Misiones lunares Apolo con el Saturno C-3

Por Daniel Marín, el 5 septiembre, 2013. Categoría(s): Apolo • Astronáutica • Luna • NASA • sondasesp ✎ 32

Es bien sabido que la Unión Soviética desarrolló no uno, sino dos programas lunares tripulados al mismo tiempo. Uno era el N1-L3 de la oficina de diseño OKB-1 de Serguéi Koroliov, equivalente del programa Apolo norteamericano y que tenía por objetivo poner un hombre en la superficie lunar. Otro era el programa Zond/L1 de Cheloméi. Mucho más modesto que el N1-L3, el L1 se conformaba con mandar una nave tripulada alrededor de la Luna sin tocar su superficie. Lo que no es tan sabido es que durante unos años los norteamericanos sopesaron llevar a cabo un programa Apolo en dos fases muy parecido a los dos programas lunares soviéticos.

En 1961, el programa Apolo preveía llevar a cabo misiones circumlunares con el Saturno C-3 (Vance Vought).

En 1961 el presidente Kennedy decidió poner un hombre sobre la Luna antes de que terminase la década, pero la hazaña era de tal magnitud que nadie sabía muy bien cómo lograrlo. Para la misión de alunizaje se eligió el método de ascenso directo. Esto es, una gran nave espacial que viajaría de una pieza desde la órbita baja terrestre hasta la superficie lunar. Para lanzar un vehículo tan grande se necesitaría un cohete gigante denominado de forma general ‘Nova’. Poco después del discurso de Kennedy quedó claro que la nueva familia de cohetes Saturno del Centro Marshall de la NASA -dirigido por Wernher von Braun- sería la encargada de propulsar las naves del Apolo. El candidato favorito para el Nova era el Saturno C-8, con ocho motores F-1 en su primera etapa. Para las primeras misiones en órbita terrestre se emplearía el Saturno C-1 (con ocho motores H-1).

Propuesta de nave Apolo de ascenso directo lanzada mediante un cohete Nova (Vance Vought).

Pero lo que resulta interesante es que la NASA estudió la posibilidad de desarrollar el Saturno C-3, con dos motores F-1, para llevar a cabo misiones circumlunares de naves ‘Apolo B’ (la ‘Apolo A’ sería una versión para misiones en órbita terrestre). La NASA pensó también en desarrollar el Saturno C-2 para este fin, pero pronto quedó claro que este lanzador no tenía la potencia requerida. El Saturno C-3 serviría de paso como plan de emergencia por si no se pudiese desarrollar el C-8 a tiempo. En este caso, y de acuerdo con los planes de von Braun, se lanzarían dos o tres C-3 para ensamblar en órbita baja terrestre una nave Apolo de ascenso directo (otra opción era lanzar un Saturno C-1 y un Nova). Este método era conocido como EOR (Earth Orbit Rendezvous) y curiosamente también era el favorito de Koroliov en un principio.

Saturno C-3 (NASA).
Versiones del Saturno previstas en 1961 (Vance Vought).
Versiones del Saturno (NASA).
Calendario de misiones del programa Apolo en 1961 (Vance Vought).

En 1961 se preveía que la primera nave Apolo tripulada sería lanzada en órbita baja terrestre en 1964 con un Saturno C-1. En 1965 despegaría una Apolo B con un Saturno C-3 para llevar a cabo una misión en órbita lunar con tres astronautas. Por último, el primer alunizaje tendría lugar en 1967. Las misiones en órbita lunar servirían para adquirir experiencia de cara al alunizaje, que era el premio gordo, pero también servirían para adelantarse a los soviéticos si el programa de alunizaje se retrasaba demasiado. Es decir, compartía los mismos objetivos que el programa Zond/L1 de la URSS, aunque la nave soviética no tenía previsto entrar en órbita lunar.

