El motor EmDrive sigue violando las leyes de la física

Por Daniel Marín, el 5 mayo, 2015. Categoría(s): Astronáutica • Cohetes • Física ✎ 197

Si hay un sistema de propulsión polémico, ese es el EmDrive (Electromagnetic Drive). Para empezar, porque la inmensa mayoría de físicos del planeta niegan que sea siquiera un sistema de propulsión. Lejos de aclararse, el culebrón del EmDrive se complica cada día más. Recientemente, un grupo de investigadores del Centro Johnson de la NASA ha probado un motor EmDrive en condiciones de vacío, aparentemente con éxito. La noticia ha aparecido en al portal Nasaspaceflight.com y en cuestión de días miles de medios se han hecho eco de la misma.

Motor EmDrive original de Shawyer (nasaspaceflight.com).
Motor EmDrive original de Shawyer (nasaspaceflight.com).

Pero recapitulemos un poco. ¿Qué es el motor EmDrive? La historia se remonta a 2001, cuando el británico Roger Shawyer presentó en sociedad un prototipo del sistema. El principio es muy simple: el motor genera un empuje gracias al rebote de microondas dentro de un cono metálico. Bueno, tan simple como increíble. Cualquier físico o ingeniero que se precie notará como su sentido arácnido científico comienza a berrear sin control, porque estamos ante un dispositivo que viola la conservación del momento lineal. Para que nos entendamos, es como si un tren avanzase por la vía porque los pasajeros empujan todos en la misma dirección desde el interior. O lo que es lo mismo, el equivalente científico de descubrir que los unicornios rosas son reales.

Como es lógico, el EmDrive de Shawyer fue objeto de todo tipo de burlas hasta que en 2010 el científico chino Juan Yang afirmó haber repetido con éxito los experimentos con un dispositivo parecido. Según Yang, en 2012 llegó a obtener un empuje de 720 milinewtons al emitir microondas con una potencia de 2,5 kW. Un empuje minúsculo, ¡pero quién se va a quejar si sale gratis!¡Un motor sin combustible! El sueño de cualquier agencia espacial. Las dudas de la comunidad científica no se disiparon, pero los titulares sí que se dispararon como si estuvieran propulsados por un motor casi igual de mágico. Lógico, porque un sistema de propulsión de este tipo permitiría conquistar el sistema solar y viajar a las estrellas sin mayores problemas.

Pero la locura del EmDrive se desató oficialmente en agosto de 2014 cuando Harold White, un empleado de la NASA, volvió a publicar resultados favorables hacia el motor de marras. ¿Podría ser que los físicos estuviesen equivocados? White y los fanboys del EmDrive apelaron a la misteriosa energía del vacío cuántico para dar cuenta del supuesto empuje del ingenio, lo que desató una respuesta aún más airada por parte de los físicos. Si hubieran apelado a la energía del hombre del saco seguramente se las habrían visto con una respuesta más moderada. Con la conservación del momento lineal no se juega. White respondió que no es el vacío cuántico propiamente dicho, sino el plasma virtual del vacío cuántico. Lo cual estaría bien si algún físico supiese qué demonios es eso.

Aquellos ingenieros y físicos que se dignaron a responder a White razonaron que las lecturas de empuje de los experimentos del EmDrive se debían simplemente a efectos de la convección del aire al calentarse alrededor del motor. Como respuesta, los investigadores de los laboratorios Eagleworks, que forman parte del Centro Johnson de la NASA, han probado recientemente el EmDrive en condiciones de vacío y… ¡sigue funcionando! Y ahora sí que se ha desatado la locura de veras.

Según White, su motor ha generado un empuje de 0,00061183 kgf aplicando 10 kW de potencia, mucho menos de lo esperado según la ‘teoría’ de Shawyer, pero un empuje apreciable al fin y al cabo. White y su equipo declaran ahora que el EmDrive funciona gracias a la creación de burbujas de espaciotiempo distorsionado y lo relacionan directamente con el sistema de propulsión hiperlumínico de Alcubierre. O sea, warp bubbles (!). Y es en este punto donde los físicos no saben si reír o llorar.

