El 43º aniversario del Apolo 11 y el futuro del programa espacial tripulado norteamericano

Por Daniel Marín, el 20 julio, 2012. Categoría(s): Apolo • Astronáutica • Luna • NASA • sondasesp ✎ 35

Hoy se cumplen 43 años del alunizaje del Apolo 11. El 20 de julio de 1969 a las 20:17 UTC la humanidad alcanzó por primera vez la superficie de otro cuerpo celeste distinto a la Tierra. Para celebrarlo, nada mejor que ver este vídeo que compara la película del descenso del Eagle (captada por una cámara situada en la ventanilla derecha del LM) con las imágenes de la superficie lunar obtenidas por la sonda Lunar Reconnaissance Orbiter usando el Google Earth. Las imágenes de la LRO fueron realizadas con prácticamente la misma iluminación que en el momento del alunizaje, por lo que el resultado es muy curioso.

Por otro lado, si quieres ver en detalle los lugares de alunizaje del Apolo vistos por la LRO, la NASA ha creado una nueva página para poder visualizarlos a placer.

Y aprovechando este aniversario, me gustaría hacer una reflexión. En repetidas ocasiones he mencionado en el blog que el actual parón en los vuelos tripulados norteamericanos es más grave que el que tuvo lugar entre 1975 y 1981. A primera vista, esta opinión -que por otro lado no es más que eso- parece injustificada si tenemos en cuenta que los EEUU están desarrollando varias naves tripuladas al mismo tiempo (Orión, DragonRider, Dream Chaser, CST-100 etc.). Bien, intentaré justificar mi punto de vista.

Cuando la última nave Apolo (Apolo-Soyuz ASTP) regresó a la Tierra, el transbordador espacial estaba construyéndose en esos momentos. No sólo es que la decisión de construir el shuttle ya estuviese tomada y contase con el respaldo de un presupuesto adecuado, sino que ya se habían ensamblado partes del Columbia. Por contra, el transbordador fue retirado en 2011 sin tener ningún sustituto listo. La nave Orión/MPCV, el candidato más avanzado que podría reemplazarlo (la Dragon actual no es una nave tripulada), no sólo no cuenta con un diseño definitivo, sino que ni siquiera dispone de un módulo de servicio.

Las naves tripuladas que están siendo desarrolladas por la iniciativa privada con subvenciones de la NASA necesitan una inversión gubernamental aún mayor que la desembolsada hasta la fecha para materializarse. Personalmente, no creo que haya sitio para más de dos naves tripuladas norteamericanas (¿Dragon y Orión?) y aún así su convivencia va a ser complicada. Y no, el desarrollo de una nave tripulada privada no va a ser cuestión de un par de años. El que la Dragon no tripulada se haya acoplado hace unos meses con la ISS no significa nada. La certificación de sistemas de escape durante el lanzamiento, trajes espaciales y otros procedimientos de emergencia es un proceso realmente largo y costoso.

Un dato por el que se suele pasar por alto es que el sistema de lanzamiento del transbordador tenía una capacidad potencial de lanzamiento de unas 70-100 toneladas a la órbita baja. No hablo de la capacidad de la bodega de carga, sino de la posible capacidad de una versión no tripulada del shuttle. No olvidemos que el transbordador era el sistema de lanzamiento más potente en servicio. Todas las propuestas de naves tripuladas norteamericanas actuales emplean lanzadores con una carga útil de 10-20 toneladas. Estamos hablando de otra liga totalmente diferente en cuanto a potencia y complejidad se refiere. Al renunciar al transbordador, la NASA ha desperdiciado este potencial tecnológico, por no hablar del abandono de infraestructuras en el KSC. Solamente si el cohete gigante SLS sale adelante podremos decir que esta tecnología no se ha tirado a la basura.

Y hablando del SLS, el futuro de este cohete, y por tanto el de la Orión (esta nave será lanzada por el SLS), pende de un hilo político, que no presupuestario. El programa cuenta por ahora con fondos para su construcción, pero no para realizar ninguna misión que pueda aprovechar su capacidad de carga (inicialmente de 70 toneladas). Es decir, las cosas claras: no hay dinero para misiones a los asteroides, ni a Marte, ni para construir telescopios espaciales gigantes, ni para lanzar grandes módulos a la ISS, ni para cualquier otra fantasía parecida. Como mucho veremos misiones tripuladas a la órbita lunar y punto. Todas las declaraciones de la administración Obama -enemiga acérrima del SLS- sobre misiones a asteroides durante la próxima década no son más que un brindis al Sol a día de hoy. El SLS es actualmente un programa en busca de un objetivo que le dé sentido, lo que lo convierte en un blanco perfecto para ser cancelado dentro de unos años.