A finales de 1961 la NASA reunió a dos comités para evaluar cuál era la mejor opción para la arquitectura de misiones lunares. El Comité Lundin evaluó la opción de ascenso directo, mientras que el Comité Heaton hizo lo propio con el EOR. Había una tercera opción, que era la LOR (Lunar Orbit Rendezvous) y que pasaba con introducir un módulo lunar. La leyenda cuenta que fue un ingeniero solitario de Langley, John C. Houbolt, el que presentó el método LOR a la NASA, pero la realidad no fue exactamente así. El método LOR era de sobras conocido por todos desde que el pionero alemán Hermann Oberth lo describiese en detalle en 1923. Simplemente se consideraba demasiado complejo y arriesgado para considerarlo una opción viable. De hecho, el Comité Lundin lo tuvo en cuenta, pero concluyó que era incluso peor que el EOR (el Comité Heaton simplemente se negó a estudiarlo). Lo que sí es cierto es que la determinación e insistencia de Houbolt -que había trabajado con el LOR desde 1959- contribuyeron a que la NASA cambiase de parecer.

Planes lunares del Apolo de enero de 1961. Por entonces se prefería el Saturno C-2 al C-3. Las designaciones Apolo A y Apolo B cambiaron en muchas ocasiones (NASA).

En verano de 1962 la NASA adoptó oficialmente el método de encuentro en órbita lunar LOR para el Programa Apolo. Gracias a este método ya no se requería una gran nave de ascenso directo, sino que se usaría un vehículo adicional en la misión (el módulo lunar). Por otro lado, la introducción del módulo lunar hacía disminuir la masa total de la misión, por lo que ya no sería necesario un cohete tan monstruosamente grande como el Saturno C-8. Bastaría con el ‘pequeño’ Saturno C-5, posteriormente conocido como Saturno V. Durante unos meses se barajó la opción de realizar igualmente misiones circumlunares con una nave Apolo CSM usando el Saturno C-3, pero este plan no tenía futuro. Puesto que el salto del Saturno C-1 al C-5 era mucho menor que el existente entre el C-1 y el C-8, el Saturno C-3 perdió toda razón de ser y fue cancelado a principios de 1963. Poco después también se propondrían misiones circumlunares usando naves Gémini. Los planes de naves Gémini lunares fueron mucho más conocidos y gozaron de gran popularidad en su momento, pero fueron igualmente cancelados (eran una competencia interna al Apolo, además de ser muy arriesgados).

Famosa propuesta de nave Gémini circumlunar (NASA).
Propuestas de naves Gémini a la órbita lunar (NASA).

¿Qué habría sido del Apolo si no se hubiese cancelado el Saturno C-3?¿Habríamos visto una misión tripulada a la órbita lunar en 1966 o 1967? En este caso habría sido interesante ver la reacción soviética a esta misión. ¿Hubiesen cancelado el programa N1-L3 en ese momento en favor del Zond/L1?¿O quizás ambos programas lunares soviéticos hubieran sido eliminados antes de tiempo? Con el dinero del programa N1-L3 libre, ¿qué habría hecho la URSS en el espacio? Quizá hubiesen acelerado el programa Almaz/OPS, quién sabe. Es importante señalar que, en su versión final, el programa Apolo nunca incluyó misiones previas al alunizaje en la órbita de la Luna sin el módulo lunar (el Apolo 8 fue un añadido de última hora después de que la CIA informase a la Casa Blanca sobre las supuestas intenciones soviéticas de llevar a cabo una misión L1 tripulada en diciembre de 1968). Con el Saturno C-3 la historia de la carrera lunar habría sido muy diferente.



32 Comentarios

  1. Daniel, gracias por el artículo, que época de gloria aquella, se pensaba a lo grande ¿te imaginas un Saturno C8 con sendos F1 galopando a toda marcha hacia el firmamento?…¡¡¡wuauuu!!!… Y todo gracias a la presión política de ganar la carrera lunar. Hoy la presión política recorta presupuesto y deja a la NASA sin razón de ser, que lástima, que lindo sería poder ver naves tripuladas explorando el sistema solar, será para nuestro hijos o nietos o bisnietos.

