Larga Marcha CZ-9, el cohete gigante chino

¿Puede China poner un hombre en la Luna? Ahora mismo no, y la causa es la falta de un lanzador gigante capaz de llevar a cabo esta misión. En los próximos años es posible que esta situación cambie si el gobierno chino decide aprobar el desarrollo de un cohete lunar, conocido provisionalmente como Larga Marcha CZ-9.

Larga Marcha CZ-9, ¿un cohete lunar? (CASC).

Pero antes de hablar de este monstruo, es conveniente recapitular un poco para evitar perdernos en los procelosos mundos de la cohetería oriental. En la actualidad, China mantiene en servicio los cohetes Larga Marcha CZ-2, CZ-3 y CZ-4, todos ellos propulsados mediante combustibles hipergólicos. Sin embargo, el ejemplar más potente de la familia sólo es capaz de situar unas 12 toneladas en órbita baja (LEO). En 2014 volará por primera ve el CZ-5, un cohete que podrá situar 25 toneladas en LEO o 14 toneladas en una órbita de transferencia geoestacionaria (GTO). El CZ-5 será el lanzador chino más potente en servicio y con él China pasará a jugar en la misma liga que los Estados Unidos, Rusia y Europa en cuanto a capacidad de lanzamiento. El CZ-5 usará combustibles criogénicos (hidrógeno y oxígeno líquidos) en su etapa central y kerolox (queroseno y oxígeno líquido) en los aceleradores laterales. Tendrá un diseño modular con el fin de adaptarse a distintas misiones y se espera que existan seis variantes del CZ-5 (CZ-5A a CZ-5F) en función del número de etapas principales (dos para lanzamientos a LEO, tres para lanzamientos a GTO) y de los aceleradores laterales. Los CZ-5A, CZ-5B y CZ-5C tendrán dos etapas y una capacidad en LEO de 18, 25 y 10 toneladas respectivamente. Los CZ-5D, CZ-5E y CZ-5F serán de tres fases y con capacidad para 10, 14 y 6 toneladas en GTO.

Familia Larga Marcha (CASC).
Larga Marcha CZ-5 (CALT).

A partir de los módulos kerolox del CZ-5 se construirá el CZ-7, un lanzador que podrá situar 13,5 toneladas en LEO o 5,5 toneladas en una órbita heliosíncrona (SSO). El CZ-7 será empleado también para el programa espacial tripulado, con una capacidad en este caso de 12,5 toneladas. El CZ-7 servirá para lanzar las naves tripuladas Shenzhou y las naves de carga a la futura estación espacial modular que China planea construir alrededor de 2020, naves que estarán basadas en las actuales estaciones espaciales Tiangong. Está previsto que el CZ-7 despegue por primera vez en 2017. Por último tenemos al pequeño de la familia, el CZ-6, con capacidad para poner 1000-1500 kg en una órbita SSO.

Larga Marcha CZ-7 (CALT).
Tanque de la segunda etapa criogénica del CZ-5 (CALT).

Este es el panorama de cohetes chinos para esta década, pero, ¿y más allá? Probablemente ni las propias autoridades chinas lo tienen muy claro. En los últimos años han trascendido una serie de estudios preliminares más o menos detallados sobre posibles configuraciones de lanzadores pesados. Por ejemplo, hace poco pudimos ver la propuesta de lanzador de 50 toneladas denominada CZ-5DY, obviamente basado en el CZ-5. Sin embargo, fueron los proyectos CZ-XA y CZ-XB los que han atraído la atención de todo el mundo. No en vano, son dos propuestas de lanzadores pesados capaces de situar 130-133 toneladas en LEO (CZ-XA sería la versión con aceleradores de kerolox y el CZ-XB de combustible sólido), más que suficiente para llevar a cabo una misión de alunizaje tipo Apolo.

CZ-XA (izquierda), con aceleradores de combustible líquido, y CZ-XB, con aceleradores de combustible sólido (D. Vorontsov/Novosti Kosmonavtiki).
CZ-5B tripulado (izquierda) y CZ-XB, un cohete lunar, los dos ingredientes para una misión lunar tripulada (CALT).

