Los nuevos cohetes ucranianos: ¿el último aliento de una industria asediada?

Una de las principales víctimas del conflicto entre Rusia y Ucrania ha sido el programa espacial ucraniano. El Kremlin ha decidido cortar casi todos los lazos con el país vecino en materia aeroespacial —que son mucho más profundos de lo que pudiera parecer— y, como resultado, se han cancelado los vuelos del cohete Zenit, el principal lanzador fabricado en Ucrania, pero también los del Dnepr —un ICBM R36M reconvertido a lanzador espacial— y se han buscado sustitutos rusos —o extranjeros— a tecnologías y equipos espaciales ucranianos. El proceso está siendo traumático, no solo para Ucrania, sino también para Rusia, que ha perdido acceso a decenas de contratistas aeroespaciales con los que llevaba haciendo negocios desde la caída de la URSS. Pero, evidentemente, el perdedor en esta guerra fratricida es Ucrania. La otrora potente industria aeroespacial del país solo participa actualmente en la construcción de dos cohetes importantes: el Antares de Northrop Grumman —Ucrania fabrica la primera etapa— y el Vega europeo —colabora en la etapa superior—. Pero esta situación podría cambiar pronto.

Propuestas de nuevos lanzadores ucranianos (KB Yuzhnoe).

La gran esperanza del programa espacial ucraniano es el cohete Tsiklon 4M (Циклон 4М o Cyclone 4M). Se trata de un lanzador pequeño de dos etapas capaz de situar unas cinco toneladas en órbita baja. Pese a su nombre, es muy diferente del Tsiklon 4, un lanzador que debía haber despegado desde Alcântara (Brasil). El proyecto Tsiklon 4, que resultó un fiasco en parte por culpa de rivalidades entre los políticos brasileños, era una variante del venerable Tsiklon 3 de la era soviética. Por su parte, el Tsiklon 4M hereda la segunda etapa y la cofia del Tsiklon 4, pero tiene una primera etapa a base de kerolox (queroseno y oxígeno líquido) en vez de propergoles hipergólicos. Esta primera etapa es muy similar a la del Antares —se podría decir que el Tsiklon 4M es un Antares con una segunda etapa hipergólica—, pero usará cuatro motores ucranianos RD-870 en vez de los dos RD-181 de fabricación rusa que emplea el cohete estadounidense. El RD-870 es el primer motor potente fabricado en Ucrania desde la caída de la Unión Soviética y en realidad se trata de un RD-120 modificado (el RD-120 se usa en la segunda etapa del Zenit y es un motor principalmente ucraniano, pero también incorpora elementos rusos).

Tsiklon 4M (KB Yuzhnoe).
Los cuatro motores RD-870 del Tsiklon 4M (KB Yuzhnoe).
Futuro centro de lanzamiento del Tsiklon 4M en Canadá (MLS).

Lo novedoso del proyecto es que el Tsiklon 4M debe despegar desde Canso, situado en la costa de Nueva Escocia (Canadá) un lugar poco ortodoxo. Pese a algunas reticencias iniciales, hace poco el gobierno canadiense ha dado luz verde al lanzamiento del Tsiklon 4M desde el punto de vista medioambiental (los rumores señalan a que la Casa Blanca habría presionado para sacar adelante este proyecto con el objetivo de ayudar al gobierno ucraniano). Pero el Tsiklon 4M no es el único as en la manga de las empresas KB Yuzhnoe y Yuzhmash, que de facto representan el grueso de la industria aeroespacial ucraniana. Otro proyecto que está en marcha es el Tsiklon 1M, un pequeño lanzador de tres etapas que pondrá 750 kg en una órbita heliosíncrona de 600 kilómetros. El Tsiklon 1M usaría un solo motor RD-870 en la primera etapa.

Tsiklon 1M (DKAU).
Tsiklon 1M (KB Yuzhnoe).
Motor RD-870, una modificación del RD-120 para que funcione a nivel del mar (DKAU).

Como en el caso del Tsiklon 4M, el lugar de lanzamiento del Tsiklon 1M es llamativo. Y es que la Agencia Espacial Ucraniana (DKAU) está pensando lanzar este cohete desde la costa ucraniana, en la provincia de Mykolavska. De este modo Ucrania podría tener acceso propio al espacio, al menos con pequeños lanzadores. Eso sí, el Tsiklon 1M solo podrá despegar hacia al sur para situar cargas útiles en órbitas polares (la primera etapa caería sobre el mar Mediterráneo). Otros azimuts no resultan muy aconsejables porque supondrían sobrevolar territorio ruso… y no están las cosas como para tirar cohetes, nunca mejor dicho.

Posible centro de lanzamiento ucraniano para el Tsiklon 1M (DKAU).

