A vueltas con los vídeos de transbordadores soviéticos abandonados

Cada cierto tiempo aparecen en las redes vídeos de jóvenes, y no tan jóvenes, que se cuelan en instalaciones abandonadas del cosmódromo de Baikonur para contemplar dos transbordadores soviéticos del programa Burán que están allí almacenados. Los vídeos son ciertamente espectaculares y si no los conoces te recomiendo que te tomes unos minutos para verlos:

La combinación de la alta tecnología de los transbordadores con la decrepitud del lugar es ciertamente muy cautivadora, aunque muy triste, y nos hace recordar imágenes de películas post apocalípticas en las que nuestra civilización se ha ido al garete. Curiosamente, la información que aparece en los medios acompañando estos reportajes suele ser parcial o totalmente errónea, así que he pensado que estaría bien puntualizar algunas cosas. Allá vamos:

¿Es el transbordador Burán el que se ve en el vídeo?

No. No hay que confundir el programa Burán con el transbordador Burán. En el marco del programa Energía-Burán se construyeron numerosos modelos y ejemplares de vuelo (los modelos se denominan a veces «maquetas», pero en realidad algunos de ellos —la serie ML, por ejemplo— eran casi tan sofisticados como las unidades destinadas a vuelos espaciales). El transbordador 1K o 1.01 fue el único que realizó un vuelo al espacio en 1988 y fue bautizado con el nombre de Burán —«tormenta de nieve» en ruso—, aunque en un principio se le llamó Baikal. Este transbordador se destruyó el 12 de mayo de 2002 cuando se cayó el techo de varios de los hangares del edificio MIK-112 donde se encontraba. En los vídeos vemos el segundo ejemplar de vuelo, la lanzadera 2K o 1.02, junto con el modelo OK-MT, 4M o 0.04 (sí, la nomenclatura del programa Burán era un poquitín confusa).

asa
La lanzadera 2K (1.02) almacenada en el edificio MZK de Baikonur.
sas
El modelo 4M (0.04) abandonada en el edificio MZK.

¿Se trata del transbordador Ptichka?

¡NO! Y, por lo más sagrado, ¡dejemos de usar ese nombre! El transbordador Ptichka —«pajarito» en ruso— nunca existió. Todo fue un malentendido de los medios occidentales fruto de una mala traducción del ruso en los años 90. A finales de los 80 estaba previsto que la unidad 2K se convirtiera en la segunda lanzadera del programa en alcanzar el espacio. En su primera misión habría despegado sin tripulación y posteriormente se habría acoplado a la estación Mir. Tras separarse de la estación tenía que haber recibido la visita de la nave Soyuz TM N101 con dos cosmonautas. La Soyuz, equipada con un sistema de acoplamiento andrógino APAS, habría probado las técnicas de rescate en órbita de las lanzaderas del programa. Tras comprobar el estado de la nave, los cosmonautas habrían continuado hacia la Mir, mientras que la 2K habría aterrizado de forma automática. En 1991 la 2K llegó a ser situada sobre la rampa de lanzamiento del Área 110 de Baikonur a lomos de una maqueta del Energía, pero el programa sería cancelado poco después. Nunca recibió un nombre formal, y mucho menos Ptichka, aunque los rumores apuntan a que se barajó el nombre de Burya —«tormenta»— para esta unidad.

bbur92
La lanzadera 2K en la rampa de lanzamiento de Baikonur en mayo de 1991 para pruebas de integración con una maqueta del cohete Energía.

¿Por qué Rusia ha abandonado estos transbordadores?

Rusia no los ha abandonado porque no son propiedad del gobierno ruso. Después de varias negociaciones entre la empresa rusa RKK Energía —originalmente a cargo de las naves— y otras compañías privadas, parece que actualmente tanto la unidad 2K como el modelo 4M son propiedad de la empresa ruso-kazaja Aelita. Como se puede ver, esta empresa no ha mostrado el menor interés en restaurar o mantener estos vehículos en las condiciones adecuadas. Las incursiones de aficionados, vándalos o simples curiosos en el edificio MZK («complejo de montaje y carga de combustible») de Baikonur están a la orden del día desde hace años. La novedad es que ahora algunos de ellos filman sus aventuras con drones y lo publican en Youtube.

¿Pero el acceso no está vigilado?

Sí y no. El cosmódromo de Baikonur es un trozo de Kazajistán alquilado a Rusia a cambio una suculenta suma de dinero anual. Al menos formalmente, porque en la realidad el asunto es más complejo y sobre el terreno las fronteras entre Rusia y Kazajistán se solapan constantemente. Cuando estuve por allí pude comprobar de primera mano que el acceso al cosmódromo y a las diferentes secciones del mismo —denominadas «áreas»— está fuertemente vigilado por policías y tropas del ministerio del interior ruso (actualmente denominadas Guardia Nacional). Las distintas áreas, cada una de ellas a cargo de alguna compañía rusa bajo el paraguas genérico de Roscosmos, también cuentan todas ellas con su perímetro de seguridad independiente (normalmente formado por una o dos vallas con alambre de espino y, si es un área en activo, un control de seguridad aparte con guardias). Pero, paradójicamente, una vez que accedes a determinadas áreas no activas puedes moverte libremente sin que nadie te diga nada. Y es que tras la caída de la URSS el control de determinadas aéreas menos importantes ha cambiado de manos varias veces, de empresas y organizaciones rusas a empresas y organizaciones kazajas y al revés, así que como resultado no está nada claro quién es el dueño de determinadas áreas y edificios.

sas
El edificio MZK de Baikonur (derecha) y el SDI (izquierda) (Eureka).

