personas?

          1. Creo que en la charla hemos perdido el punto. La idea no debería ser justificar un error humano con otros errores humanos, los ha habido y mucho mas graves (Chernóbil por ejemplo). El punto es que un cohete se salió de control, repito…. se salió de control. se perdió por varios minutos y quedamos confiando en que funcionase bien su sistema autónomo (también creado humanos y felicitaciones por su buen desempeño).

  8. Creo que la clave es conocer cual es el procedimiento y el protocolo para introducir esos datos en el cohete.
    Porque puede ser algo tan tonto como que una persona, al estar acostumbrada a poner siempre el mismo valor, lo haya hecho de forma mecánica… y por algún motivo eso no se compruebe posteriormente por otra persona (aquí estaría el verdadero fallo de seguridad).
    De poco sirve hacer una simulación para ver si los datos que hay que meter en el cohete son correctos si después la persona encargado de introducirlos comete un error al transcribirlos en el teclado, por ejemplo, y no son comprobados o validados de ninguna otra manera. Tal responsabilidad no puede recaer en manos de una sola persona porque el fallo humano está garantizado tarde o temprano.

    1. Es que el procedimiento deberia ser que todos los parámetros de configuración de la misión se cargaran al mismo tiempo al cohete y al simulador, de manera que antes de la cuenta atrás puedas hacer las correcciones que sean necesarias.

  9. Una frase muy conocida de Thomas Reid, abogado del siglo XVIII, define una concepción básica para toda organización que requiere suma meticulosidad: ” Una cadena es tan fuerte como su eslabón mas débil” , y es así de sencillo… “En cada cadena de razonamiento, la evidencia de la última conclusión no puede ser mayor que el eslabón más débil de la cadena, sin importar la fuerza del resto.” Y es lo que sucedió con el descuido que casi, “casi”….echa por tierra un historial de mucho esfuerzo y calidad de muchísima gente, de un excelente lanzador como el Ariane 5…
    Un error de programación… por favor…mas allá de buscar culpables y la famosa cabeza del turco, es indudable que lo primero en ocupar las mentes de los responsables será detectar los puntos que escaparon (y escapan), a la debida supervisión.

  10. Sé que voy a sonar como un fanático… y quizá lo sea… pero sólo Dios es infalible… el resto lo hacemos lo mejor que podemos y sabemos.

    La vida es como el fútbol… casi siempre se pierde… y en contadas ocasiones cuando la suerte nos acompaña… se empata.

    1. Tienes razón, lo que no existe no puede fallar. Es de cajón.

      Lo de que la vida es como el fútbol… no quiero meterme con dos falsos dioses en un solo comentario, pero por comentar brevemente: en el fútbol por cada equipo que pierde, otro gana. Así, en promedio mundial, ambos eventos suceden en igual proporción.

      Pierdes de forma continuada solo si eres malo de ganas, compites contra quien no debes y no pones remedio a tus fallos y errores. Y seguro que Arianne toma nota de sus errores y al próximo partido irán preparados. Pero, y por seguir con el símil, o se ponen las pilas o bajan de categoría en breve. Y en primera división ya sabemos quien parece que va a jugar solita un tiempo, y paradojicamente lleva una X pero no aspira al empate.

  11. Yo supongo que este error se dio porque es imposible (o muchísimo más costoso) revisar todos los protocolos y sistemas desde cero.
    Lo que se aprende en ingeniería de sistemas complejos (de pequeñas modificaciones y su potencial catastrófico) es a evaluar la robustez del sistemas mediante matemáticas de percolación (para modelar fallos en cascada y la tolerancia del sistema a los errores).
    Si el fallo hubiera estado en la instalación de un nuevo software, probablemente el cohete hubiera explotado. Afortunadamente, como dice Daniel, el error sólo estuvo en un único parámetro y los sistemas industriales del sector aeroespacial resisten bastante bien a estos errores. De todas formas, la solución en este caso, no viene de las matemáticas, sino de la comunicación dentro de la empresa: en general, los cambios de última hora deberían estar mucho mejor compartidos.

    1. El artículo habla un poco incorrectamente de error de software. No ha habido tal, no es un fallo del sistema o del software. Este ha funcionado perfectamente con los datos introducidos (erroneos para el fin deseado claro).

      Po otro lado completamente de acuerdo con el resto, falta de comunicación y problemas en los procesos de control.

  12. Conspiranoid Mode ON

    ¿Y si no hubo error alguno? ¿Y si este Ariane tenía por misión poner en órbita una carga no declarada? ¿Y si todo esto no es más que una cortina de humo, la “ZumaGate” de Arianespace?

    Conspiranoid Mode OFF

    Lo siento, tenía que decirlo 🙂 El que el caso presenta una coincidencia de circunstancias bastante curiosa, y no sé qué es peor, pensar que la torre de control es un monumento a la inutilidad, o pensar “lo impensable”…

    Saludos (desde las sombras).
    😉

    1. Es una buena teoría, pero si quieres poner en órbita una carga no declarada, no alertas a todos los aficionados del planeta diciendo que has perdido un satélite, para que salgan corriendo a sus telescopios a buscar donde están los objetos que sí has declarado y que no pueden andar muy lejos…

      1. Querrás decir que es una pésima teoría, no te preocupes, soy consciente de ello 🙂

        A lo que comentas agreguemos que cargas secretas (satélites espía o lo que sea) se lanzan como quien dice todos los días, una más no va a escandalizar a nadie.

