Detectando extraterrestres que ya hayan descubierto la Tierra

La mayoría de planetas extrasolares conocidos han sido descubiertos por el método del tránsito, principalmente gracias al telescopio espacial Kepler de la NASA. Por lo tanto, no es inconcebible que alguna civilización extraterrestre ya haya detectado a la Tierra usando el mismo método. La búsqueda de inteligencias extraterrestres (SETI) no ha dado resultado hasta la fecha, pero la Galaxia es muy grande, así que tampoco es un resultado tan sorprendente. Sin embargo, quizás es que estamos buscando en el lugar equivocado.

La zona del cielo en el que la Tierra se ve como un planeta que transita (Axel Quetz (MPIA) / Axel Mellinger, Central Michigan University).
La zona del cielo en el que la Tierra se ve como un planeta que transita (Axel Quetz (MPIA) / Axel Mellinger, Central Michigan University).

Si alguna civilización tecnológica ya ha detectado la Tierra por el método del tránsito puede que se quieran comunicar con nosotros mandando señales de radio. Si es así, una forma de aumentar las posibilidades de éxito del SETI es buscar señales procedentes de la zona del cielo donde es posible detectar nuestro planeta gracias a esta técnica.

Y es que la Tierra solo es susceptible de ser descubierta por el método del tránsito siempre y cuando pase en frente del Sol vista desde otra estrella. Eso significa que deberíamos reducir el espacio de búsqueda a la eclíptica, que no es otra cosa que la proyección en la bóveda celeste de la órbita terrestre. Esta idea —que no es nueva— ha sido analizada en profundidad por los astrónomos René Heller y Ralph Pudritz en un reciente artículo. Según los cálculos de los dos investigadores, en la zona de la eclíptica se pueden encontrar unas cien mil estrellas de tipo solar capaces de albergar planetas terrestres y que estén a menos de mil pársecs de distancia (3260 años luz).

Para llegar a esta conclusión, Heller y Pudritz determinaron el ancho de la franja de la eclíptica de tal forma que un hipotético astrónomo alienígena pudiera ver un tránsito profundo de nuestro planeta, es decir, en el que la Tierra pase a menos de la mitad de un radio solar medido desde el centro del disco solar. De esta forma, el área del cielo que debemos estudiar se reduce a dos milésimas de la bóveda celeste, por lo que no es inconcebible que demos con una civilización tecnológica durante el transcurso de una vida humana. La limitación de la distancia a mil pársecs se ha introducido para garantizar que una civilización avanzada sea capaz no solo de descubrir la presencia de la Tierra, sino de analizar la atmósfera de nuestro planeta mediante espectrografía y determinar la existencia de vida gracias a los biomarcadores (ozono, oxígeno, metano, agua, etc.).

Actualmente, y según los datos del satélite Hipparcos de la ESA, existen solamente 82 estrellas de tipo solar en esta región (la más cercana de ellas es la Estrella de Van Maanen, localizada a tan solo 13 años luz, pero lamentablemente es una vieja enana blanca). Aunque por ahora desconocemos si alguna de ellas tiene planetas como la Tierra, serían candidatas idóneas para la primera fase de una búsqueda SETI. Ahora bien, teniendo en cuenta la densidad de estrellas de nuestro vecindario galáctico se puede extrapolar la cifra de estrellas candidatas que realmente existen en esta región y que aún no han sido detectadas, que es precisamente lo que han hecho Heller y Pudritz.

Los dos astrónomos han propuesto que en el telescopio Kepler busque planetas en esta zona durante su misión K2. A pesar de que el telescopio ya no sea capaz de descubrir planetas de tipo terrestre, de esta forma podremos descartar algunos sistemas por la presencia de jupíteres calientes y conocer mejor las frecuencias de los distintos tipos de planetas alrededor de estrellas de tipo solar situadas cerca de la Tierra. Más adelante los telescopios espaciales TESS y PLATO podrán sumarse a la búsqueda, pero usando los datos de posición estelar del satélite Gaia en vez del Hipparcos. PLATO será capaz de detectar el tránsito de planetas cuyos hipotéticos habitantes pueden ver el tránsito de la Tierra. ¿No es impresionante?

En la Vía Láctea hay miles estrellas que potencialmente podrían tener civilizaciones inteligentes que ya nos han detectado y que en estos momentos están intentando ponerse en contacto con nosotros. Ahora toca escuchar con atención.

Referencias:

  • http://www.mpg.de/10341214/extraterrestrial-intelligence-earth-solar-transit-zone
  • http://www.nature.com/news/et-search-look-for-the-aliens-looking-for-earth-1.19439


83 Comentarios

  1. «Una noche, como de costumbre, observaba el cielo con mi telescopio. Noté que desde una galaxia a cien millones de años luz de distancia sobresalía un cartel. Decía: TE HE VISTO. Hice rápidamente el cálculo: la luz de la galaxia había empleado cien millones de años para alcanzarme, y como desde allá arriba veían lo que sucedía aquí con cien millones de años de retraso, el momento en que me habían visto debía remontarse a doscientos millones de años. Aun antes de verificar en mi agenda para saber qué había hecho aquel día, me asaltó un presentimiento terrible: justo doscientos millones de años antes, ni un día más ni un día menos, me había sucedido algo que siempre había tratado de ocultar.»
    Italo Calvino, ‘Las Cosmicómicas’.

  2. O tal vez hayan llegado ondas de radio de otras civilizaciones, por ejemplo en la prehistoria o en la antigua Grecia y lógicamente no las recibieron. También podríamos recibir ondas de radio de una civilización ya extinta o que ha evolucionado y no las utiliza, las ondas de radio se toman su tiempo para viajar y las distancias son muy grandes. Creo que una comunicación por radio entre civilizaciones en el universo es imposible. Simplemente por el factor tiempo y espacio. Dentro de 100 años ¿usaremos ondas de radio para comunicarnos? ¿Estaremos escuchando por si hay una respuesta?, hoy ya se hacen comunicaciones por LASER y se habla de la interacción cuántica, para poder crear instrumentos de comunicación.

  3. Interesante tema, es importante haserse la pregunta, si en otros planetas habitados por una civilizacion en la que no tubieron tanta suerte como nosotros quisa en esas civilizaciones que si estan alli pero que nunca tubieron uno un Nicola Tesla, un Albert Aistain, o en la que nunca se dieron los grandes inventos que dio paso a la tecnolgia que hoy tenemos.
    O simplemente un planeta donde no hubo la caida de un meteorito que obligo a las especies a evolucionar, es decir talves haya planetas solo con grandes dinosaurios.

    Saludos.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 2 marzo, 2016
Categoría(s): ✓ Astronomía • Exoplanetas