Primer paseo espacial de dos mujeres (EVA-58)

Por Daniel Marín, el 21 octubre, 2019. Categoría(s): Astronáutica • ISS • NASA ✎ 83

El pasado 18 de octubre de 2019 se llevó a cabo el primer paseo espacial realizado por dos mujeres. Las astronautas de la NASA Christina Koch y Jessica Meir realizaron la actividad extravehicular US-EVA-58 desde el segmento estadounidense de la Estación Espacial Internacional (ISS) con una duración de casi siete horas y media de duración (la escotilla de la esclusa Quest se abrió a las 11:37 UTC y se cerró a las 18:51 UTC). Koch y Meir, las dos miembros de la Expedición 61 de la ISS, realizaron el 221º paseo espacial relacionado con la estación espacial. Durante la EVA, las astronautas recibieron una llamada del presidente Trump para felicitarlas por el hito.

Christina Koch (izquierda) y Jessica Meir durante una de las pruebas del traje EMU antes de la EVA dentro de la esclusa Quest (NASA).

La EVA-58 es la tercera actividad extravehicular que se lleva a cabo desde el 6 de octubre para cambiar las baterías asociadas a los paneles solares del segmento P6 del lado de babor de la estación espacial (el extremo de la viga central). El objetivo es sustituir las antiguas baterías de níquel-hidrógeno por nuevas de ion litio, de casi 200 kg cada una. Las baterías de ion litio son más pequeñas y más capaces que las antiguas, por lo que solo es necesaria una de ellas para sustituir un par de las antiguas. Las baterías de la ISS están situadas en los segmentos S4 y S6 de estribor y P4 y P6 de babor de la viga central de la estación, que son los cuatro dotados de los enormes paneles solares tan característicos de la ISS. El cambio a las nuevas baterías de ion litio es un proceso que lleva en marcha desde enero de 2017 . La primera actividad extravehicular asociada fue la EVA-38 con Shane Kimbrough y Peggy Whitson para cambiar las baterías del segmento S4. En marzo de este año se cambiaron las baterías del segmento P4 de babor. En esta ocasión, la NASA había planeado un total de cinco paseos espaciales para reemplazar las 12 baterías de níquel-hidrógeno del segmento de babor P6 con 6 nuevas baterías de ion litio que viajaron a la estación en la nave de carga japonesa HTV-8, lanzada el pasado 24 de septiembre. El último conjunto de baterías del segmento S6 se instalará el año que viene.

Partes de la ISS. Se aprecia el segmento S4 (NASA).
Partes de la ISS. Se aprecia el segmento P6 donde tuvo lugar la acción de la EVA-58 (NASA).
Baterías de
Las baterías de cada par de paneles solares se agrupan en una IEA (Integrated Equipment Assembly) (NASA).
Cambio de las baterías (NASA).

El 6 de octubre los astronautas Jessica Koch y Andrew Morgan realizaron la EVA-56 para comenzar a sustituir las baterías del segmento P6. El 11 de octubre los dos astronautas volvieron a salir al exterior en la EVA-57 y finalizaron la instalación de nuevas baterías en ese segmento. Las viejas baterías de níquel-hidrógeno se colocaron en la plataforma EP —en la que habían viajado las nuevas baterías dentro del HTV-8— para ser desechadas en una fecha posterior cuando la nave de carga japonesa reentre en la atmósfera. La EVA-58 debía haber tenido lugar el 16 de octubre a cargo de Jessica Meir y Andrew Morgan, pero fue cancelada por culpa de un fallo en una unidad BCDU (Battery Charge/Discharge Unit). Estas unidades se encargan, como su nombre sugiere, de gestionar la carga y descarga de las baterías de la estación. Tras el último cambio de baterías de la EVA-57 los controladores de la estación activaron con éxito desde tierra dos de las tres BCDU del segmento P6, pero el tercero se negó a funcionar. La NASA tomó la decisión de dedicar la EVA-58 a sustituir esta unidad defectuosa antes de finalizar las tareas asociadas con el cambio de baterías. Al mismo tiempo, la agencia asignó la tarea a Christina Koch y a Jessica Meir, que previamente habían sido asignadas a otra EVA para cambiar baterías que debía haber tenido lugar el 21 de octubre.

