Recordando al ‘gusano’ de la NASA

Por Daniel Marín, el 15 septiembre, 2015. Categoría(s): Astronáutica • NASA • Shuttle ✎ 41

No es un tema del que se suela hablar mucho, pero entre 1975 y 1992 la NASA usó un emblema completamente distinto al que se usa hoy en día (y que también es el logo original de la agencia). Para meternos en materia, y como una imagen vale más que mil palabras, este que ves a continuación es el emblema tradicional de la NASA que todos conocemos:

nasaLogo-570x450

Y este otro es el que estuvo vigente en los años ochenta:

NASA_Worm_logo.svg

Si por un casual no te acuerdas de este último logotipo, enhorabuena, porque eres joven o muy joven. El anguloso y minimalista diseño de este emblema le hizo ganarse el apelativo de ‘el gusano’ (the worm) dentro de la agencia espacial. Por diversos motivos que nunca han estado del todo claros, la mayor parte de trabajadores de la NASA odiaban al gusano con todas sus fuerzas. Sin embargo, toda una generación -entre la que me incluyo- creció con el gusano como único emblema de la agencia espacial más conocida del mundo.

El emblema tradicional de la NASA se creó en 1959, cuando la por entonces NACA fue ascendida más allá de los cielos hasta convertirse en la NASA. El logo fue creado por James Modarelli, empleado del Centro de Investigación Lewis, a partir del sello de la NASA según la moda de la época. Para que nos entendamos, el sello oficial era un elemento formal y más bien decorativo, mientras que el nuevo logo debía convertirse en el símbolo de andar por casa de la agencia. Por entonces el asunto del marketing y el branding todavía estaban en pañales, pero ya imaginan por dónde iba la cosa.

Sello oficial de la NASA (NASA).
Sello oficial de la NASA (NASA).

De acuerdo con Modarelli, el círculo azul del nuevo logo representaba un planeta -supongo que la Tierra, pero no se especifica-, mientras que las estrellas son un símbolo del espacio -obvio- y alrededor del centro aparece un satélite trazando una órbita. El elemento más extraño es el símbolo de color rojo, que no es otra cosa que un diseño de ala hipersónica (se añadió para darle un toque de color al conjunto y para recordar de paso las raíces aeronáuticas de la NASA).

Este logotipo oficial se convirtió también en la marca de la agencia espacial y fue el emblema que emplearon todos los astronautas de las misiones Mercury, Gémini y Apolo. Como resultado, todo el planeta asoció el símbolo de la NASA con la agencia y, más genéricamente, con la exploración espacial. El éxito del logo de la NASA era la envidia de cualquier marca comercial. Pero, como es sabido, todas las marcas suelen reinventarse cada cierto tiempo -cosas del branding-, y la NASA no iba a ser menos. En 1974 el gobierno federal acometió un cambio de imagen de todas las agencias a nivel nacional y Richard Danne y Bruce Blackburn, dos diseñadores fundadores de la empresa Danne and Blackburn de Nueva York, respondieron a la llamada del gobierno creando un nuevo logo para la NASA más acorde con los tiempos -o el zeitgeist, que dirían los alemanes-.

La tripulación de la misión Apolo-Soyuz (ASTP) de 1975 parte a la rampa con el gusano en las escafandras (NASA).
La tripulación de la misión Apolo-Soyuz (ASTP) de 1975 parte a la rampa con el gusano en las escafandras. Fueron los primeros astronautas en usar el nuevo logotipo (NASA).

El nuevo logo era increíblemente sencillo. Frente a la riqueza de elementos del antiguo emblema, que había pasado a ser conocido como ‘la albóndiga’ (the meatball) de forma cariñosa, el logotipo de Danne y Blackburn era simplista a más no poder. Para ser justos, lo cierto es que el nuevo logo era mucho más fácil de identificar e imprimir a pequeñas escalas. Por contra, la albóndiga era difícil de reproducir -por entonces no había impresoras láser- y apenas era legible si se representaba en pequeño tamaño. Además, el gusano tenía un toque futurista -hoy sería retrofuturista- muy propio de la época, mientras que la albóndiga era considerada por muchos diseñadores como un símbolo un pelín viejuno y, por qué no decirlo, bastante hortera.