Y las ambiciones ucranianas van más allá. Para burlar el veto ruso al Zenit, Ucrania pretende desarrollar el Mayak M3.9 (también denominado S3.9). Si el cohete ruso Soyuz 5/Irtysh es una versión 100% rusa del Zenit, el Mayak M3.9 es una versión 100% ucraniana de este lanzador. En vez del motor ruso RD-171M de la primera etapa, el Mayak M3.9 usaría tres RD-815, un motor con un empuje de 250 toneladas que aún no está en servicio. Para sustituir a la tercera etapa rusa Blok-DM, se usará una etapa con el motor RD-861K. De desarrollarse este lanzador estaríamos ante un posible escenario muy tenso entre Rusia, Ucrania y Kazajistán. Las instalaciones del Zenit en Baikonur están bajo control parcial ruso, pero Kazajistán también participa en las mismas con el proyecto Sunkar (el reparto de infraestructuras y propiedades en Baikonur no está tan claro como la gente cree y depende de muchos factores; el «alquiler» que paga Rusia a Kazajistán no le permite hacer lo que le dé la gana en el cosmódromo). Si Ucrania desarrolla el Mayak M3.9/S3.9 algo me dice que Kazajistán podría usar el hecho para apretarle las tuercas a Rusia de algún modo. Sea como sea, este proyecto todavía está en pañales y quizá nunca vea la luz. Las otras instalaciones del Zenit, las de la empresa Sea Launch, son actualmente propiedad de la compañía rusa S7, que se ha plegado a las presiones del Kremlin para bloquear el uso de este cohete.

Mayak M3.9, el Zenit totalmente ucraniano (KB Yuzhnoe).
Motor RD-815 (KB Yuzhnoe).
Nueva familia de lanzadores Mayak (KB Yuzhnoe).

A partir del Mayak M3.9 KB Yuzhnoe quiere desarrollar una nueva familia de lanzadores Mayak que use la primera etapa de este nuevo Zenit como base. Estas variantes, diferentes a las anteriores propuestas con el nombre de Mayak, recuerdan al proyecto soviético 11K37 o «Trizenit» que no llegó a ver la luz. También hay otros proyectos en la mesa de diseño, como el Tsklon 1MS —una versión reutilizable del Tsiklon 1M— o el Tsiklon 5, una versión pesada del Tsiklon 4M. No obstante, estos proyectos son hoy en día powerpointismo puro y duro. No nos engañemos: la clave para asegurar un futuro del programa espacial ucraniano son los Tsiklon 4M y Tsiklon 1M. Si estos lanzadores no se materializan, a Ucrania solo le quedaría el Antares y la venta de tecnología por la puerta de atrás a países como China y Corea del Norte.

El nuevo cohete ucraniano Tsyklon 4M ().
El nuevo cohete ucraniano Tsyklon 4M (MLS).
Primeras etapas del Antares en la fábrica de KB Yuzhnoe (KB Yuzhnoe).
Diseño del 11K37 Trizenit de 1989 (Novosti Kosmonavtiki).
Diseño del 11K37 Trizenit soviético de 1989 (Novosti Kosmonavtiki).


35 Comentarios

  1. Una pena la tremenda destrucción de la industria espacial Ucraniana…aún así parece que resisten y siguen luchando aunque sea desde la cenizas…

    El proyecto de Canadá puede ser un gran balón de oxigeno, dado el futuro incierto del Antares, y los planes para sustituir la parte Ucraniana del Vega…Ojalá se de también el tener su propio espacio puerto, aunque sea para lanzamientos polares…También estaban desarrollando un «spaceplane», para Arabia Saudí…no sé como continuará esto…y también salió una noticia, que Polonia estaba interesada en desarrollar un lanzador conjunto con ellos…En el mercado de satélites, tienen algunos en desarrollo, lastima que el presupuesto de su agencia espacial este casi a cero…

    Es una pena que con la cantidad de tecnología que han tenido y lo que cuesta desarrollarla, ahora la estén dejando morir lentamente por enemistades…o se vean obligados a venderla a precio de saldo a China e India…etc..

    Esperemos que el Sol vuelva a brillar en su vetusta industria espacial…

    PD: La página web de Yuzhmash, lleva años caída, nunca he encontrado nada más de ellos…

  2. De nuevo vemos las consecuencias de mirarse demasiado el ombligo. Si Ucrania no hubiera hecho incapié en sus sutiles aunque cada vez más acrecentadas diferencias de manera artificial ahora mismo a lo mejor pintaría algo en algún sitio. Me da rabia y asco a la vez. ¿Habrá país más diverso y rico en matices que EEUU? Y sin embargo ahí están, todos a una. Y si sale algún loco diciendo que mejor separarse (en Texas, California) ya se cuidan muy mucho de silenciarle. Así que nada, ya sabeis amigos independentistas de x territorio, seguid, seguid, que seamos cada vez más esclavos de nuestra tontería. Saludos

    1. Lo de Rusia y Ucrania, es un caso tremendamente particular.

      Ucrania, siempre ha sido el patio trasero de Rusia, para lo bueno, y para lo malo. Pero de siempre ha sido un país, con un pasado propio y único, con una cultura singular, y sí, sin duda muy muy influenciado por Rusia, pero único, y propio.

      Por tanto no es tan sencillo, y es un error comparar ese conflicto con otros, y menos aún cuando en ese conflicto está Rusia, del otro lado. Y Rusia, tiene muchas cosas buenas, pero el respeto a los derechos y libertades civiles, y a las leyes en general, y a las internacionales en particular, no es una de ellas.