Por supuesto, nadie dice que White o el resto de colaboradores mientan a propósito. No creo que haya mala fe en el experimento. Pero, como dice el refrán, afirmaciones extraordinarias requieren evidencias extraordinarias. Y el experimento de White dista mucho de ser una evidencia extraordinaria, al menos, no por el momento. Si queremos tirar por la ventana casi todas las leyes de la física más elementales, necesitamos experimentos mucho más rigurosos cuyos resultados sean publicados en revistas de impacto con revisión por pares.

Y es que según la comunidad internacional de físicos -que a estas alturas están a punto de desollar vivos a los partidarios del EmDrive- los resultados de White no describen con precisión qué parte del experimento ha transcurrido en el vacío o la calidad del susodicho vacío. Lo más llamativo es que en los propios artículos de White se dice que el motor funciona igual de bien tanto en configuración correcta -esto es, de ‘motor’- como en una configuración incorrecta. Si tu cerebro te está gritando en estos momentos ‘error sistemático’, bienvenido, perteneces a la enorme legión de escépticos del EmDrive. Del mismo modo, los resultados no son escalables, esto es, a mayor potencia no se obtiene un mayor empuje, probablemente la mayor crítica que se le puede hacer a este motor. Y, para rematar, los empujes obtenidos están casi en el límite de detección de los instrumentos.

Antes que nadie me acuse de aguafiestas, les puedo asegurar que me encantaría que el EmDrive funcionase de verdad. Desgraciadamente, a la naturaleza le importa un pimiento lo que deseemos. A día de hoy, el EmDrive sigue siendo física-ficción. Ahora bien, si algún día se comprueba que funciona, ríete tú de la revolución de la relatividad o de la mecánica cuántica. Es más, ríete tú de la revolución industrial.

PD: recomiendo leer el artículo que Francis Villatoro ha escrito sobre el tema.

Referencias:



197 Comentarios

  1. Me parece que hay quien está utilzando la ciencia como un borracho utliza una farola, para apoyarse en ella en vez de usar la luz que produce para ver más lejos (esta frase tan bonita no es mía).
    Lo dicho, a repetir el experimento hasta que se cuantifique el empuje obtenido y aplicarlo inmediatamente, ya habrá tiempo para las explicaciones y las teorías, tal como sucedió con la electricidad.

  2. Sería genial que esto funcionase, digamos… que podría ser la cerradura de la puerta que nos lleva a las lejanías del cosmos jejeje.

    Una vez escuché… “La ciencia ficción de hoy, es la ciencia de mañana”, no cabe duda que dentro de unos años (NO MUCHOS) algo grande estará por llegar. La tecnología es exponencial, a medida que avanza, avanza más rápido. Solamente unos 40 años atrás… la tele era en blanco y negro!… y los móviles… tecnología alienígena en los ’90s !!!. Ahora, pantallas de plasma, dispositivos táctiles, holographic screens…

    Seguro que en 5 añitos… aparece algo incluso mejor jajajaja.

    INCREIBLE POST! Como todos !! Feliciades Daniel!

  3. Yo hice una prueba en casa con un cono de espejos, en vez de micro ondas use fotones, los resultados un empuje de 200 patadas en el traste.

  4. Yo desde luego no se si el motor funciona o no. Mi intuición básica me dice que no debe de funcionar, que eso es “obvio”, pero la ciencia avanza desafiando las intuiciones. Lo “imposible” es un concepto que tenemos, que no siempre es absoluto, solo creemos que lo es. Es posible que sea imposible realmente, es posible que no, pero nuestro conocimiento se basa en una serie de leyes y premisas que sabemos que son incompletas,

    ¿Tenemos un problema? pues busquemos una solución. Experimentos mas refinados y cuidadosos, y si estos arrojan resultados negativos, tiramos la idea al retrete y sabremos que efectivamente “por ahí no”, pero si el resultado es negativo, es importante que la noticia tenga tanta repercusión como la noticia de “ahí hay algo raro”, y una vez despejado ese problema se pasa a otra cosa.

    Eso si, el que no sea escalable ya da pistas de que “algo no termina de funcionar”, el que esté en los límites de precisión da mas pistas.

    Pero la ciencia no es una casa de apuestas, las cosas “son o no son” (al menos estadisticamente en algunos casos). El motor funciona, o no funciona.

  5. A mi me da que los inventores de este motor vienen a ser lo mismo que fue el descubridor del “hombre de Piltdown” en su epoca.

    Creo que sabeis a lo que me refiero ¿Verdad?

