El primer vuelo de la nave Orión de la NASA (EFT-1)

Hoy ha sido un día histórico para la NASA. La agencia espacial norteamericana ha llevado a cabo con éxito la primera misión no tripulada de la cápsula Orión, denominada EFT-1 (Exploration Flight Test 1). Es la primera vez desde 1981 que la NASA prueba una nueva nave espacial tripulada y la primera vez desde 1975 que lanza una cápsula tradicional. El lanzamiento se produjo el 5 de diciembre a las 12:05 UTC desde la rampa LC-37B de la Base Aérea de Cabo Cañaveral, cuando un cohete Delta IV Heavy se elevó con la Orión EFT-1 a bordo. La cápsula amerizó en el océano Pacífico unas cuatro horas y media después, a las 16:29 UTC, frente a la costa oeste de los EEUU.

B4HTvJzIYAIz7Zn
Lanzamiento de la EFT-1 (NASA).

La misión tenía como objetivo probar los sistemas básicos de la cápsula, especialmente su escudo térmico. Tras efectuar unas dos órbitas la cápsula entró en la atmósfera a un 84% de la velocidad de escape, es decir, superior a la velocidad orbital normal. A pesar de lo que se ha podido leer en algunos medios, la EFT-1 no es una nave Orión completa. El vehículo de esta misión carecía de módulo de servicio y su torre de escape (LAS) no era totalmente operativa. La nave llevaba tan sólo el 55% de los sistemas necesarios para la primera misión tripulada de la Orión, la EM-2 (Exploration Mission 2), que debe llevarse a cabo en 2021. El vuelo EFT-1 es la única misión de la nave Orión que utilizará el lanzador Delta IV Heavy, ya que las siguientes misiones emplearán el futuro cohete gigante SLS.

Orion's_First_Crew_Module_Complete
Cápsula Orión EFT-1 (NASA).

La misión EM-1 despegará en 2018 con una nave Orión no tripulada que viajará hacia la Luna. La EM-2 partirá con dos astronautas también mediante el SLS en una misión aún por determinar, aunque el objetivo principal es dirigirse a las cercanías de la Luna para recuperar muestras de un asteroide previamente capturado por la sonda ARM (Asteroid Redirect Mission). La misión EM-2 está prevista para 2021, pero todo indica que el retorno de muestras del asteroide no se efectuará antes de 2024, así que será llevada a cabo por la misión EM-3 o EM-4. En estas misiones el módulo de servicio de la nave Orión será suministrado por la agencia espacial europea (ESA). La cápsula de la nave Orión usada en la misión EFT-1 será empleada para la segunda prueba de la torre de escape (LAS) en 2018.

B4HTnB6IAAEI_KM
Vista de la Tierra durante la reentrada de la Orión EFT-1 (NASA).

Orión EFT-1

La Orión EFT-1 es un prototipo de nave espacial tripulada de 8,6 toneladas construido por Lockheed-Martin para la NASA. Durante esta misión la cápsula estaba unida a un modelo no funcional del módulo de servicio y a la segunda etapa del Delta IV, denominada DCSS (Delta Cryogenic Second Stage). Para las maniobras orbitales de la Orión EFT-1 se usó el motor RL 10B-2 de la segunda etapa del cohete.

Captura de pantalla 2014-12-05 a las 20.58.44
Configuración de la Orión EFT-1 (NASA).

La Orión es la mayor cápsula jamás construida, con una altura de 3,3 metros y un diámetro de 5,01 metros (el CM del Apolo medía 3,9 metros). La nave está dividida en la cápsula o CM (Crew Module), el módulo de servicio o SM (Service Module), y el LAS (Launch Abort System). El conjunto de los tres elementos se conoce como MPCV (Multi-Purpose Crew Vehicle). La masa del LAS y el CM juntos es de 17 toneladas. El CM tiene una forma cónica similar a las cápsulas Apolo, con un ángulo de 32,5º. El escudo térmico está formado por 320 000 pequeñas celdas en una estructura de fibra de carbono que están rellanas de Avcoat, un material ablativo derivado de las misiones Apolo, capaz de soportar hasta 2800º C, suficiente para aguantar reentradas a velocidades de escape. El resto del cuerpo de la cápsula está recubierto por 970 losetas térmicas de cerámica de color negro similares a las usadas en el transbordador espacial. La maqueta del módulo de servicio está rodeada durante el lanzamiento por cuatro paneles desplegables para protegerlo de las fuerzas aerodinámicas.