En ocasiones las propias empresas escurren el bulto para no hacer frente al desembolso de dinero que significaría restaurar y mantener estas instalaciones de la era soviética. Por supuesto, los traslados de lanzadores a las rampas o los preparativos de misiones Soyuz tripuladas cuentan con un despliegue de medidas de seguridad bastante apabullante. Sea como sea, si la seguridad del cosmódromo te pilla metiéndote donde no debes puedes acabar metido en un buen problema. Si encima accedes ilegalmente desde Kazajistán sin visado doble ruso-kazajo como parece que hacen los protagonistas de los vídeos no me quiero ni imaginar las consecuencias (por eso quiero creer que los vídeos han sido exagerados/editados para parecer más dramáticos… o bien han ‘untado’ generosamente a alguien para que haga la vista gorda). Ah, y por cierto, todas esos comentarios sobre el mérito que tienen los que graban estos vídeos por colarse en unas «instalaciones militares rusas» no tienen sentido. Primero, porque como ya hemos dicho, el edificio MZK no es propiedad exclusiva de Rusia y, segundo, porque Baikonur hace años que es un complejo civil bajo control de Roscosmos.

¿Por qué no se exponen en un museo?

Muy buena pregunta. Probablemente se trate de una simple cuestión de dinero. No cabe duda que mover estos dos transbordadores de la estepa kazaja debe salir por un buen pico y parece que no hay ningún inversor interesado en poner los millones de euros que costaría una operación de este tipo. Otra opción más barata sería restaurar y mover los dos transbordadores al Museo del Cosmódromo de Baikonur, situado a pocos cientos de metros, donde ya se encuentra expuesto al aire libre la lanzadera OK-ML1 (0.01 o OK-M). De hecho, el OK-ML1 también estuvo abandonado a la intemperie en el cosmódromo hasta 2007, cuando fue trasladado al museo y restaurado.

as
OK-ML1 en el Museo del Cosmódromo de Baikonur (Eureka).

¿Son las únicas naves abandonadas en Baikonur?

La lanzadera 2K es obviamente la pieza cuyo abandono resulta más sangrante. Tras la pérdida del Burán original (1K) es el único ejemplar de vuelo del programa que aún existe en un estado de construcción casi completo. Afortunadamente, la mayor parte de reliquias interesantes en Baikonur ya han sido puestas a buen recaudo. Sin embargo, además de los transbordadores 2K y 4M en el cosmódromo también hay un par de joyitas abandonadas. Destaca la maqueta a tamaño real del cohete Energía-M, una versión pequeña del lanzador gigante Energía. Con una capacidad en órbita baja de 35 toneladas, el Energía-M habría solucionado de un plumazo todas las necesidades de lanzadores pesados que tiene actualmente el programa espacial ruso. El prototipo, que también ha sido objeto de vandalismo y varias visitas de youtubers se encuentra en el edificio SDI, contiguo al MZK y que al igual que este está en estado de abandono.

asas
Maqueta del Energía-M en el edificio SDI de Baikonur (Ralph Mirebs).

Otras piezas abandonadas que merecerían estar en un museo son los enormes transportadores del cohete Energía, que fueron construidos originalmente en los años 60 para llevar el cohete lunar N1 del edificio de montaje MIK-112 a las rampas del Área 110 (hoy en día también abandonadas). Los dos transportadores se hallan en el exterior del edificio MIK-112 a la espera de tiempos mejores, aunque al menos la fuerte seguridad que rodea este edificio —que es uno de los dos donde se integran los cohetes Soyuz— ha evitado que sean objeto de robos o vandalismo.

sas
Uno de los dos transportadores del sistema Energía-Burán junto al edificio MIK-112 (Eureka).

¿Dónde están los transbordadores supervivientes del programa Burán?

Puesto que el Burán original fue destruido y la lanzadera 2K está abandonada en Baikonur, ¿se puede visitar algún ejemplar completo del programa Burán? La respuesta es afirmativa y son las siguientes:

Transbordador BTS-002 (OK-GLI o 0.02): fue el equivalente soviético del Enterprise de la NASA, pero a diferencia de su homólogo norteamericano no despegaba a lomos de un Boeing 747, sino que empleaba sus propios motores para alzar el vuelo y luego simular el aterrizaje a velocidades subsónicas como si volviese de una misión espacial. Realizó 24 vuelos entre el 29 de diciembre de 1984 y el 6 de diciembre de 1990 y debía haber sido usado por las tripulaciones del Burán para entrenamiento. Está expuesto en el Technic Museum Speyer de Alemania y es probablemente el ejemplar del programa Burán más visitado. También es el único que ha sido restaurado fielmente y al que no se le ha puesto el nombre ‘Burán’ en el exterior.