    1. ¿Una broma que se les va de las manos?

      Es posible, los “resultados” dependen de tantos factores dados los minúsculos “supuestos empujes” que la posibilidad existe.

  6. ¡¡¡FUNCIONA!!!
    ¡ACABO DE PROBARLO! He cogido el microondas de casa, he metido dentro una bola de acero dentro de una cubierta de papel de aluminio, lo he puesto a potencia máxima y… ¡¡¡LA BOLA HA SALIDO DISPARADA!!!!
    Eso sí, el microondas ha quedado destrozado, hay un boquete enorme en la pared de la cocina y he reventado el plasma que colgaba al otro lado del tabique, en el salón…
    ¡¡¡¡PERO FUNCIONA!!!!

  7. Ya está todo apalabrado. Cada uno de los que han comentado pone 50 euros, saqueamos los microondas de un media Markt y el fontanero de mi pueblo dice que con unos fregaderos viejos de aluminio y un poco de cinta aislante los convierte en EMDrive’s. El chapista del pueblo de al lado se compromete a construir el módulo de descenso y podemos comprar botellas de oxígeno en el FORUM SPORT o en el DECATHLON. El suministro de energía podemos sacarlo de unas cuantas pilas de las cuadrdas que tengo por casa… Y paracaidas unas sabanas del ikea.
    Oh, y los microondas tienen que tener el GRILL activado.
    Yo creo que pagarle a Daniel un viaje al menos a LEO por tantos años de información constante no es mal negocio.

        1. Yo como voluntaria para el primer vuelo os entrego gustosamente a mi suegra.

          Eso si… ni una palabra a los de PETA, que seguro que se quejan y montan un buen pollo por eso de utilizar animales en experimentos…

  8. Cuando los neutrinos ultraluminicos comenté que seguramente fuese un error, ¡pero por Dios que ganas que no lo fuese!.

    En este caso digo lo mismo. ¡Que gustazo como no sea un error!.

  9. En el artículo se dice que “ha generado un empuje de 0,61183 kgf aplicando 10 kW de potencia”. Esto es más de medio kilo. ¿No son gramos?

    Por cierto el artículo y el sarcasmo genial :’D

    1. El EMDRIVE es real, pero la ciencia no podrá explicarlo hasta que se cambien algunos paradigmas erróneos y algunas leyes de la física igualmente erróneas. Las ondas electromagnéticas se multiplican en el campo electromagnético. La energía ondulatoria se crea en el espacio, el “Principio de Conservación de la Energía” no es válido, las Leyes de la conservación de la cantidad de movimiento y de la Acción y reacción no se cumplen para los fenómenos ondulatorios por eso funciona EMDRIVE. Si quieres conocer la teoría completa solicítala gratuitamente a: martinjaramilloperez@gmail.com

      FELICITACIONES A ROGER SHAWYER.

  10. Supongamos que montamos una ametralladora sobre un vehículo sin rozamiento, para mejor y más fácil evaluación del experimento mental. Supongamos además que el peso o masa inerte del conjunto no es excesivo con relación al de las balas que dispara. Entonces, cuando disparamos, el vehículo se mueve clara y notoriamente en dirección contraria a las balas que lo abandonan. Pero si el cañón de la ametralladora lo encajamos perfectamente en un agujero que conduce a una cámara cerrada, también montada y fijada al propio vehículo, entonces, no se movería el vehículo (a lo sumo oscilaría entorno al punto inicial) porque la resultante del impulso inicial más todos los rebotes hasta el reposo de cada bala sobre el suelo de la cámara, sería nula. Tanto si lanzamos las balas a razón de una por minuto, como a centenares o millares, nuestro vehículo, finalmente, no se habría alejado prácticamente nada del punto de inicio y, además en dirección imprevisible si tuviera libertad de movimiento en todas direcciones sobre el plano (podemos imaginarlo sobre patines y hielo).
    Tampoco intuyo ninguna razón o argumento por el que podríamos reconducir y reciclar los átomos y moléculas expulsados por un cohete para volverlos a expulsar aplicándoles nuevamente energía. Quiero decir que, por ejemplo, no sería una buena idea reconducir el escape de gases de un cohete hacia el propio cohete para disparar siempre con los mismos átomos.
    El empuje que miden estos señores en una de las caras, podría ser debido a la presión de la radiación de las microondas. Pero si tuvieran en cuenta la presión de radiación en todas las caras y direcciones, se darían cuenta que su cámara no tiene tendencia a irse a ningún lugar concreto. Y que, por tanto, su motor no es tal motor porque no es capaz de generar ningún empuje neto en una dirección previamente determinable.
    ¿Intentaron antes ver si tenían empuje sin encerrar la radiación?. Supongo que si y vieron que los fotones se comportaban en este caso al 99,99% como ondas según su instrumental: no tenían empuje medible. Pero como tenían nociones de cuántica, pensaron que debería existir una forma de hacerles comportarse como partículas al 99,99%.
    Pensaban inconscientemente en algo similar al empuje de una ametralladora (o quizás solo en una pobre pistola), pero no tuvieron en cuenta todas las paredes y direcciones de los rebotes en la cámara de disparo.
    La mentalidad lineal (una sola dirección), monocausal (una causa, un efecto), la desproporcionalidad relativa (no leyeron bien a Asimov ni a Sagan antes de pretender seguir avanzando), la edad (por la época que les tocó vivir), la falta de ética científica (se dejan seducir por los prejuicios interesados), etc., si se da simultáneamente, conduce con frecuencia a trastornos de la aptitud y de la actitud cognitiva, más o menos severos, más o menos duraderos. Tenemos a muchísimas personas que creerán y concluirán sin pruebas, antes que razonarán con hechos y prudente criterio (creación versus evolución). No debe sorprendernos entonces que tengamos a científicos con el síndrome de la estupidez común: Tener y disponer de medios, estar dotado con capacidad y estudios, contar con la suficiente motivación, haber tenido también suficientes oportunidades y, sin embargo, vuelven a caer negligentemente una y otra vez, en las mismas y evidentes contradicciones o choques con la Realidad.

    1. Interesante reflexión, me gusta mucho el ejemplo de la ametralladora, pero te puntualizo una cosa. Sawyer sí midió el resto de caras, midió la grande y vio que no había empuje (como era de esperar), midió la pequeña y “midió” un mínimo empuje, es ahí donde radica la primera sospecha de que algo ha ido mal en el experimento, pues de aquí viene el ejemplo que se ha puesto de que es lo mismo que levantarte del suelo tirando tú mismo de los cordones de tus zapatos, tus brazos generarían un empuje que tu cuerpo no repercutiría en tus piés. Muy buen traido lo de la mentalidad lineal y monocausal.

      1. Perdonen mi ignorancia pero, si tomamos el ejemplo de Daniel del tren, pero cambiamos el tren por un monopatín con una persona encima. Si la persona mueve las piernas, se consigue movimiento ¿no?. Si esto es así. Entonces es posible ¿no?. Saludos.

        1. Cuando la persona sobre el monopatín efectúa movimientos consigue que varíe la fuerza de rozamiento que el suelo ejerce sobre las ruedas. Por eso puede conseguir moverse, porque lo impulsa una fuerza EXTERIOR al sistema persona+monopatín.
          Si no hubiese rozamiento, (imagina que el suelo es una superficie PERFECTAMETE lisa y engrasada), por muchos movimientos que hiciese la persona sobre el monopatín, no conseguiría desplazar el centro de masas del sistema que forman ambos.
          Más sencillo todavía, olvídate del monopatín: si tú estuvieses sobre una superficie PERFECTAMENTE deslizante no podrías andar. Al intentar mover un pie hacia adelante el otro deslizaría hacia atrás lo justo como para que tu centro de masas permaneciese en el mismo sitio.

          1. Gracias Albert por la aclaración. De verdad te digo que me he quedado peor. Ya te digo que no se de estos temas y, por supuesto tendrás razón, pero es que no me cabe en la cabeza. Siempre he pensado (y juraría que de pequeño lo hacía), que en una superficie más lisa (como un suelo embaldosado), todavía es más fácil móver el monopatín con el movimiento del cuero. Y lo de no poder caminar sobre una superfice lisa, ya éso me deja patidifuso y perplejo. De todas formas gracias por intentar habérmelo aclarado. Voy a fumarme algo a ver si me relajo y lo entiendo. Un saludo.

          2. Ja, ja,… sí, nuestro movimientos habituales son gracias al rozamiento. Después de fumar intenta recordar si alguna vez te has quedado tirado con el coche en la nieve o en el barro: aceleras, las ruedas motrices giran a toda velocidad pero el coche no se mueve, ¿por qué? Porque falta la fuerza de rozamiento.
            Y ¿no recuerdas aquella película de Charlot en la que intentaba huir de su perseguidor corriendo sobre el hielo? Movía los pies muy deprisa, pero le resbalaban sobre el hielo y no se movía del sitio.

          3. Excelente para una escena de terror lo de tratar moverte en una superficie ideal increíblemente deslizante

      2. Gracias por tu atención, Txemary.
        Sí, sé que las midieron, pero conjeturo que lo hicieron mal o que la cara que mostraba un presunto empuje, no es tal, sino otro fenómeno o efecto bastante distinto y nada aprovechable a efectos del propósito del empuje exigible a un motor de propulsión.
        Tienen un hecho, un fenómeno, en unas condiciones muy determinadas y dan una interpretación de los hechos manifiestamente contradictoria con lo firmemente establecido, constatado y comprobado, por el momento.
        A mí, se me ocurren varias interpretaciones, como con en el caso de la doble rendija, pero con tantas suposiciones que dejo de pensar en ello: necesito planos, medidas, ángulos, materiales, condiciones de temperatura, presión o vacío, aislamiento electromagnético, medidas, y hasta la evolución de campo gravitatorio circundante…. Y no porque tenga una teoría del todo matemáticamente elaborada y coherente para la que necesito tanto dato, sino para imaginar qué conjunto de valores de todos los parámetros podría tener un efecto inesperado, de forma intuitiva.
        Seamos “vernedianos” por un momento e imaginemos que el rebote (o rebotes sucesivos) en la cara pequeña provocan en ella un efecto resonador “sui generis” debido a un fenómeno no descubierto que está relacionado, para cada tipo de material, con las proporciones relativas de tamaño, forma y masa por una parte, y distancia entre la superficie primera de choque (o de primer choque) y la segunda o de supuesto empuje, por otra.
        ¿Cómo sería posible confundir una especie de presunta resonancia con un supuesto empuje?. ¿Porqué no “zumban” todas las caras?. Bueno, como dije, no tengo datos suficientes de los experimentos. Por ejemplo, no sé cómo montaron, ni en qué condiciones, una balanza de torsión. Ni sus características ni especificaciones.
        No obstante lo poco que sabemos acerca de las eventuales y posibles repercusiones a gran escala de ciertos efectos cuánticos y su influencia en determinadas estructuras experimentales, si me imaginara a un personaje atribulado con el síndrome de estupidez común señalado en mi anterior comentario, estaría entonces en condiciones de imaginar media docena de recreaciones mentales y sus correspondientes interpretaciones fantasmagóricas.
        La más sencilla, popular e histórica, es la que les gustaría que sucediera y fuera real a los creyentes y/o interesados en el diseño que comentamos del Emdrive: la no conservación del momento lineal, el móvil perpetuo.
        Por cierto. ¿Cómo es que quienes anhelan escapar de tales leyes de conservación de la energía, que presuntamente restringen nuestra libertad y nuestras posibilidades de eternidad, no nos espetan la posibilidad de considerar que estamos rodeados en nuestras proximidades, cotidianamente, por millones de cuatrillones de máquinas “cuasiperpetuas”, los átomos, que están funcionando desde hace miles de millones de años y que funcionan incluso (sus electrones no se detienen del todo) infinitamente cerca del cero absoluto?
        Pero volvamos al asunto y pongamos para no aburrir demasiado un ejemplo de interpretación novelesco, pero con más verosimilitud futurista que lo que propugnan otros:
        Disponemos de una balanza de torsión que pretende medir un presunto empuje en el límite o muy cerca de su máxima resolución. Y aparentemente, no sabemos por qué, confunde una especie de vibración de cierta frecuencia de la estructura interatómica del metal, con un empuje en una sola dirección. Si fuera cierto, la balanza se comporta como una especie de lo que podríamos denominar vernedianamente (al estilo narrativo de Jules) Rectificador de Tensión Vibratoria: un RTV. Sus detractores dijeron que tal fenómeno vivratorio no existía, y que tampoco existía tal comportamiento por parte de la balanza de torsión. Que si se lograba poner dos balanzas de torsión sin interferirse, se debería poder medir también el mismo empuje en dirección contraria y que los experimentos no amparaban ese segundo empuje negativo. En fin, esta historia de ciencia ficción sería digna de desarrollar por alguien a la altura de los grandes de la ficción científica, pero partiendo y respetando en la medida de lo posible, claro está, del estado de nuestros conocimientos actuales.
        ¡Que sabe nadie, por ahora, de las posibles e intrincadas interacciones de millones de billones de billones de átomos en una estructurara casi arbitraria con relación a lo que realmente sucede allí, rodeada por todo un Universo con el que interactúa!

        1. El EMDRIVE es real, pero la ciencia no podrá explicarlo hasta que se cambien algunos paradigmas erróneos y algunas leyes de la física igualmente erróneas. Las ondas electromagnéticas se multiplican en el campo electromagnético. La energía ondulatoria se crea en el espacio, el “Principio de Conservación de la Energía” no es válido, las Leyes de la conservación de la cantidad de movimiento y de la Acción y reacción no se cumplen para los fenómenos ondulatorios por eso funciona EMDRIVE. Si quieres conocer la teoría completa solicítala gratuitamente a: martinjaramilloperez@gmail.com

          FELICITACIONES A ROGER SHAWYER.

          1. Perdón por la ignorancia.
            Se puede obtener empuje sin expulsar materia?
            Por el momento NO.
            Que es la materia? Bueno la materia es… Energía condensada.
            Y si lo que logra el EMDRIVE es condensar energía?
            Producir algo de materia o algo que actúa como materia y la expulsa a velocidad cercana a la Luz, cuanta de esta materia se necesitaría para generar el mismo empuje?
            Imaginen que lo que tienen es energía, la envian como una onda de microondas, y por la geometria del cono, la onda se va haciendo cada vez mas pequeña, y se comprime tanto, que empieza a perder velocidad y al mismo tiempo empieza a adquirir características de materia y es expulsada ya no como energia sino como materia, pero al ser mínima, pero con una velocidad cercana a la de la luz, crea un empuje algo apreciable, aun en el vacio.
            Entonces el EmDrive seguiría siendo un Motor de Empuje y sigue la física funcionando.
            Seria igual al Motor de plasma, que toma pocos átomos de un gas, los calienta a estado de plasma, los acelera y los expulsa, generando empuje apreciable.
            Para aumentar el empuje podría aumentar la cantidad de masa, o aumentar la velocidad de aceleración.
            Aumentar la masa implica aumentar el combustible, solo quedaría aumentar la velocidad de aceleración, lo cual tendríamos que bajar la materia de la sustancia para poder acelerarla con la misma energía.
            Pero si logramos condensar la energía en algo de mínima materia, y acelerarla muy cercana a la luz, podría generar mayor empuje que el mismo motor de plasma.
            Entonces a Mayor energía se formaría mas cantidad de la misma seudo-materia y al expulsarla a la misma velocidad tendríamos mayor empuje.
            Quizás, una nave con un generador de 2 Mwh, pueda tener mas empuje que un Motor de plasma con la misma masa del generador en combustible.

      3. Sé que midió todas las caras, pero a él (o ellos) les interesaba que existiera empuje precisamente en esa cara, que es la que nos daría la dirección y el sentido correctos para el movimiento deseado, según su peculiar (y quizás semiinconsciente) sentido común. Pero sospecho, y de ahí mi frase sobre el presunto empuje global sobre todas las caras, que no midió con la corrección necesaria y conveniente para poder hallar un eventual empuje en el resto de direcciones y sentidos posibles. Por ejemplo, un eventual empuje en sentido contrario en la cara de enfrente. ¿Cómo se aseguró que no existía empuje en ninguno de los sentidos posibles en cada una de las caras?. Se trata pues, de que considero más probable que si existe realmente un empuje global en una dirección y sentido concretos, entonces, sea debido al resultado de un conjunto de empujes de más de una dirección y sentidos.
        Cuando encuentras algo inesperable y en contra de leyes tan fundamentales y contrastadas en millones de máquinas y experimentos durante quinientos años de física (olvidémonos de Aristóteles), un técnico o físico inteligente no debe sugestionarse y ver lo que quiere ver. Lo que preferiría ver. Me sorprende que examinando los planos y detalles de los aparatos, los físicos de verdad no hayan descubierto el fenómeno o fenómenos encubiertos que explican lo que les ha pasado a estos pobres señores con esas ridículas máquinas (con relación al propósito perseguido). Yo también creo probable que lo que sucede en muchos de estos casos de experimentos mediáticos y sensacionalistas es que nos encontramos ante técnicos (por llamarles de alguna forma) que padecen, al menos durante un época más o menos dilatada, el síndrome de estupidez común (al menos con relación a la Ciencia). Y quizás, algo de histerismo.
        Ahora bien, supongamos que, efectivamente (aunque sea muchísimo suponer), existe para todo este tipo de máquinas conforme a cierto diseño, un empuje global en una dirección y sentido determinables. En mi opinión, eso no lo puede establecer con claridad una balanza de torsión en las condiciones que me imagino que ha sido usada. Tendría que hacerse instalando el emDrive en un dispositivo (diseñado al efecto) que se desliza montado en unos patines omnidireccionales, sobre hielo o mercurio. O también, si lo soltamos en el espacio y analizamos su trayectoria. Con un poco de cuidado, hasta unos chicos y unos cuantos microondas amañados en una pista de hielo podrían determinar con más fiabilidad si hay empuje significativo y de dirección y sentido determinables.
        Y si no existe realmente un empuje global significativo en una dirección y sentido determinables, pero la ejecución del experimento del emDrive parece correcta para todos, entonces, ¿de dónde viene el par de torsión de la balanza?.
        Se me ocurren muchas ideas locas, antes que la loca idea de imaginar un empuje de arrastre tipo warp o asimilable (de bajísima intensidad) que aparece, además, de forma tan sencilla. Por ejemplo, quizás, para ciertos tipos de estructuras, proporciones y materiales, se produce una peculiar resonancia en el tándem brazo de torsión-pletina o superficie de contacto, de tal suerte que la balanza muestra una lectura de empuje, pero que no es tal empuje. Puede que exista una par de torsión en sentido contrario, de menor intensidad pero de mayor duración que la inercia del brazo y la frecuencia de vibración permiten que pase desapercibido el fenómeno para cierto tipo de diseños de balanzas muy comunes cuando son sometidas a medir cosas poco comunes en condiciones poco comunes y con poco sentido común por parte del observador.

        1. Este segundo comentario a la amable respuesta o comentario de Txemary, pretendía ser una nueva formulación mucho más reducida y directa a la idea de la supuesta medida del empuje en toda dirección y sentido posibles. Tampoco creo haberlo conseguido del todo. Así que, quizá entre las dos, el amable y paciente lector, pueda hacerse una idea de lo que propongo como explicación provisional del asunto: un sainete tragicómico que no debemos tomar en serio, ni en broma. Para divertirnos mientras permanecemos expectantes y curiosos ante las sorpresas que nos depara la tragicomedia humana en el inmerecido escenario de la Realidad.

    2. Seguramente eres la reencarnación de Torquemada , la tierra es plana la sostienen 4 elefantes, es imposible superar la velocidad del sonido etc etc son tus axiomas dogmáticos. Para ti la paradoja EPR es imposible también es mentira? El efecto Sagnac No existe aunque lo están usando hace años en giroscopios ópticos .
      La nada para ti supuesta-mente demostrada, de después del experimento de Michelson Morley es inapelable y el Boson de HIGG imprescindible para que pueda existir la masa los campos eléctricos magnéticos, gravitatorios están sostenidos por nada? en la nada. Por que crees que gastaron trillones en buscarlos.
      El EMDRIVE puede navegar en los bososnes de HIGG como un barco en el mar

      1. De acuerdo contigo. Y además me pregunto si la famosa ecuación de Einstein E=mc2 es la que explica que parte de la energía electromagnética se convierta en algún tipo de particulas con masa? Dichas particulas estarían en movimiento produciendo con sus rebotes un pequeño empuje como si estuviésemos soltando un gas en el cono. Ninguna ley de la física es violada.
        Alguien ha comprobado esto?

  11. Tengo una duda-pregunta.
    ¿Y si la resonancia de las microondas alcanzase ciertas frecuencias en las que el metal fuera casi transparente a dicha onda y ésta escapase de la cavidad (siempre más por donde más superficie hay) provocando el movimiento por acción-reacción convencional, al estilo de cualquier cohete?
    No pretendo ir de experto. Es algo que se me ha ocurrido para dar explicación a tan raro fenómeno.

    1. Vamos a inventarnos mentiras.
      Roger Shawyer ha conseguido interaccionar con la materia oscura gracias a la resonancia generada por ondas electromagnéticas y el empuje se debe a la interacción de esta con la cavidad metálica y la función de ondas manteniendo el principio de conservación del momento. XP

      1. No me estoy inventando nada, estoy preguntando si alguien que participe aquí sabe si las microondas pueden escapar de esa “cavidad resonante” de alguna forma. Si no sabes la respuesta, con no contestar vale.

          1. No sé por qué. Si resulta que se tratase de un sistema abierto por fallo en el diseño y proporcionase cierto mínimo impulso, el Emdrive no dejaría de ser una versión retorcida y un tanto absurda de una vela solar propulsada por láser. Algo que es perfectamente factible incluso con la tecnología actual.

      2. Los metales se comportan con las microondas al igual que la luz, reflejando las ondas (espejo), pero los metales no tienen el mismo coeficiente de reflexión, ni reflejan igual distintas longitudes de onda. Por eso pregunto si al crear resonancia (aumento de amplitud de onda) puede cambiar el índice con el que se refleja en el metal y que parte de la energía de la onda atraviese las paredes metálicas de la cavidad resonante.

    2. Nada debería escapar a la cavidad, fíjate que cuando te quedas mirando funcionar al microondas no se te frie el morro 8).
      Las microondas tienen mucha mayor longitud de onda que la luz visible y necesitan una cavidad mayor que los agujeros de la rejilla de la puerta del microondas para poder “salir”. No pueden atravesar metales opacos y hay que tener en cuenta el efecto de jaula de Faraday, que puedes consultar en wikipedia.

      1. Ok.
        Muchas gracias.
        Eso es lo que quería saber.
        Así que se trata de un sistema cerrado y el aparato no debería funcionar.
        Algo hay que induce al error a los que están realizando las pruebas.

  12. Llegados a este punto a mi la única idea que se me ocurre es que el haz de microondas al incidir sobre el cono metálico confiera energía suficiente a algunos átomos del cono y estos se gasifiquen y produzcan el empuje, y por esta razón el empuje en el vacío es tan bajo (más bajo que con aire se entiende)

  13. Como al final se demuestre inequívocamente que el EmDrive funciona y empiece a fabricarse… Creo que vamos a tener que cambiar el eso de “Leyes de la Física” por “Teorías de la Física”…

    1. Tranquilo, eso no pasará. Si llegara a funcionar sería por algo que aún desconocemos, pero no por algo en lo que estemos equivocados. Se añadiría una nueva ley pero no se desmentiría ninguna.

  14. Si ponemos in el interior de cilindro cerrado Guiado por railes un tirachinas con el mango cogido en el cilindro y estiramos la goma del tirachinas con una piedra(microondas). Como reaccionarâ el cilindro?

  15. Probablemente se trate de una patraña, pero también lo es que los físicos piensen que conocen las “leyes de la física” cuando aún estamos en la prehistoria de esta disciplina científica… Un poco de humildad no vendría mal. Si estamos empezando a conocer nuestro sistema solar y ya creen algunos que conocen los “secretos del universo” cuando es posible que la humanidad acabe fosilizada en esta maravillosa canica azul. ¿Alguien puede decir sin asomo de duda que mañana no será el fin del mundo? El futuro es incierto para todos porque depende de muchas variables conocidas y lo que es peor de otras que nos quedan por conocer. El azar, la fortuna nos ha sonreído ¿por cuánto tiempo? Con la poca inteligencia que posee el humano medio es un milagro que aún sigamos vivos. En Trafalgar, de Benito Pérez Galdós, se cuenta la anécdota de un loco que decía que había visto barcos de hierro con enormes cañones navegar los mares… A veces los “locos” solo nos están vaticinando el futuro. Unas pinceladas de Verne, un poquito de Asimov y cien años más tarde un físico “loco” puede hacer cambiar el mundo y la historia para siempre. Para ser revolucionario hay que romper las leyes y, o alguien las rompe, o podemos olvidarnos de lo que sabemos porque sí, es seguro que lo que sabemos no es suficiente para conquistar la galaxia, mucho menos el universo.

    Saludos soñadores!

Deja un comentario