    1. …Y ya que estamos, aprovechando que NASA cumplió sus flamantes 55 añitos, ¿alguien se atreve a predecir que será de la exploración tripulada del espacio dentro de otros 55 años?
      Daniel ¿te lo dejamos de tarea? Je je, un abrazo.

  2. Dentro de cincuenta años, un satélite chocara contra otro, lanzando miles de pedazos e chatarra en todas direcciones.
    La población de satélites será tan alta que será imposible que parte de esos restos no terminen chocando contra otros satélites. Iniciando a si una reacción en cadena que llenara la orbita de la tierra de una nube de escombros que hará casi imposible salir al espacio sin colisionar con dichas objetos.
    Con el paso del tiempo los escombros se irán situando en una orbita meridional formando un preciso anillo y el aspecto del planeta mejorara estética mente. Existe la posibilidad que los restos se agrupen formando una nueva luna y la nasa atenga pingues beneficios extrayendo chatarra del la luna.
    Nasa chatarrería S.A.

    Continuara…

    Eduardo
    Cordial saludo Terrícolas 😉

  3. Tiempos pasados llenos de gloria y esperanza, me es muy melancolico leer estos posts. Por cierto Horacio dejando al margen los grandes logros de la Nasa. A mi personalmente me parece correcto hasta cierto punto claro que el congreso tenga bien agarrado el presupuesto de la Nasa ¿Por que? Muy sencillo la Nasa es demasiado proclibe a multiplicar los costes de las misiones, el caso más salvaje el telescopio JWST que por ahora va por los 8.800 millones de dolares y que sigue adelante por orgullo nacional. Por cierto Daniel podrias hacer un post donde podrias poner las misiones más relevantes de la Nasa el prespuesto inicial y el presupuesto final seria muy interesante.

    1. Estimado Anónimo: Es correcto que una administración pública sea controlada por el gobierno para que todos sepan en que se gasta el dinero del presupuesto asignado, otra cosa muy distinta es recortar dicho presupuesto año tras año e intentar mantener la misma arquitectura de proyectos y programas, se cae de maduro que los programas más complejos y caros se cancelarán, a menos que suceda como muy bien tu lo dices con el caso del JWST que por orgullo nacional y presión de la comunidad científica sigue adelante, es más, no hace falta recortar presupuesto, simplemente lo dejas igual que el año anterior y por la inflación seguido de crisis económica mundial, ya no te alcanza para continuar con lo que tenias entre manos, bueno de todas maneras es muy complejo hablar de presupuestos, porque es eso, son supuestos gastos establecidos más o menos verazmente con antelación… y si, la NASA es muy proclive a no respetar los gastos, suele multiplicarlos exponencialmente, pero vamos… ¿crees que el Pentágono no lo hace?
      Saludos.

