ISEE-3: hemos perdido la Tierra

Al final no pudo ser. Después de un esfuerzo heroico para resucitar la sonda ISEE-3 y activar su sistema de propulsión, el grupo de aficionados a cargo de la misión no pudo completar el encendido crítico de los motores para garantizar que la nave pudiese regresar al punto de Lagrange L1 del sistema Tierra-Sol, situado a 1,5 millones de kilómetros de nuestro planeta. La vieja sonda debía llevar a cabo esta maniobra antes del 10 de julio si quería aprovechar la gravedad lunar durante el sobrevuelo que tendrá lugar el próximo agosto. Sin este encendido, la ISEE-3 continuará en órbita solar y ya no podrá regresar a ‘casa’ como muchos esperábamos.

1
ISEE-3 (spacecollege.org).

La culpa del fallo no está del todo clara. Puede ser que el nitrógeno usado para presurizar los tanques de hidracina se haya perdido al espacio por culpa de alguna válvula defectuosa. O quizás el nitrógeno se haya diluido en la hidracina. Quién sabe. El caso es que el sistema de propulsión carece de presión para impulsar a la hidracina hasta las toberas y, por lo tanto, es inútil. El sistema de propulsión de la ISEE-3 está formado por ocho tanques, cada uno con 98 kg de hidracina y 1,3 kg de nitrógeno, y doce propulsores de unos 2 kgf de empuje.

propulsion.l
Esquema del sistema de propulsión de la ISEE-3 (spacecollege.org).
thrusters.2.l
Situación de los propulsores en la ISEE-3 (spacecollege.org).

El fallo del sistema de propulsión ha resultado ser un auténtico mazazo para la iniciativa ISEE-3 Reboot Project, liderada por Keith Cowing y Dennis Wingo, especialmente después de que el pasado 3 de julio lograsen activar los propulsores con el fin de aumentar la velocidad de giro de la sonda. El 8 de julio llegaron incluso a efectuar uno de los seis encendidos que debía realizar de cara a asegurar su retorno al punto L1. Posiblemente estos encendidos fueron exitosos gracias a la presión remanente en las conducciones del sistema de propulsión. Pese a todo, los chicos del ISEE-3 Reboot Project siguen empeñados en reactivar los propulsores y planean encender los calefactores de los tanques de hidracina para subir su temperatura de 25º C a 35º C. Suponiendo que la causa del fallo sea que el nitrógeno se ha diluido en la hidracina, de esta forma podrían obtener algo de presurización en los tanques. De todas formas, este intento sería más bien una forma de defender el amor propio del equipo que otra cosa, ya que la nave ha perdido su oportunidad para regresar al punto L1.

Incapaz de regresar a la Tierra, la ISEE-3 ha sido puesta en ‘modo ciencia’, es decir, se usará para captar datos del viento solar. Precisamente, esta era la misión de la sonda cuando fue lanzada en 1978 rumbo al punto L1 y antes de que fuese situada en órbita solar para estudiar desde lejos los cometas Halley y Giacobini-Zinner. Lamentablemente, los datos de la ISEE-3 -también conocida como ICE (International Cometary Explorer)- no podrán ser captads desde la Tierra indefinidamente. Después de sobrevolar la Luna en agosto, dentro de unos tres meses la nave estará otra vez tan lejos de nuestro planeta que se necesitarán estaciones de tierra demasiado grandes y costosas para captar la señal. Por ahora, el ISEE-3 Reboot Project sigue manteniendo el contacto con la nave a través del radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico.

fig2-1.lrg
Partes de la ISEE-3 (spacecollege.com).

Finalmente, los 36 años de exposición al espacio sí que le han pasado factura a la ISEE-3. La venerable sonda ha perdido la oportunidad de volver a las cercanías de la Tierra, pero al menos un grupo de aficionados ha logrado la increíble hazaña de resucitar una nave que llevaba años abandonada en el espacio interplanetario. Sin duda ha valido la pena.

Referencias:



16 Comentarios

  1. Pues es una lastima. Daniel, supongamos que al calentar los tanques consiguen presión y pueden hacer funcionar los propulsores: ¿No se pueden usar durante mas tiempo y asi conseguir el delta-v necesario, o esta todo totalmente perdido?

    Si no se puede recuperar siempre quedara la opción de quien es el último en recibirla…tras unos cientos de miles de km.

  2. Daniel, me acaban de contestar los del equipo resucitador vía Twitter que todavía tienen opciones de colocar la sonda en L1. Parece ser que todavía ven alguna posibilidad.

  3. Ya lo dijo Kennedy cuando anunció el programa lunar: «Elegimos (…) hacer otras cosas no porque sean fáciles, sino porque son difíciles».

    Era difícil, pero se ha intentado. Eso es lo que vale.

  4. visto el exito de este intento de recuperacion, no estaria de mas invertir un poco en una pequeña sonda que sirva como plataforma de investigacion libre. hay mucho merito y talento en lo que han logrado, abria que estimular mas a esos equipos amateur.

  5. A todos los efectos ISEE-3 Reboot Project es un éxito sin paliativos, hacerla entrar en órbita era la recompensa final, pero solo el despertarla, comunicarse con ella, tomar el control e incluso reiniciar la toma de datos científicos me parecen logros espectaculares.

  6. Un poco catastrofista, no? Yo no habría titulado «hemos perdido la tierra» ni afirmado «al final no pudo ser» cuando aún hay opciones viables para recuperar la sonda y ponerla en L1.

    El equipo hizo una llamada de ayuda a la comunidad. Tras hablar con expertos de primer orden en este tipo de sistemas de propulsión se determinó que no era probable que el nitrógeno se hubiera desvanecido ni disuelto, ni que hubiera fugas o daños en el sistema. Se baraja la formación de gases en el circuito de propulsión como hipótesis más probable para explicar los problemas. Están elaborando un plan para purgar el gas del sistema mediante una secuencia de calentamiento diferente y unas series de encendidos de los propulsores (varios cientos de disparos).

    Cuanto más se acerca la nave será necesaria más Delta-V para corregir la trayectoria, pero también su señal será más clara y habrá muchos menos problemas de comunicación, como venía sucediendo hasta ahora. Se calculaba que la Delta-V restante en los tanques era de 150 m/s. El intento de encendido de esta semana necesitaba sólo 7 m/s para lograr la inserción orbital. Si el equipo está en lo cierto y su plan para purgar el sistema de propulsión la semana que viene tiene éxito, no deberían tener mayor dificultad para poner la sonda en L1.

    Vale, las probabilidades no son muy muy altas, pero desde luego no tan bajas como para afirmar de forma tan tajante que ya está todo perdido. Pienso que este artículo da a entender una situación que, a día de hoy, es incorrecta.

    Un poco por comparar, me está gustando mucho el seguimiento que está haciendo Arturo Quirantes en su blog.

    1. Bueno, Edy, como digo, ojalá tengan suerte. Es verdad que las expectativas han mejorado sustancialmente desde que escribí el artículo el pasado día 10, pero aún así las cosas no tienen muy buena pinta. Hace unos días existían muy pocas probabilidades de éxito y ahora de repente el éxito ya no parece tan lejano. Pero de catastrofista nada. Por supuesto, para gustos colores. Eres libre de no leer mi blog si no quieres, faltaría más.

    2. Edy, una apreciación, leete el post anterior de Quirantes sobre esta sonda y verás que lo que dices sobre la delta de V necesaria, no es cierto, necesitaban 10 m/s, no 7 m/s. Es una diferencia muy importante, ya que habiendo fallado este intento (cosa que me duele en el alma pero es así), el coste crece mucho más rápido día a día… así que sí, hay margen, pero solo SI aciertan con que se haya disuelto el nitrógeno, SI consiguen solucionarlo subiendo la temperatura y SI consiguen por fin un encendido perfecto y SI no tardan en conseguir todo esto.

      Como verás… son muchos SIes por delante. ¿Que deben intentarlo?, pues claro que sí, no hay nada que perder, pero es algo así como remontarle igual no 7 goles a alemania… pero sí 4.

  7. Estoy con Jorge. ¡Qué de talento! Está visto que cuando te faltan los medios, las ganas, el ingenio y la brillantez los suplen.

    Es una pena pero yo tampoco soy optimista. ¿Os acordais de Fobos-Grunt? Pero tanto en un caso como en otro, qué demonios, claro que ha merecido la pena. Seguro que un estudio de los resultados de esta toma de contacto y activación darán la pista a algún ingeniero en un laboratorio para mejorar la durabilidad de los sistemas.

    Con dos coj…. ISEE-3 Reboot Project!

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 12 julio, 2014
Categoría(s): ✓ Astronáutica • NASA • Sistema Solar • Sondasespaciales