El CZ-X parecía ser una propuesta informal más de la industria aeroespacial china, pero en esta reciente presentación oficial de CASC podemos ver dos misteriosos cohetes denominados Larga Marcha CZ-11 y CZ-9. Y aquí viene lo bueno: el CZ-9 parece ser idéntico al “cohete lunar” CZ-X. El revuelo está justificado si tenemos en cuenta que, simplificando mucho las cosas, CASC (China Aerospace Science and Technology Corporation) es de facto la organización a cargo del programa espacial chino, así que no se trata de una presentación cualquiera (por su parte, el CZ-11 parece ser un cohete pequeño, probablemente de combustible sólido y quizá emparentado con el programa Kaituozhe).

Futuros cohetes chinos: ¡fíjense en el CZ-9! (CASC).

Este CZ-XA/CZ-9 tendría una fase central criogénica de 9 metros de diámetro (la etapa central del CZ-5 es de 5 metros) y emplearía cuatro motores YF-650 (como su nombre indica, de unas 650 toneladas de empuje). Los cuatro aceleradores laterales usarían un YF-650 cada uno. El YF-650 aún se halla en fase de definición, si es que alguna vez se aprueba su construcción. La segunda etapa, también criogénica, usaría un YF-200. La versión con cohetes de combustible sólido (antes conocida como CZ-XB) tendría cinco motores YF-650 en la etapa central. Las dimensiones de este lanzador serían comparables a las del Saturno V o el N1, con 98-101 metros de longitud (CZ-XA y CZ-XB respectivamente). A pesar de su secretismo, el programa espacial chino ha demostrado seguir con bastante fidelidad las pautas de los planes filtrados a lo largo de los últimos años, así que deberíamos pensarlo dos veces antes de considerar esta imagen del CZ-9 como un simple acto de powerpointismo (c).

Pero no nos dejemos llevar por el entusiasmo. Hay que recordar una vez más que por ahora el CZ-9 es sólo una propuesta, nada más y nada menos. Pero el hecho de que CASC le haya puesto un nombre oficial indica que al menos se trata de un proyecto real que cuenta con el apoyo de la industria aeroespacial china. Ahora le toca el turno al gobierno decidir si quiere hacer realidad esta bestia, algo que en todo caso no va a ocurrir mañana mismo, ni pasado tampoco. El desarrollo de un cohete tan complejo puede superar fácilmente los diez años. Pero una cosa está clara: si China decide apostar por el CZ-9, la Luna estará entonces mucho más cerca.

29 comentarios

Participa Suscríbete

Charliem Charliem

¿Qué te apuestas que si los chinos anuncian oficialmente el comienzo de un programa para llevar astronautas a la luna de repente en los Estados Unidos deciden dedicarle también más pasta?

Y no es que a mí me molestara; así Marte, que personalmente me interesa más, estaría un poquito más cerca.

Anonymous Anonymous

Impresionante aporte Daniel! Me ha encantado! En cualquier caso tengo la duda de si ese enorme monstruo podría ensamblarse en el VAB de Wenchang o tendrían que construir un VAB nuevo.

Saludos.

Sergio Costas Sergio Costas

Me llama la atención el alerón de los boosters… ¿Querrán hacerlos reutilizables y que vuelen hasta el punto de origen, como algunos proyectos para los aceleradores del Energía?

Anonymous Anonymous

De momento los únicos que han sobrepasado el sistema solar y han pisado la luna son los EEUU,China de momento solo copias de naves Exsovieticas muy fiables pero básicamente tecnologías de hace 40 años.

jmorenobs jmorenobs

Se han enterado que los americanos van a conquistar la luna y tienen que montar la infraestructura minima habitual para estos casos. Un chino para que compren las cerves y los panchitos, un restaurante para el capitan yanki y su novia….. etc.
Negocio, no es nada personal

Anonymous Anonymous

Que los americanos van a conquistar la Luna, jajajaja! estuvo bueno, aunque prefiero los de gallegos.
Si se conquistara con powerpointismo ya tendrían conquistado la galaxia.

Txemary Txemary

Una duda que tengo yo al vuelo, ¿con un sistema comprendido por 2 Shenzhou, no se podría alcanzar la Luna? Obviamente solo apra darle vueltas… Algo parecido a los planes soviéticos de circumbalar la Luna.

Carloto Carloto

2 Shenzhou tienen casi 20 toneladas de masa, comunicarles la velocidad de escape para CIRCUNVALAR la Luna necesitaría un lanzador mayor que el CZ-5 o bien el lanzamiento de dos Shenzhou, cita espacial de ambos con una fase de escape de al menos 20 o 25 toneladas etc….

