Ya tenemos una estrella llamada Cervantes

Por Daniel Marín, el 15 diciembre, 2015. Categoría(s): Astronomía • Exoplanetas ✎ 46

Entre todos lo hemos conseguido. Ya tenemos en el cielo una estrella con el nombre de Cervantes y cuatro planetas extrasolares llamados Quijote, Sancho, Dulcinea y Rocinante. La Unión Astronómica Internacional (UAI) ha anunciado hoy los resultados del concurso público Name ExoWorlds y son apabullantes. La estrella Mu Arae será conocida a partir de ahora con el nombre de Cervantes tras recibir nada más y nada menos que 38.503 votos del público, muy por delante de la segunda propuesta (‘Lusitania’). De hecho, Cervantes ha sido con diferencia la propuesta más votada de entre todas las sugeridas para las estrellas que participaban en la iniciativa.

YAESTAMOSENELCIELO
La estrella Cervantes (aka Mu Arae) y sus cuatro planetas (estrellacervantes.es).

Sin duda, ya podemos gritar a los cuatro vientos que la iniciativa #YoEstrellaCervantes concebida por el Planetario de Pamplona, con el genial Javier Armentia a la cabeza, y la Sociedad Española de Astronomía ha superado todas las previsiones y ha sido un éxito rotundo. Al mismo tiempo, también debemos celebrar que el planeta Edasich b (iota Draconis b), el primer exoplaneta descubierto alrededor de una estrella gigante, se llamará Hipatia. ¿Y qué tiene que ver esto con el éxito de Cervantes? Pues que este nombre ha sido sugerido por la asociación de estudiantes de Física homónima de la Universidad Complutense de Madrid.

Infographic displaying a breakdown of the winning names and brief descriptions of the chosen names. As announced on 15 December 2015, names for 31 exoplanets and 14 host stars, voted for by the public, were accepted and are to be officially sanctioned by the IAU. The winning names are to be used freely in parallel with the existing scientific nomenclature, with due credit to the clubs or organisations that proposed them.
Los planetas y estrellas ganadores de la iniciativa Name ExoWorlds (UAI).
sas
La propuesta Cervantes fue la más votada con diferencia (estrellacervantes.es).

El concurso Name ExoWorlds es una iniciativa de la UAI para atraer el interés del público hacia la astronomía y, de paso, lavar un poco la cara de esta organización después de las polémicas de los últimos años relacionadas con la retirada de Plutón de la categoría de planeta y las peleas con ciertas organizaciones -como Uwingu– sobre el derecho a bautizar determinados astros y características del paisaje de los planetas del sistema solar (no olvidemos el caso de los nombres elegidos por los equipos de misiones espaciales como Curiosity o New Horizons de la NASA). En el marco de esta iniciativa, la UAI decidió llevar a cabo un concurso público para poner nombre a 14 estrellas y 31 exoplanetas seleccionados previamente. Como es lógico en un concurso de esta naturaleza, algunos de los nombres elegidos son infumables, pero otros están muy bien. De entre todos los ganadores yo destacaría los siguientes:

  • 51 Pegasi b: por si alguien no lo sabe, recordar que se trata del primer planeta extrasolar descubierto alrededor de una estrella de la secuencia principal. Pues bien, a partir de ahora la estrella será conocida como Helvetios y el planeta como Dimidium, respectivamente. Obviamente, el primer nombre proviene de la tribu de los helvéticos que habitaban Suiza en tiempos romanos, mientras que el segundo significa ‘mitad’ en latín y hace referencia a que la masa de 51 Pegasi b es la mitad de la de Júpiter. Personalmente me parecen unos nombres horrorosos para unos astros de tanta importancia histórica, pero supongo que a todo se termina acostumbrando uno.
  • Fomalhaut b: la estrella se sigue llamando Fomalhaut (alfa Piscis Austrini), que para eso es una de las estrellas más famosas del cielo, pero el planeta Fomalhaut b será conocido como Dagón, una de las deidades semitas más importantes de la antigüedad. Nada que objetar. Me parece un buen nombre. Recordemos que Fomalhaut b, perdón, Dagón, es un planeta joven en proceso de formación que saltó a los medios al ser de los primeros exoplanetas que pudimos ver directamente.
  • 55 Cancri: esta estrella es conocida por tener a su alrededor uno de los primeros sistemas planetarios múltiples descubiertos. Pues bien, la estrella se llamará ahora Copérnico, mientras que los cinco planetas serán Galileo, Brahe, Lippershey, Janssen y Harriot, en honor de famosos astrónomos y fabricantes de telescopios. Los nombres no están mal, pero me sobran Lippershey y Janssen. El caso es que se trata de una propuesta holandesa, lo que explica la inclusión de estos dos personajes relativamente anodinos de nacionalidad neerlandesa.
  • PSR 1257+12: esta mezcla aparentemente aleatoria de números y letras es en realidad el primer sistema exoplanetario descubierto, ahí es nada. Lo que pasa es que en vez de una estrella ‘como dios manda’ se trata de un púlsar, o sea, una estrella de neutrones. Ahora PSR 1257+12 será Lich, mientras que sus tres planetas han sido bautizados como Draugr, Poltergeist y Phobetor. Todos ellos son nombres muy tétricos, no cabe duda, pero alegrémonos, porque ya seremos capaces de recordar el nombre de este sistema sin tener que consultar la Wikipedia.
  • Épsilon Eridani: es una de las estrellas más cercanas al Sol y por eso ha sido protagonista de innumerables relatos de ciencia ficción. Ahora este astro se llamará Ran y su planeta Ægir en honor de sendas deidades de la mitología vikinga. Un punto negativo para la UAI por atreverse a jugar con el nombre de una de las estrellas más emblemáticas del cielo. ¿Ran? ¿En serio?Hombre, por favor. Lo de Ægir pase, pero lo siento, para mí Épsilon Eridani será siempre Épsilon Eridani. Y punto.
  • 47 Ursae Majoris: otro de los primeros sistemas múltiples descubiertos. A partir de hoy la estrella será Chalawan y sus dos planetas serán Taphao Thong y Taphao Kaew, en honor de figuras de la mitología tailandesa. Pues, pffff, ni fu ni fa. Creo que casi es más fácil acordarse de los nombres originales, la verdad.
  • Pólux b: un exoplaneta gigante cuya fama reside en que orbita una de las estrellas más conocidas del cielo. Bueno, pues su nombre será Thestias (¿cómo sería en español?). Me parece OK.
  • Ain b: otro exoplaneta popular por girar alrededor una estrella conocida, en este caso, el ‘ojo’ -literalmente- de Tauro. Desde hoy será conocido como Amateru, en honor de los templos de Amaterasu, la diosa japonesa del Sol. Bien, nada que objetar.

Pues eso, que a partir de esta noche ya podemos mirar al cielo y decir, “ey, ahí está la estrella Cervantes y a su alrededor giran los planetas Quijote, Rocinante, Sancho y Dulcinea”. No me negarán que no es algo bonito.

 



46 Comentarios

  1. Hola Dani…
    Pues nada, FELICIDADES a Javier Armentia, a ti y a todos los que hemos participado en esta votacion.
    ¿Dónde están los emoticonos de aplausos de whatsupp?.

  2. Biennnnñnnn por fin una estrella de habla hispana jajaja.
    Fuera de bromas, es un honor para todos los hispanoparlantes contar con una estrella con el nombre de un autor semejante

  3. Los nombres de las estrellas de nuestro vecindario no deberían cambiarse. Otra cosa son las estrellas del quinto pino que no las conoce nadie, pero epsilon eridani ya era popularmente conocida como tal y así ya estaba bien

  4. Jo… Lo de llamar “Ran” a EPSILON ERIDANI y AEGIR a su planeta suena todavía peor que lo decir “Me voy de misión de exploración a ROCINANTE”.
    Hay nombres que ya están asumidos (Epsilon Eridani, Alfa Centauro, etc. ) y no veo motivo para ponerles unos nuevos. No sé si cuajarán…
    Además, qué leches, hay que tener más imaginación a la hora de bautizar planetas. Yo mismo he bautizado como MEDEA (mitología clásica) al planeta en el que viven sus aventuras los protas de mi novela “Los senderos ocultos de los dioses” y en la misma aparecen Teseo, Orfeo, Laertes, Castor y Heracles.
    Y dejando en paz a los clásicos, he bautizado a otro mundo con el bonito nombre de NERGAL, el dios sumerio-babilonio del inframundo y señor de los muertos (“En el gélido río del tiempo”) y ahora estoy hilvanando la trama de lo qué habría pasado en NEYDOR, un mundo circunbinario hogar de una próspera civilización tecnológica.
    Creo que son más bonitos que Chalawan, Taphao Thong y Taphao Kaew. No les veo futuro.

  5. ¡¡¡VALE!!!

    PD: Por refrescar la memoria a los que no hayan caído, no es falta de entusiasmo por la noticia (todo lo contrario), es que ésa es la última palabra de la segunda parte de El Quijote.

  6. Como siempre… gracias por tus actuales, informativos y divertidos escritos. Me parece que estás siendo muy duro con el alemán Hans Lippershey (¿holandés por adopción?); si bien nunca pudo obtener una patente para su diseño de lentes para telescopio, no se puede dejar de admitir que sin sus invenciones y métodos, la revolución iniciada por Galileo hubiera llegado quizá con tiempo de atraso.

    1. Hans Lippershey vivió en Holanda, aunque nació en Alemania (bueno, el Sacro Imperio). Lo decía medio en broma, pero por muy destacable que sea su figura evidentemente no está a la altura de Copérnico o Galileo, creo yo, y su inclusión se debe exclusivamente a que la propuesta viene de Holanda.

  7. puaj cuanto euro centrismo y falta de imaginación cervantes me párese un nombre horrible para una estrella y menos los de los planetas yo me imaginaba un nombre mas épico relacionado con la mitología egipcia ,babilonia o indu 🙁

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 15 diciembre, 2015
Categoría(s): Astronomía • Exoplanetas