Regreso de la Soyuz TMA-12M

Hoy día 11 de septiembre de 2014 a las 02:23 UTC ha aterrizado la cápsula de la Soyuz TMA-12M (11F732A47 Nº 712 o 38S en la terminología de la NASA) a 148 kilómetros de la localidad de Dhezkazgan, Kazajistán después de pasar 169 días en el espacio. Dentro viajaban Aleksandr Skvortsov (Roscosmos), Oleg Artemyev (Roscosmos) y Steve Swanson (NASA), miembros de la Expedición 40 de la ISS (anteriormente también fueron miembros de la Expedición 39). Tras su partida dio oficialmente comienzo la Expedición 41. La Soyuz TMA-12M despegó el pasado 26 de marzo desde Baikonur y dos días después se acopló al módulo Poisk de la ISS. Desde entonces la nave ha realizado unas 2700 órbitas alrededor de nuestro planeta. Dentro de la cápsula iban, además de los tres cosmonautas, veinte viales de whisky que estaban en la ISS desde 2011 y que formaban parte de un experimento comercial.

15204078152_a9be9c9061_k
La tripulación de la Soyuz TMA-12M regresó sana y salva (NASA).

La tripulación cerró las escotillas entre la estación y la Soyuz a las 19:48 UTC del día 10 y se separó del módulo Poisk a las 23:00 UTC. El motor de la Soyuz se encendió a las 01:30 UTC del día 11 de septiembre durante cinco minutos y veinte segundos cuando la nave se encontraba a 424 kilómetros de altura para frenar la velocidad orbital en apenas 0,11 km/s. La entrada en la atmósfera tuvo lugar a las 01:58 UTC mientras la Soyuz viajaba a 7,6 km/s y se encontraba a cien kilómetros de altura. La máxima deceleración se produjo a las 02:07 UTC a 68 kilómetros de altura y por entonces la velocidad era de 2,4 km/s. La apertura de paracaídas (primero el piloto, luego el de estabilización y luego el principal) comenzó a las 02:23 UTC a 10,7 kilómetros de altura y a 0,22 km/s.

shema_spusk_tma12m
Ciclograma de descenso de la Soyuz TMA-12M (TsUP).
Desacoplamiento de la Soyuz TMA-12M (NASA).
Desacoplamiento de la Soyuz TMA-12M (NASA).
BxO6HJkIIAA51nz
La Soyuz TMA-12M se separa de la ISS (NASA).
15181530576_1e67525817_k
Zona de aterrizaje de la Soyuz TMA-12M (NASA).

Tras el aterrizaje los cosmonautas fueron trasladados en helicópteros Mil Mi-8 hasta el aeropuerto de Karaganda (Kazajistán), donde se celebró la ceremonia de bienvenida tradicional de las autoridades kazajas. Posteriormente Skvortsov y Artemyev volaron hasta la Ciudad de las Estrellas (TsPK) en las afueras de Moscú, mientras que Swanson viajó hasta Houston, Texas, mediante un Gulftream III de la NASA, con escalas en Glasgow (Escocia) y Goose Bay (Canadá).

crew_voz
De izqda. a dcha.: Swanson, Skvortsov y Artemyev (TsUP).

Durante su estancia la tripulación de la Soyuz TMA-12M ha asistido al acoplamiento de las naves de carga Progress M-23M (9 de abril), Dragon SpX-3 (20 de abril), Cygnus Orb-2 (16 de julio), Progress M-24M (23 de julio) y ATV-5 Georges Lemaître (12 de agosto). También fueron testigos del regreso a la Tierra de la Soyuz TMA-11M (14 de mayo) y del acoplamiento de la Soyuz TMA-13M (28 de mayo). Durante su misión Artemyev y Skvortsov han llevado a cabo dos actividades extravehiculares cada uno. Con esta misión Skvortsov ha acumulado un total de 345 días en el espacio y Swanson 196 días (era la primera misión de Artemyev). Actualmente permanecen en la estación Maksim Surayev, Alexander Gerst y Gregory Wiseman, a los que pronto se sumarán los tripulantes de la Soyuz TMA-14M (Aleksandr Somokutyayev, Yelena Serova y Barry Wilmore), que debe despegar el próximo 25 de septiembre.