Daniel Daniel

Estoy de acuerdo, pienso que es la “excusa” perfecta que necesita la NASA para justificar el desarrollo y sobre todo la inversión necesaria para su cohete gigante SLS, a falta de otra más concreta, jeje.

Otra cosa es que realmente se lleve a cabo, no olvidemos que ahora mismo China tiene una burbuja financiero-inmobiliaria brutal varios órdenes de magnitud superior a la española, y si explota sospecho que las consecuencias serán bestiales dejando en mantillas lo que estamos sufriendo aquí… tiempo al tiempo (USA no es que esté nadando en la abundancia, si no fuera porque el dólar sigue siendo la moneda principal para comprar petróleo…)

cosasdehombres cosasdehombres

Los chinos se han dedicado a copiar y estar siempre tras los talones de occidente. Con esto por fin representan un programa espacial con avances propios, y por tanto con la posibilidad real de progresos en la ciencia. Ahora sí están en las grandes ligas, y con estos cohetes no sólo harán avanzar su industria aerospacial sino también obligarán a EEUU -decadente y corrupto, a ponerse nuevamente en carrera y hacer proyectores para algo más que tirar un satélite en baja órbita. La Luna más cerca, Marte más cerca, el desarrollo de cohetes MEJORES Y MAYORES al viejo Saturno (recién entre 50 y 60 años después!!), quién niega que algún posible “salto exponencial” en alguna tecnología. Todo gracias a que este país de “copy&paste” ahora es un país a la vanguardia.
Y si EEUU no se entera, en el 2020 tal vez tengan que alquilarle cohetes a los chinos, tal como lo hacen hoy con los rusos…

Zanstel Zanstel

Le vendría que ni pintado a SpaceX. Dependerá de si estos años venideros cumplen, más o menos, con el Falcon Heavy.
Si lo hacen, no me extrañaría que USA acabara con dos proyectos (del cual posteriormente solo uno seguiría vivo). SLS y un futuro cohete de SpaceX.

Creo que si China pone encima de la mesa la pasta para este cohete, SpaceX hará su Merlin-2 casi con seguridad, porque verá que hay posibilidades de ponerlo en el mercado. Si no lo vende a USA, se lo vente a los Europeos si hace falta.

Anonymous Anonymous

Carlos T. dice:

Esto me recuerda a la fabula del conejo y la tortuga…los chinos, pasito a pasito llegaran a la Luna…y espero que sea lo más pronto posible. Y pienso, como comenta Charliem que cuando los chinos oficalmente se decidan a ir, los USA sacaran dinero para regresar.

Saludos

ARZ ARZ

¿Y no les pasará a los chinos lo mismo que ha los rusos?
En Rusia llevan retraso con el nuevo cosmódromo y eso les retrasa el nuevo lanzador y este la nueva nave (si, ya se que de todas formas no hay muchas ganas).
¿Que tal llevan los chinos la construcción del centro de lanzamiento en la isla de Hainan?¿LLeva algún retraso?

Un saludo Daniel y sigue dandonos tanta información que no nos cansamos.

Anonymous Anonymous

No hace falta un cohete gigante para hacer una mision lunar, solo tienes que lanzar la mision en bloques mas pequeños con otros cohetes y montarlos arriba.

Anon 34 Anon 34

Nunca me quedo en claro por que razon no seria viable hacer algo asi con muchos Protones, digamos no se, 10, para poner un numero bestia.

Daniel Camacho Daniel Camacho

Si China empieza los trabajos del CZ-9 en mmm 2016, despues de ver al CZ-5 volar y despues de los resultados de las sondas Chan’ge, ya con mira a una mision lunar tripulada, bien podria tenerlo listo en 2025 y llegar a la Luna en 2028 o 2029. Esa es mi estimacion.

Gato Papafritero Gato Papafritero

me alegra por China, amén de todo hay que reconocer que China es una potencia espacial hoy en día y tiene el potencial científico y tecnológico para poder desarrollar, sin envidiarle a nadie ni pretender de nadie, es una potencia que además motiva a otras potencia a ponerse las pilas en este trabajo de carrera espacial!!! Bien por este país y que siga adelante desarrollando. saludos desde Llambi Campbell, Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *