Venus, Akatsuki y dos velas solares

La JAXA sigue dándole vueltas al fracaso de la misión Akatsuki. La sonda no pudo ponerse en órbita de venus por culpa de un fallo en el sistema de presurización de combustible. El encendido de frenado por parte del motor cerámico OME debía durar 720 segundos, pero 143 segundos después de comenzar la maniobra, la presión del helio en los tanques de propergoles bajó drásticamente y la ignición se cortó en seco. La sonda se inclinó unos 42º, entrando en modo seguro y frustrando la inserción orbital. El análisis de la telemetría ha demostrado que la presión en los tanques era muy baja desde el inicio del encendido.


Actitud de la nave en los tres ejes durante el encendido: eje Y(línea azul), eje X (gráfica roja) y eje Z (naranja) (JAXA).



Así debía ser la inserción orbital de Akatsuki (arriba), y así resultó (abajo) (JAXA).

Los ingenieros no descartan que la tobera o el motor hayan sufrido daños importantes. El problema de Akatsuki es muy similar al que sufrió la sonda Nozomi (lanzada en 1998) cuando fue incapaz de situarse en órbita de Marte. Akatsuki volverá a intentar entrar en órbita de Venus en diciembre de 2016 o enero de 2017, siempre y cuando la nave sobreviva y el sistema de propulsión no vuelva a fallar.


Emblema de la nueva misión de Akatsuki. La órbita de Akatsuki se representa aquí en un sistema de coordenadas respecto a Venus (JAXA).



La sonda marciana Nozomi experimentó el mismo problema que Akatsuki hace una década (JAXA).

Por otro lado, la vela solar IKAROS (Interplanetary Kite-craft Accelerated by Radiation Of the Sun) -lanzada junto a Akatsuki– se encuentra a un millón de kilómetros de Venus después de haber sobrevolado el planeta el 8 de diciembre a 80800 km de distancia. Como resultado del sobrevuelo, la órbita de IKAROS ha cambiado ligeramente, convirtiéndose así en la primera vela solar que realiza una maniobra de asistencia gravitatoria.


Sobrevuelo lejano de Venus por parte de IKAROS el pasado 8 de diciembre (JAXA).


Fases de la misión de IKAROS y su trayectoria (JAXA).




Vela solar IKAROS (JAXA).

Pero no todas son buenas noticias para las velas solares. Hace dos días nos enteramos que la vela NanoSail-D2 de la NASA no pudo desplegarse por causas aún desconocidas. NanoSail-D2 fue lanzada el pasado 19 de noviembre por un cohete Minotaur IV. El pequeño minisatélite viajaba en el interior de otro satélite, el FASTSat-HSV 01 y debía separarse el día 9 de diciembre mediante la acción de varios muelles. Sin embargo, no se ha podido confirmar la separación ni el posterior despliegue. Los técnicos del Centro Ames de la NASA no han logrado recibir ninguna señal del vehículo, por lo que es muy posible que la misión haya fracasado. De confirmarse la pérdida, sería un golpe muy duro para el equipo de NanoSail-D2, ya que en agosto de 2008 la primera NanoSail-D resultó destruida durante un lanzamiento fallido del cohete Falcon 1 de SpaceX. Puesto que sólo se construyeron dos unidades, este revés podría significar el fin del proyecto. La próxima vela solar que debe ser lanzada será la LightSail 1 de la Planetary Society. Esperemos que tenga más suerte.



NanoSail D (NASA).





NanoSail D en configuración de lanzamiento (fuente).

El satélite FASTSat-HSV 01, donde se encontraba la NanoSail-D.



12 Comentarios

  1. Lo de la agencia JAXA tiene guasa tuvieron el mismo problema tiempo atras y ahora lo vuelven a padecer, menudo desastre de agencia como para hacer algo conjunto con ellos. Lo de las velas solares otro cachondeo de consideración si vamos a recurrir a ellas para investigar el sistema solar es que nuestro grado de desesperación es más desesperante de lo que pensaba, una vela solar se mire por donde se mire no sirve absolutamente para nada y seria el equivalente a comparar a un moderno caza actual con un betusto caza de la segunda guerra mundial «y con estos artilugios muy caros por cierto se quiere imvestigar el cosmos muy mal vamos, pero muy bien para otros que a buen seguro se iran llenando los bolsillos con chorradas como esta».