15017891480_8723bd6b02_k
Partida de rescate de la Soyuz (NASA).
Interior del módulo orbital de la Soyuz TMA-12M con trajes Sokol-KV2 (NASA).
Interior del módulo orbital de la Soyuz TMA-12M con trajes Sokol-KV2 (NASA).
Regreso de la Soyuz TMA-12M visto desde la ISS (NASA).
Regreso de la Soyuz TMA-12M visto desde la ISS (NASA).
15018100148_da1cd1b6e5_k
Artemyev aún dentro de la cápsula (NASA).
15181491086_4d8134e447_k
Artemyev sale de la cápsula (NASA).
15201682251_3d0b2cc35f_k
Swanson en tierra (NASA).
embl_tma_12mb
Escudo de la misión (TsUP).
ISS040-E-123148
La tripulación en la cápsula antes del regreso (NASA).

Vídeo del cierre de escotillas, separación y aterrizaje:

[youtube]http://youtu.be/bkePmysM-AI[/youtube]

Aquí tienes más información sobre el descenso de una Soyuz.



9 Comentarios

  1. Viales de whisky? En serio? Puedes aclarar cual era el propósito, aniel?
    Por cierto, tengo una pregunta bastante poco ortodoxa para un libro en el que estoy trabajando.
    Supongamos (como es el caso de mi libro) que se detecta un objeto que viaja al 5-6% de la velocidad de la luz. Hace un frenado preeliminar con sus sitema de propulsión que reduce su velocidad a «solo» 100 km/s.
    Mi pregunta es: una nave que viajara a esa velocidad (tiene forma aerodinámica, no se va a chamuscar) podría usar la atmosfera de nuestro planeta para realizar una aerocaptura?.
    A propósito, me leo un par de veces al año la que considero que es de tus mejores entradas, la que habla de como llegar a Alfa Centauro… Mi pregunta es… una nave que estuviera bien protegida, con materiales nuevos o vete tu a saber cómo… ¿podría utilizar una estrella para «aerofrenar»?

    Saludos y gracias por este blog (de lectura obligatoria todos los días al levantarme).

    1. Bueno, yo no soy Daniel y no sé nada de la primera pregunta, pero de la segunda ¿no sería más simple usar el viento solar para frenar con una vela solar? Aunque intuyo que estás buscando una frenada «rápida»…

    2. Me recordó un capítulo de Stargate Universe, donde la nave pasa prácticamente dentro de una estrella. La «atmosfera» de una estrella es muy tenue, los cometas rasantes del sol Kreutz (que pasan a pocos miles de kilómetros de la superficie del sol) no son frenados o lo son muy poco. El problema es la temperatura, solamente la corona tiene millones de grados, aunque la atravesaría rápidamente debido a la velocidad que alcanzan (400 km/s) y también a que pierden material en el proceso, tal como un escudo de reingreso atmosférico.

      Me llega a la mente el Proyecto Daedalus, donde hay un escenario donde la nave acelera hasta 22 mil km/s, luego se separa una segunda etapa que pasa 40-50 años viajando e inicia el frenado a 1000 UA de Alfa Centauro para quedar en órbita de Alfa Centauro A.

      1. Ese capítulo es genial, por otro lado, te diré que la Destino no pasa por la atmósfera, sino que entra al núcleo del sol, que es de donde extrae su energía.
        Eso si es energia solar!
        No sabía que existian esos «cometas Kreultz», interesante dato.