El Columbia aterriza tras su primera misión (STS-1) en 1981 con el gusano en el fuselaje (NASA).
El Columbia aterriza tras su primera misión (STS-1) en 1981 con el gusano en el fuselaje (NASA).
El gusano en el ala del Discovery (STS-26) (NASA).
El gusano en el ala del Discovery (STS-26) (NASA).
John Young y Bob Crippen (STS-1) con el gusano (NASA).
John Young y Bob Crippen (STS-1) con el gusano (NASA).
La tripulación de la STS-8 Challenger con el gusano (NASA).
La tripulación de la STS-8 Challenger con el gusano (NASA).

Y como solo puede haber un símbolo oficial, contra todo pronóstico el gusano se impuso a la albóndiga. A partir de 1975 toda la documentación de la NASA y los equipos físicos de la agencia aparecerían con el gusano por todos lados, principalmente en color negro, rojo y gris. La misión Apolo-Soyuz (ASTP) sería el primer vuelo tripulado de la agencia -y el único de una nave Apolo- en el que la tripulación tendría el símbolo del gusano orgullosamente estampado en el hombro derecho de su escafandra espacial. Todos los transbordadores espaciales partirían al espacio en su primer vuelo con el gusano claramente visible (en el caso del Columbia el logo solo aparecía en las puertas de la bodega de carga, mientras que en los demás orbitadores hacía también acto de presencia en el ala derecha), así como todo tipo de satélites y sondas espaciales, como por ejemplo el telescopio espacial Hubble.

El  gusano en el adaptador entre la sonda Galileo y la etapa IUS (NASA).
El gusano en el adaptador entre la sonda Galileo y la etapa IUS (NASA).

Pero el gusano nunca fue bien recibido por el personal de la agencia. Neil Armstrong llevaba la albóndiga en su traje cuando puso el pie en el Mar de la Tranquilidad. La albóndiga representaba lo mejor de lo que era capaz la NASA, mientras que el gusano era para muchos un símbolo anodino carente de alma. Los astronautas eran uno de los colectivos dentro de la agencia que más se opusieron al gusano y de hecho, tras unas pocas misiones las tripulaciones de los transbordadores recuperarían la querida albóndiga en sus trajes de vuelo, junto al gusano oficial, eso sí.

En la STS-7 Challenger Sally Ride recuperaba la albóndiga para los trajes de vuelo (NASA).
En la STS-7 Challenger Sally Ride recuperaba la albóndiga para los trajes de vuelo (NASA).

Entre aquellos que odiaban profundamente al gusano estaba Dan Goldin, que se convertiría en administrador de la NASA en 1992. Una de las primeras medidas de Goldin como nuevo administrador fue precisamente aniquilar al vil gusano -así lo llamaba él- y sustituirlo nuevamente por la albóndiga. A partir de ese momento se desató un proceso de ‘desgusanización’ sistemático mediante el cual la albóndiga se adueñaría nuevamente de los fuselajes de los transbordadores espaciales y todos los bienes de la NASA (con excepción del por entonces ya retirado transbordador Enterprise y otras piezas de museo). El gusano desapareció para no volver, aunque evidentemente no fue posible retirarlo del Hubble y otros satélites ya en órbita (para malestar infinito de Goldin).

El Enterprise (izquierda) con el gusano y el Discovery con la albóndiga. Dos filosofías de diseño frente a frente (NASA).
El Enterprise (izquierda) con el gusano y el Discovery con la albóndiga. Dos filosofías de diseño frente a frente (NASA).
La albóndiga se adueñó de los transbordadores a partir de 1992 (NASA).
La albóndiga se adueñó de los transbordadores a partir de 1992 (NASA).