  4. La cuestion es un poco mas complicada.
    en el momento que jfk anuncia el programa lunar en 5/61 hay tres propuestas sobre la mesa:
    el “Ascenso Directo”, con un gigantesco cohete Nova, esta es la opcion preferida por los principales cientificos e ingenieros de la Nasa, en Langley, houston y California. Basicamente aprovechar el impulso politico del momento para desarrollar el cohete mas grande posible para aprovecharlo posteriormente en otros proyectos como marte o gigantescas estaciones espaciales, hay que entender que este es el momento mas megalomano de la Nasa, todo parece posible, y solo hay que mantener el grifo economico del gobierno.Un gran cohete de enorme coste que no se puede abandonar a medio camino es un buen camino.
    la “Cita en orbita terrestre”, EOR, con cohetes medianos, es la solucion preferida por mas gente. En primer lugar por von Braun que pone los cohetes Saturno 1 y Saturno 2/3, se garantiza un buen numero de lanzamientos. En segundo lugar por los militares, que prefieren cohetes de tamaño mediano y generalistas que puedan usar para multiples misiones.
    En tercer lugar por el propio gobierno y los asesores de Kennedy que ven mucho menos riesgo, un fallo de un lanzamiento no lo destruye todo, y el viaje a la luna solo se emprende despues de multiples revisiones en orbita durante el montaje. todas las partes aceptan que es una opcion cara para viajar a la luna, pero ven el momento politico adecuado.
    Finalmente la tercera opcion la “cita en orbita lunar”, es la opcion defendida por un unico ingeniero de Langley, es la opcion sencillamente genial, la mas compleja y elegante a nivel tecnico, con un cohete mas grande que los Saturno 2/3 pero no tanto como los Nova, y el coste esta minimizado al maximo. Es realmente la opcion que nadie quiere, la mas politicamente incorrecta, pero que nadie puede negar por su menor coste de cara al congreso y por tanto al final sera la elegida.
    Von braun acabara aceptandola ya que el cohete era suyo, aunque sabia que el saturno V era un cohete demasiado especializado que no sobreviria al objetivo politico que lo promocion.
    Los militares se apartarian del programa desarrollando la familia Titan IIIC y el MOL y todos sabemos como termina la historia.
    yo prefiero el Saturno 3 y la cita en orbita terrestre, habria sido una opcion con mucho mas recorrido.

    1. Un matiz con respecto a los tiempos, porque son claves en esta historia. El método LOR fue propuesto por Houbolt (Langley) en 1962, es decir, un año después de que Kennedy marcase el objetivo de ir a la Luna. El método de ascenso directo era la opción preferida por el cuartel general de NASA en 1961, aunque von Braun -más práctico- se inclinaba por el EOR por esa misma época. En cualquier caso, recordemos que -pese a que la leyenda nos dice lo contrario- von Braun no pintó nada a la hora de decidir la arquitectura del programa Apolo. Él y sus colegas de Marshall se debían limitar a acatar las decisiones tomadas por la cúpula política de la NASA y la Casa Blanca, como de hecho así fue. Dicho de otra forma, el que von Braun prefiriera el sistema EOR es casi irrelevante en términos históricos si queremos entender cómo se tomaron las decisiones en Apolo. Lo que sí es importante, como bien apuntas, es que muchos en NASA HQ, además de von Braun, preferían la opción EOR.

      A finales de 1961 la NASA reunió a dos comités para evaluar cuál era la mejor opción para la arquitectura lunar. El comité Lundin evaluó la opción de ascenso directo, mientras que el Comité Heaton hizo lo propio con la opción EOR. Nadie discutió el LOR porque no lo conocían (quizás debería poner esto en el post). Y aunque el comité Lundin evaluó el LOR, lo situó en un tercer lugar tras el ascenso directo y el EOR.

      El otro matiz lo pondría con respecto a los militares. En 1961 el Pentágono no tenía ningún interés en el Saturno más allá de algunos proyectos exóticos y prefirió sacar adelante opciones propias no civiles, como el Titán III. A la inversa la cosa era similar, ya que la NASA ignoró los lanzadores militares siempre que pudo (aunque en ocasiones no le quedó más remedio que acudir a ellos, como todos sabemos).

      Por otro lado, la historia de Houbolt tiene bastante de leyenda urbana… pero eso mejor lo dejamos para otro día.

      Saludos.

    2. He añadido al post la parte de los comités para la selección de arquitectura porque creo que es interesante, aunque la entrada no iba sobre la génesis del programa Apolo, sino simplemente sobre las misiones circumlunares con el C-3.

  5. Me apasiona la protohistoria del Programa Apollo.

    Es muy interesante especular cómo podría haber transcurrido la carrera hacia la Luna si se hubiera planteado el programa lunar de esta forma. Sin embargo, creo que el gran éxito de la NASA se gesta gracias a que se opta por la configuración LOR y la adición del módulo lunar. Un planteamiento dual, y sobretodo el desarrollo del C-8 hubiera corrido riesgos muy serios de cancelación, y tal vez hoy día no estaríamos recordando los primeros pasos de Armstrong y Aldrin sobre la Luna.