    3. Buenas, no soy Daniel y no se me dieron muy bien la física y las mates como estudiante, pero intentaré contestarte:

      Para el primer caso: no sé calcular si 100Km/s es factible, a ojímetro te diría que no, al menos para una sola pasada. Pero adoptando una órbita muy excentrica y aerofrenando en cada periapsis, si, mientras sobrevivas al primer (y más béstia) aerofrenado. A lo mejor te convendría más que una nave aerodinámica, todo lo contrario; un escudo ancho que creara mucha resistencia y eliminase la mayor velocidad posible rápidamente.
      Si te sirve de ayuda, la capacidad de aerofrenado depende de la densidad de la atmosfera, la forma de la nave, las fuerzas G que pueda tolerar, y la tolerancia a la temperatura de los materiales (casi siempre ablativos ya se produce MUCHO calor)

      Respecto a lo segundo, en teoría sí, una hipotética nave puede usar el plasma de las capas externas de una estrella para aerofrenar, solo que junto a lo obvio, la temperatura, tendrá que resistir los descomunales campos magnéticos y la radiación que hay allí. Pero si puedes construir una nave que aguante todo eso, es físicamente posible usar una estrella.

      Si estas escribiendo una história de ciencia ficción te recomiendo
      http://www.projectrho.com/public_html/rocket/prelimnotes.php en caso de que no la conozcas ya.

      Es una pequeña enciclopedia sobre tecnología, ciencia, típicos errores en ciencia ficción y licencias que se toman muchos artistas y su explicación (verás que hacer una história de ciéncia ficción con un grado de veracidad absoluto es imposible..)
      Se tratan temas diversos para ayudarte a crear una hipotética civilización humana en el espacio (sociedad, comercio,comunicación, los efectos de la relatividad, diseño plausible de una nave espacial práctica, etc).
      Se actualiza a menudo y han colaborado desde científicos que te explican cuáles serían los límites fisicos de la comunicación por láser, a ingenieros que trabajaron en el proyecto NERVA, todo está muy bien contrastado.
      Además es una estupenda biblioteca para los amantes de la ciéncia ficción.
      Suerte con tu proyecto

  2. Precisamente el fin de semana pasado estuve con mi pareja en la Cité de l’espace en Toulouse y pudimos subirnos en una Soyuz. No quiero ni imaginarme qué impresión tiene que dar la caída libre con ese trasto y el golpe final. ¿Llegaron los viales enteros?

    Fue una visita muy chula, muy recomendable para pasar un fin de semana a todos los entusiastas del espacio (eso sí, más vale que piloten un poco el francés, porque muchos eventos sólo están en ese idioma). Eché de menos tener a Daniel cerca 🙂

      1. No dejes de avisar si quieres (supongo que tendrás acceso a mi mail por el comentario). Entre julio y agosto hay actividades vespertinas que me he perdido por ir a primeros de septiembre y que (con el beneplácito del tortuoso clima francés) me encantaría intentar disfrutar.

        Entre otras cosas que hemos disfrutado, ha estado ver una recreación «real» de cómo la Philae (en maqueta a tamaño real) va a engancharse con nuestro amigo Chury, o dar un paseo por el interior de una réplica de la MIR, o ver el sol en todo su esplendor coronario (aunque por culpa de tanta imagen acelerada esperaba ver eyecciones de plasma a toda leche, y están ahí, pero todas quietecitas ellas). Se nos quedaron varios interactivos por leer y trastear tranquilamente, y eso que fuimos durante dos días (que fueron dos medios días por llegar casi después de comer…). Los «experimentos con la atmósfera marciana» fueron muy divertidos, haciendo actividades en plan quimicefa con hielo de dióxido de carbono. El IMAX impresionante, el planetario muy bien (el sistema de sonido de ambos, cuando había, se escuchaba un poco cascado para mi gusto; acabé escuchándolo en francés y entendiendo lo que buenamente podía). En fin, había bastantes cosas más, y fue un poco estresante ir de un lado a otro (y eso que lo habíamos planificado con el panfleto-agenda del día al entrar), pero valió mucho la pena.

        Sorry por el rollo off-topic, que me he emocionado 😀

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 11 septiembre, 2014
Categoría(s): ✓ Astronáutica • ISS • Rusia • Sondasespaciales