STS-126 Endeavour

Ya ha partido el Endeavour en la misión STS-126 (ULF-2) rumbo a la ISS. El objetivo principal es mandar equipamiento a la estación a bordo del módulo de fabricación italiana MPLM Leonardo. En el cargamento de Leonardo se encuentran varios sistemas que harán la vida más fácil a bordo de la ISS y prepararán la estación para una tripulación permanente de seis personas a partir de mayo del año que viene. De entre estos sistemas destacan el WRS (Water Recovery System), que, distribuido en dos armarios o racks (WRS-1 y WRS-2) que serán colocados en el laboratorio Destiny, permitirán obtener agua potable a partir de la orina y otros residuos líquidos. Una vez que la tripulación permanente alcance las seis personas, este sistema garantizará el ahorro de 7,5 toneladas de agua al año, una suma impresionante si tenemos en cuenta el coste de mandar algo al espacio. El WRS será usado junto con el sistema generador de oxígeno OGS (Oxygen Generator System, situado también en el módulo Destiny) y los sistemas rusos Elektrón. OGS probará una novedosa técnica para aprovechar la hidrólisis del agua no sólo para generar oxígeno, sino para eliminar al mismo tiempo dióxido de carbono, transformándolo en metano y agua al combinarlo con hidrógeno.

Detalle del WRS (NASA).

Además del WRS, el Endeavour entregará el segundo retrete de la estación, que recibe el aséptico nombre de WHS (Waste and Hygiene Compartment), y será instalado en el Destiny. WHS aliviará, nunca mejor dicho, la dependencia de la ISS con respecto al baño ruso del módulo Zvezdá y que se ha averiado en varias ocasiones. Aunque el asunto de los retretes causa mucha risa entre el público, supongo porque el humor escatológico da mucho juego, sin ellos es imposible mantener la ISS habitada permanentemente, así que el asunto no es una broma. Otro añadido importante serán dos racks-camarotes que se instalarán en el módulo Harmony, ampliando así el número de dormitorios de la estación de tres a cinco.

Interior de un rack-camarote (NASA).

A bordo del Endeavour viaja también el nuevo miembro de la Expedición 18, Sandra Magnus, que se permanecerá en la ISS. A cambio, el transbordador traerá de vuelta a Greg Chamitoff. Además, la tripulación realizará cuatro actividades extravehiculares (EVAs) para, entre otras cosas, reparar las juntas de los paneles solares de estribor (SARJ), que han dado problemas por falta de lubricante en los últimos años.

Lift-off!! (NASA).

Momento de la separación del ET. Para documentar este delicado momento en la oscuridad, por primera vez las cámaras incorporaban flash (NASA).

La Expedición 18 observa el lanzamiento dentro de la ISS (NASA).

Más info:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *