Estados Unidos se queda sin motores rusos para sus cohetes

Estados Unidos se ha quedado temporalmente sin motores rusos RD-180 para sus cohetes Atlas V. Paradójicamente, la iniciativa no ha sido una respuesta del Kremlin ante las sanciones del gobierno norteamericano por la situación en Ucrania, sino que se debe a la lucha abierta surgida entre las empresas estadounidenses ULA y SpaceX.

rd-180_large
Motor RD-180 de fabricación rusa (NPO Energomash).

 

ULA, un consorcio de Boeing y Lockheed Martin, es la encargada de fabricar los cohetes estadounidenses más potentes en servicio, el Delta IV y el Atlas V. Gran parte de los beneficios de ULA se derivan de los jugosos contratos firmados con el Pentágono para lanzar satélites militares. Y, lógicamente, SpaceX quiere su parte del pastel. Una vez asegurada una amplia cartera de contratos civiles (tanto con compañías privadas como con la NASA), la compañía de Elon Musk ha decidido recientemente demandar al gobierno norteamericano para que SpaceX pueda competir con ULA en la adjudicación de estos contratos de defensa. En concreto, el objetivo de Musk es el contrato firmado en diciembre de 2013 entre ULA y la USAF en virtud del cual los militares comprarán a ULA 36 nuevos cohetes para los próximos años. Este contrato ha dejado totalmente al margen a SpaceX a pesar de que esta empresa está llevando a cabo los procesos de certificación de la Fuerza Aérea para su cohete Falcon 9 (proceso que, dicho sea de paso, no ha completado todavía).

Atlas V AV-026 OTV-2; LO2 tanking prior to launch
Lanzamiento de un Atlas V con el misterioso avión espacial X-37B (ULA).

 

De acuerdo con SpaceX, esta situación de monopolio provoca que cada lanzamiento de un Atlas V o un Delta IV salga de media por unos 400 millones de dólares, una cifra que hacen de estos cohetes los más caros en servicio. Y no sólo eso. Mantener la infraestructura asociada cuesta mil millones de dólares al año independientemente de la tasa de lanzamientos, unos precios que SpaceX está convencida de que puede reducir drásticamente. La agresiva iniciativa de SpaceX ha traído como consecuencia el que los tribunales hayan paralizado temporalmente la importación de motores RD-180 para los cohetes Atlas V. La decisión judicial no afecta a los motores encargados antes del 30 de abril, por lo que los cinco motores RD-180 que deben ser enviados a los EE.UU. durante este año llegarán a su destino según lo previsto.

Los RD-180 están fabricados en Rusia por la empresa NPO Energomash y cada unidad sale por unos diez millones de dólares, un precio que la parte rusa lleva años intentando renegociar al alza sin éxito. De hecho, el gobierno ruso llegó a amenazar el año pasado con cortar el suministro de RD-180 si no se les permitía aumentar el precio de los motores. Y es que los RD-180 nacieron a partir de un acuerdo firmado en 1992 entre Energomash y Pratt and Whitney (actualmente Aerojet Rocketdyne) con el fin de desarrollar un nuevo motor para la nueva serie norteamericana de cohetes desechables (EELV). Ambas empresas fundaron entonces la joint venture RD AMROSS, encargada sobre el papel de la comercialización de estos motores en los EE.UU.

1371512408_rd-180
Motores RD-180 recién llegados de Rusia (ULA).

 

En 1996 el RD-180 fue elegido para propulsar el Atlas III (y, posteriormente, el Atlas V). El contrato firmado por RD AMROSS comprometía a Energomash a vender a precio fijo un centenar de sus motores. El éxito de la aventura de Energomash en EE.UU. fue debido a la carencia de un motor norteamericano potente de queroseno y oxígeno líquido (kerolox). Tras la cancelación del programa Apolo, durante el cual se creó el motor F-1 para el cohete Saturno V, los Estados Unidos habían abandonado la tecnología de motores kerolox de alto empuje. El avanzado RD-180, derivado del motor de combustible líquido más potente jamás construido (el RD-170/171 usado en los cohetes Zenit y Energía), era una auténtica ganga en el mercado norteamericano.

