Un nuevo capítulo en la competición entre SpaceX y Blue Origin

Tras el reciente intento -casi exitoso- de recuperación de la primera etapa del Falcon 9, la empresa SpaceX sigue adelante con sus planes. El pasado día 15 de enero los chicos de Elon Musk volvieron a encender los motores de la única etapa que, hasta la fecha, ha logrado regresar intacta a la Tierra. Esta etapa fue lanzada el 22 de diciembre de 2015 desde la rampa SLC-40 de Cabo Cañaveral en la misión Orbcomm 2 (OG 2) y pocos minutos después se posó suavemente a nueve kilómetros de la rampa en la zona de aterrizaje LZ1. La etapa regresó en buen estado y posteriormente fue trasladada al hangar que posee SpaceX cerca de la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy, usada anteriormente para lanzamientos del transbordador espacial.

La primer (SpaceX).
La primera etapa del Falcon 9 recuperada en el hangar de la rampa 39A (SpaceX).

Curiosamente, la empresa realizó el encendido de la etapa en la rampa SLC-40, no en la 39A como estaba previsto, lo que habría supuesto la primera prueba de esta rampa bajo el arrendamiento de SpaceX. Los detalles de la prueba son, para variar, secretos, pero suponen un paso fundamental para los planes de la compañía a la hora de reutilizar las primeras etapas de sus vectores. Lo que sí sabemos es que el tiempo de ignición duró unos dos segundos y se detectaron ligeras fluctuaciones de empuje en uno de los motores Merlin exteriores (una mala señal).

La primera etapa entrando al hangar de SpaceX en la rampa 39A (SpaceX).
La primera etapa entrando al hangar de SpaceX en la rampa 39A (SpaceX).
La etapa recuperada en la rampa SLC-40 (SpaceX).
La etapa recuperada en la rampa SLC-40 (SpaceX).

SpaceX ha decidido no volver a usar esta etapa para someterla a más pruebas y, con el tiempo, ponerla en el museo. Quienes sí han reutilizado su cohete después de recuperarlo han sido los chicos de Blue Origin. Y es que el 22 de enero la compañía de Jeff Bezos realizó la tercera prueba de su lanzador suborbital New Shepard desde la base de Van Horn, Texas.

El cohete volvió a lanzar el prototipo de cápsula para turistas hasta una altura de 101,7 kilómetros. Es el mismo vehículo que la empresa lanzó el 23 de noviembre a una altura de 100,5 kilómetros, así que en ambos casos Blue Origin ha realizado técnicamente un vuelo espacial al superar la frontera de von Karman de los cien kilómetros de altura. Con esta prueba Blue Origin se adelanta una vez más a SpaceX y ha logrado convertirse en el primer operador que reutiliza un vehículo espacial de aterrizaje vertical después de llevar a cabo una misión espacial.

Segundo vuelo espacial de New Shepard (Blue Origin).
Segundo aterrizaje vertical del New Shepard (Blue Origin).

Ni que decir tiene, la divertida rivalidad entre SpaceX y Blue Origin y sus dueños multimillonarios ha dado una nueva vuelta de tuerca. Aunque es cierto que el New Shepard de Bezos es mucho más pequeño que la primera etapa de un Falcon 9 de SpaceX, no olvidemos que, a pesar de lo que se puede leer en muchos medios, ambos vehículos son suborbitales (el Falcon 9 es un vector orbital, pero la primera etapa en solitario no lo es). Blue Origin planea además desarrollar un lanzador orbital reutilizable a partir del New Shepard, un lanzador que no olvidemos usa un motor criogénico BE-3, más complejo de usar que un motor de queroseno y oxígeno líquido (kerolox) como los de SpaceX. En definitiva, no se puede rechazar de forma condescendiente los avances de Blue Origin como muchos medios están haciendo. Eso sí, recordemos que a día de hoy el principal rival de Blue Origin no es SpaceX, sino Virgin Galactic. Y es que la compañía de Bezos está a punto de convertirse en la primera que pone a punto un servicio de turismo suborbital, que es el objetivo del New Shepard.

Vídeo de la misión:

Eso sí, a diferencia de Blue Origin, SpaceX mantiene muchos frentes abiertos. Esta misma semana hemos podido ver imágenes de una de las pruebas del sistema de aterrizaje de la futura cápsula tripulada Dragon 2. La secuencia corresponde a una prueba realizada el 24 de noviembre en la base de SpaceX en McGregor, Texas. Estas pruebas sirven para validar que el sistema de propulsión de combustible líquido formado por ocho cohetes SuperDraco es capaz de controlar la cápsula en vuelo al regreso de la órbita.

asas
Prueba del sistema de descenso mediante SuperDracos (SpaceX).