800px-OK-GLI_Technik_Museum_Speyer_2008_12
OK-GLI en el Museo Speyer (Wikipedia).

Transbordador Burán en el parque VDNKh de Moscú: durante muchos años este transbordador estuvo expuesto en el parque Gorki al lado de la orilla del río Moscova, pero recientemente fue trasladado al VDNKh (donde, por cierto, también hay expuesto un cohete Vostok). Esta unidad es en realidad un pastiche de varios ejemplares: el fuselaje y el estabilizador vertical son del modelo 0.11 (que nunca fue un vehículo completo), mientras que el ala izquierda viene del modelo 0.05 (5M). El ala derecha procede sin embargo del ejemplar de vuelo 2.02 (4K), que no llegó a ser finalizado. El resto de elementos fueron tomados de los ejemplares 0.05, 0.15 y 2.02. Huelga decir que el interior no ha sido restaurado con mucho esmero (en su momento llegó a instalarse un cine y un restaurante, aunque al menos no al mismo tiempo). En el exterior del fuselaje pone ‘Burán’, como no podría ser de otra forma.

sasa
El Burán del Parque Gorki, que actualmente está en el VDNKh (Eureka).
sas
El Burán del parque VDNKh en la actualidad (vdnh.ru).

Transbordador OK-ML1 (OK-M o 0.01): como ya hemos comentado, está expuesto en el Museo del Cosmódromo de Baikonur (no confundir con el Museo de Baikonur, también de temática espacial y que se encuentra en la ciudad homónima a unos kilómetros, no en el centro espacial). La restauración ha sido muy desigual: la cabina no guarda ninguna relación con la configuración inicial y en la bodega de carga se ha puesto un pequeño museo de objetos espaciales relacionados con el programa Burán, pero al menos se puede visitar el interior y subir hasta la cubierta de vuelo superior. Obviamente, en el exterior se ha pintado ‘Burán’ de forma muy visible.

asas
Otra vista del OK-ML1 (Eureka).

Transbordador 3K (2.01): el único ejemplar de vuelo existente aparte de la 2K, aunque solo se construyó la mitad del vehículo aproximadamente. Está expuesto en el aeropuerto de Zhukovsky en las afueras de Moscú, pero lamentablemente fue objeto de una restauración realmente chapucera que dañó parte del exterior. Tras finalizar el festival MAKS 2011 este transbordador está apelotonado junto con otros aviones en el aeropuerto en unas condiciones nada buenas. Al menos no le pintaron ‘Burán’.

asas
La lanzadera 3K tras la restauración en el aeropuerto de Zhukovsky (testpilots.ru).
sas
Encuentra el Burán en Zhukovsky (Google Maps).

Transbordador OK-KS (3M o 0.03): modelo incompleto del Burán destinado a ensayar los sistemas eléctricos. Hasta este año este ejemplar se encontraba en la sede de la empresa RKK Energía en Moscú (primero estuvo dentro de las instalaciones de la empresa, pero luego se movió desmontado al exterior, donde se estaba deteriorando). Recientemente ha sido trasladado a la escuela Sirius de la ciudad de Sochi, donde podrá ser admirado por el público. Me temo que le pintarán un rótulo con la palabra ‘Burán’ por fuera.

ok-ks
La OK-KS en el interior de RKK Energía en los años 80 (RKK Energía).
Traslado de la OK-KS de Moscú a Sochi en junio de 2017 (Roscosmos).
Traslado de la OK-KS de Moscú a Sochi en junio de 2017 (Roscosmos).

A estas unidades debemos añadir el surrealista ‘Burán de madera’ del aeropuerto de Zhukovsky, construido para pruebas en túneles de viento del instituto TsAGI. Así que ya sabes, si quieres ver un ejemplar de programa Burán no hace falta que te vayas a la estepa kazaja a esquivar fuerzas de seguridad mientras arriesgas tu vida trepando por edificios en ruinas.

El Burán de madera de Zhukovsky ().
El Burán de madera de Zhukovsky (Aleksandr Markin).


51 Comentarios

  1. Y que puedo agregar…. Da tristeza…
    Pero por lo menos, hicieron un muy buen video de la aventura y lo que hay dentro.
    Yo estoy muy muy lejos y no creo algun dia poder visitar Baikonur (ni se como se puede llegar ni los costes).

    De todas maneras, como siempre, muchas gracias por esta entrada Daniel.

    Saludos.

    Gustavo F. Paredes

  2. Si mi cirílico no falla, prácticamente cada instrumento y palanca de la cabina en el video esta etiquetado con «Massa» y luego un número y luego «kg». ¿Estaba etiqutado el peso (masa) de cada componente de la cabina? ¿Eso por qué sería?

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 11 julio, 2017
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Burán • Historias de la Cosmonáutica • Rusia