Novedades con el SLS

Por Daniel Marín, el 25 marzo, 2011. Categoría(s): Astronáutica • Cohetes • Constellation Program • NASA • sondasesp ✎ 14

El SLS (Space Launch System) está destinado a convertirse en el nuevo cohete de la NASA. Tras la retirada del transbordador espacial este año, el SLS -también llamado HLV (Heavy-Launch Vehicle)- será el único lanzador operado por la agencia espacial estadounidense. Eso si finalmente es aprobado. El diseño inicial preveía un cohete con una capacidad en órbita baja (LEO) de 70-130 toneladas que estuviera listo para 2016 de acuerdo con la NASA Authorization Act de 2010. Todo demasiado complejo y caro para el gusto de la clase política del país.


Diseño inicial del SLS (NASA).

Así que la NASA ha decidido volver a revisar el proyecto y recientemente hemos podido saber que el diseño final saldrá de entre tres candidatos. El primero, denominado RAC-1 por el grupo de trabajo que lo estudia (RAC viene de Requirements Analysis Cycle) es muy similar al que hemos visto hasta el momento. RAC-1 sería un cohete con una etapa central criogénica -que usa hidrógeno y oxígeno líquidos (LH2/LOX)- con motores RS-68 o SSME (los motores del shuttle). Alrededor de esta etapa central irían instalados dos cohetes de combustible sólido (SRB) o líquidos (LRB).

Pero la novedad estriba en el segundo candidato, RAC-2. Éste utilizaría una primera etapa de queroseno y LOX más una segunda etapa criogénica. En definitiva, un diseño que recuerda al cohete lunar Saturno V. Otro equipo de diseño, RAC-3, está estudiando configuraciones más extrañas que hacen uso de conjuntos de varias etapas de cohetes EELV como el Atlas o el Falcon 9.


La opción RAC-2 sería parecida al Saturno V (NASA).


Una de las propuestas de SLS debería usar un motor similar al F-1 del Saturno V (NASA).

Pese a la novedad de los RAC-2 y RAC-3, la configuración RAC-1 sigue siendo la favorita, ya que permitiría aprovechar al máximo las infraestructuras y tecnologías del shuttle. Para ahorrar dinero, la NASA considera ahora desarrollar primero una versión más modesta de este lanzador, Block 0, que usaría los mismos motores SSME y SRB del transbordador y tendría una capacidad en órbita baja de 70 toneladas. Lo más curioso es que esta versión es prácticamente idéntica la propuesta Jupiter 130 de la iniciativa DIRECT.



Jupiter 130 es muy similar al diseño RAC-1 del SLS (directlauncher.com)

Esta versión podría estar lista para 2014. Después de tres vuelos de prueba, podría mandar la nave Orión y/o vehículos de carga a la ISS en 2016. Si el dinero lo permite, la versión Block 0 daría paso a la Block 1, con una capacidad de 100 toneladas. Block 1 tendría SRB de cinco segmentos (similares a los del desaparecido cohete Ares I) y cinco SSME. Con el tiempo podrían introducirse las versiones Block 2 y Block 3. Block 2 tendría capacidad para 130 toneladas y contaría con una segunda etapa criogénica con tres (!) motores J-2X o un SSME modificado. Block 3 tendría una etapa central más grande y podría poner en órbita hasta 150 toneladas.

Como vemos el culebrón del SLS, lejos de amainar, cada día se vuelve más extraño. En todo caso, y aún suponiendo que el SLS sea finalmente aprobado, ¿tendrá la NASA el dinero necesario para buscarle una utilidad?

pixelstats trackingpixel


14 Comentarios

  1. Hola,
    Gracias por el post Daniel!, la verdad estoy deseando saber de una vez que decisión se toma en torno al SLS, si se lanzarán a construirlo o será otra oportunidad perdida.
    De todas formas, aunque se decidan por la versión más pequeña (70 Tm) casi triplicaría la capacidad de los lanzadores actuales, si no me equivoco lo máximo hoy en día es de 24 Tm. Y creo que con 70 Tm ya podría ser factible enviar misiones tripuladas fuera de la órbita baja, ¿no?, aunque supongo que en estos casos tendrían que ser lanzamientos dobles supongo (estoy hablando, por ejemplo, de una hipotética misión a la luna o a algún asteroide cercano).

    Me encanta leerte Daniel, un blog genial !!
    Saludos,
    Iván.

  2. Van a elegir el RAC-1. Empezando con un lanzador de 70 toneladas que luego aumentaran su capacidad, si es necesaria(con infraestructura que ya tienen), es el método mas inteligente que presentaron en todo este tiempo.
    Es verdad, uno se pregunta para que van tener algo que no tiene un fin claro. Pero hay que tener en cuenta que si lo construyen, lo van a tener por muchas décadas (para que cambiar algo tan costoso en poco tiempo) y en ese tiempo tendrán muchas propuestas que al final si tienen el dinero, alguna se terminara haciendo realidad, ya sea en la ISS o algo mas. En estos temas nunca se sabe y es mejor tener algo para empezar.

  3. La otra alternativa es que la NASA copie el programa Roscomos, un programa relativamente barato,y nos aburrimos como una ostra ver como manda capsulas barata, lanzados por cohetes barato, expediciones interminable para pasar seis meses en una estación espacial con destino a ninguna parte.

    Go SLS!!

    Ya buscaran misiones cuando vean que sigue adelante.

  4. Como ya alguien mencionó más arriba, me sigue llamando la atención el caso SLS/HLV – Orion.

    Capacidad SLS/HLV: 70 toneladas

    Peso Orion: 21.25 toneladas

    Aún si se ocupa la capacidad extra como carga para la ISS o para aumentar los sistemas de seguridad, la diferencia me sigue pareciendo excesiva.