Captura de pantalla 2014-12-05 a las 23.37.32
Partes de la Orión de serie (NASA).
Fuselaje presurizado del CM EFT-1 (NASA).
Fuselaje presurizado del CM EFT-1 (NASA).
14367147027_8ef88dee5b_k
Escudo térmico del CM de la EFT-1 (NASA).
Captura de pantalla 2014-12-05 a las 23.43.50
La maqueta del módulo de servicio usada en la misión EFT-1 (NASA).

La cápsula es capaz de llevar entre dos y cuatro astronautas, aunque en esta misión no llevaba asientos ni sistemas de soporte vital. La torre de escape o LAS (Launch Abort System) de la misión EFT-1 no era operativa. Aunque se separó usando sus propios motores carecía de la potencia necesaria para arrastrar la cápsula en caso de emergencia durante el lanzamiento. El LAS emplea tres motores de combustible sólido. El motor de separación tiene un empuje de 410 kg y se usa para separar el LAS a 91 kilómetros de altura. El motor de aborto -no activo en esta misión- tiene un empuje de 181 toneladas y una masa de 3464 kg, y actúa conjuntamente con el motor de maniobra de 3200 kg de empuje, cuya misión es evitar que la cápsula caiga cerca de la rampa en caso de un accidente antes o durante los primeros segundos del lanzamiento.

La nave Orión de serie tendrá una masa total de 21,25 toneladas, incluyendo el CM (8,9 toneladas) y el SM (12,34 toneladas). La cápsula tendrá un volumen presurizado de 19,56 metros cúbicos y un volumen habitable de 8,95 metros cúbicos. Podrá permanecer hasta 21 días en el espacio de forma autónoma y seis meses acoplada a una estación espacial.

34
Nave Orión de serie con el módulo de servicio de la ESA (ESA).

La nave Orión nació en 2004 bajo la denominación de CEV (Crew Exploration Vehicle). Posteriormente fue bautizada como Orión en el marco del Programa Constelación de la NASA para poner un hombre en la Luna antes de 2020. El diseño original incluía motores de metano (para hacerlo compatible con misiones a Marte), cuatro paracaídas principales y paneles solares circulares. La nave Orión debía haber sido lanzada mediante un cohete Ares I, pero la administración Obama canceló el Programa Constelación y la nave Orión en 2010. La cápsula resucitó en 2011 por presiones del Congreso Estadounidense con el nombre de MPCV (Multi-Purpose Crew Vehicle). En principio el MPCV debía ser una nave más modesta que la Orión CEV original, pero pronto recuperó las características y el nombre de su predecesora. La Orión MPCV será lanzada mediante los cohetes SLS de la NASA.

Diseño original del CEV Orión y el módulo lunar Altair del Programa Constelación (NASA).
Diseño original del CEV Orión y el módulo lunar Altair del Programa Constelación (NASA).
Captura de pantalla 2014-12-06 a las 11.19.14
Diseño de la Orión CEV del Programa Constelación (NASA).
Diferencias en el diseño del CEV original (2006) y el CEV de 2008 (NASA).
Diferencias en el diseño del CEV original (2006) y el CEV de 2008 (NASA).
Configuración de la cápsula Orión CEV, con airbags para un aterrizaje en tierra firme (posteriormente fueron retirados cuando se decidió que la cápsula amerizaría)(NASA).
Configuración de la cápsula Orión CEV, con airbags para un aterrizaje en tierra firme (posteriormente fueron retirados cuando se decidió que la cápsula amerizaría)(NASA).
Partes del LAS (NASA).
Partes del LAS (NASA).
orion-apollo
Diferencias entre la nave Orión y la Apolo (NASA).
Captura de pantalla 2014-12-05 a las 20.59.59
Maqueta del CM de la Orión para pruebas de la tripulación (NASA).
Captura de pantalla 2014-12-05 a las 23.30.08
Emblema de la Orión EFT-1 (NASA).
14-2290-SpaceLaunchSystem-AfterLaunch-20140827
El cohete SLS lanzará las futuras misiones con la Orión (NASA).
journey_to_mars
Concepción optimista del futuro de la NASA (NASA).