¿Y por qué recordamos todo esto? Pues porque dos entusiastas del diseño, Jesse Reed y Hamish Smyth, han creado una iniciativa en Kickstarter para resucitar en formato físico el manual de empleo del logo del gusano de la NASA (el manual original puedes descargarlo aquí) que ha vuelto a poner este logotipo en el punto de mira. La iniciativa ha sido un enorme éxito y en el momento de escribir estas líneas ya sobrepasan los 700 000 dólares recaudados, lo que no está nada mal.

Sé que no soy objetivo, porque para mí el gusano es un símbolo que asocio directamente con mi niñez, pero nunca he entendido la animadversión hacia este logotipo. La albóndiga es ciertamente más bonita, pero el gusano era mucho más directo y apropiado para determinadas ocasiones. Precisamente el otro día me acordé del gusano al ver Atrapa la bandera (película de animación muy recomendable para espaciotrastornados de todas las edades, por cierto). En la realidad alternativa de esta película los dos símbolos conviven pacíficamente, así que me pregunto si sería posible resucitar al gusano, o al menos rehabilitarlo de cara a las nuevas generaciones. Al fin y al cabo, si la albóndiga representa a la época dorada del Apolo, el gusano es el símbolo de la no menos importante era del transbordador espacial.

El gusano sigue vivo en el telescopio espacial Hubble (NASA).
El gusano sigue vivo en el telescopio espacial Hubble (NASA).

1212

 



41 Comentarios

  1. ¡Je, je! La verdad es que el gusano parece un gusano, y especialmente cuando se imprime en pequeño tamaño o se ve desde determinados ángulos. En los brazos de los astronautas de la misión Apolo-Soyuz se nota muy bien.

    Yo supongo que los astronautas tenían fundados motivos para odiar al “vil gusano”. Y no por la ridiculez de que parezca en muchas ocasiones un gusano, o la simpleza de unas tristes letras estampadas, sino que también era un símbolo de la falta de ideas, voluntad y apoyo. Habían perdido la capacidad de viajar a la luna. Hoy ya no pueden ir a ninguna parte, aunque si las cosas salen bien, y ojalá que así sea, podrán acceder hasta a Marte. Y todo gracias al SLS-Orión-albóndiga, y no debido al “vil gusano”. Reconozcámoslo: la albóndiga tiene superpoderes.

  2. De leer esta entrada, Daniel Marin, ya se me antojaron unas albondigas :-).

    Yo creo que la albóndiga representa a la NASA cuando estaba en sus Tiempos de Gloria, o sea, cuando NASA logro poner un hombre en la Luna y podía hacer grandes cosas. Quizas el “gusano” represento una época como la del transbordador espacial en donde nos quedamos varados en la órbita baja terrestre en una nave que “no nos llevaba a ningún lado” mientras soñábamos con volver a la Luna, ir a Marte, y mas allá.

    Yo francamente prefiero la albongida, no obstante, si alguien me regala una pegadita(sticker) del gusano no la rechazaría. 😉

  3. Ahora el logo que importa es el de SpaceX. Que le tengo más confianza que salga su heavy a cualquier SLS-Orion. Elon “Iron Man” Musk eligió un lindo logo además (así como el gusano era bien ochentoso, este es bien año 2000)

  4. Veo que el tema “esta banderita o la otra” también causa quebraderos de cabeza al otro lado del charco. Para poner asientos eyectables en el transbordador no tenían pero para cambiar el logotipo sí que les daba, en fin…

  5. Vamos con el OT de hoy:

    ¿Puede alguien explicarme cuál es la p-manía que tienen en los logos de las agencias espaciales con las puntas de flecha (o boomerangs), alabeadas, combadas, o totalmente rígidas?

    http://www.wallpaperup.com/uploads/wallpapers/2014/04/10/329254/3266a865e27341bc696a188eeeadc8b2.jpg

    https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/thumb/b/be/CNSA.svg/1280px-CNSA.svg.png
    (Por cierto, se parece un huevo a la Federación de Star Trek)

    http://india-wris.nrsc.gov.in/wrpinfo/images/e/e3/Isro_logo.gif

    https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/thumb/8/85/Jaxa_logo.svg/1280px-Jaxa_logo.svg.png
    (los niponeses, como siempre, excesivos no, lo siguiente)