  2. En la primera gráfica no se muestra el impulso esperado frente al real, sino la actitud de la nave en los tres ejes (X, Y, Z), y en ella se ve cómo la actitud en el eje X varía bruscamente debido al fallo en la inserción orbital.

  3. Buenas tardes Daniel, en el vuelo inaugural del cohete Vega de la ESA, estaba previsto el lanzamiento del CubeSat Polaco PW-Sat con un sistema de navegación a vela.

    En este vuelo también esta previsto el lanzamiento del Xatcobeo, de la Universidad de Vigo.

    Con tanto retraso en el desarrollo de este cohete, supongo que seguirán en el programa del vuelo inaugural.

    Saludos

    Juan

  4. Desde un principio de sentí mas atraído por Ikaros que por Akatsuki, y por suerte todo marcha bien con esta. Es realmente muy importante desarrollar nuevos sistemas de propulsión, los químicos ya nos han mostrado todo lo que pueden dar. Y así no vamos muy lejos.

  5. Que mala suerte que hemos tenido con lo bien que les sale a los americanuzos casi todo… Creo que cuando nos sale algo mal nos acordamos de ellos y nos da una especie de sentimiento de inferioridad por eso es normal que muchos les deseemos en el fondo mala suerte para sus proyectos-¿Se acuerdan lo que pasó pocos dias antes que entrasen a sangre y fuego en Irak para despellejarlo. Muchas personas lo celebraron, y no sin razón. Muchos compañeros que parecen visitar este bonito blog ya sabran de que hablo y aunque se que estas palabras pueden generar bastante polemica no me las puedo aguantar: en la universidad son muchos los que nos gusta la exploracion espacial pero no tragan a estados unidos.¿Y que me dicen de que nos perdamos un banquete de ciencia por la perdida de esta sonda,mientras otros ponen la tele y ver tertulias de la prensa amarilla…? Animo JAXA

  6. @Juan: sí, me olvidé de PW-Sat. Aunque se trate de un nanosatélite de sólo 1 kg, merece un respeto. Esperemos que el Vega no falle.

    @qpena: no entiendo muy bien el comentario. Akatsuki es una misión japonesa, no estadounidense. Lo que sí ha fracasado es la NanoSail-D2 de la NASA.

    Saludos.

  7. Una lástima lo de Akatsuki, pero no olvidemos que el espacio es un medio extremedamente hostil y estos riesgos hay que asumirlos, además y sobretodo porque Venus merece estudiarse a fondo, a fin de cuentas, es el «mellizo» de la Tierra. Supongo que mientras tanto seguiremos dependiendo de la vieja y buena «Venus Express» durante un tiempo. Lo cual trae a colaci´n otra duda que tengo…¿Caunto tiempo de misión operativa le queda a la Venus Express?¿Y hay alguna misión futura que vaya a «sucederla?

    Un saludo, Daniel, y una vez más mi enhorabuena por este magnifico blog!

  8. Por lo que comentas daniel a la sonda la debemos dar por muerta por que el motor y el deposito de helio tiene alguna fuga o la tuberia misma y sin eso no hay nada que hacer. Ya es la segunda vez que les pasa, ¿¿por que no investigan a fondo y hacen test en vacio con el motor y con la caida de presion a ver como afecta al motor ???

    Deberian apagar la sonda y poner punto y final.

    saludos jorge m.g.

  9. generalmente soy un critico de la hostia, pero he de romper una lanza por la jaxa, es jodido lanzar una sonda y esperar que llegue con un 100% de exito a su destino, los errores ocurren, la nasa, rokosmos, esa, todos han tenido fallos, algunos mayores otros menores, akatsuki es uno mas de la lista, y mas si pensamos en que en casi todas las sondas siempre hay algo nuevo no testado que puede fallar.
    sobre ikaros, no se que decir, funciona, al menos se puede hacer buena ciencia con eso, que al final es lo importante.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 13 diciembre, 2010
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Japón • NASA • sondasesp • Venus