      Desde el momento en que Ucrania, quiso distanciarse en serio y por primera vez, desde hace mucho tiempo, de Rusia, las cosas se le pusieron tremendamente cuesta arriba a Ucrania, y lleva años pagando el precio. Si ese distanciamiento fue razonado, propio, e interno, o si fue el resultado de injerencias de EEUU, o la Unión Europea, para debilitar a Rusia, pues es otro tema, que da para largo, y que no es para tratar aquí.

      Pero repito, este, es un caso muy muy particular, y por tanto no es inteligente hacer presunciones o comparaciones, con otros.

      Y sí, es una auténtica catástrofe lo que le ha pasado a Ucrania, y a su programa espacial.

      Y llegados a este punto, si la Unión Europea, no tuviera tanto miedo, a herir de forma clara, las sensibilidades del Kremlin, hace tiempo que la ESA, podría haber tomado cartas, y haber salvado esas empresas, y haber evitado la fuga de ingenieros, e información a países, con intenciones nada científicas, con respecto al desarrollo de lanzadores.

      La ESA y Europa no solo tendría además, más y mejores contratistas, y lanzadores, sino una fuente de experiencia invaluable.

      Salu2

      1. Voy a ir por puntos, porque golpeas tantas boyas en tu particular regata, que he perdido la cuenta:

        1) Nación ucraniana y 2) Legalidad Internacional.

        Ucrania tiene su origen nacional (como Estonia, Letonia y Bielorrusia) en 1917-18, con el tratado Brest-Litovsk, por el que el Imperio Ruso se retira de la Gran Guerra y cede esos territorios al II Reich Alemán como compensaciones de guerra.

        Hablar de Ucrania antes es fruto de una profunda ignorancia de la organización de los pueblos eslavos antes de la entrada de la influencia europea, y principalmente francesa, durante la Era de las Naciones en el siglo XVIII; la cual lleva a la configuración de la nación rusa (inexistente antes, ante la heterogeneidad del imperio ruso que dejara Ivan El Terrible).

        Grandes gobernantes influenciados por el concepto de nación e ilustración especificarían las bases y extensión de esa nueva nación rusa (aún entonces y hoy muy heterogenea y difusa, fruto de una visión menos colonialista de la conquista y el dominio que las naciones del mundo Occidental por parte del Imperio Ruso), tales como Pedro I El Grande y Catalina II.

        Llevando a cabo un proceso común de contrucción nacional y de «lo nacional» hasta el fin de los zares (con el paréntesis comentado entre Brest-Litovsk en 1917 y la fundación de la URSS en 1922), cuando el proyecto es retomado por los soviéts hasta 1991 (con un paréntesis durante el dominio nazi de Ucrania y Bielorrusia entre 1941-1945). Los casos de las repúblicas bálticas (Estonia, Letonia y lituania) son diferentes.

        Las bases del actual Estado ucraniano siempre estaban a caballo entre la legalidad post-soviética, dejada por el tratado de Belovezha de 1991 y la Costitución soviética de 1977, y los breves periódos de ocupación alemana entre 1917-1922 y 1941-1945.

        Ucrania no es una Nación, como mucho es un Estado; similar a Irak. Por lo tanto, obligar a todos los habitantes de Ucrania a ser ucranianos (concepto cercano a la influencia polaca y alemana en la región durante el Imperio Polaco-Lituano en el siglo XVI y las ocupaciones en sendas guerras mundiales) es muy cruel; ya que muchos se consideran rusos, ya sea desde el punto de vista «étnico» o «moderno» (de la Federación Rusa o su órbita de influencia, asemejándose al termino soviético o neo-soviético).

        Más, si tenemos en cuenta la declaración de independencia de Crimea en 1992 y de Rutenia en 1991, que tras el fin de la vigencia del tratado de Belovezha; el cual negaba estas declaraciones sobre la base de la Cobstitución de 1977. Plantea cuestiones a tener en cuenta en el espacio post-soviético.

        Es más, hablando de términos:

        – Rusia = Unión de «Rus», diversos como Kiev, Moscú o Nóvgorod; hecha en siglo XV y XVI por parte de los eslavos o pueblos Rus (llamados asi desde ese momento) para hacer frente al dominio del Imperio Polaco-Lituano y las invasiones mogolas y tártaras. No confundir con la Federación de Rusia, constituída en 1991-93 sobre la bases de la RSFS de Rusia.

        – Ruso = miembro del pueblo Rus, colecivo eslavo presente en todo la zona eslava oriental (Bielorrusia, Ucrania, Trandiniester y Rusia). No condundir con otros colectivos eslavos como los pueblos rumanos, húngaros, yugoeslavos/serbo-croatas o polacos-lituanos-eslovacos-eslovenios. No confundir con un ciudadano de la Federación Rusa o antigua RSFS de Rusia.
        Por eso la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) no tenía el final «de Rusia o «Rusas», que muchos inconscientemente le agragaban en Occidente; ya que esta Unión incluía a pueblos asiáticos de Asia Central; y turquícos y armenios en el Cáucaso y Asia a Central, muy lejanos del concepto de ruso y pueblo Rus. Aún hoy la restante Federación de Rusia y muchas repúblicas pot-soviéticas gestionan su multicuturalidad y multiconfesionalidad mejor que Occidente.

        – Ucrania/ucraniano = del ruso antiguo «tierra o región fronteriza»/ «que habita una región fronteriza». Dícese de un ruso (o integrante del Rus) que coloniza y habita las regiones arrebatadas a los turcos y tártaros cercanas al Mar Negro, a las tierras de los pueblos eslavos rumanos al otro lado del Dniester y Crimea (en aquel momento un reino tártaro turcófilo).
        No confundir con la República de Ucrania, constituída en 1991 sobre la base de la RSS de Ucrania de 1922 y en base a los acuerdos de Belovezha de 1991. Hoy día cuestionada, al renunciar a su base legal como Estado (denunciando la Constitución de 1922 (anexión a Ucrania de Novarrusia) y 1977 (ratificación anexión de Crimea y Rutenia a Ucrania); así como, el tratado fundacional de la CEI (que niega reclamaciones territoriales entre los países post-soviéticos), perdiendo soberanía en consecuencia sobre diversas regiones y fronteras de su territorio en base a reclamaciones de colectivos rusos dentro y fuera del país por Crimea y Novarrusia, y húngaras por Rutenia; dado que dicha soberanía descansaba en la vigencia de los tratados antes citados como heredera de la URSS y la RSS de Ucrania. Caso similar se ha dado en la República de Estonia, dónde grupos nacionalistas estonios han bloqueado repetidamente una declaración conjunta ruso-estonia que establece la frontera común reconocida por ambos en la establecida hasta 1991 para la RSS de Estonia y la RSFS de Rusia. No en vigor actualmente, ante la denuncia del tratado de Belovezha por Tallin al ingresar en la UE. Sembrando incertidumbre en las relaciones y reclamaciones territoriales de ambos países, pese a las verdaderas intenciones de sus ejecutivos; diferenciándose así del caso ucraniano. A su vez, motivando la presencia de tropas de la OTAN y la UE en el pequeño país báltico y sus vecinos en situación similar, pero más hostil hacia el Kremlin y los colectivos rusos presentes en Letonia y Lituania. Lo que motiva mayor músculo militar en esos países para coaccionar a Rusia a no intervenir ante el trato a sus nacionales y rusos culturales, en áreas anexadas uniteralmente por estos países al fin de la URSS.

        3) Democracia Occidental.

        Ni que decir tiene, que de las mil formas que se podía haber hecho el cambio de gobierno en Ucrania, la de asaltar y quemar ministerios, tomar cuarteles y repartir las armas entre milicias con escaso control gubernamental, suicidar y retener a los ministros y políticos gobernantes que no huyeron, atacar con armas de guerra a poblaciones civiles contrarias impunemente hasta la intervención rusa; y cribar y polarizar a los ciudadanos y funcionarios hacia una ideología de guerra y filonazi no era la mejor opción. Pero quien soy yo para juzgar cmo Eurpa y Occidente integran países en su bloque, ahí tnemos el caso de Croacia, quien limpió etnicamente el país de serbios en 1995 (pasadas las guerras yugoslavas y antes de la de Kosovo) con la ayuda de la OTAN y la UE; teniendo un régimen represor y asesino hasta 1999, premiada en 2013 con la membresía europea y la presidencia de la UE este año. Y eso que plena crisis de los refugiados, sus fuerzas de seguridad y Ustacha estan siendo acusados de hacer recorrer distancias y degradar a estos grupos de personas.
        Por no hablar de Polonia y su ley anti-memoria del Holocausto o Rumanía su trato a los colectivos húngaros Székely. O España que aún no ha juzgado los crímenes de lesa humanidad del Franquísmo. Todo amor y humanidad. A ver si aprende Rusia de la mano de nuestro socio allí, Navalni.

        4) ESA-UE al rescate.

        En una era en la que la ESA y la UE están en crisis por el miedo a la fuga de cerebros y transferencia involuntaria de conocimiento y tecnología a sus rivales típicos de Rusia, China o India; y nuevos, como Estados Unidos. Ayudar a la industria de un país que transfiere desesperadamente su tecnología al mejor o más cercano postor. Para que crees que fueron los visados libres para Ucrania, más que para evitar que sólo los rusos, chinos y norcoreanos emplearan a los profesionales ucranianos que huían del caos y la pobreza. Siempre es mejor tener una etapa AVUM fabricada en Italia (MIRA, prevista para 2024), que una fabricada fuera de tu control e industria propia. Salvo que seas Northrop Grumman y busques abaratar en todo.

        La industria aeroespacial ucraniana es la Xerox en Silicon Valley de nuestra era, un cadáver que explotar hasta que sean como Bosnia-Herzergovina (de la que salió el caza Rafael francés de la mano de los técnicos de SOKO que huían de la guerra y las bombas de la OTAN).

        Los únicos que hubieran querido que no se pudrieran los restos hubieran sido los rusos, pero ahora son sus enemigos y se han visto obligados a buscarse la vida por su cuenta.

        5) Valor de la industria ucraniana.

        En detrimendo desde 1991, ante la falta de gasto y esfuerzo en I+D+I a nivel país. Sólo se mantenían al día en el sector por su bajo coste, lo que hacia que Rusia (también por costumbre desde la época de la URSS) y Europa invirtieran en ella. Pero ahora Europa, dentro de sus programas Marco (Horizonte 2020 y Europa), se reindustraliza; y Rusia no invertirá en una potencia enemiga ni sus empresas, teniendo el empujón de su propia reindustrialización motivada por las sanciones y la guerra comercial entre EE.UU. y China.

        Lo que condena a la obsolescencia e irrelevancia a Ucrania y su economía, con un pérdida de personal cualificado de herencia soviética y post-soviética, y demográfica importante e irremplazable (13 millones han dejado el país desde 2014 de los 40 millones originales).

        1. Como colofón: Cuándo Ucrania reclamó sobre las garantías a su soberanía e integridad territorial, recogidas en el Memorándum de Budapest sobre Garantías de Seguridad de 1994, ratificado por parte de la Federación Rusa, Francia, Reino unido, China, Kazajistán, Bielorrusia, EE.UU. y la propia Ucrania a cambio de desahacerse de sus armas e infraestructuras nucleares heredadas de la URSS; le respondierón los firmantes, que el Memorándum descansa sobre la legalidad establecida por el Tratado de Belovezha de 1991, el cual Ucrania ha denunciado. Por lo que este documento de 1994 carecería de vigencia actualmente, y no obligaría a los firmantes a reponder ante vulneraciones de la integridad y soberanía de la República de Ucrania, salvo opciones elegidas por cada país en particular.

          1. Gracias GM, por aportar este magnífico comentario. Bien explicado y con información bien expuesta. Has respondido de forma clara, y puede ayudar a otras personas a entender el contexto (a mí me ha ayudado).

        2. Excelente comentario GM, eres uno de las grandes expertos de la tecnología aeroespacial de la USSR y sus estados satélites…y su herencia actual…en este blog.

        3. Muchas gracias, ccomentarios así elevan el nivel.
          Un sólo apunte: recordemos las palabras de Angela Merkel en Kiev a finales de 2013 o asi: «No vamos a pujar por Ucrania»
          Con Ucrania, La Union Europea se cerraba, y de la menor manera posible, tras el tremendo error ademas, de asesinar a Gadafi. Pero habia que obedecer ordenes yanquis.
          Siempre lo mismo.

    2. Personalmente, lo de la ruptura entre Rusia, Bielorrusia y Ucrania nunca llegué a entenderlo del todo. En el caso de Bielorrusia, solo se explica por las ansias de su dirigente, Lukashenko, de mantenerse a la cabeza de un territorio que de una forma u otra siempre ha formado parte del Imperio ruso/URSS (es la vieja «Rusia Blanca»). Incluso en lo que a idiomas respecta, el 72% de los bielorrusos hablan ruso en casa, mientras que el bielorruso solo lo usan de manera doméstica un 11,9% de los bielorrusos. Solo un 29,4 % puede escribir, hablar y leer bielorruso correctamente (ojo, no hay que pensar que el bielorruso es un dialecto del ruso: se trata de una lengua propia, emparentada con el ruso y el ucraniano). Y en el caso de Ucrania, aunque bien es verdad que este territorio ha sufrido mucho a lo largo de la Historia por culpa de unos y de otros, hay que recordar que los orígenes del estado y la cultura rusas están en el Principado de Kiev (uno de los principados que formarían la Rus de Kiev), donde desde el siglo IX se combinaron elementos eslavos. varegos (vikingos escandinavos) y bizantinos. Vamos, es como si Asturias decidiese un buen día declararse «independiente» de Castilla.
      En fin… el caso es que la actual Ucrania es a todos los efectos un estado fallido y lo que me sorprende es que esa industria aeroespacial, que en el pasado fuese parte fundamental de la industria aeroespacial soviética, haya llegado a nuestros días. Seguro que si se hecha un ojo a sus libros de contabilidad se echaría uno a temblar, porque realmente no sé de qué vive ahora, pues los pedidos no creo que den para sostenerla.

      1. La historia es curiosa, ya que Lukashenko entró a gobernar Bielorrusia echando a Stanislav Shushkévich.

        Stanislav Shushkévich (RSS de Bielorrusia) había firmado junto a Leonid Kravchuk (RSS de Ucrania) y Boris Yeltsin (RSFS de Rusia) el Tratado de Belavezha en 1991 que sustituyó la URSS por la CEI; creada al uso de estos líderes.

        La situación de la CEI y los otros restos de la infraestructura soviética (como el Ejercito Rojo/de la CEI o la KGB) se degradaron tras el fallido intento de restauración soviética en Rusia en 1993 (Crisis Institucional), en contraste con el éxito del mismo movimiento en Bielorrusia y Ucrania de la mano de la victoria de Aleksandr Lukashenko y de Leonid Kuchma en las elecciones de 1994. Además, del hecho de que en Asia Central aún gobernaba un cierto sentimiento de lealtad a la URSS.

        No obstante, ante la represión de las tropas de Yeltsin en Moscú en 1993 con el apoyo occidental, el sueño de una reunificación quedó muy lejos. Ya que Ucrania, Bielorrusia y Kazajistán, y quizás Turkmenistán y Uzbekistán; no podían revivir la URSS, con Tayikistán y Kirguiztán sufriendo sendas guerras civiles e invasiones talibán, Armenia y Azerbaiyán enfrentadas; y Moldavia y Georgia, con conflictos secesionistas.

        Así que, no fue Lukashenko el que fracasó en la reunificación soviética, sino Aleksandr Rutskói, arrestado y encarcelado por Yeltsin tras Moscú-93; y Kuchma, defenestrado junto con su candidato Víctor Yanukovich en 2005 (Yanukovich finalmente obtendría el poder en las elecciones de 2010, sufriendo un golpe estado en 2014). Más bien, es el único superviviente del movimiento.

        Y desde la victoria de Putin, quién, según varias informaciones; estaba con los de Rutskói en 1993, consiguiendo escapar del cerco militar a la Casa Blanca; Bielorrusia y Rusia profundizan en su Estado de la Unión; así como, Kazajistán, Bielorrusia, Rusia, Kirguiztán, Armenia y Moldavia en la Unión Económica Euroasiática; verdadera sustituta de la URSS y la CEI.

  3. Desde luego es una lástima que la infraestructura espacial ruso-ucraniana heredada de la era soviética se haya visto tan negativamente afectada por las tensiones geopolíticas actuales. Tanto para Ucrania como para Rusia, romper su interdependencia, ha supuesto enormes pérdidas, crisis en un sector estratégico clave y el consiguiente debilitamiento de ambos países. Pero de eso se trataba, ¿no, Brzezinski?

    1. Los motivos detrás del distanciamiento, son muchos y variados.

      Pero Rusia, es Rusia, y nunca se ha caracterizado por su un patrón, comprensivo, generoso, ni respetuoso.

      Y sino le invito a visitar durante una larga temporada dicho país, y ya que está pues a echarle narices, y criticar de forma estentórea , abierta y pública, al gobierno, y personalidades en altos cargos, verá usted que bien se lo pasa … , y al paso, pues pruebe a repetir lo mismo en China …

      Salu2

      1. Hombre, si unos neonazis dan un golpe de estado y se ponen a perseguir a los ciudadanos rusos o de idioma ruso del país, pues tú me dirás qué comprensión o respeto se puede esperar del gobierno ruso.

      2. Bueno, sin querer abrir la caja de Pandora del debate político, también hay que decir que el nacionalismo ucranio (de raíz cosaca) no se ha distinguido precisamente por su pacifismo. Sí, el régimen de Stalin provocó hambrunas en los treinta del siglo pasado forzando la colectivización, pero también es verdad que luego los dirigentes nacionalistas ucranios se echaron en brazos de los nazis, colaborando activamente en la persecución y asesinato de miles y miles de comunistas, judíos y polacos (se estima que 60.000 judíos y polacos fueron exterminados en Volhynia en 1943 por las milicias nacionalistas ucranianas que colaboraban con los nazis y hay historiadores que elevan la cifra total de polacos (judíos o no) asesinados hasta entre 200.000 y 500.000), hasta que le vieron las orejas al lobo y trataron de presentarse como luchadores antinazis (cosa que el Kremlin no se tragó). De hecho, tras el fin oficial de la II Guerra Mundial y los repartos territoriales no hicieron sino acrecentar la violencia entre comunidades, que terminó costando decenas de miles de muertos entre polacos, bielorrusos y ucranios. Tremendo.
        Resumiendo, y aunque bien sabéis que no soy para nada pro-ruso o pro-soviético, el caso es que la época más pacífica y próspera de Ucrania tras la II Guerra Mundial fue la que vivió bajo la autoridad de la URSS.

        1. Desde la distancia, y sin tener un conocimiento absoluto me pregunto si de aquellos barros no vinieron estos lodos.

          Quiero decir si los cosacos se habrían echado a los brazos de los nazis si antes no hubiera habido la hambruna de Stalin. Quiero decir que en una situación así los nazis pudieron ser para ellos los «liberadores» al ser los enemigos de sus enemigos.

          No los justifico, para nada, pero tampoco creo que deban de ponerse cosas en una balanza, cuando una puede ser consecuencia de la otra.

        1. Para empezar, se dice doble rasero; y en relación a sus 2 preguntas:
          -A menos que viva en un estado autoritario (China, Venezuela, Rusia etc.) no debería tener el menor problema, simplemente observe algún programa o revista de sátira.
          -De nuevo, si vive en una zona dónde tenga como vecinos a esa clase de individuos, pues lo verán al igual que los previo mentados Estados, mientras que si tiene como vecinos a Estados no autoritarios (España, Francia, Argentina, México), pues no debería haber el menor problema.

          1. Perdón por mi falta de claridad, si procede.

            Pero mi curiosidad era conocer la nación de la usted es originario, para tener un poco de criterio al valorar sus opiniones sobre el resto de naciones, pueblos y sus líderes.

            Gracias.

      3. Yo le invito a usted, Herebus, a visitar la nueva Ucrania, concretamente Kiev, y a pregonar públicamente allí que lo que ocurrió entre diciembre de 2013 y febrero de 2014 fue un golpe de estado impulsado desde el exterior y ejecutado por grupos paramilitares locales de ideología ultranacionalista y neonazi, cuyo referente histórico, Stepán Bandera, fue un colaboracionista que cooperó activamente con los nazis durante la 2GM, responsable de atrocidades contra polacos y judíos. Proclame usted que la población rusófona de Ucrania tiene derecho a desenvolverse en su lengua nativa y a conservar sus lazos culturales con Rusia, y que la llamada ‘Operación Antiterrorista’ puesta en marcha en 2014 por los golpistas consistió, en realidad, en masacrar a la población civil del Donbás, usando blindados, artillería pesada y misiles balísticos, por oponerse a las pretensiones del rusófobo Gobierno de Unidad Nacional. O, simplemente, diga usted, como quien no quiere la cosa, que el actual régimen de Kiev, en lugar de violar los Acuerdos de Minsk y la tregua, debería dialogar con las autoridades de las repúblicas (de facto) de Donetsk y Lugansk, que se opusieron heroicamente desde el primer momento a la violencia ultra de la capital. Hágalo y… diviértase.

        1. No, es usted el que no se entera.

          Decir la mierda que es Rusia actualmente, en cuanto al respeto a las leyes en general, y a los derechos humanos, y libertades civiles, no es óbice para decir lo mismo sobre lo que pasa en Ucrania.

          No sé equivoque.

          Son los mismos perros, pero con distintos collares. Todos barren para casa, para la suya …

          Para aclararlo, la misma mierda me parece el Nazismo y Hitler, que el Comunismo y Stalin, y otros que le precedieron y le siguieron, y las sucesivas purgas, y genocidios, y persecución sistemática de derechos y libertades fundamentales.

          Y tres cuartos de lo mismo para China, o Korea del Norte, y otros tantos países.

          Así que descuide. Tengo para rato, y para todos, a la hora de llamar a la mierda por su nombre.

          Los Santos no abundan, si es que existen. Y la gente infame, desalmada, y genocida, y que llega al poder, amparándose en supuestos grandes ideales, y por el bien de todos, pues nos sigue saliendo hasta por las orejas.

          Mundo triste sí.

          Buenos días.

          Pero le repito, pase por Rusia (o sí, también por Ucrania, o China, y otros tantos países, ¿porque no?), y trate de defender algo tan básico como la libertad de expresión de todos los individuos, verá que maravilla … .

          Salu2

    2. Para Rusia ha supuesto paralizar su industria de lanzadores comerciales por una década, para encima cuando logren tener todo de nuevo en modo 100% Ruso, estará en una posición poco competitiva en la actualidad contra los lanzadores reutilizables…eso si a largo plazo, Rusia volverá y tendrá todo dentro de su territorio y ayudando a mantener bien engrasada su industria…

  4. Disiento con lo de Kazajistán. Este país acelera su integración con Rusia tras la dimisión de Nursultán Nazarbáyev, motivada por la crisis por los bajos precios del petróleo, la corrupción y la percepción de misma, la cada vez mayor dependencia económica de Rusia y el auge de la élite rusófila industrial predominante. Hasta el ruso le gana el juego al kazajo como lengua vehícular en la administración y negocios en este país. Y alguien tiene que demandar lanzamientos de este vector dentro y fuera de Kazajistán y Ucrania, y excluir al capital ruso de ambas naciones en el proyecto es una opción poco acertada.

    Además, la SSAU ucraniana, ante su menor relevancia, presupuesto y capacidad respecto a Roscosmos; necesitará el apoyo de la KazCosmos kazaja (el cual dudo, dado lo agarrados que son los kazajos con los proyectos en Baikonur) en sostener la infraestructura necesaria, si Rusia abandona el cosmódromo al final de las obras en Vostochniy y como respuesta a esta asociación. Poniendo fin a Baiterek y su financiación del mismo, como espada de Damocles.

    Además, para lanzar el Soyuz-5/Feniks/Irtyish no se necesita modificar la rampa de lanzamiento del Zenit (es el Zenit ruso). Mientras que, para lanzar un vehículo de similares características en la única rampa disponible, habrá que acometer las modificaciones para el más voluminoso Mayak y sus menos potentes motores; subiendo el precio por lanzamiento, ya sólo sea por su mayor número de componentes a fallar y gestionar respecto a su capacidad de puesta en órbita.

    Sin contar la opción de sabotaje ruso del Mayak y sus infraestructuras, lo que evitaría un porcentaje de fiabilidad aceptable para cualquier lanzador moderno y competitivo. Y la cuestión de que el transporte de lanzadores u otros componentes se hará con aviones Antonov, ante la imposibilidad de recorrer los tramos férreos rusos hasta Kazajistán; haciendo más caro el transporte y la logística.