Misión EFT-1

Tras el despegue, el primer encendido de la segunda etapa del Delta IV Heavy tuvo una duración de 26,1 segundos y situó a la nave en una órbita de 185 x 888 kilómetros. 1 hora y 55 minutos después el motor de la segunda etapa se volvió a encender durante 4 minutos y 42 segundos para colocar a la Orión en una órbita de -29,8 x 5790 kilómetros con una inclinación de 28,8º. Después de superar los cinturones de radiación, la Orión alcanzó el apogeo de su órbita 3 horas y 5 minutos después del lanzamiento. 17 minutos después la cápsula se separó de la segunda etapa del Delta IV Heavy. La etapa encendió posteriormente su motor durante una tercera y última vez para evitar chocar con la cápsula.

Captura de pantalla 2014-12-05 a las 23.32.53
Esquema de la misión EFT-1 (NASA).
Captura de pantalla 2014-12-05 a las 23.33.32
Altura de la nave durante la EFT-1 (NASA).
Captura de pantalla 2014-12-05 a las 23.33.56
Trayectoria orbital de la EFT-1 (NASA).

Después de usar sus motores de maniobra (RCS) para orientarse durante diez segundos, la cápsula Orión entró en la atmósfera terrestre a una velocidad de 8,9 km/s 4 horas, 13 minutos y 35 segundos después del lanzamiento. Durante la reentrada el escudo térmico alcanzó 2200º C. Una vez en la atmósfera terrestre la cápsula desplegó dos paracaídas de frenado de 7 metros a 6,7 kilómetros de altura. Los tres paracaídas principales de 35 metros fueron extraídos por otros tres paracaídas de pequeño tamaño y se desplegaron a 2 kilómetros de altura. La nave amerizó a 27 km/h a una distancia de mil kilómetros de la costa de California supervisada por los buques USS Anchorage y USS Salvor. Posteriormente fue introducida en el interior del USS Anchorage.

B4HLi4gIEAAtj96
Configuración de amerizaje de la Orión EFT-1 (NASA).
Captura de pantalla 2014-12-05 a las 23.37.12
Pruebas de rescate del CM Orión en el Pacífico (NASA).

Cohete Delta IV Heavy

El Delta IV Heavy es un cohete de 2,5 etapas con capacidad para poner 22,56 toneladas de carga útil en una órbita baja de 407 km y 28,7º o 13,1 toneladas en órbita de transferencia geoestacionaria (GTO). Es el lanzador con mayor capacidad de carga actualmente en servicio y el único que emplea hidrógeno y oxígeno líquidos en todas sus etapas. Fue desarrollado por Boeing en los años 90 dentro del programa EELV de la USAF, aunque hoy en día su gestión está en manos de la empresa ULA (United Launch Alliance). En 2012 se introdujo una versión mejorada del Delta IV Heavy con tres motores RS-68A y con una capacidad de situar 14,56 toneladas en GTO.

Captura de pantalla 2014-12-05 a las 23.21.34
Configuración de lanzamiento del Delta IV Heavy EFT-1 (ULA).
2
Delta IV Heavy EFT-1 (NASA).

