Abortada la US-EVA-23 en la ISS

Por Daniel Marín, el 17 julio, 2013. Categoría(s): Astronáutica • ISS • NASA • sondasesp ✎ 20

¿Ahogarse en el espacio? Si piensas que este es el último de los peligros que uno debería tener en cuenta a la hora de vivir en órbita, a partir de hoy cambiarás de opinión. El paseo espacial número 23 (US-EVA-23) que se realizaba desde el segmento norteamericano de la estación ha tenido que ser abortado por una fuga de agua en el casco de Luca Parmitano. Como resultado, Parmitano y su compañero Chris Cassidy tuvieron que cancelar la actividad extravehicular tras una hora y 32 minutos. Ha sido el segundo paseo espacial de menor duración en el exterior de la ISS.

Vídeo de la EVA-23 cuando Parmitano se da cuenta de la fuga:

La EVA-23 tenía como objetivo completar las actividades desarrolladas durante la EVA-22 del pasado 9 de julio, en la que también participaron Parmitano y Cassidy. La EVA comenzó a las 11:54 UTC del 16 de julio al despresurizar la esclusa Quest, cuya escotilla se abrió dos minutos más tarde. Los astronautas se dirigieron a la viga Z1 situada sobre el módulo Unity para terminar de instalar el sistema de derivación de corriente eléctrica para emergencias. Parmitano procedió entonces a instalar un punto de amarre (PDGF) en el segmento ruso de la estación para el brazo robot de la ISS  y también situó un cable Ethernet entre los dos segmentos de cara al acoplamiento del módulo Nauka (MLM) el año que viene.

Los spacewalkers (NASA).

A las 12:42 UTC Parmitano informó de una fuga de agua en el casco de su traje EMU. El agua entró en los oídos, ojos, boca y nariz del astronauta, impidiendo que llevase a cabo las actividades planeadas. La fuga no se detuvo y a las 12:54 se dio la orden de parar la EVA. A las 13:06 UTC se decidió cancelar el paseo espacial y hacer que los astronautas volviesen al módulo Quest. Para entonces Parmitano ya era incapaz de escuchar nada a través de la radio por culpa del agua que se acumulaba en los auriculares. En un principio se pensó que la fuga podía provenir de la bolsa de agua potable que lleva el EMU cerca del cuello -DIDB (Disposable In-suit Drink Bag), que almacena un litro de este líquido aproximadamente-, por lo que Luca comenzó a beber todo el agua que pudo, pero la fuga continuó. Durante unos angustiosos minutos, el peligro de que Parmitano pudiese ahogarse dentro de su traje se volvió muy real.

Parmitano con los trajes EMU en la esclusa Quest antes de la EVA (NASA).
Traje EMU para EVAs (NASA).

Bolsa de agua potable DIDB (Disposable In-suit Drink Bag) del EMU

Aunque se trató de un procedimiento de emergencia, técnicamente la EVA fue ‘terminada’ (terminated), no abortada (aborted). La diferencia no es solamente semántica, ya que una EVA abortada requiere abandonar inmediatamente todo trabajo en el exterior y presurizar la esclusa lo más rápido posible siguiendo un protocolo de emergencia, algo que no se hizo en esta ocasión. En este caso, la esclusa Quest fue presurizada normalmente a las 13:29 UTC y la escotilla interna se abrió a las 13:37 UTC. Karen Nyberg y Fiodor Yuchijin se encargaron de limpiar con toallas el agua que había escapado del traje de Parmitano.

Una inspección preliminar descartó la hipótesis de la bolsa de agua potable como fuente del problema. Luca informó de que el agua de la fuga tenía un sabor extraño, pero por ahora se desconoce el origen del fallo, aunque se baraja que podría provenir del sistema de refrigeración formado por una red de tubos que cubre la ropa interior del astronauta -denominada LCVG (Lquid Cooling and Ventilation Garment)- y que lleva una buena cantidad de agua. En cualquier caso, lo importante es que Luca está bien y no ha sufrido ningún daño.


LCVG (Lquid Cooling and Ventilation Garment) del EMU (NASA).

Esclusa Quest (NASA).


20 Comentarios

  1. Si es líquido refrigerante seguro que tiene algún tipo de sal o compuesto químico no demasiado saludable. Menuda angustia! Yo lo llevaría muy mal en la ISS porque cuando el rescate de aquellos mineros chilenos, tuve pesadillas semanas enteras con asfixias en el tubo que “nos” subía… en sueños, flipa!

