Bitácora de Curiosity 40: un año marciano en el planeta rojo

Tras completar la exploración del afloramiento Kimberley en el sol 630 (15 de mayo), Curiosity continuó con su infatigable travesía hacia las faldas del monte Aeolis. El 3 de junio la cámara Mastcam apuntó al cielo para captar el tránsito del planeta Mercurio delante del disco solar. Es la primera vez que una nave espacial observa Mercurio desde Marte y la primera vez que vemos desde el planeta rojo un tránsito de un planeta distinto de la Tierra. Para llevar a cabo estas observaciones, las cámaras Mastcam de Curiosity están equipadas con filtros solares. El objetivo de estas imágenes no es tanto astronómico como servir de herramienta para medir la cantidad de polvo en suspensión de la atmósfera marciana.

curiosity-rover-selfie-Windjana-holes-PIA18390-br2
Otra versión del ‘selfie’ de Curiosity tomada en abril y mayo de 2014 (NASA/JPL).

Debido a su mayor distancia al Sol, los tránsitos de Mercurio y Venus son más frecuentes en Marte que en la Tierra. El próximo tránsito de Mercurio visto desde Marte tendrá lugar en abril de 2015, mientras que los de Venus y la Tierra tendrán lugar en agosto de 2030 y noviembre de 2084, respectivamente. Desde que Curiosity abandonó Kimberley, la prioridad para el equipo de la misión ha sido recorrer la máxima distancia posible a través de las zonas elegidas para evitar un daño excesivo en las ruedas. Entre el sol 630 y el sol 663 (18 de junio), Curiosity recorrió un total de 1,2 kilómetros.

PIA18389_mercury_transit-br2
Tránsito de Mercurio visto por Curiosity (las manchas más oscuras son manchas solares) (NASA/JPL).

Vídeo del tránsito de Mercurio:

El 24 de junio (sol 669) Curiosity cumplió un año marciano -687 días- sobre la superficie del planeta rojo. La fecha no solamente constituye una curiosidad numérica; también implica que el rover ha cumplido uno de los objetivos primarios de la misión. De acuerdo con los criterios de la NASA fijados antes del lanzamiento, Curiosity debía funcionar durante un año marciano como mínimo. Y lo ha logrado. Ya antes Curiosity había cumplido el principal objetivo científico de la misión al demostrar que el fondo del cráter Gale albergó agua líquida durante periodos prolongados de tiempo y fue habitable en el pasado. El próximo objetivo de Curiosity es alcanzar un hueco en la franja de dunas oscuras que bloquean el recorrido hasta las faldas del Monte Aeolis. Este hueco ha sido apodado Murray Buttes y Curiosity sigue ahora una ruta elegida en la primavera de este año con el fin de llegar a este lugar. Esta ruta es más benigna para las ruedas del rover y está situada más al sur que la planificada en un primer momento.

PIA18392_Sol663map-large-br2
Trayectoria recorrida por Curiosity (en rojo) y la planeada (en blanco) para llegar a Murray Buttes (NASA/JPL).

Mientras cumplía un año marciano de operaciones, el equipo decidió mover a Curiosity sobre una pequeña loma para tener una mejor visión del terreno que tiene por delante. Recordemos que la nueva ruta del rover pasa por las regiones más deprimidas donde las rocas están cubiertas por regolito y no pueden causar tanto daño a las ruedas del vehículo. Al mismo tiempo el rover se ha acercado al simbólico límite de la elipse de aterrizaje, la zona donde Curiosity podía descender sobre la superficie marciana.

En sol 670 Curiosity recorrió 107 metros y entró en la cuadrícula Shoshone (denominada así por una zona de California). El cráter Gale ha sido dividido en varias cuadrículas de 1,5 kilómetros de lado para facilitar la navegación. Todas las rocas y características del terreno de una determinada cuadrícula reciben nombres asociados con la misma. Por ejemplo, antes de entrar en la cuadrícula Shoshone, Curiosity estaba en la cuadrícula Hanover, llamada así en honor de la localidad homónima de New Hampshire. Por lo tanto, todas las rocas de Hanover han sido denominadas en honor de regiones de dicho estado norteamericano. Curiosity ya ha recorrido 8,4 kilómetros desde que aterrizó en agosto de 2012.

14528487535_d49f238ba0_h
Terreno captado por la cámara MAHLI (NASA/JPL/Thomas Appéré).

Durante el trayecto de estas últimas semanas el rover ha utilizado el láser de ChemCam para analizar diversas rocas desde lejos. Al mismo tiempo se han hecho públicos los resultados de los análisis de las muestras de la roca Windjana en la región de Kimberley. Las muestras poseen una mayor cantidad de magnetita de lo esperado, quizás porque están formadas por una mezcla más variada de minerales de arcilla. Se desconoce si la magnetita es un componente original del basalto que originó esas rocas o si se debe a procesos que tuvieron lugar más tarde. Windjana también tiene una mayor cantidad de ortoclasa, un mineral rico en potasio que nunca antes había sido detectado en Marte y que es muy abundante en la corteza terrestre. La presencia de ortoclasa podría indicar un pasado volcánico cíclico o la presencia de agua en la zona cuando tuvieron lugar las erupciones.

Sol672_pano
Campo de dunas recorrido por Curiosity en el sol 672 (NASA/JPL/Damia Bouic).

