El débil choque de LCROSS

El equipo de LCROSS ha publicado imágenes de la sonda en las cuales por fin podemos apreciar el impacto de la etapa Centaur contra el polo sur lunar. Hasta ahora, las únicas imágenes claras de la colisión eran las que había captado el instrumento Diviner a bordo de la sonda LRO.

Los investigadores del equipo habían calculado que el impacto de la etapa Centaur levantaría una nube de material de más de dos kilómetros de altura que sería visible desde la Tierra. Como desde aquí no se pudo ver nada, está claro que el material no alcanzó esos dos kilómetros. Los expertos creen ahora que la etapa Centaur era muy poco densa y el regolito lunar demasiado poroso para provocar una enorme bola de fuego. No obstante, sigue en el aire la pregunta de por qué no avisaron antes de la existencia de estas incertidumbres.

Para conocer lo más importante, los resultados del análisis de la nube de material llevada a cabo por LCROSS antes de chocar contra la superficie, deberemos esperar aún varias semanas.


Imagen del impacto en el infrarrojo con una resolución de 2 metros. Se estima que el cráter creado tiene un diámetro de 28 metros (NASA).



1 Comentario

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 18 octubre, 2009
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Astronomía • Luna • NASA