  2. ¡Pues menos mal que no era una emergencia !
    Lo peor,es que si el fallo era, en el sistema de refrigeracion, el peligro era doble. No se si es peor morir ahogado o cocido al sol dentro del traje.
    Sin duda es hora de sustituirlos y ya de paso ir probando actualizaciones.

  3. Lo desesperante del agua en microgravedad, es que parece un moco pegajoso y no se escurre, y sin poder meter las manos para quitártela, no quiero saber el broncon en el que se metió. ¿Alguien ha tenido comezón en los ojos o se le ha metido una pestaña en los parpados dentro del visor durante el buceo? Quien ha tenido esa experiencia puede tener una idea a lo que me refiero.

  4. Pues sí… menos mal que no era una emergencia que el pobre Prmitano tuviese que beber toda el agua posible… no perder la calma en una situación así requiere tenerlos forrados al menos, de tungsteno

  5. Ya sé que es un pelín macabro, pero no puedo dejar de pensar en cómo deben ser los protocolos en caso de que un astronauta muera en un accidente así. Primero, que supongo habría que hacer otra EVA para recuperar el cuerpo, y luego habría que guardar el cadáver hasta el siguiente reabastecimiento.

    Mal rollito…

    1. Siendo pragmáticos, sospecho que los trajes que usan en espeleología extrema no son tan caros como los de los astronautas, por lo que seguro que algo tienen pensado, aunque sea para recuperar el equipo 🙂

    2. No es por el equipo es por la dificultad y el riesgo. Un rescate es mucho más complicado que la expedición en sí. Si la expedición es extrema el rescate puede ser imposible.

  6. Esto nos muestra nuevamente que la exploracion espacial no tiene nada “de rutina”. Sera el momento de analizar el origen de la falla y de ser necesario modificar la ingenieria del traje para que esto no vuelva a suceder.

  7. Daniel una pregunta que me viene a coloación debido a este incidente: si un astronauta tiene un problema muy grave de salud, vamos; que peligra su vida: ¿Lo harian bajar -a él y a otros 2 claro- con alguna de las Soyuz o hay que esperar al proximo relevo?

    Gracias

  8. Un recordatorio de lo peligrosa que puede ser una EVA, cuando todo el mundo comienza a dar por rutinario algún aspecto de los viajes espaciales, el destino se empeña en recordarnos que estamos ante el ambiente más hostil que haya conocido el ser humano…

  9. Pues había visto la noticia en otros medios, y no pensaba que fuera tan serio.

    Pero claro, aquí ya uno empieza a pensar en los detalles, como que el agua no se “escurre” hasta los pies, sino que se queda flotando, y que no era pura, sino un refrigerante.
    Está claro que la exploración espacial sigue siendo algo extraordinario.

    Una pregunta Dani:

    En un accidente de este tipo ¿qué trajes son más seguros, los rusos o los americanos? Lo digo por la diferencia de presión interna de funcionamiento de cada uno y lo rápido que puede el cosmonauta/astronauta salir de él en caso de peligro.

  10. Bueno, si despresurizaron normalmente es que no hubo riesgo para la vida afortunadamente. Eso si, las debió pasar de a kilo. Yo entiendo que se bebió el agua del DIBD u no la que se escapaba del traje. Aunque parte le iria a la boca y si la “probó”. Supongo que tendrán que revisar el traje para ver donde está el “pinchazo”

  11. Apenas se aprecia el liquido refrigerante en las imagenes de video… pero la parte mas angustiosa son los primeros minutos en los que se ve la camara a primera persona de Parmitano en las que se ve a su compañeros pegandole toques con la mano claramente preocupado por su compañero.

    Esta demostradisimo una vez más que los EVAs no son para nada rutinario… es más, dudo que lleguen a serlo.

  12. “Aquí Estación Espacial Internacional a Control Tierra. A las 11:54 horas de ayer, la Eco-Victor-Alfa dos-tres, iniciada por astronauta Luca Parmitano, fue abortada.

    Nuestro computador de a bordo Hotel-Alfa-Lima nueve-triple-cero estimó fracaso misión debido a posible error humano, a causa problema con la bebida del astronauta Parmitano. Solicitamos reemplazo o plan de contingencia para misión abortada.

    Fin de la transmisión.”

Deja un comentario