        O sea que valiente “cortina de humo” absolutamente innecesaria, absurda por donde la mires. Ahora que, cuando la explicación no conspiranoica es casi igual de absurda… pues eso 🙂 No sé qué es peor.

        Saludos.

        1. Si es una pésima teoría, entonces es una excelente conspiración.

          Mola: se puede resumir en tres líneas, es muy clara y concisa y, tal y como la desarrollas, queda abierta a cualquier tipo de interpretación, lo que la convierte en una teoría muy versátil. No se necesita paraformación en Movimiento Perpetuo, tampoco experiencia previa en ufología; definitivamente, es una teoría muy accesible, apta para nóveles y valiosa para los conspiranoicos veteranos menos creativos.

          Que sea sencilla de rebatir es uno de los puntos más desfavorables, como sabes, en la defensa de una conspiración, el factor más importante es el producto del requerimiento de esfuerzo y tiempo necesarios para rebatirla, razón por la que, desde ConspiRating, recomendamos se realice en entornos de actitud crítica controlada. Otros aspectos negativos: es muy reciente (no tiene una masa social que la respalde) y la comisión de investigación ha tardado muy poco tiempo en hallar y publicar su hipótesis el fallo (falta de misterio=falta de interés).

          En definitiva, no creemos que funcione siendo el eje central de una reunión y/o ciertos canales de youtube, pero sí servir de entrante de una Malvadas Farmacéuticas y similares. Recomendamos introducirla en una charla con la coletilla de : “pues dicen que…” y, en mi opinión, encajaría perfectamente en la escuela Chemtrails orbitales, incluyendo el proyecto secreto X-37B OTV-3 o equivalente. 3/5 Platillos volantes.

          1. Aquí va una sin imanes de neodimio, ni efecto Camisetamir, ni motores VASIJAMR, ni bobinas Teslaleche:

            Pues dicen que… los de la comisión investigadora son reptilianos.

            ¡Et voilà! 🙂 Si de casualidad la Tierra no es plana, pues entonces es hueca, una de dos, cualquiera lo ve. Si Mahoma no va a la montaña, la cosa no puede quedar en “será que no le gusta el alpinismo” y ya está, claro que no, la montaña TIENE QUE ir a Mahoma, como debe ser.
            😉

          2. Muchas gracias, Facha, pero la web ya existe! Se llama lamentiraestaahifuera.com y lleva lustros activa. Si no la conocías, te la recomiendo muy mucho. Y gracias a ti, Pelau y demases, que traen información útil xD, sirviendo de complemento ideal del blog, anadiendo datos e incluso corrigiendo los post de Dani. Gracias también a gente como los Antonios, en especial a nuestro favorito, mal que le pese, Angry Antonio (sin desmerecer a AKAntonio y Sweet Antonio, jaja); Atila, con gusto, de los que se agarran con fuerza al cinturón de Van Allen como las últimas asideras antes de partir de viaje. Y seguiría de agradecimientos, pero siempre hay alguno que piensa que es por chupamedias y no!

            Pues dicen que… grande Pelau xD.

    1. El SES-14, como fue diseñado con combustible de sobra, parece que sólo va a perder 1 mes en su puesta en marcha y aquí tal vez haya poca o ninguna indemnización. El Al Yah 3, que llevaba el combustible justo, sí que verá reducida su vida útil y tal vez deba ser indemnizado. Como no me he leído los contratos, entre las cargas y ArianeGroup o entre las cargas y ArianeSpace o entre las cargas y las aseguradoras, no sé dar mejor respuesta.

    1. Ja ja ja … que el Vulcan será reutilizable. Solo motores y veremos a ver cuando lo logran. En su mayor configuración, tendrá la capacidad del Delta IV Heavy. Y el precio, pues prometer hasta … vamos ULA lo que se dice barato no lo ha sido nunca. Solo deseo que salga muy bueno y que tengamos competencia, pero este nace muerto, igual que el Ariane 6.

  13. Cuando veo este tipo de cagadas en proyectos millonarios, me siento un poquito mejor con mis errores 🙂

    Genial entrada, llevaba tiempo esperándola… A ver si pronto conocemos algo más.

  14. Por lo menos al final no se han limitado a decir el típico “error informático”, es del cargador de datos. Y no le arriendo las ganancias al que metiera la pata, creo que se va a ver libre de trabajo.

    Si vemos el vaso medio lleno, el error que ya tocaba y ahora otros 70 lanzamientos sin un susto. Entre ellos el James Webb.
    PD: el cohete en sí, se comportó como un campeón.

  15. Una puntualización, por ahí para la mayoría le da igual, pero esto claramente no es un “error de software” estrictamente hablando. El software hizo lo que le dijeron que haga, tanto el software como el hardware funcionaron de maravillas.

    De hecho un error de software propiamente dicho, si que sería algo mas grave, porque requeriría hacer una nueva versión del software, con todos los controles de calidad que eso conlleva (costos y retrasos ).

    Esto fue un error en la carga de los datos. Falla del protocolo, controles, falta de un simulador como comentan mas arriba, etc.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 25 febrero, 2018
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Cohetes • Comercial • ESA