Atlas V activity:RD180 engine mounted onto Atlas V
Un RD-180 unido a un Atlas V (ULA).

Energomash ha suministrado más de 70 motores para el Atlas V, un lanzador encargado de poner en órbita cargas militares tan delicadas como los satélites GPS, SBIRS, QUASAR, NOSS, AEHF, X-37B, MUOS o UFO. A pesar de su bajo precio, se cree que la venta de RD-180 constituye para Energomash hasta un tercio de los beneficios de la empresa en los últimos años, algo normal si tenemos en cuenta que el RD-180 no se emplea en ningún otro vector y que su otro producto estrella, el RD-171, está de capa caída por culpa de los problemas económicos y políticos asociados con el cohete Zenit.

En cualquier caso, la paralización provisional de las importaciones de motores RD-180 no va a ocasionar ningún impacto en los lanzamientos de los Atlas V a corto plazo. Además de los motores que se entregarán este año, ULA dispone de reservas de RD-180 para unos dos años y medio. A largo plazo la cosa es más compleja. Si la prohibición se mantiene, afectaría sin duda al manifiesto de lanzamientos del Atlas V. Y es que debemos tener en cuenta que cada motor necesita unos 16 meses para su montaje.

La situación en Ucrania y el enfrentamiento con SpaceX hacen que el futuro del RD-180 penda de un hilo. En teoría Aerojet tiene en sus manos la documentación necesaria y las patentes para producir el RD-180 en territorio norteamericano (otra ‘bajada de pantalones’ por parte de Energomash cuando firmó el acuerdo con Pratt and Whitney en los años 90), pero los expertos consideran que en este caso el precio por unidad aumentaría un 50% como mínimo, por no hablar de las consecuencias legales derivadas de romper los contratos firmados con sus colegas rusos (técnicamente, la patente está en mano de RD AMROSS, no de Aerojet). Tampoco está nada claro cuánto tardarían los ingenieros de Aerojet en copiar el RD-180 y llevar a cabo las necesarias pruebas de cualificación.

Captura de pantalla 2014-05-05 a la(s) 15.41.14
El motor NK-33 usado en el cohete Antares podría sufrir los mismos problemas que el RD-180. Foto tomada en el museo de Baikonur (Eureka).

Otra posibilidad, que se viene barajando desde hace años, es resucitar la producción doméstica de motores kerolox potentes, como el RS-84 o incluso el mítico F-1, pero todo depende del nivel de compromiso con este objetivo por parte del gobierno norteamericano. Esta última opción es la más interesante para los intereses estratégicos norteamericanos y afectaría también a los motores de fabricación soviética NK-33 usados en el cohete Antares de la compañía Orbital (esperemos que SpaceX no aproveche la jugada y se meta con sus compañeros del programa COTS de la NASA).

A medio plazo, ULA puede usar el Delta IV para algunos satélites militares que inicialmente debían ser lanzados con el Atlas V (como es el caso de los GPS), pero desgraciadamente para esta empresa no todas las cargas útiles contratadas permiten esta mudanza de vectores. Sea como sea, es evidente que no existe ninguna solución para este problema a corto plazo. O lo que es lo mismo, el futuro de los RD-180 fabricados en Rusia pinta muy negro.



40 Comentarios

  1. Pasó lo que veíamos venir pero de una manera carambolesca! Con todo lo que estamos viendo es llamativa la mesura del Kremlin siendo que SpaceX no tiene problema en despacharse contra dos gigantes de los contratos de defensa para acceder a un mercado muy jugoso, y usando la vía legal y la situación de coyuntura en Ucrania-Rusia.
    A esta altura hay que reconocerle la ambición (y huevos) al sudafricano, va a por todo.
    Qué opinas Daniel, es posible que SpaceX se quede con algunos de las cargas del AtlasV? USD400 M por lanzamiento es escandaloso!
    Por otro lado, podrías comentar en que consiste la certificación para la USAF?
    Es triste ver cómo puede ser esto el fin de la producción del RD-180, no me imagino quien podría seguir comprándolo salvo que se usara en las versiones pesadas del Angara en detrimento del RD-190… Dios bendiga la llegada de la ORKK, y que esas lineas de producción ociosas puedan utilizarse en algún otro proyecto.
    Como siempre Dani, excelente artículo. Saludos!