La primera etapa está formada por tres bloques modulares de 5 metros de diámetro denominados CBC (Common Booster Core). Los CBC tienen unas dimensiones de 40,8 x 5,1 m y una masa de 226,4 toneladas. Cada CBC usa un motor criogénico RS-68 fabricado por Aerojet Rocketdyne (antes Pratt & Whitney Rocketdyne). El RS-68 fue diseñado durante los años 90 y tiene un empuje en el vacío de 3312 kN, muy superior al del SSME del transbordador (2278 kN), lo que lo convierte en el motor criogénico más potente de la historia. El empuje puede ser modificado del 100% al 60%, requisito imprescindible para un motor de primera etapa que tiene que atravesar la zona de máxima presión dinámica (Max-Q). También existe la versión RS-68A, que tiene un empuje de 362 toneladas, frente a las 344 toneladas del RS-68.

Imagen 8
Segunda etapa del Delta IV (ULA).

La segunda etapa DCSS ((Delta Cryogenic Second Stage)) del Delta M+ (4,2) está basada en la del Delta III y usa un motor RL10B-2, también fabricado por Aerojet Rocketdyne, con un empuje de 110 kN y un impulso específico de 462 s. Este motor está basado en el venerable RL-10 desarrollado a finales de los 50 y que ha sido usado también en los cohetes Atlas y en la etapa Centaur.

Imagen 6
Versiones del Delta IV (ULA).
Captura de pantalla 2014-12-05 a las 23.24.47
Fases del montaje del Delta IV (ULA).
Captura de pantalla 2014-12-05 a las 23.24.53
Complejo de lanzamiento LC-37B (ULA).
Captura de pantalla 2014-12-05 a las 23.24.16
Fases del lanzamiento (ULA).
Captura de pantalla 2014-12-05 a las 23.24.27
Fases del lanzamiento (ULA).
111
CBC de la misión EFT-1 (NASA).
116
Traslado a la rampa (ULA).
111 (1)
Integración del LAS (NASA).
112
Integración del LAS (NASA).
B1QS_cTCQAMra93
MPCV listo (NASA).
Cohete en la rampa (NASA/Bill Ingals).
Cohete en la rampa (NASA/Bill Ingals).
Cohete en la rampa (NASA/Bill Ingals).
Cohete en la rampa (NASA/Bill Ingals).
B4Fsu3PCIAIuIkt
Antes del lanzamiento (NASA).
B4GzGULIUAAOlc3
Despegue (ULA).
15930373126_487f37e21d_o
Descenso de la cápsula (NASA).
15955964941_e427edbb1d_o
La cápsula EFT-1 en el agua (NASA).
15955982921_9a01143637_o
Rescatando la cápsula EFT-1 (NASA).
La Orión EFT-1 dentro del bique de la US Navy (NASA).
La Orión EFT-1 dentro del bique de la US Navy (NASA).

Vídeo sobre la misión:

[youtube]http://youtu.be/w2kSeINalHg[/youtube]

Traslado del cohete a la rampa:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=bkxNHSAAkyw[/youtube]

Unión de la nave con el lanzador:

[youtube]http://youtu.be/fOza1qU3SZ4[/youtube]

Vídeo del lanzamiento:

[youtube]http://youtu.be/6Hn8qnsucwo[/youtube]

Otro vídeo del lanzamiento:

[youtube]http://youtu.be/eO89KowRfiY[/youtube]

Vídeo del amerizaje de la Orión:

[youtube]http://youtu.be/LoItSvCBN0U[/youtube]

Referencias:



75 Comentarios

  1. Hola Daniel.

    Hablando de la Orión, ¿tienes alguna información sobre en qué estado de desarrollo se encuentran las otras futuras naves tripuladas, particularmente la Dragon de SpaceX?

  2. Hola!, excelente informe…muy interesante la optimista visión, sobre la futura exploración marciana, relacionada con este vuelo, por parte de la N.A.S.A.; es un paso hacia el futuro, pero en un plan global muy lento.
    Saludos…

  3. ¿Soy el único al que ver aterrizar una «apolo con esteroides» como alguno llamó, con los 3 paracaídas en el océano le ha dado un mariposeo en el estómago? 🙂 Llamadme nostálgico pero ha tenido su gracia, no creéis? (ahora cosedme a balazos en los coments, va :P)

  4. Es muy bueno ver por primera ves el uso civil de un cohete DELTA IV, pero yo hubiera preferido algo mas practico para la ciencia como un telescopio espacial o una sonda interplanetaria. UFF ya me imagino las ostias verbales que me esperan por parte de los
    románticos de los vuelos tripulados 😉

    1. Para ciertas misiones (exploración de Marte, por ejemplo) lo más práctico son los vuelos tripulados. De todas formas, el programa tripulado de la NASA no tiene nada interesante a corto ni medio plazo.

  5. Si el proyecto Constellation no se hubiera cancelado en estos momentos hablaríamos de los resultados de la misión Orion 1 y discutiendo quienes tripularían las Orion 2, 3 y 4 que debieron viajar a la ISS en 2015, por no hablar de las misiones Orion 13 y 15 de alunizaje para 2019.

    http://www.youtube.com/watch?v=QL_X4BJVlcI

    No es que me queje, pero como lei por alli, el glorioso futuro que nunca tuvimos. No soy fanatico de los vuelos tripulados, pero como dijo Carl Sagan sobre la exploracion espacial… mejor que él lo diga:

    http://www.youtube.com/watch?v=nLl-UWBAPAA

  6. Muy buena información Daniel. Pregunto ¿el inicio de esta nueva etapa de la NASA se traduce en el comienzo de ruptura definitiva de colaboración con Rusia?

  7. Pregunta tonta: me imagino que para una Orion sola es imposible llegar a Marte con la tripulación viva: ¿se han diseñado ya los modulos de «habitación» de una futura nave a Marte?

        1. Ah! Estaba seguro q ya habían considerado el SLS. Seguramente me quede con la idea de alguna de las propuestas de Boing; que claramente no es la NASA
          ya seria hora que se desarrolle el DRA 6.0
          Saludos!

  8. Tengo una duda: ¿sería posible volver a las velocidades que implicaría un retorno desde la luna o marte con un vehículo sustentador o con alas (como, por ejemplo, el dream chaser)? Obviamente habría que hacer double-skip reentry, dotarlo de un escudo térmico adecuado, y demás, pero la pregunta es: ¿habría algún problema para los astronautas? Por ejemplo, en las Apolo la deceleración llegaba hasta las 10g, pero al estar éstos en posición «tumbada» no era un problema. ¿en un vehículo sustentador podría ser menor la aceleración y, por tanto, ir «sentados»? ¿Serían demasiado intensas las fuerzas como para obligarles a «tumbarse»?

    1. Es posible. En cuanto a los astronautas, siempre se podría poner una configuración para los asientos distinta en la reentrada que en el lanzamiento. Por ejemplo, los astronautas que regresaban en el shuttle después de mucho tiempo en el espacio (misiones a la Mir, etc), iban «acostados» en el nivel inferior, mientras que el resto de la tripulación iba «sentado».

  9. Bueeeno, bueno, bueno Ya empieza a tomar forma la Orión y la NASA está jugando bien sus cartas, está haciendo salivar a la gente con ir a Marte, ahora quien tenga intención de cancelar la Orión o el SLS, lo va a tener un poquito más difícil.

    Me parece un a noticia estupenda que haya salido todo bien. ADELANTE!

  10. Anoche llegué a casa, lo primero que hice fue encender el ordena, poner youtube y ver el vídeo. Después abrí el Kerbal space program y «reproduje» la mision, resultado? solo consegui alejar la capsula unos 2000 km pero al contrario que la nasa la devolví al centro espacial de Kerbin. Fantástico articulo Daniel

  11. Buen artículo con mucha información sobre la cápsula y el delta heavy. Sólo quisiera dar mi modesta opinión sobre el rumbo de los vuelos tripulados. Puedo entender que desarrolla un avión espacial con cuerpo sustentador sale caro. Pero sólo se me ocurre un adjetivo para nombrar este proyecto: mierdoso. En diez años la NASA desarrolló casi desde cero toda la tecnología espacial para vuelos tripulados y el cohete más potente del mundo para poco después poner a 12 hombres sobre la Luna. Ahora no estamos ni en la tecnología de los años 60. Se manda una cápsula (sí, una pvta cápsula un poco mayor que una Apolo) casi vacía y sin astronautas, sin módulo de servicio, sin cohete de escape operativo y se pretende vender como un éxito. Es como volver atrás después de la lanzadera espacial. Eso sí, se nos promete que en 2021 tendremos por fin esos vuelos tripulados (más de medio siglo, sí medio siglo, después de las Apolo). Algo que chinos y rusos hacen rutinariamente. Este vuelo ha sido un acto de propaganda caro para no hacer casi nada, salvo tirar dinero.
    Tampoco necesitamos ir a Marte, a la Luna o a un asteroide. Personalmente preferiría más gasto en ciencia espacial que en viales tripulados, pero no tener ni la capacidad de subir a la estación espacial me parece patético. Si la opción es cápsula (algo legítimo) se podría haber hecho todo esto en unos pocos años hace más de una década.
    Incluso con este delta heavy se pueden hacer muchas cosas: una misión a Titán, Europa o Encelado; un gran telescopio espacial, un interferómetro para ver exoplanetas; un orbitador de Neptuno; un dirigible en Venus; velas solares; pruebas de motores iónicos o de plasma; una misión rápida hacia el exterior del Sistema Solar; satélites de vigilancia ecológica y climática… Supongo que seguirá lanzando misiones militares. Tampoco sé si está homologado para viajes tripulados.

    Resumiendo: con esta serán tres las capsulitas que la NASA ha financiado, ninguna llevará astronautas en mucho tiempo, dinero mal administrado para una tecnología de los sesenta, la ciencia y tecnología espacial siguen avanzando a paso de tortuga.

    PD:
    Daniel, borra esta parte si quieres, pero elimina el texto en inglés que se te ha colado.

    1. Hombre, ten en cuenta dos cosas importantes: en primer lugar, en los 60 había dinero a espuertas, cosa que ahora no hay. Si puedes gastar lo que te de la gana siempre puedes hacerlo más rápido.
      Por otro lado, en los 60 la seguridad ocupaba un segundo plano. Así ocurrieron accidentes como el Apolo I. Hoy en día no permitirían volar en el hardware original de las misiones Apolo.

      1. No perdieron a nadie en ninguna misión espacial de entonces. Sólo sucedió con la lanzadera espacial. El accidente que mencionas fue una prueba en tierra.
        Ahora hay dinero, poco y mal mal administrado. Vamos a tener tres cápsulas norteamericanas: esta, la dragón y la otra. ¿De verdad que hacen falta esas tres basadas en la misma idea? Ya podían haber desarrollado un Hermes o un Dream Chaser.
        Tampoco se ha invertido lo suficiente en abaratar el coste de ir al espacio.

    1. El escudo térmico tanto de Dragon como de Orion se basa en el mismo compuesto, y el de Dragon está pensado para ser reutilizable unas 20 veces a velocidades normales, con lo que probablemente aguantaría una reentrada así sin problemas (perdiendo esa reusabilidad). No se ha probado porque no tiene mucho sentido teniendo en cuenta que el único comprador de Dragons actualmente es la NASA para vuelos de carga a la órbita baja.

  12. Hola Daniel.
    Tengo la impresión de que a esta entrada (excelente, por lo demás) le falta el entusiasmo que destilan otras. No sé si es que la Orión no es un proyecto que que te haga mucha gracia, y lo entiendo, porque aparte de la emoción del primer vuelo y de una nueva nave, lo que no se ve claro es el futuro del proyecto. ¿A Marte con una Orion?. Primero habrá que buscar misiones razonables y con justificación científica o tecnológica suficiente y, por supuesto (como tantas veces has remarcado, Daniel) desarrollar un lanzador capaz de ser la base de todo el sistema .
    No veo lógica la dispersíón (Orbital, Space-X, Orion, ESA, Rusia…).. Sí, ya lo sé, la verdadera utopía en el caso del espacio sería conseguir un consenso que permitiese un sistema de lanzamiento conjunto.