Recordemos que la combinación SLS/Orión, que recuerda mucho a la propuesta DIRECT original, no se planteó como un sucesor del shuttle, sino que fue aprobada después de una larga batalla entre la Casa Blanca y el Congreso tras la cancelación del Programa Constelación. Como resultado, la NASA deberá invertir durante los próximos años ingentes sumas de dinero en reactivar tecnologías relacionadas con el transbordador que se usarán en el SLS. Es decir, entre la decisión de retirar el transbordador sin tener preparado sustituto y la aprobación del SLS se ha perdido un tiempo -y dinero- precioso. Por otro lado, las naves privadas dependen en gran medida de la participación norteamericana en la ISS. Si la NASA decide seguir adelante con los planes lunares del SLS/Orión y abandona la ISS, no tendrá necesidad de pagar a las empresas privadas por sus servicios, lo que podría suponer el fin de estos proyectos.

Resumiendo, la NASA no tiene dinero para desarrollar al mismo tiempo el SLS/Orión y una o dos naves tripuladas ‘privadas’. Al dispersar sus recursos de esta manera, los EEUU corren el riesgo de tener que elegir entre una de las dos alternativas. El caso es que a día de hoy los Estados Unidos no disponen de una nave tripulada. Es más, ni siquiera disponen del diseño final de una nave tripulada.

Por supuesto, creo que los EEUU se las ingeniarán para tener lista un vehículo espacial tripulado antes de 2020, pero el riesgo de que el programa tripulado norteamericano quede en una situación mucho peor que la que existía durante la era del transbordador es altísimo. De hecho, la posibilidad de que el programa tripulado se cancele de facto no es en absoluto despreciable, de ahí la gravedad de la situación actual. 



35 Comentarios

  1. No me creo que el desarrollo de una nave tripulada hoy en dia cuesta tanto dinero y tiempo como se dice. Eso podria pasar al principio de la era espacial o en la epoca Apolo, en la que casi todo era nuevo, pero no ahora en la que ya se sabe como vuela un cohete, combustibles, motores, sistemas, etc. Lo están tratando como si todo lo que se ha logrado hasta ahora no sirviera para nada. Que no me vengan con cuentos, si no lo hacen es porque no quieren o porque las empresas e intermediarios quieren sacar mucha más tajada.

    1. TITAN:Completamente de acuerdo.Si quisieramos,si nos pudieramos hacer las cosas en serio si se hubiese seguido con el programa apolo etcc..Ahora mismo tendriamos bases en la luna y en marte.

    2. En cuanto a la exploración con sondas probablemente habríamos llegado al sistema solar más próximo ya que la tecnología actual ve factible llegar a 0,5 veces la velocidad de la luz… desde que el mentiroso Dixon canceló el programa Apolo estamos en una especie de edad media… a ver si el ITER sigue adelante y en 2018 lo hacen funcionar así la Luna tendrá interés minero ya que el gramo de HELIO-3 cuesta 100 veces más que el oro…

      Saludos cordiales.

    3. Pues si, la idea de la fusión con el Helio-3 seria toda una revolución energética en este siglo, amen que seria el siguiente paso para el motor nuclear que revolucionaria los viajes espaciales.

  2. ¡Qué pasada el vídeo! Ojalá estuviéramos más dispuestos a seguir viajando al espacio…
    Y aprovechando el aniversario de Apolo (aún a riesgo de ser pesada) :P, he estado echando un ojo a las estradas relacionadas pero no encuentro nada sobre las celdas de combustible… En clase del máster nos dijeron que se habían desarrollado tanto por el proyecto Apolo, y si vamos a tener una economía basada en hidrógeno, una vez más debemos bastante a la investigación espacial. Me gustaría conocer los comienzos…
    Un saludo

  3. Hola Dani,

    Yo creo que si vuelve a ganar Obama en las próximas elecciones se va a cancelar todo y la NASA quedará como un ente residual… La única esperanza que nos quede es que ganen los republicanos ya que el candidato republicano Newton Gingrich, que pretendía ser el próximo presidente, afirmó que si ganaban las elecciones tendríamos una base en la Luna para 2020…

    Que te parece Dani, ¿lo ves factible?

    Saludos cordiales.

    1. Construir una base lunar costaría unos 35.000 millones de dólares y su mantenimiento unos 7.500 millones de dólares al año. La NASA debería duplicar su presupuesto actual para acometer tal desafío, cosa improbable aunque ganen los republicanos.