Christina Koch (izqda.) y Jessica Meir (NASA).
Las dos astronautas en los trajes EMU con el resto de la tripulación de la ISS. En el centro el comandante Luca Parmitano (NASA).
Las dos astronautas junto a la esclusa Quest de la ISS (NASA).

Este fue el cuarto paseo espacial de Koch, que ya acumula 28 horas de tiempo fuera de la estación en su primera misión espacial. Por contra, para Meir fue su primera EVA. Como era de esperar, el propio presidente Donald Trump y algunos medios han confundido el paseo espacial de Koch y Meir creyendo que se trata de la primera EVA que efectúa una mujer. Evidentemente, no es así. La EVA-58 es la primera de la historia en la que todos sus integrantes son mujeres, pero ha habido otros paseos espaciales con mujeres. De hecho, Jessica Meir se convirtió en esta EVA en la 15ª mujer en realizar un paseo espacial. Sin duda es una cifra muy baja comparada con el total de actividades extravehiculares que se han llevado a cabo desde el mítico paseo espacial de Leónov del 18 de marzo de 1965, pero no es ni mucho menos la primera. Recordemos que la primera mujer que realizó una EVA fue la rusa Svetlana Savítskaia, quien el 25 de julio de 1984 salió al exterior de la estación Salyut 7 acompañada por Vladímir Dzhanibékov. El 11 de octubre de 1984 Kathryn Sullivan se convirtió en la primera estadounidense en realizar un paseo espacial durante la misión STS-41G Challenger (su compañero de EVA fue David Leestma).

Meir y Koch antes de la EVA (NASA).
Otra vista del paseo espacial (NASA).
Las dos astronautas en la esclusa Quest (NASA).

De las quince mujeres astronauta que han realizado una EVA, todas, a excepción de Savítskaia, han sido estadounidenses. Actualmente, de los 38 astronautas en servicio que tiene la NASA, 12 son mujeres y quiere que una de ellas se convierta en la primera mujer en pisar la Luna durante la misión Artemisa 3 que debe despegar en 2024. La NASA había previsto realizar la primera EVA totalmente femenina el pasado 29 de marzo con Christina Koch y Anne McClain, pero, después de realizar un paseo espacial, McClain comprobó que le quedaba mejor un traje EMU con un torso superior de tamaño medio que uno grande, que es el que se le había asignado. No obstante, solamente había un torso de esa talla en la ISS en esos momentos y la NASA decidió asignárselo a Koch. Después de una intensa campaña de relaciones públicas promocionando el paseo espacial, la cancelación de la EVA con McClain provocó una oleada de críticas a la agencia espacial por no disponer de suficientes «trajes para mujeres». La NASA ha declarado en repetidas ocasiones que, tanto en la anterior ocasión como en esta, no se ha buscado intencionadamente que los dos participantes en la EVA sean mujeres y que se ha tratado de una simple coincidencia.

Svetlana Savítskaia, primera mujer en realizar una EVA y dos vuelos espaciales.

Recordemos que las escafandras EMU que se usan en el segmento estadounidense se dividen en cinco partes: torso superior, torso inferior, casco, guantes y mochila de soporte vital (PLSS). Los torsos vienen en tres tallas, pero no siempre están disponibles todas las tallas a bordo de la ISS. Por otro lado, la unidad BCDU defectuosa se traerá a la Tierra dentro de una nave Dragon de carga para inspeccionarla, ya que es la segunda unidad de este tipo que falla tras un cambio de baterías (en marzo pasó algo parecido). Sea como sea, esperemos que llegue el día en el que hitos como el paseo espacial de Koch y Meir sean tan habituales que no haga falta mencionarlos.

Las dos spacewalkers (NASA).



83 Comentarios

  1. Acaba de ordenar el politburó que vosotros, el 98 % de hombres que conformais el grueso de comentaristas en este blog, reduzcais al mínimo vuestras intervenciones. Una brecha de género de este calibre es intolerable.

  2. Las capacidades de la persona no están ligadas en si es hombre o mujer, eso depende de la preparación, la diciplina que tenga la persona y por sobre todas las cosa la ACTITUD.

Deja un comentario