    El canadiense se queda entre chicha & lemonade:
    https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/thumb/6/6d/Csa-asc_logo.svg/1024px-Csa-asc_logo.svg.png

    El británico puntaflecha con tres, no con dos, con tres:
    https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/thumb/7/7e/UK_Space_Agency.svg/1040px-UK_Space_Agency.svg.png
    (por aquello de encajar con la Union Jack, I suppose)

    Y para el final los niños difíciles:
    La DLR, tan… cuadriculada,
    http://centroamerica.daad.de/imperia/md/images/informationszentren/icsanjose/dlr_logo.jpg

    El logo de la ESA es un refrito del CNES francés, que se supone es la estela de un cohete despegando en un globo terráqueo y parece el logo de una sartén antiadherente.

    Y mi favorito, sin coñas, el INTA (no confundir con su homónimo argentino, que no es de naves espciales sino de tractores):
    http://www.upo.es/ceicambio/sites/default/files/images/INTA.jpg

    Parece más de química (más que planetas parecen electrones de juja en un orbital apelotonado) y da así como una imagen… “soy el INTA y te voy a dar una hostia que vas a ir volando a Marte”. Colores sombríos, muy años 50 y tal.

    Ahora en serio, ¿esto de los boomerangs es una epidemia, o qué?

    1. No, no es una epidémia, es lo que ocurre cuando le dices a un publicista, las siguientes palabras clave: “Órbita, velocidad y ciencia”, te sorprendería lo limitado de las opciones que son comunes todo el undo…

      PD: I’m back
      PPD: Dani, ¿las camisetas qué? Ya no voy a poder ir al Centro espacial Kennedy con el Sputnik de Eureka…

      1. Se parece al del CNES pero para mí es más chulo… la única pega que le veo es que el acrónimo en Brasil suena un poco cacofónico xD (que no tiene nada que ver con el logo, cierto es)

    2. ¡El del INTA es horrible! ;P

      El de Canadá sería el mejor si no lo estropeara con las letras. El de росскосмос un poco soso, DLR coincido contigo…

      Tendríamos que hacer un emblema mundial, con los mejores elemento de las agencias de cada país. Y con sus mejores gentes, presupuestos…

  6. A mi también me gusta más el gusano por tener ese aire retrofuturista tan ochentero (y en mi caso no lo relaciono con mi infancia), pero me gustan mucho ambos diseños. Creo que deberían convivir ya que son lo suficientemente distintos para quedar bien en todas partes

  7. A mí me sigue pareciendo más moderno y elegante el gusano. Aunque parezca ‘ochentero’ -¡cuánto ententido en diseño por aquí!- la albóndiga es ‘sesentera’ a más no poder, por mucho restyling que le hagan. Pero coincido con quienes apuestan por la convivencia: la albóndiga para los trajes de astronauta y documentos de la agencia, y el gusano para sus cohetes, astronaves, aviones, drones, etc.

  8. Aaaahhhh! qué recuerdos, aquellas películas donde hasta en las gorras aparecía este logo. Era el símbolo de algo que se podía conseguir, algo que estaba al alcance de las manos: el espacio.

  9. Se te ha olvidado mencionar la relación de los masones con la creación del logo. Practicamente todos los astronautas de los 70-80-90 eran francmasones. Ponían su logo francmasonico en la correspondencia oficial de la NASA, tambien llevaban sus anillos de la logia al realizar los viajes, salen en las fotos.
    El logo tiene clara influencia masónica, si no lo ves o no lo sabes es que no has leido o visto lo suficiente. He visto en persona un museo espacial con trajes, correspondencia, parches con logos y hasta un vehículo lunar. Todo tiene simbología de los francmasones americanos.