  13. Hola Daniel.
    Tengo la impresión de que a esta entrada (excelente, por lo demás) le falta el entusiasmo que destilan otras. No sé si es que la Orión no es un proyecto que que te haga mucha gracia, y lo entiendo, porque aparte de la emoción del primer vuelo y de una nueva nave, lo que no se ve claro es el futuro del proyecto. ¿A Marte con una Orion?. Primero habrá que buscar misiones razonables y con justificación científica o tecnológica suficiente y, por supuesto (como tantas veces has remarcado, Daniel) desarrollar un lanzador capaz de ser la base de todo el sistema .
    No veo lógica la dispersíón (Orbital, Space-X, Orion, ESA, Rusia…).. Sí, ya lo sé, la verdadera utopía en el caso del espacio sería conseguir un consenso que permitiese un sistema de lanzamiento conjunto.

  14. Hola Daniel.
    Tengo la impresión de que a esta entrada (excelente, por lo demás) le falta el entusiasmo que destilan otras. No sé si es que la Orión no es un proyecto que que te haga mucha gracia, y lo entiendo, porque aparte de la emoción del primer vuelo y de una nueva nave, lo que no se ve claro es el futuro del proyecto. ¿A Marte con una Orion?. Primero habrá que buscar misiones razonables y con justificación científica o tecnológica suficiente y, por supuesto (como tantas veces has remarcado, Daniel) desarrollar un lanzador capaz de ser la base de todo el sistema .
    No veo lógica la dispersíón (Orbital, Space-X, Orion, ESA, Rusia…).. Sí, ya lo sé, la verdadera utopía en el caso del espacio sería conseguir un consenso que permitiese un sistema de lanzamiento conjunto.

  15. Un gran paso adelante para la NASA, sí señor.

    Un pensamiento que siempre he tenido, es que realmente no entiendo que Marte sea el siguiente paso lógico si realmente pretendemos fundar colonias autosostenibles fuera del sistema Tierra-Luna. Para mí ese siguiente paso lógico es el sistema joviano. Ganimedes, o mejor aún, Calisto, tienen toda el agua necesaria, facilidad de acceso, un buen tanto por ciento de G y una corteza gruesa para protegerse de la radiación de Jupiter. Si, los tiempos de tránsito son muy largos, pero de todas formas tienes que plantearte algun tipo de propulsión avanzada para salir del vecindario terrestre, así que…

    Marte está bien para plantar banderas y explorar,pero para poner los huevos en otras cestas, hay mejores alternativas.

    1. Yo me estaba haciendo la misma pregunta. Orión me suena antiguo y un viaje de casi 3 años me parece poco realista. El desarollo de Chan Diaz que refieres es mas sugerente. El problema es que requiere un reactor nuclear, pero los rusos ya ha puesto 36 en órbita con la potencia necesaria para abastecer a un Vasimr tripulado, esperemos que se superen los prejuicios anticientificos.

        1. A este tipo de opiniones me refiero, aquellos que sienten yuyu simplemente porque aparezca la palabra nuclear. Puede parecer paradojico pero el riesgo de exposición a las radiaciones en un viaje a propulsión química es mucho mayor, y quizás inasumible, que un vasimr con propulsión iónica con un reactor nuclear, como topaz 2, como fuente de energia eléctrica. Esperemos que Chang Días consiga instalar el prototipo de vasimr en lSS.

    2. Estais mezclando uvas con peras.
      La Orión es una cápsula tripulada. Ella sóla no va a ninguna parte. Necesita uno o varios módulos de propulsión para ir más allá de la órbita baja. Si el motor VASMIR acaba funcionando, no sería de extrañar que ese módulo de propulsión lo usara.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 6 diciembre, 2014
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Lanzamientos • NASA • Sistema Solar