Hubble Deep Field 4.0

Por Daniel Marín, el 9 diciembre, 2009. Categoría(s): Astronomía • Cosmología ✎ 2

Pocas imágenes en la historia de la astronomía moderna han sido tan influyentes y reveladoras como el Hubble Deep Field (HDF), captado en 1995 por la cámara WFPC2 del telescopio espacial Hubble. Gracias a 342 exposiciones de 15-40 minutos cada una tomadas en un periodo de diez días, el Hubble reveló la presencia de centenares de galaxias de todo tipo y edad en una región celeste de la Osa Mayor de 2,5 minutos de arco de diámetro en la que no se había detectado ningún astro destacable. Además de exponer de forma gráfica la tremenda resolución del Hubble, el HDF se convirtió casi inmediatamente en una imagen icónica que nos recuerda la abrumadora insignificancia del ser humano y nuestro mundo.


El Hubble Deep Field (HDF) original (NASA).

Tres años después, el telescopio espacial repitió la hazaña con el Hubble Deep Field South -tomada en la constelación del Tucán- que empleó, además de la cámara WFPC2, los espectrómetros NICMOS y STIS. Como anécdota, gracias al HDF-S se pudieron captar por casualidad varias supernovas en galaxias jóvenes que ayudaron a confirmar la existencia de la energía oscura y la aceleración de la expansión del Universo.


HDF-S (NASA).

En 2003 el Hubble se volvió a superar con el Hubble Ultra Deep Field (HUDF), tomada con la cámara ACS en la constelación de Fornax. Una vez más, el número de galaxias era apabullante:


El HUDF (NASA).

Ahora, nuestro telescopio espacial favorito ha producido una nueva imagen profunda tras 48 horas de exposición con la nueva cámara WFC3 en la misma región que el HUDF (por eso no es quizás correcto decir que es un nuevo Deep Field). El resultado, por supuesto impresionante, es el siguiente:

La WFC3 tiene un rango espectral superior a la antigua ACS, especialmente en el infrarrojo cercano. Esto permite poder visualizar galaxias muy lejanas -es decir, muy jóvenes- con corrimientos al rojo (z) entre 6 y 9. Por supuesto, la utilidad de estas observaciones de cara a al estudio de la evolución galáctica y la energía oscura, entre otras áreas de investigación, es incalculable.



2 Comentarios

  1. ¿Habrá alguien/algo en algun lugar de la foto haciendo una ‘ultradeep’de nuestra galaxia en pañales…
    o seremos los únicos preguntandonos tal cosa…?

    Viendo la apabullante cantidad de galaxias uno apostaría lo primero…pero igual somos un ‘ultra’churro…
    Un saludo
    Dani Verde

  2. Yo apostaría por lo primero: seguro que hay multitud de bichos haciendo fotos de la Vía Láctea, pero quién sabe. Aunque ahora que lo pienso, es posible que en algún Deep Field alienígena aparezca la Vía Láctea rodeada de las jovenzuelas Nubes de Magallanes antes de que nuestra galaxia las “violase” y desgarrase. Saludetes.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 9 diciembre, 2009
Categoría(s): Astronomía • Cosmología