    No sé si a ti Daniel te sorprende este punto.

  5. la nasa a perdido el rumbo, y personalmente creo que ya no saben ni lo que quiere, ni saben como conseguir lo que quieren, y aparte sueñan con lo que no pueden, conclusion , otra decada tirando presupuesto y “haber ” si sale algo

  6. La NASA si que tiene el camino perdido, el presupuesto no alcanza para ir a la Luna en el 2020, menos para ir a Marte, no saben que hacer con la Orion y al mismo tiempo alientan el desarrollo de naves tripuladas privadas.

    Entonces ante el panorama anterior, ¿Para que quieren un cohete de 70 Tons. para LEO, y luego pasar a una versión de 130 Tons. en LEO si en este momento no tienen nada planeado que requiera de esas capacidades?.

    Simplemente lo quieren para:

    Tener su propio cohete, la NASA debe tener su propio vehículo, ¿para que?, eso no importa mucho, después se verá pero hay que tener “nuestro” propio vehículo a como sea.

    Hay que tener un vehículo propio porque si no que montón de personas desempleadas van a haber, así que hay que hacer un vehículo para mantenerlas ocupadas.

    Con todos los miles de millones de $ que se le asignan, la NASA es la única agencia espacial en el mundo que puede darse el lujo de construir algo sin tener claro para que lo van a usar a largo plazo o como sacarle provecho sin que se convierta en un derroche de dinero.

  7. Bueno paciencia muchachos, lo primero es que si construyen el cohete, ya le daran uso los futuros congresistas cuando vean a china coger la delantera y segundo, mas vale tener un cohete y buscarle despues un destino digno que tener un destino digno y no tener un cohete.

    Yo temo mas la falta de interes a corto plazo del congreso pero no tanto a medio y largo plazo, las cosas cambian y las crisis pasan y ya vendran buenos tiempos, lo que no se es cuanto tardaran en llegar.

    Una cuestion técnica que me gustaria aclarar vaarias cuestiones, como son:

    1-en este futuro cabe el uso de la plataforma del ares 1 anclada fija como estaba la del transbordador ??
    2-la orion que se desarrolle sera la version básica o la lunar ??
    3-creeis que el cambio del presidente en 2012 modificara los presupuestos de la nasa hacia arriba ???

    gracias saludos jorge m.g.

  8. Dada su flexibilidad, creo que RAC-1 es la propuesta ganadora. ¡Pero que la anuncien ya! ¡Por Dios!
    Me da que va a haber, en este año, noticias desde la NASA y el gobierno de los EEUU: SLS, una misión a un asteroide y la nave privada para mandar tripulaciones. Quizá serán meras declaraciones de intenciones, pero pueden marcar un rumbo de aquí a 2020, esa sería la parte buena.

    La cruz sería que ese sería, aparte de la ISS, todo el programa espacial tripulado de los USA hasta 2030, o sea, que está todo el pescado vendido, a falta de un mayor presupuesto. Pienso que si se hubiese llegado a este punto en 2006, en lugar de divagar y derrochar dinero para nada, ahora quizá ya habría un HLV listo para hacer vuelos de prueba.

  9. yo ya no creo en las “declaraciones”, pues han hecho a bomo y platillo el señor bush la de ir a la luna y empezaron a crear el ares, y lo tiraron a medio construir, asi que mas facil pueden desacerse de un papel donde ponga “planes”

    hasta el momento el unico que ha hecho lo que prometio fue kenedy, y por ke lo asesinaron y estaban en la guerra fria, creo personalmente que hasta que los rusos y los chinos no tengan una nave lunar a medio construir a estes no les pegaran la venada y lo contruiran con un presupuesto increible, y en un tiempo record, asi funciona la nasa

  10. Yo también estoy de acuerdo en que el RAC-1 es el mejor diseño (y creo que el único que se pueden permitir ahora mismo)…pero ya lo podían haber elegido en 2005 en el ESAS del Constellation y se habrían ahorrado seis años de indecisiones y dinero despilfarrado. Una pena.

    @Iván: ¡gracias!

    @Franchute:sí, el mínimo de 70 toneladas es una decisión política. Si la capacidad fuera menor, el trabajo podría llevarse a cabo con derivados del Atlas/Delta. La capacidad extra podría ser aprovechada para llevar carga a la ISS con una especie de MPLM desechable, quizás. En todo caso, recordemos que la capacidad de carga del shuttle no se aprovecha a tope casi en ninguna misión.

    @Anónimo: efectivamente, el SLS es un programa político, no técnico. Es la política la que dicta las características del lanzador.

    @Miguel: totalmente de acuerdo. La NASA podría haber elegido hace tiempo un sucesor del transbordador, pero claro, lo complicado del asunto es que hay que elegir un diseño sin saber su objetivo final, algo que no tiene ni pies ni cabeza.

    Yo también apuesto porque se aprobará un SLS tipo RAC-1/Direct, más que nada porque es el único que se puede permitir la agencia al mismo tiempo que mantiene los compromisos políticos (mantener puestos de trabajo y esas cosas). Para justificarlo, seguramente volverán a hablar de misiones BEO tipo Camino Flexible (Lagrange, NEOs…) a partir de 2020/2025. Cuando sea evidente que el lanzador no estará listo para 2016 como ordena la ley, quizás se aplace a 2020 o sea cancelado definitivamente. Todo depende del progreso paralelo de la iniciativa privada subvencionada y de la crisis económica.

    Mientras, el SLS habrá servido para suavizar las consecuencias del desmantelamiento del KSC y los centros asociados de la NASA.

    Saludos.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 25 marzo, 2011
Categoría(s): Astronáutica • Cohetes • Constellation Program • NASA • sondasesp