Murray Buttes, el punto de entrada al monte Aeolis, se encuentra a poco menos de cuatro kilómetros de la posición actual de Curiosity. El equipo no ha desvelado cuánto puede tardar el rover en recorrer esa distancia, pero se estima que será del orden de cuatro o cinco meses. Actualmente Curiosity se halla en un pequeño campo de dunas y en los próximos días se internará en un pequeño valle situado cerca de las dunas oscuras que impiden el paso a las faldas del monte Aeolis. Con el fin de asegurarse de que estas dunas no planteaban ningún riesgo para la misión, el control de la misión ha realizado varias pruebas en el desierto de Mojave con el ‘espantapájaros’, un modelo a escala de las ruedas y el sistema de suspensión del vehículo. Además se han llevado a cabo múltiples experimentos con modelos de sólo tres ruedas para medir el daño producido por las rocas. Por ahora el equipo de Curiosity ha sido incapaz de ‘destruir’ las ruedas en estas simulaciones a pesar de recorrer una distancia mayor que la cubierta por el auténtico Curiosity. Buenas noticias por tanto para nuestro intrépido explorador.

Vídeo de las pruebas en tierra con el gemelo de Curiosity:

En sol 672 el equipo de Curiosity decidió honrar a las mujeres participantes en la misión celebrando el Día de las Mujeres de Curiosity. Durante ese día, el 75% de los puestos del control de tierra estuvieron ocupados por féminas. Entre otros objetivos, el equipo estudió a distancia el objetivo apodado Mountain Girl.

15 comentarios

Participa Suscríbete

daniel daniel

Se supone que igual que Deep Blue derrotó por primera vez a un ajedrecista humano, y hoy cualquier superordenador lo hace, pronto podremos ver un coche de fórmula 1 conducido automáticamente por este sistema que venza a cualquier piloto.

Ricardo Ricardo

Bueno, en este artículo también se habla de conducir… aunque creo que para explorar Marte es mejor que la inteligencia artificial no tenga prisas, o que al máximo sea del tipo «corredor de rally» que de fórmula 1 😉

Fuera de broma, creo que en un futuro tener exploradores más autónomos sería grandioso.

Saludos

daniel daniel

La verdad es que varios exploradores autónomos trabajando coordinadamante puede ser interesante. Tal vez podrían preparar el terreno para la llegada de los primeros humanos a Marte.

Polux Polux

Hola Dani,
Muchas gracias por esta nueva entrada de la bitácora de Curiosity… ¡¡1 año!!.. ¡¡Felicidades!!. Ojalá llegue sin problemas a Murray Buttes.
Saludos.

Daniel Marín Daniel Marín

Para eso Curiosity tiene que llegar primero a las faldas del Aeolis, donde volverá a analizar el suelo. Por ahora en las perforaciones de Yellowknife y Kimberley no se han encontrado restos de sustancias orgánicas, pero también está el problema de la contaminación terrestre de los instrumentos.

Saludos.

Vipondiu Vipondiu

Tras casi 2 años (terrestres) leyendo sobre travesías de Curiosity me he quedado de piedra al ver su gemelo…¡Sabia que Curiosity era grande pero no tanto! si sus ruedas son mayores que las de mi coche!
Me lo imaginaba mayor que un MER pero menudo bicho…
Si sus ruedas aguantan (en serio, el rover pesa casi una tonelada, las ruedas no era el sitio para ahorrar peso), y siendo propulsado por RTG, seguro que nos darà alegrías durante mucho tiempo más.
Una pregunta que me pasa por la cabeza, ¿a cuántas sondas en órbita marciana puede transmitir Curiosity? Me imagino que después de la durabilidad de las ruedas ese es el eslabón más debil de la misión…

Gabriel Gabriel

Decime como hace para tomarse esas autofotos y no se ve ningun brazo del rover que sostenga la camara??¡??¡?¡?¡?¡?¡

Agost Agost

Respuesta a Gabriel: ¿cómo hace el MSL Curiosity para tomarse las autofotografías sin que se note en la foto al brazo robótico que sostiene la MAHLI?
Para empezar, no es una sola foto, sino que es la unión de varias fotos, o sea el robot se va fotografiando por partes…
MAHLI fotografía en el Nadir del brazo. Una vez que éstas imágenes fueron recibidas por el JPL, el encargado de los “selfies” en el grupo “Cámaras”, las coloca en el sector donde a la cámara no le dio el ángulo, que es donde está el brazo…
Es algo así como que realiza un rompecabezas.
Espero haberte ayudado.
Saludos

AstroBoy AstroBoy

Nadie se ha fijado en el crater oscuro en el 2o cuadrado de abajo a la derecha? parece muy profundo, quizas de entrada a una cueva… se sabe algo sobre el? intencion de observarlo o algo?

PD: Gracias por otra bitacora mas Daniel 😀 siempre da gusto leer este blog

Pelau Pelau

Esa foto da la impresión de ser una meseta cortada por un profundo cañón. Por como incide la luz, las zonas oscuras parecen sombras, uno cree estar viendo la pared en sombra de un barranco.

Pero no es así. Todo el terreno abarcado en la foto es bastante plano, suavemente ondulado. Hay algunas sombras, pero las zonas oscuras son mayormente suelo de color más oscuro que el resto.

Si te fijas bien verás otros cráteres casi tan negros como el que te llamó la atención. No es que sean muy profundos, es que son oscuros (ya sea porque están rellenos de sedimento oscuro, o porque sus fondos exhiben un estrato más oscuro que la superficie, tanto como eso no sé).

En el siguiente enlace hay varias fotos a diferente escala (algunas están “de cabeza”, giradas 180 grados) que por comparación ilustran bien la zona donde está el rover (la zona amarilla más baja y plana que se ve en el esquema de estratos) y hacia dónde va (la garganta aluvial en las faldas del monte Aeolis). En la foto resaltada con falso color aparece “tu” cráter, pequeñito, bien arriba y casi justo en el centro de la foto:

http://www.rockhounds.com/rockshop/a...rater.shtml

Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *