Sky Captain

Tenía ganas de ver esta película. El guión nos muestra una especie de ucronía con un mundo donde el Hinderburg III surca los cielos como un transatlántico aéreo majestuoso y los aviones anfibios al servicio de la Royal Air Force campan por sus respetos para mayor gloria del Imperio Británico. Todo muy en la línea de los cómics pulps de la posguerra y los años 50. Precisamente, la película intenta imitar esta estética de película en blanco y negro coloreada, donde los efectos digitales se mezclan con planos en los que el paisaje parece un decorado detrás de los actores, como en Casablanca. Sí, todo muy bonito, pero lástima que el resultado sea una auténtica mierda. Sí, sí, mierda, con sus cinco letras al completo. Una vez más, Hollywood nos demuestra que, en lo referente a películas de acción, están completamente dominados por los efectos especiales y son unos completos inútiles a la hora de hacer una película inteligente, aunque tengan una idea genial en la que basarse y unos buenos actores. Porque esa es otra, hacía tiempo que no veía una película donde los actores estuvieran tan desaprovechados: el Sky Captain (Jude Law) parece gilipollas y la relación con Paltrow es simplemente patética. Los secundarios son perfectamente olvidables y uno se pregunta para qué los han puesto allí. Menos mal que nos queda “Los Increíbles” para resarcirnos de este mal gusto. Si esto sigue así, mejor que en el futuro todas las películas de acción las hagan por ordenador y nos ahorramos espectáculos lamentables como este.



Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 23 diciembre, 2004
Categoría(s): ✓ Cine • SF