    2. Ah… y por cierto, ni de broma van a tener una base lunar en 7’5 años. Eso no es más que un brindis al sol pero de los buenos. Pero si a este paso no van a tener ni un lanzador pesado para entonces!!

    3. Txemary al menos el republicano Newton Gingrich va a hacer un intento y si en lugar de 7,5 años son 15 años pues podemos darlo por bueno… pero si se queda el Obama ni en 50 años… Con Obama todos calvos…

      Saludos cordiales.

    4. Pero Gingrich no es candidato por el Partido Republicano. En temas de política espacial, por su parte, Romney es una incógnita, tal vez vuelva a entender el programa espacial como una prioridad o por el contrario su intención es seguir con los recortes.

      Por lo que a mi respecta, por esta y otras razones preferiría que Obama no fuese reelegido.

    5. Francamente, creo que las diferencias en las estrategias espaciales de republicanos y demócratas es inexistente sobre el papel. Es cierto que Bush creó el Constellation y que Obama casi cancela el programa tripulado de EEUU, pero también es cierto que Bush no le dio a la NASA un presupuesto acorde con este programa y que Obama se ha visto obligado a resucitar la Orión.

      Saludos.

    6. Buenas tardes Dani, con estas declaraciones tuyas ¿te declaras Obamista? ¿Y que hay de Bolden? ¿Acaso ese inepto no fue introducido como jefe de la NASA con calzador por el presidente demócrata para que fuera deshaciendo poco a poco ese ente? Yo creo que Obama si pudiera eliminaría esos 15.000 millones anuales que aún le quedan para poder repartir más bonos de comida a sus hermanos… precisamente Obama se vió obligado a resucitar la Orión por la presión de los republicanos… En cualquier caso ahora Newton Gingrich forma parte del equipo de Romney, y al menos nos da esperanza cosa que nunca nos ha dado Obama…

      Saludos cordiales.

    7. ¿Obamista? No, hombre, bastante tengo ya con la política española para ahora meterme en la norteamericana. Sólo digo que no creo que un presidente republicano cambie la situación sustancialmente. Los checks and balances de la política de EEUU obligan a que al final se llegue a soluciones de compromiso entre el Congreso, la Casa Blanca y los lobbies. Mira Obama, se ha tenido que tragar el SLS y la Orión a pesar de todo.

      Saludos.

    8. No sé Daniel Marín, tu crees que de haber continuado Bush en lugar de entrar Obama, ¿EEUU estaría en esta situación tan lamentable? Yo creo que el proyecto Constelation continuaría adelante y aunque la base lunar se retrasara más allá del 2020 al menos tendríamos un ARES de 180 Toneladas y un Altair con el que poder “alunizar” y “amartizar”… por cierto, cuando se llegó a la luna hace justamente 43 años se prohibió decir que el hombre habia alunizado. Eso era incorrecto. Propio de ignorantes. Resulta que la inefable RAE no permitió a los españoles decir alunizar o alunar; debían decir que “el hombre aterrizó en la luna”.
      Es mas, Manuel Seco, director de lexicografía de la RAE escribio el Diccionario de Dudas de la Lengua Española en el que establece que se debe usar aterrizar, ya que, posarse en la tierra tiene sentido de suelo, no de planeta; decía que sería inútil y ridícula la atomización léxica que supondría crear un verbo para cada astro… Incluso hubo algún iluminado que calificó “alunizar” de anglicismo… La historia se repite, y en agosto nuestro terrícola aparato llegará a Marte y nos enviará unas fotografías chulisimas. Es decir, va a amartizar. Seria bueno saber si alguien tiene un cálculo aproximado de cuantas décadas tomará a los de la RAE dejar de decir “que aterrizará en Marte” y usar AMARTIZARÁ…

      Saludos cordiales.

    9. Anónimo, estás en derecho de creer lo que te plazca, aunque sea la fantasía de que Bush viole la constitución y gobierne un tercer término consecutivo. Pero mas allá de cualquier fantasía la realidad es que importa quien gobierne, no hay un duro para nada.

  4. no se crean que esto sale barato. no es cuestion de epocas sino de desarrollos. eso si, usa no va quedarse sin nave pero dudo que sea algo de gran envergadura hasta que los chinos hagan su jugada ahí usa teniendo un complejo de sputnik volvera al ruedo.

    1. Claro, coincido, USA llegó a la Luna compitiendo, al no tener rival que desafie el trono digno de una superpotencia, no creo que muevan un pelo. Todo se va a resumir que empresa saca la mejor tajada economica.
      Tal vez si China en empeña en llegar a la Luna, USA lo intente de nuevo.
      Mi humilde opinión.
      Otra cosa: que buen video Daniel!!!!!! Excelente
      Abrazo

  5. Bueno, fui yo el qué planteó el tema, a raíz de un post de Beyond Apollo, y ha quedado francamente bien 😀

    Bien es cierto que cuando tocaba a su fin el programa Apollo, el transbordador ya era una realidad. Se ensamblaba el Columbia y el Enterprise ya estaba a punto de hacer sus ensayos de vuelo libre y aterrizaje.

    Es una visión a posteriori, pero al igual que si no se lleva a cabo el lanzador SLS, se tira a la basura la tecnología del Space Shuttle, me parece a mi que cuando se apostó a principios de los 70 por una nave reutilizable para todo y que sustituyese a todos los cohetes, se estaba echando por la borda toda la experiencia y la tecnología de la serie Saturn y las naves Apollo. Es una decisión a mi juicio errónea pero cuyos efectos ya no se pueden remediar.

    Ya estaba haciendo falta un lanzador ambicioso como el SLS, pero su desarrollo tal vez no justifica los errores y pasos en falso dados en el programa espacial tripulado americano (ojalá tenga éxitos que nos compensen de todas las contrariedades).
    Por desgracia, en efecto, se desaprovecha la tecnología del STS para aprovechar su gran capacidad intrínseca de lanzamiento. Ahora en el SLS, este “know how” se canaliza de forma tardía (un STS solo de carga hubiera tenido que ser desarrollado entre los años 80 y los 90, y ahora hay que comenzar casi desde cero).

    Pero, ¿cuando se dió el paso en falso? ¿cuando se lanza la iniciativa Constellation y se pone fecha de caducidad al STS? ¿o cuando se cancela Constellation sin una alternativa clara?

  6. El panorama ahora pinta dificil, pero quizas es visto solo del punto de vista pesimista. El SLS si bien es cierto que hasta ahora no tiene objetivo, en realidad no lo necesita aun, ahora solo esta en fase de diseño, cuando ya empieze a contruirse el hardware y los cientificos y politicos de la EE.UU se pregunten por ultima vez “¿que estamos haciendo?” le van a dar un obejtivo final, y esa fecha llegara en 3 o 4 años (haya por 2016), la otra pregunta que se haran sera “¿como esta nuestra economia?”, y personalmente creo que poco a poco se vera una ligera recuperacion mundial, lo que nos da presupuestos para los primeros 7 años del SLS (configuracion de 70 Ton.) el SLS vuela en 2017 a la Luna, vuelve tripulado en 2019, y llega facil al 2022 orbitando la Luna 2 meses con habitat incluido. Llegado ese punto 10 años en el futuro a partir de ahora, ¿como estara EE.UU? ¿habra suficiente dinero? es probable que si y es probable que no, eso ya esta en las conjeturas, pero mientras veo a un SLS estable y con el primer proposito alcanzado. Que si hay suficiente dinero para 2019, entonces las misiones a asteroides seran una realidad 7 años despues a mediados de los 20’s y asi nos las iremos llevando.

    Hablando de politica, a mi parecer lo mejor para el programa tripulado es que Obama mantenga la Casa Blanca, Romney no tiene interes alguno en el espacio y lo que va a hacer va ser un revoltijo de dinero y tecnologias que llevaran al SLS a ser inviable (otro programa Constelacion) y ademas subvencionar una sola capsula. En cambio si Obama se queda hasta 2016, el SLS avanza y despega en 2017, asi ya no tendra mas oportunidad de cancelarlo la siguiente administracion punto. De las capsulas privadas se elegiran 2 que estaran entre la Dragon, la CST-100 y la Orion de Liberty que se quiere posicionar como alternativa fuerte. Y digo Liberty porque una, ya tiene experiencia con el SRB de 5 segmentos. Dos tiene ya su capsula Orion. Y tres tiene ya provado su sistema de aborto de despegue, ademas tiene ya configuracion atractiva de carga y todo sin un solo dolar del CCdev; en cambio Sierra Nevada Corp no tiene nada con que defenderse asi que vayan diciendole adios al pequeño avion tripulado. Boeing tiene mas papeletas, Atlas V, pruebas de aterrizaje y pruebas de cohetes propulsores lo respaldan, la cosa se pondra buena a partir de Octubre que se eligan a los que pasen a la tercera ronda y aun asi creo que de esas tres, dos seran las que en 2017 lleven astronautas hasta la ISS y tendran trabajo 5 años minimo, la NASA abandonara la ISS antes de enviar hombres a un asteroide, pero tampoco tan temprano como para no aprovechar las mismas capsulas en las que gasto tanto dinero asi que veo abandonar la NASA a la ISS en 2022, asi sus naves privadas abran tenido 5 años de desarrollo y 5 años de uso.¿que haran entonces las empresas como Boeing o en dado caso Space X con sus capsulas?, la respuesta es turismo espacial, no me sorprenderia si en 5 años, SpaceX saca su version de estacion espacial inflable multimodular y andarla hechando a andar en 2022-2024 y listo ya tenemos que hacer con nuestras naves, y bla bla bla.