  2. Por lo que tenía entendido… y puedo estar equivocado, el Atlas V fue diseñado y financiado por los militares y para los militares. De hecho hasta la NASA se ha visto negra para comprarlos después de la caída en desgracia del Delta II ( USAF no quiere que una pandilla de ” frikis inadaptados” puedan alterar en nombre de la… ¡ciencia! y demás zarandajas la sosegada paz y armonía tántrica de la cadena de montaje, trastornando el delicado equilibrio natural de su castrense calendario de lanzamientos ).
    Resumiendo, si hacen eso con la Nasa, al Musk no le dejan ni mirar de reojo… Imagino que de ahí el súper golpe bajo de usar las sanciones en su beneficio ( ¡Ah de aquellos viejos tiempos liberales capitalistas de la globalización, el libre comercio y la autorregulación de mercado sin molestas trabas ni ataduras de jueces y gobiernos! )
    Lo único semi-sorprendente es que el fin de aquello que llamaban Iniciativa Privada Espacial , y que nunca he terminado de entender, haya sido perpetrado por su mayor adalid , Elon (definitivamente alias “el subvencionado”) Musk .
    Días extraños…

    1. Musk lo unico que hace es defender sus intereses y acabar con un monopolio de decadas de despilfarro y sobrecostes sin practicamente ningun desarrollo tecnologico por parte de su competencia,quien decia que Musk era el niño mimado y subvencionado por la administracion Norteamericana aqui queda demostrado que es todo lo contrario que es el unico que se juega el dinero de su bolsillo y el de sus accionistas y no le tiempbla el pulso en intentar acabar con el chollo de Boeing and Company de las ultimas decadas.
      Por otra parte es ilogico que el ejercito Norteamericano dependa de material Ruso en temas tan sensibles como estos, como tambien seria ilogico que los Rusos dependiensen de los Usa para estos temas.

    2. Me choca que le llames “el subvencionado” cuando los que reciben miles y miles de millones son Boeing y Lockheed, que no mueven un dedo sin dinero público de por medio. Y encima con contratos tipo cost plus, que permiten meter casi todos los sobrecostes imaginables con la garantía de que el estado te los va a pagar. Que para colmo, han convertido los sobrecostes en un arte, bordeando casi la cancelación del programa pero haciendolo siempre en un punto en el que saben que el gobierno no lo puede ya cancelar.

      Ponte a mirar cuanto dinero se ha repartido para el programa CCDEV y verás que los que más han recibido son los de Boeing, y eso que heredaron el diseño de la Orion de la NASA ya prácticamente terminado y aún no han hecho mas que un par de drop tests.

  3. Según Ria Novosti, en la demanda de Musk se menciona al viceprimer ministro de Rusia, Dmitri Rogozin, incluido en la lista de sanciones de EEUU y que se ocupa en particular del sector espacial. Por lo que para el multimillonario estadounidense la adquisición de nuevos motores RD-180 serviría a los intereses de Rogozin.

  4. Tarde o temprano tenía que pasar. Aunque no estemos ya en los tiempos de la guerra fría, no es natural que los USA dependan de motores Rusos para lanzar cargas militares. Para cargas civiles o científicas, pues tiene un pase, pero cuando entramos en el terreno militar, las cosas cambian.

    Para los americanos sería bueno desarrollar nuevos motores para sustituir al RD-180, esto puede significar un nuevo empujón a un campo que lleva muchos años viviendo de las rentas de tecnologías desarrollada hace 40 años. Incluso podría obligar también a los rusos a ponerse de una vez manos a la obra y hacer nuevos diseños.

    Vamos, en mi opinión, no lo veo tan mala noticia. Si SpaceX consigue su objetivo, el acceso al espacio se abaratará incluso para los militares, y la competencia volverá a dispararse en un campo que estaba demasiado “empantanado”. Energomash es la única que puede salir perdiendo.

  5. Desde un principio se veía que a Elon Musk lo único que le interesaba era el beneficio económico.

    Ciertamente la competencia en la carrera espacial puede abrir nuevos mercados y abaratar el coste del acceso al espacio, pero a este caballero lo único que le ha interesado siempre es convertirse en un imperio que monopolice los lanzamientos.