    Pero en vista a un futuro sin Rusia en Baikonur a largo plazo, podrá ser una alternativa. Pero Kazajistán siempre preferirá a Rusia, paga mejor y es más constante y fiable en sus pagos.

    1. Es una buena pregunta que pasará en el futuro con Baikonur. En principio las obras en Vostochny van algo lentas, y la futura rampa el Soyuz-5 y los futuros lanzadores para naves tripuladas serán para dentro de varios años…quizás hasta dentro de 8 años, no veamos este espacio puerto coger verdadero protagonismo…a falta por ver que pasará cuando tengan el Angará listo para lanzar desde allí…

      Y sobre Baikonur, pues falta por ver si en los próximos años Kazcosmos, por fin empieza a invertir en su industria espacial y pudiera desarrollar un lanzador con colaboración rusa…veremos…

  5. Yo creo que Ucrania no tiene ningún futuro como potencia espacial. No es una gran potencia, no tiene ningún cosmódromo… y tiene muchas prioridades que atender mucho más urgentes que cualquier programa espacial.

    Lo más sensato sería la venta de tecnología a China e India. Ello permitiría a Ucrania ingresar algo de dinero, y permitiría también que tecnología ya desarrollada pudiese seguir viva en otros lugares.

  6. Es lamentable lo de la cancelación de los lanzamiento de estos cohetes desde Brasil pues sinificaba tanto para Brasil como para la Argentina una opiniones sin igual para tener aseso al espacio pero la Dissidia pudo más que el sentido común y sobre el destino del programa espacial ruso no me esperaría la gran cosa pues a Putin no le interesa un comino .☹️

    1. Es lamentable lo de la cancelación de los lanzamiento de estos cohetes desde Brasil pues sinificaba tanto para Brasil como para la Argentina una oportunidad sin igual para tener aseso al espacio pero la Dissidia pudo más que el sentido común y sobre el destino del programa espacial ruso no me esperaría la gran cosa pues a Putin no le interesa un comino .☹️
      PD: versión mejorada 2.0 😛

  7. Me estremezco al leer tantos comentarios tan próximos al nacionalismo y al totalitarismo. Por favor, mírense al espejo.
    A mi modesto entender, la ciencia y la democracia son una combinación ganadora, de respeto a los seres humanos y no a conceptos absurdos y abstractos como «naciones» y unidades nacionales.
    Poco comentario de ciencia veo por aquí, y es una lastima, ya que es un blog magnífico de ciencia y espacio…
    En fin… salut!

    1. Lo de «nacionalismo» lo pillo dentro de la mentalidad de los ofendido patológicos que asocian cualquier rasgo cultural o histórico diferenciador como enemigo de ese «ciudadano global» y «políticamente correcto» en todo, cuya negación lo único que hace es dar alas y adeptos a los verdaderos radicales dentro (los falsos y fanáticos libertadores y reformadores) y fuera (los fanáticos conservadores o de otras opciones de oposición a estos cambios) de lo políticamente correcto.

      Pero, lo que me deja perplejo es dónde has visto tú la defensa de los «totalitarismos», ya que ninguno hemos defendido ninguno. Es más, el discurso a sido en contra de este tipo de fórmulas. La única discrepancia es qué países podemos meter en un saco u otro. Pero no vamos a ser tan «totalitarios» de imponer nuestro criterio sin discutir.

      Y que conste que aquí se ha hablado de cuestiones técnicas, a su vez, como: la implicación la agencia espacial ucraniana y/o kazaja en el Mayak o Irtysh, la incidencia de esta colaboración ucraniano-kazaja en el proyecto ruso-kazajo Baiterek y en Baikonur, la menor potencia de los futuros motores RD-815 ucranianos vs. el RD-171MV ruso, las modificaciones y su coste y operación para todos los lanzadores de la única rampa del Zenit en Baikonur; los problemas de logística y transporte del Mayak respecto al Irtysh, los problemas en la búsqueda de un mercado potencial para los lanzadores ucranianos; y la degradación, dependencia y obsolescencia de la industria aeroespacial ucraniana.

  8. Gracias Daniel por tu artículo!
    Y desde afuera, ruego a los dioses griegos para que no triunfe el enfoque de etnias, lenguas, religiones, conquistadores, etc; y la culta Europa nos vuelva a sumergir en una conflagración mundial.

  9. Estos planes de futuro del sector aeroespacial Ucraniano me generan varias dudas.
    -En primer lugar, el centro de lanzamiento en Canso (Canada), por quien será operado? Es una instalación oficial de la agencia espacial Canadiense, o será gestionada por una empresa privada?
    – Existe una demanda real para este tipo de cargas (Entiendo que, al lanzarlas desde una latitud al norte, se penalizará energéticamente las orbitas a las que podrá acceder)? Se va a fabricar en Ucrania y luego transportarlo a Canadá para su lanzamiento?
    -Similares preguntas para el micro lanzador desde Ucrania, teniendo en cuenta que en este sector la competencia está creciendo y crecerá mucho en los próximos anos.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 17 junio, 2019
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Cohetes • Rusia