    A la NASA le conviene la Orion Lite de Liberty, con una configuracion similar a su propia Orion, podrian necesitarla en el futuro para misiones que no requieran un lanzamiento de un SLS de 70 toneladas, como ejemplo la de llevar astronautas a las naves del espacio profundo que estaran esperando en orbita baja a su tripulacion, digo armas la nave con varios SLS’s de 100 toneladas y ¿todavia gastas en un lanzamiento innecesario de SLS de 70 toneladas que te saldra carisimo? pues como que no, para eso esta el Ares I, perdon el Liberty… Taraaan!!!

  7. En resumen, la Nasa podria tener 3 naves si sabe elegir bien a sus agraciados en el CCdev. Y con la Orion, tranquilos aun no necesitamos el diseño de su Modulo de servicio, saldra en los proximos 2 años y medio, y a tiempo, si lo tenemos a principios de 2015 entonces la NASA tendra suficiente tiempo para construir la primera y verdadera Orion.

    Apenas lo estamos construyendo de nuevo, el camino a Marte se pavimenta año con año.

  8. Daniel Camacho ¿de donde sacas que Romney no tiene interes alguno en el espacio? Creo que Romney tiene mucho más interés que Obama, además estaría bien que para empezar le cortara la cabeza a Bolden para que la NASA vuelva a tener un rumbo fijo…

    Saludos cordiales.

  9. “Las naves tripuladas que están siendo desarrolladas por la iniciativa privada con subvenciones de la NASA necesitan una inversión gubernamental aún mayor [que la Orion] para materializarse.”

    ¿Qué te hace pensar eso Daniel? Por los datos que yo he leído parece más bien lo contrario.

    La Orion la están desarrollando usando el modelo Coste+, por el que la Nasa diseña, y despues subcontrata hasta el último tornillo garantizando un porcentaje de beneficio mínimo a los contratistas (Lockheed Martin principalmente).

    En contraste las otras naves están siendo desarrolladas por la iniciativa privada, a las sí, la Nasa entrega cantidades en concepto de incentivo, pero de uno a dos órdenes de magnitud menores que lo invertido en la Orion.

    Dicha iniciativa privada tiene, por tanto, que controlar muchísimo sus costes porque la diferencia entre estos y el dinero aportado por la Nasa lo ponen ellos.

    1. Me he expresado mal. Me refiero a que necesitan una inversión aún mayor que la ya aportada, no mayor que la Orión. La Orión está batiendo todos los costes de desarrollo, en parte por los requisitos originales de lanzamiento en el Ares I.

  10. Me parece que tanto Obama como Romney se inclinaran por los vehículos comerciales tripulados, cst 100 y dreamchaser, y las misiones al espacio profundo serán canceladas.La Nasa mantendrá el programa tripulado comercial con el ISS desde 2017 hasta 2025, para luego pasar a las estaciones espaciales comerciales.Y posiblemente se valla a la luna pero en otros vehículos espaciales originalmente diseñados para los viajes al espacio profundo para hacer que las visitas a la superficie de la luna sea tan cotidiano como lo es ir a la órbita baja terrestre.
    tuco de la rey

  11. Sinceramente da igual que ganen demócratas o republicanos; EEUU está endeudadísimo desde hace muchos años y es evidente que ambas administraciones van a dar buenos hachazos a la NASA, por además me pregunto: ¿al americano medio realmente le interesa el programa tripulado? Para mí que a la mayoría de la población norteamericana le importa un pimiento volver a la Luna, a lo sumo quizás muestren un poco de interés por el tema patriótico, pero por lo demás qué se puede esperar de un país donde el 50% de la población es semianalfabeta (cree que el mundo fue hecho por Dios es 6 dias hace 6.000 años…)

  12. Para cuando se hallan decidido por una nave y la logren lanzar estará el sistema de cohetes casi obsoleto, el Skylon da poco a poco pequeños pasos pero seguros y no me extrañaría que la ESA se este planteando a estas alturas este como alternativa a Arianspace para el acceso a LEO.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 20 julio, 2012
Categoría(s): Apolo • Astronáutica • Luna • NASA • sondasesp