  10. Desde luego vivimos en la era del marketing. Me parece muy curiosa la polémica entre “el gusano” y la “albóndiga” y sólo hay que darle la importancia que tiene,que no es poca,al fin y al cabo la NASA vive del dinero público y para transmitir a los americanos el entusiasmo por el espacio la imagen es muy importante y en ello los publicistas americanos son unos maestros.Larga vida y prosperidad a la NASA como decía aquel,que es lo importante.

  11. “… como único emblema de la agencia espacial más conocida del mundo”.

    En algún lugar leí que es la agencia gubernamental más conocida del mundo, lo cuál dice mucho de lo que representa la exploración espacial.

    1. Si.. Y de paso darle una mantenimiento como el que no quiere la cosa ya que para cambiarle el logo debe aparser dinero matamos dos pájaros de un tiro.jajsjajaja.

  12. Pues si te soy sincero, no me he fijado jamás en ese detalle, y mira que soy un espaciotratornado como el que más.

    Saludos al gusano y a la albóndiga, juntos pero no revueltos.

  13. En ámbitos ficticios, es interesante ver que el logo de la NASA de Interstellar introduce subrepticiamente el gusano sobre parte de la albóndiga… Y es lo que hace que sea visible.

    Al final de la película es más evidente, es el gusano en color blanco, dentro de un rectángulo también blanco sobre fondo azul.

  14. Pienso que los americanos usaron muy entusiastas el “gusano” hasta del 75 al 86, son 11 años llenos de esperanzas, sueños y visiones futuristas de la NASA, pensaron que el Space Shuttle era la nave multiuso maravillosa, que sería un escalón más camino a bases permanentes en órbita, luego la Luna y más adelante Marte, todo ese cúmulo de sueños se esfumó con el trágico accidente del Challenger en 1986, y eso también inconscientemente hizo que esos mismos entusiastas americanos quisieran tomar algo del pasado para sentirse más seguros, para que la exploración espacial vuelta a tener una luz, una inspiración, el logo clásico de la era Apollo era lo que tenían a mano y despidieron sin pena ni gloria al gusano. Personalmente doy mi voto por el retrofuturista “gusano”, el logo del “meatball” es algo elegante pero muy clásico, el “gusano” representaba el futuro. Esta discusión de logotipos es muy típica de los americanos, acostumbrados a devanarse los sesos en temas estéticos, fíjense que los soviéticos volaron por décadas sin logotipo y nunca se quejaron (o no podían). Y ahora el logotipo de Roscosmos parece un primo no reconocido del “meatball”.

  15. A mí el logo del gusano me gusta. Ya me gustaba hace tiempo, en los 90. Entonces no me perdía la serie “Doctor en Alaska” (“Northern Exposure”) en donde el personaje de Maurice Minnifield era un ex-astronauta de la NASA que llevaba siempre su visera con el logo del gusano; me encantaba esa visera.
    Mi hermano me trajo del Space Center Houston una visera con el logo tradicional, el de la albóndiga. Me llevé una pequeña decepción porque a mí el logo que me gustaba era el del gusano, pero después de casi 20 años aún la conservo y sigo poniéndome esa visera.
    Y como siempre, mil gracias Daniel por tu trabajo y siento que al final no pasaras por NAUKAS’15; me habría gustado verte y oírte una vez más.

  16. El gusano es de mi época, pero lo relaciono con la parte chata de los vuelos espaciales tripulados (fin de la era apolo, el bache de seis años sin vuelos hasta la el transbordador…) aparte la albóndiga tiene esa mística de las glorias pasadas. Por otro lado los astronautas que del grupo de 1978 en adelante habrán soñado desde niños con serlo, crecieron con la albóndiga y cuando por fin llegaron a su máximo anhelo debieron llevar el gusano en sus uniformes, debió haber sido un poco frustrante, verdad ?. Por eso es lógico que entre el personal de la NASA los astronautas hayan sido los más resistentes. Celebré cuando Goldin impuso el regreso de la albóndiga !! DE todos modos debo reconocer que el logo que fusiona ambos conceptos está genial !!!

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 15 septiembre, 2015
Categoría(s): Astronáutica • NASA • Shuttle