    ¿Y cómo surge el Saturno I-B? ¿se concibió exclusivamente para poner el CSM en LEO o se pretendía algo más de este? Si no me equivoco, la tercera fase del Saturno V es la segunda del Saturno I-B, o sea, la S-IV-B, pero ¿en qué se diferencian la primera fase de I y la segunda del V?

    1. Son completamente distintas. La primera etapa del Saturno I fue concebida por von Braun como algo provisional. Estaba formada por un tanque central derivado del cohete Jupiter y ocho tanques laterales derivados del Redstone. En la base de cada tanque lateral había un motor H-1. Una configuración por cierto que recuerda a la elegida por Cheloméi para el cohete Protón. Por su parte, la S-II del Saturno V era una eta criogénica totalmente nueva que por cierto fue la más compleja de diseñar de las tres del Saturno. ¿Por qué? Pues porque fue la última en concretarse (el diseño de la S-IVB ya había sido congelado mucho antes) y tuvo que apechugar con todos los incrementos de masa no previstos de sus dos hermanas.

      Saludos.

      1. Saludos desde Chile. Me gustaría tu opinión sobre por qué, hace muchos años, vi en un local de modelismo una caja que contenía una maqueta del Saturno V pero que en el dibujo aparecía con su segunda etapa con más de 10 motores pequeños y otros tantos la tercera ¿era la configuración con motores del cohete Centaur, antes del desarrollo de los J-2? ¿Habías visto una maqueta de ese tipo? Espero tu respuesta, y gracias por tu blog de difusión.

  6. Lo que no entiendo es como estando McNamara que era un excelente gestor no obligó a los militares a abandonar las familias Atlas-Titan por las Saturno. Al fin y al cabo a finales de los 60 el ICBM de referencia sería el Minuteman con lo que esas familias estaban abocadas a la desaparición.

    McNamara ya obligó al Pentágono a racionalizar las compras de material obligando a la Armada, los Marines, el Ejército y la USAF a comprar material común y olvidar diferencias.

  7. McNamara no era omnipotente. Los militares influían mucho en el gobierno de kennedy. Sobre todo gente como Bernard Schriever padre de los misiles usaf.
    De todos modos la evolución del Saturn en 1961 fue en contra de los intereses de la usaf. Que ya pensaba en el como lanzador del cada vez mas pesado dyna-soar.

  8. Bueno, la realidad es que fueron con carrozas como esta (amplíen y disfruten de los detalles):

    http://www.hq.nasa.gov/alsj/a12/AS12-47-6988.jpg

    Otra perspectiva:

    http://i.imgur.com/FbFzK.jpg

    Qué decir de la última misión Apolo y de su increíble módulo orbital:

    http://spaceflight.nasa.gov/gallery/images/apollo/apollo16/hires/as16-122-19533.jpg

    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/conspiraciones/338458-son-validas-pruebas-aportadas-de-que-hombre-piso-luna.html

    1. ja ja ja se cree que no llegaron a la luna ja ja ja no podes flaco, pero si ya está muy clarísimo, todas y cada unas de las supuestas afirmaciones fueron refutadas sin mayores esfuerzos. Por otro lado, te comento que lo que tu llamas modulo orbital, en realidad se llama etapa de ascenso del modulo lunar y donde se dice que es papel de aluminio, en realidad se trata de películas de oro, mailar, y otros materiales que eran suficientemente resistentes para tal cometido… y si… los tanques de combustibles están bajo esa capa, que le vamos a hacer. ha me olvidaba… el motor de descenso del modulo lunar si que levantaba polvo en el momento del alunizaje, pero no esperes ver regolito quemado o tiznado, si miras con detenimiento se alcanza a notar el rastro, otra vez que le vamos a hacer, un abrazo.