A pesar de que SpaceX ya efectuó el 6 de mayo una prueba de escape durante el lanzamiento con los mismos propulsores, estas pruebas sirven para verificar la idoneidad de los SuperDraco a la hora de efectuar un descenso y aterrizaje controlados. Recordemos que SpaceX quiere usar este sistema en el futuro, aunque durante las primeras misiones tripuladas a la ISS la NASA ha obligado a la empresa de Musk a que emplee paracaídas convencionales. Ni que decir tiene, aterrizar literalmente envuelto en llamas y sustancias hipergólicas tiene que ser bastante emocionante, por decir algo.

Vídeo de la prueba del sistema de aterrizaje de la Dragon 2:

 



86 Comentarios

  1. En el Blue Origin es la primera vez en años que veo una verdadera innovacion en diseño. Ese cohete cuya primera etapa se invierte aerodinámicamente para caer vertical así como queda luego de la separación, me parece una verdadera buena nueva idea. Nada de inversiones o freno de pluma ni cosas raras, Así como está cae solo por gravedad, le salen frenos aerodinámicos y aletas arriba que ahora es la parte de atrás y las de abajo ahora son canard articuladas que le dirigen al punto de aterrizaje guiado por gps. Una pasada de sencillez. Y como en todo, los diseños sencillos son los que mejor funcionan.

  2. Buenas a todos. Gracias Daniel por este apasionante blog, vaya currada! Desde que lo descubrí hace unas semanas se ha convertido en mi libro de mesita.
    Con un año y pico de retraso quisiera dar mi humilde opinión sobre el hilo general de esta entrada. Lo primero, el trabajo de los chicos de musk me parece una pasada, con los acostumbrados retrasos van cumpliendo unos proyectos que cuanto menos han impulsado brutalmente una carrera espacial que estaba bastante anquilosada..en vaivenes sin concreciones certeras.
    Que solo le interesa la pasta?, evidente, que como empresa privada que se mete en un mundo tan difícil como es la aeroespacial, necesite asegurarse unos logros de un modo ordenado y rentable, empezando desde abajo, f1, acaso alguien pretende que empezasen por el soñado ITS? solo se llegará a marte en iniciativa privada, si al ir dando pasos, los ingenieros siguen cobrando sus nóminas y aun queda algo de dinero para seguir creando.., tan importantes me parecen los logros técnicos expace x, como la inteligencia que ha mostrado musk desde la fundación de empate x, para hacer de esta una empresa rentable y con futuro, sin lo cual, insisto, jamás se irá a marte ni a ningún lado.. cierto, que muchas veces más parezca que nos quiera impresionar con presentaciones espectaculares.., pero me temo que sin estos artificios, no habría lucha..
    Como en el ajedrez, para ganar el rey, no puedes muchas veces ir sin más a por el, sino que debes primero controlar el espacio, contar con los tiempos, para al final capturar un insignificante peón, bloquear la acción de un alfil para poco a poco, ganar la partida…
    Y en todo lo que tiene que ver con musk y space x, me parece admirable como va jugando tan difícil partida, además, claro, de como se lo van montando en lo tecnológico. Sinceramente, no se me ocurre ningún otro potencial humano y empresarial que de tanta esperanza a lo por venir.
    Quizás este año veamos despegar FH, dragón v2, .., servirá esto para que alguno le de un poco más de crédito? Les deseo toda la suerte del mundo

  3. Desde mi punto de vista Jimmy Murdok no has prestado ni la mas mínima atención al diseño del Falcon Heavy
    Pues si analizas bien su diseño modular te darás cuenta de que su precio de lanzamiento no se basa en que solo ese cohete mantenga todas las instalaciones de construcción del cohete
    el Falcon Heavy solo es un Falcon 9 con 2 primeras etapas adicionales como propulsores laterales
    Asi que aun si el Falcon Heavy solo vuela 2 veces al año (este año volara una vez) las mismas instalaciones de construcción tambien producen los 25 cohetes Falcon 9 que Space X tiene programados para lanzar este año y con los bajos precios a los que los vende ese mercado no va dejar de crecer

    eso hace que los digamos 1 000 a 2 000 millones de dólares que gasta anualmente esa empresa en su linea de ensamblaje se distribuya en unas 28 primeras etapas y 26 segundas etapas ( mas pequeñas)

    y si divides 1 700 000 000 (por poner un promedio de cifras) entre 26 lanzamientos sale como unos 65 millones por lanzamiento siendo 62 millones el de un Falcon 9 sale nomas realista la cifra de 90 a 100 millones en un Falcon Heavy que ademas sera reutilizable osea que no tendran que comprar material para piezas nuevas tan seguido

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 24 enero, 2016
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Cohetes • Comercial • SpaceX