    Ya se metió con la ESA en su momento y con sus Ariane V, ahora a visto la oportunidad de ponerle la zancadilla a otras compañías mostrando un “patriotismo” que en realidad esta orientado a la obtención de un contrato con la Tuerza Aérea

    1. Es indudable que Elon Musk ha revitalizado el sector y a nosotros aficionados a esto nos ha proporcionado muchas horas de diversion. Gracias a que la gente quiere ganar (en la mayoria de los casos dinero) es que se producen los avances de la humanidad. ¡Gracias a Dios por eso! Si no fuese asi todos estariamos vestidos con la misma ropa, del mismo color y viviriamos en casas identicas.

  6. Retwitt de Elon Musk a una nota que dice lo siguiente “SpaceX dice que las compras de cohetes rusos violan las sanciones”, “todos los bienes y los intereses [de viceprimer ministro Rogozin] … se bloquean y no pueden ser transferidos, pagados, exportados, retirados, o de otra manera negocian, debido a que Rogozin es el jefe del programa espacial ruso, la queja argumenta que potencialmente se beneficia económicamente de las compras de motores de ULA”
    http://arstechnica.com/science/2014/05/spacex-says-rocket-purchases-violate-russian-sanctions-gets-injunction/

    Bonus:
    Second flight of Falcon 9-R. 1000m, hover and land (with cows)
    http://t.co/tixmBH5sw6

  7. Me parece que tarde o temprano por más caro que salga veremos los RD -180 y los Nk – 33 en versiones americanas.
    Se veia venir esto, se le regaló la tecnología a los americanos. Esos motores ya deben estar siendo copiados y producidos.

    1. No estoy para nada de acuerdo. No creo que los lleguen a desarrollar a un coste aceptable, eso sería hacerle el juego a Musk, en precio no podrían competir ni a corto ni medio plazo y a largo, no está claro.

      Y no, no están siendo producidos porque producir un motor así no es algo que se pueda hacer en dos días ni dos meses…

  8. El comercio mundial está globalizado y ningún país puede ser autosuficiente en todo. Pensad que los ordenadores que usan los rusos llevan chips de la empresa norteamericana Intel que han sido fabricados en China. ¿Va a dejar Rusia de importar microprocesadores por un conflicto con EEUU o por algún temor hacia China?

  9. Pues yo creo que SpaceX tiene razón en protestar en cómo se ha hecho ese contrato de 36 lanzamientos sin haberles tenido en cuenta. Cualquier político decente aceleraría o esperaría la certificación del F9 para la USAF y que así se pudiese abrir la competición.

    En fin, dos preguntas. ¿Qué clases de misión puede hacer un Atlas V que no pueda hacer el Delta IV? Yo creía que la diferencia principal era el precio, que el Delta es muy caro por ser hidrolox.

    La otra pregunta es si EEUU no puede reiniciar el proyecto del TR-107, era un motor Kerolox de Northorp Grumman y ese es un contratista bien conocido en la USAF.

  10. Pues el tema se complica a medio y largo plazo. Parece que la etapa de los RD-180 ‘baratos’ llega a su fin, por este contencioso y por lso anteriores. Y todas las alternativas suponen un incremento de costes, ya sea para seguir comprando motores a Rusia, o para fabricar esos mismos en los EEUU, o, la opción más cara y que no tiene un retorno inmediato, de fabricar un modelo propio de motor de kerolox.

    Evidentemente Estados Unidos se ha dejado llevar por la inercia y no ha llevado a cabo la I+D necesaria para tener un motor a punto, una vez que dejó en el olvido al F1, y está en un estado de dependencia inaceptable para un asunto tan estratégico como la de poder tener cohetes lanzadores a punto por sus propios medios.

  11. Hay algo de todo el tema que no me acaba de quedar claro. Space X denuncia el monopolio por la contrata de 36 lanzamientos. Es un pastizal y debe haber un concurso público donde la mejor opción para los contribuyentes sea la elegida. Entiendo que el tribunal debiera haber bloqueado los contratos y obligar a un arbitraje más abierto donde otras compañías puedan presentar sus propuestas. Pero en cambio bloquean la importación de motores paralizando el sistema de lanzamiento estrella del país y dejando momentáneamente el tema entre Space X a la que le queda mucho por demostrar y el Delta IV que cuesta un pastizal.
    Han pasado de ofrecer un montón de pedidos para el AtlasV a bloquear su uso, cuando lo que hacía falta era determinar qué cargas ‘sencillas'(como los GPS) se pueden lanzar con el Falcon9 para que el pastel quedara algo más repartido, y de paso apretarle un poco las tuercas a ULA.

    1. A ver que pasa con el Dream Chaser y el CST100 que en teoría dependen del Atlas. Me puedo ver al primero en un Falcon, pero dudo que Boeing tenga ganas de hacer lo mismo. No siento ninguna devoción por ULA, pero por mantener la línea de producción y la colaboración internacional, espero que todo vuelva a buen cauce.

  12. Pues a mi me parece bien, nunca entendere como el gobierno americano permitio un monopolio en el sumistro de lanzadores espaciales al ejercito con la falsa escusa de la rentabilidad, ellos que van tanto de legal, no como el nuestro, que si lo entenderia entonces (comisiones…)
    ULA nunca debio existir y me parece bien que Elon musk intente romper esa oligarquia por cualquier medio. Si Boeing y Lockheed-Martin quieren competir que lo hagan, son empresas inmensas comparadas con SpaceX pero no se puede permitir que se unan para fijar precios.
    SpaceX es aire fresco dentro del estancado mercado de los lanzadores espaciales.

  13. No estoy muy de acuerdo con el penúltimo párrafo donde dice “(esperemos que SpaceX no aproveche la jugada y se meta con sus compañeros del programa COTS de la NASA)”. No entiendo el “esperemos”. En los contratos en general y muy especialmente en los públicos, hay que respetar las reglas a rajatabla y escrupulosamente.

    Si SpaceX estima que hay algo que no cumple la ley o el pliego de condiciones del contrato ( o al revés, son los demás los que lo vieran en SpaceX), al cuello con el culpable, fuera quien fuera. Y si eso supone dejar fuera a uno de los 3 de COTS, que así sea. Todo en beneficio de la justicia y la legalidad.

    Me encanta que haya alguien que esté para denunciar cuando las grandes compañías se aprovechan de su posición. Y creo que ULA lo está enfocando rematadamente mal. Tendría que haber hecho hincapié exclusivamente en un enfoque de “especialista en Defensa” y haber dejado que, en buena lid, fueran las adjudicaciones objetivas las que hablaran finalmente.

    Esta interrupción no debería suponer nada en absoluto. Ahora, antes de que se acabe el stock de motores, un tribunal dictaminará y es muy posible que sea ULA la que “vuelva” al contrato. Ya veremos.

    Saludos.

    1. Lo interesante será si esto hace que se investiguen más contratos militares. Sería interesante ver cuantos de esos contratos se hacen a dedo y a escondidas (SpaceX dice que ni siquiera les han permitido ver el contrato con ULA). Como dicen ellos mismos: The contract with ULA was negotiated and executed outside of public view and has never been made public. SpaceX has requested the contract using the Freedom of Information Act (FOIA) but has not yet received a response. As a result, to this day, no one except ULA and the government really knows precisely what the document says or what it requires.
      (…)
      Initially there were two competitors–Boeing with the Delta IV launch vehicle and Lockheed Martin with the Atlas V. However in 2006, following the misappropriation by Boeing of thousands of confidential Lockheed pricing documents, the two companies put aside their claims against each other and formed ULA, citing the real issue as competition itself and asserting the new monopoly would save US taxpayers $100-150M per year.

      Since the merger, not only have there been no savings but costs have skyrocketed. Vehicle costs are up from approximately $100M per vehicle to $400M per vehicle—making ULA’s launch vehicles the most expensive not just in the US, but the world.

  14. Bien por Munsk. Me parecía que el monopolio ese que traia ULA era demasiado. En cuanto a los motores RD-180… No me parece que fuera seguro un Atlas V con motores rusos. Era depender demasiado. ¿Cuanto costaria poner en producción los F1A?

  15. En este caso he de apoyar a SpaceX, lo del ULA, los motores RD-180 y los contratos militares cerrados ya era de traca… ahora bien, en verdad los contratos que hagan los militares americanos, a mi me la pela, no es que todo esto vaya a tener una repercusión ni en la NASA ni en practicamente nada, Sierra Nevada se buscará un nuevo vector y Boing bueno… seguirá chupando del bote, la compañía es un lobby misma.
    ¿Qué quieren desarrollar un motor de kerolox moderno y más eficiente? Pues de puta madre… mientras lo paguen los militares y no la NASA, genial.

  16. Yo lo único que le pido a Musk , es que se atenga a los hechos y en consecuencia que sea un poquito más humilde. Si no fuera por el dinero, la protección y lo más importante: la tecnología que la Nasa le ha dado, todavía estaría corriendo por las tropicales playas de Kwajalein esquivado pedazos en llamas de su desastroso Falcon 1 . Que no venga a decir que la iniciativa privada es el único camino bla bla bla… cuando aquí lo que ha habido es iniciativa Pública con dinero público ( de los impuestos del lechero, el cartero, la enfermera, el granjero, la profesora , el policía y sigue ) que ha garantizado y allanado un camino para ellos.

    1. Finalmente un comentario sensible. Todos los fanáticos de la iniciativa privada en el espacio piensan que, porque SpaceX es privada, los recursos que esta empresa utiliza también lo son. No es verdad. El dinero no salió del bolsillo de Musk ni de inversores privados, sino de fondos públicos.

      1. Falso, el dinero del desarrollo ha salido de una inversión compartida entre la NASA y el capital privado de SpaceX. Actualmente lanzan para la NASA y para la iniciativa privada que es de lo que viven.
        No soy fanático de la iniciativa privada, pero creo que SpaceX es muy eficiente con el uso de recursos y están demostrando ser más creativos y tener más cintura que la NASA con el SLS o ULA con sus lanzadores.

        De hecho los lanzadores de ULA tenían que compartir gastos con contratos privados pero a la práctica es el gobierno el que paga por los costes tanto fijos como variables por falta de competitividad.

  17. Sabemos que Musk no es santo de tu devoción, pero no estoy nada de acuerdo con “esperemos que SpaceX no aproveche la jugada y se meta con sus compañeros del programa COTS de la NASA”…¿Por qué no?
    SpaceX cree que tiene un vector capaz de sustituir al Atlas V tanto en prestaciones como sobretodo en coste. (con el panorama actual; 400.000.000$ por lanzamiento, 1.000.000.000 anuales por mantener las intalaciones, el Atlas V no es para nada competitivo, y si fuera por la ULA estaríamos usándolo hasta el siglo que viene. Y todos queremos ver innovación en cohetería). Si SpaceX cree que puede sustituir tambien con su F9 al Antares, adelante y que gane el mejor.
    Lo del chollo de la ULA era casi insultante, y los más beneficiados de una “competición” de lanzadores americanos sería todo el mundo que quiere lanzar algo al espacio. La guerra real está, o debería estar, en el coste por Kg, dónde como dice el mismo post, el Atlas V va colista.
    Yo creo que los cohetes reutilizables de Musk ganarán por goleada a cualquier lanzador actual (sin ir más lejos el próximo paso, el FH, duplicará la carga de cualquier lanzador actual en servicio), pero sólo el tiempo lo dirá. Si eso lleva a un “monopolio” de SpaceX que así sea, y si alguien cree que puede competir con los costes de SpaceX porqué tiene un cacharro mejor, que se meta por enmedio como está haciendo Musk ahora.
    …Con notícias así veo que ya nos queda poco tiempo para quejarnos de un panorama espacial aburrido 🙂

  18. Excelente. Por un lado se acaba la ESTAFA a Rusia, generada durante el corrupto régimen de Yeltsin donde REGALARON la tecnología a los americanos. 10 millones por un motor para un lanzamiento de 400 millones? Y encima les dieron las patentes y el “know how” para producirlo localmente? Pues cualquier país árabe hoy día te paga 100 veces más por tener el privilegio de esa tecnología con fines militares (que es lo que está haciendo USA).
    Por otro lado, Musk habilita la competencia en el mercado de cohetería copado por burócratas, lobistas y timadores profesionales que prefieren no avanzar la tecnología y engordar presupuestos (y si se cancela algo, mala suerte, total ya se cobraron millones por el papeleo previo y un par de pruebas), y aporta nuevos desarrollos a pasos agigantados. Tiene visión de futuro, no tiene sólo un cohete nuevo sino todo un sistema para conquistar el mercado espacial en todas las áreas. El sector militar es fundamental para financiar esa visión de futuro, y ya que Boeing quedó en el pasado (aunque realmente en el pasado, en los 60 y 70 Boeing era un coloso de la aviación y la cohetería y es hoy cuando representa un mamut anquilosado), le toca a SpaceX tomar la posta. Con dinero podrá hacer los proyectos más rápido y más avanzados. Y son ellos los que van a terminar proponiendo vectores para ir a Marte (no Boeing, no la NASA, todo será cancelado pero Musk se las ingeniará para tener su super Falcon Heavy versión marciana lista) y será Musk quien pondrá astronautas yankees en el espacio -el resto hace rato que mira el progreso por la ventana y le roba ideas y cohetes a los rusos, descaradamente y amenazando ellos con “sanciones”. Yo que Rusia redirijo este mercado perdido hacia “el eje del mal” y amenazo a EEUU (o siguen comprando y además les subo los precios al doble o los cohetes los va a terminar usando Iran que los va a pagar muy gustosamente y a un precio de oro y no de estafa)

    1. En lineas generales estoy de acuerdo contigo exceptuando el tema Ruso,a principios de los 90 si no llega a ser por el dinero Yankee la mayor parte de las infraestructuras Aeroespaciales Rusas hubiesen acabado haciendo compañia al Buran y digamos que estos chollos fueron parte del trueque a los dos les convenia el intercambio.

      1. No conconcuerdo, en los 90 SI HABÍA ENORME CANTIDADES DE RIQUEZA EN RUSIA… pero precisamente se las ROBARON las oligarquías “tribales” (los oligarchiks dicen los rusos), los grupos políticos yeltsinistas incluyendo a Putin -el grupo de la ex-KGB y el ejército que hoy gobierna Rusia.
        Miles de millones en cobre, petróleo, trenes, medios, transporte… eso estaba y pasó a otras manos, y el objetivo de la era Yeltsin fue desfinanciar TODAS las áreas del Estado para luego cerrarlas, privatizarlas y regalarlas a los extranjeros -a cambio de jugosos sobornos. Por culpa de Yeltsin Rusia pasó de ser un país 100% estatalizado -la URSS donde todo lo producía “papá Estado”- a ser uno totalmente en manos de minorías oligárquicas (hoy en parte ligadas al Estado). La riqueza no faltaba, los yankees no “invirtieron” ni salvaron a nadie. Compraron lo que ellos mismos arreglaron comprar a precio de ganga -primero fundiendo las compañías a través de los liberales como Yeltsin que las desfinanciaron. El motto del borracho de Yelstin era que “le hubiera gustado nacer en Nueva York, Estados Unidos, porque ese era su ideal de país”. Luego de cumplida su tarea desapareció de la historia. Y los restos de la URSS hoy todavía luchan por salir a flote, en medio de los MEGAMILLONARIOS “rusos” -la mitad de ellos viviendo en Londres como si fueran jeques árabes, mientras Rusia sigue (a nivel del pueblo), pobre, esquilmada y sin medios.
        Sigo pensando que no queda otra que vender material a países que los puedan pagar lo que vale y listo, si los yankees no quieren que Rusia comparta con otros, que pague lo mismo que estaría dispuesto a pagar Iran por ello -¿o acaso no es un libre mercado?, ¿y el valor de los productos no los marca cuánto lo quiera pagar el comprador disponible?

  19. Al fin alguien vino a poner un límite al escandaloso despilfarro que es ULA con su monopolio y la ayuda de sus cómplices políticos y militares. Y como no podía ser otro, fue el mismisimo Elon.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 5 mayo, 2014
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Cohetes • Comercial • Rusia • Sondasespaciales