    1. “Me apasiona la protohistoria del Programa Apollo.”

      Hoy en día se va a la Luna cada semana. ¿Cómo podrían ir entonces con aquellos cacharros?

      Ya, claro: es lo mismo que cuando vemos un fórmula uno actual y un coche de carreras de hace 60 años. Sí, Fernando Alonso hace a Fangio protohistoria. Y a los automovilistas de los Apolo. No olvidemos que por la Luna también anduvieron en coche.

    2. Fueron porque entonces fluía una cosa: dinero. La NASA llevo el hombre a la Luna porque le asignaron un presupuesto monstruoso (comparandolo con el actual) y había una competición contra la URSS (te recuerdo, por si eres demasiado jovén o por el contrario has perdido la memoria por ser ya mayor) que los USA eran enemigos acérrimos de la URSS. Hoy ese clima belico ha desaparecido (por fortuna) y colaboran en temas espaciales. Piensa un momento en esto: si USA no hubiese llegado los primeros en denunciarlo publicamente hubieran sido sus competidores, es decir la Unión de Repúblicas Socialistas Sovieticas (aki “los rusos comunistas”).

      Ten en cuenta que para enviar humanos a la Luna hace falta un cohete gigantesto (como el Saturno V) una enorme maquina capaz de poner en orbita mas de 100 TM. Ahora se habla de que el año que viene SpaceX tendra el Falcón Heavy que pondra como max 50 TM (fijate la mitad de lo minimo necesario) y ya se considera un exito.

      La NASA actualmente esta desarrollando el SLS, un cohete que -en teoría- podra poner (si no lo cancelan antes) entre 70 y 130 TM…pero no hay planes concretos para regresar al satelite.

      Saludos (y hazte, haznos un favor, lee y estudia que la ignorancia -y todos somos ignorantes de algo- nos hace menos libres)

  9. Rebatir no es lo mismo que creer o no creer. Se toman los argumentos del otro y se demuestra su contradicción o su falsedad. Ustedes opinan, que es bien diferente.

    Y en cuanto a lo de la URSS y EEUU se explica en el hilo que enlacé.

    Aquí no se cuestionan creencias, sino pruebas. Las pruebas presentadas de esos alunizajes son las que son, y no las que cada cual cree que son.

    Así que si me quieren rebatir lean primero el texto y luego refútenlo punto por punto.

    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/conspiraciones/338458-son-validas-pruebas-aportadas-de-que-hombre-piso-luna.html

    1. Mira lo tuyo si que es una creencia, lo nuestro no. Es como si te tuvieramos que demostrar que 2+2=4; aquí no hay que creer nada, es así. El articulo que pones ya lo leí, cuando hace un tiempo lo pusiste (tú u otra persona). Cae en los mismos tipicos-topicos que siempre se presentan. Si quieres una refutación -punto por punto- ve el reportaje que creo que se titulo “Escepticos: llegamos a la Luna”. Es de ETB y esta en castellano (buscalo en youtube)

      Pero aparte de eso, lee, estudia y sobre todo aprende, eso sí, de fuentes bien informadas y no de la basurilla conspiranoide que tanto abunda en la red.

      Te repito, lo nuestro no es una cuestión de creencia, (p. ej. uno puede creer o no en Dios, pero no tenemos una foto de Él ni te puedo enseñar su lugar de residencia) pero respecto a esto tenemos miles (o quizás millones) de pruebas que lo demuestran.

    2. No querido, no. Yo he expuesto lo que son las contradicciones, ahora rebátelas. No digas que estás por encima de conspiranoias porque ese es un argumento muy pobre. El propio de todo creyente. El mismo que dice: “creo en Dios porque lo tengo claro, y además nadie me puede demostrar que no exista”, que es tanto como creer en extraterrestres porque nadie ha demostrado que no existan, lo cual rompe el principio fundamental que dice que el que afirma tiene que probar. Yo solo digo que las pruebas presentadas, las más conocidad, son infumables. Y explicó por qué. Ahora rebáteme tú.

    3. Como hombre de ciencias que eres comprenderás que una sola prueba basta para afirmar un hecho científico, por lo que no voy a rebatir “punto por punto” tu larga y enfarragosa exposición en el enlace que pones. Primero, porque no es necesario y segundo porque no puedo secuestrar estos comentarios y alargar en exceso la respuesta (Este blog es de Daniel, no nuestro)

      Te voy a dar evidencias o hechos que demuestran que SI se llegó a la Luna:

      En primer lugar decirte que soy radioaficionado y que me dedico –entre otras cosas– a la comunicación vía satélites para radioaficionado y también con la ISS. Para usarlos hay que saber cuándo van a pasar por encima de mi casa, dirigir las antenas y sintonizar las frecuencias exactas (tanto de subida como de bajada) amén de calcular el doppler (es decir el desplazamiento de frecuencia debido al movimiento del satélite). Sin lugar a dudas los datos telemétricos son de gran ayuda para lo que te he contado.
      ¿Y que tiene ver esto con el tema? Porque una evidencia irrefutable es la telemetría, es decir, las señales de radio. Como sabrás si tienes 2 receptores en tierra separados cierta distancia puedes saber de dónde viene una señal de radio; ¿Cómo? Por paralaje, es decir, conozco donde está el receptor 1, y el ángulo que mueve sus antenas para recibir desde la Luna. Conozco también el receptor 2 y su ángulo. Si aplicamos cálculos trigonométricos nos dice desde donde procede la señal. (Te has de imaginar un triángulo formado por el receptor 1, el 2 y la Luna) ¿Y a qué distancia y desde donde procedían las señales de los diversos Apolos? ¿A ver adivina?… Sí desde la Luna misma (¿Qué casualidad no?) Esto no se puede disimular, ni enmascarar; no eran satélites en órbita a la Tierra, no eran en órbita a la Luna (al girar la señal se perdería y su doppler de su frec. lo delataría). Además de muchos centros oficiales de seguimiento (incluido los rusos) existieron cientos de radioaficionados que con mejor o peor resultado siguieron las transmisiones…y todos concuerdan que eran desde la misma Luna.

      La segunda evidencia tiene que ver con los reflectores para laser que los astronautas dejaron en la superficie lunar. Estos siguen usándose actualmente para calcular con muchísima precisión la distancia entre la Tierra y la Luna. Todavía están allí arriba, sobre el regolito lunar, y puedes acercarte a cualquier observatorio astronómico equipado con un laser, para ver con tus propios ojos como el rayo es devuelto y medida la distancia. ¿Cómo llegaron esos reflectores a la superficie lunar? ¿A ver adivina?… Sí, los pusieron los que caminaron por su superficie y colocaron (entre otros instrumentos) estos reflectores.

      Solo hace falta dejar caer algo desde cierta altura para comprobar que realmente existe la gravedad, con estas dos evidencias que te he mostrado bastaría, pero te comento una 3ª. Son las fotos de todas las misiones que alunizaron sacadas por el LROC. Están allí donde deberían estar, incluso se ven las huellas dejadas (y desde el Apolo 12 ) hasta el mástil de la bandera se ve (ah y no vengas a decirme que era un montaje porque la bandera se mueve, como se ha demostrado por los videos, la bandera solo se mueve MIENTRAS los astronautas la están manipulando, luego se queda absolutamente quieta)

      Te repito lo que te he dicho, lee, investiga, estudia y aprende…y así saldrás de dudas. Saludos

      PD: con este comentario doy por zanjado la conversación con usted, quizás en otro momento o en otro post podamos volver a intercambiar opiniones…por cierto, mi única querida es mi mujer, madre de mis hijos y compañera amada desde hace muchos años.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 5 septiembre, 2013
Categoría(s): Apolo • Astronáutica • Luna • NASA • sondasesp