El plan de ULA para mandar mil personas al espacio dentro de treinta años

Por Daniel Marín, el 12 julio, 2016. Categoría(s): Astronáutica • Comercial • Luna ✎ 46

La empresa ULA (United Launch Alliance) —hija de una iniciativa común entre Boeing y Lockheed Martin— se encarga de gestionar los lanzamientos de los cohetes Atlas V y Delta IV, por el momento, y con permiso de SpaceX, los más importantes de Estados Unidos en la actualidad. Pero la empresa también tiene, como no podía ser menos, grandiosos planes para viajar más allá de la órbita terrestre. A diferencia de la NASA u otras compañías, ULA ha decidido que el futuro de la exploración humana está en la Luna y sus cercanías. El plan, denominado Cislunar-1000 Vision, prevé que alrededor de 2045 haya trabajando en el espacio entre la Tierra y la Luna unas mil personas (!).

asa
Módulo lunar XEUS para llevar combustible de la Luna a la órbita baja (ULA).

En realidad Cislunar 1000 Vision no es más que la última iteración de varias propuestas muy parecidas que ULA ha presentado desde 2009 para organizar una arquitectura lunar alrededor de sus lanzadores EELV Atlas V y Delta IV. Ahora estos planes han sido cambiados ligeramente para incorporar al futuro cohete Vulcan que debe sustituir a ambos en la próxima década.

as
Etapas de introducción del cohete Vulcan de ULA y la etapa ACES (ULA).

El plan gira alrededor del punto de Lagrange L1 del sistema Tierra-Luna (EML1). Localizado cerca de nuestro satélite, en esta región el campo grvitatorio de la Tierra y la Luna se compensa. Lo interesante del caso es que viajar desde la órbita baja terrestre (LEO) al punto EML-1 requiere menos energía (Delta-V) que ir a la órbita geoestacionaria (3,77 km/s frente a 4,33 km/s). Por este motivo el punto EML1 juega un papel central en todas las arquitecturas lunares que se discuten hoy en día.

asas
Energías requeridas para moverse en el espacio cislunar. Recuerda: la distancia no importa, solo la Delta-V (ULA).

Pero del mismo modo que resulta fácil viajar al punto EML1, también ocurre lo contrario. Y esto es precisamente lo que quiere aprovechar ULA para hacer realidad su visión. El truco consiste en utilizar el agua extraída de los depósitos de hielo que existen en los polos de la Luna para crear combustible —hidrógeno y oxígeno líquidos— que pueda ser usado en la órbita baja terrestre. O sea, ULA quiere extraer recursos lunares para usarlos cerca de la Tierra. Puede parecer contraintuitivo, pero recordemos, una vez más, que en el espacio todo depende de la energía necesaria para viajar de un lado a otro, no de la distancia. Y la energía requerida para vencer el pozo gravitatorio terrestre es descomunal (alcanzar LEO desde la superficie terrestre requiere una Delta-V de 9,53 km/s, mientras que viajar desde LEO hasta la superficie lunar ‘solo’ 6,29 km/s). Ahora bien, ¿cómo planea ULA usar los recursos lunares? El núcleo del plan es la etapa superior ACES (Advanced Cryogenic Evolved Stage) que debe emplear el futuro cohete Vulcan. ACES es una evolución más potente de la mítica etapa Centaur y tendrá cuatro motores RL10 (la Centaur usa uno o dos de estos motores).

sds
Etapa ACES de ULA (ULA).

El plan sería el siguiente: el agua sería extraída en los polos lunares —ULA no entra en muchos detalles aquí, precisamente la parte más complicada del plan— y se transportará hasta el punto EML1 mediante un carguero XEUS, la versión lunar de ACES. XEUS es un módulo lunar que puede funcionar con tripulación o sin ella y llevaría hasta EML1 el hidrógeno y oxígeno. Una vez allí se acoplaría con una etapa ACES proveniente de LEO. XEUS regresaría a la Luna, mientras que la etapa ACES volvería a la órbita baja con el tanque de combustible (¿ayudada por aerocaptura?). Después de regresar, el tanque se utilizaría para aprovisionar de propergoles las etapas ACES de lanzamientos comerciales a GEO (donde está el dinero de la iniciativa privada) u a otros destinos.

sas
Fases del plan de ULA para usar el hielo lunar como combustible en órbita baja (ULA).

El módulo lunar XEUS (eXperimental Enhanced Upper Stage) deriva de la propuesta de ULA para el módulo lunar Altair del Programa Constelación de la NASA durante la pasada década (de hecho, es idéntico al diseño del módulo lunar de 2009). Denominado en un principio también como DTAL (Dual Thrust Axis Lander) haciendo referencia a su capacidad para aterrizar en configuración ‘horizontal’, cuenta con cuatro motores criogénicos RL10.

as
Módulo lunar XEUS (ULA).
asa
XEUS podría alcanzar la Luna con solo dos lanzamientos usando el combustible suministrado en órbita por una etapa ACES (ULA).
as
Etapa ACES reutilizable para lanzamientos comerciales a LEO o GEO con capacidad de recarga de combustible mediante otras etapas ACES (ULA).

El plan es interesante, aunque no hace falta insistir en las dificultades económicas y técnicas que entraña la extracción de recursos lunares (ISRU), especialmente teniendo en cuenta que nadie sabe cuál es la extensión exacta de los depósitos de hielo lunares o la dificultad real de su extracción (el hielo no forma yacimientos puros, sino que se encuentra mezclado con el regolito lunar). ULA ha calculado lo que costaría esta aventura, pero no voy a reproducir aquí las cifras porque realmente no me convencen demasiado (los interesados pueden consultarlas en las referencias más abajo). Con esta infraestructura en marcha, ULA cree que podría mantener a más de mil personas en el espacio cislunar —o sea, entre LEO, EML1 y la Luna— alrededor de 2045 (en esta arquitectura los satélites de energía solar para alimentar de electricidad a la Tierra juegan un papel fundamental).

La visión de ULA en todo su esplendor (ULA).
La visión de ULA en todo su esplendor (ULA).
ACES y XEUS, los dos elementos de la arquitectura lunar de ULA (ULA).
ACES y XEUS, los dos elementos de la arquitectura lunar de ULA (ULA).

Pero no hace falta ir a la Luna para encontrar problemas en los planes de ULA. La propia etapa ACES presenta varias dificultades técnicas que deben ser resueltas antes de que sea una realidad. Mantener las bajas temperaturas necesarias para almacenar el hidrógeno y oxígeno líquido no es un problema si quieres usar una etapa superior criogénica durante unas horas, que es lo habitual. Ahora bien, si nuestra intención es emplear la etapa durante días o semanas, como en el plan de ULA, la cosa cambia. En las últimas décadas se han propuesto varias soluciones a este dilema, la mayoría de las cuales se ha centrado en reforzar el aislamiento térmico de las etapas.

¿La solución de ULA? Dotar a las etapas ACES y XEUS con un motor de combustión interna (!). El artilugio, conocido como IVF (Integrated Vehicle Fluids System), empleará el oxígeno e hidrógeno que lleva la etapa en estado gaseoso para alimentar un motor de seis cilindros. La idea parece una locura, pero el objetivo de IVF es sustituir los sistemas de presurización, propulsión y baterías por un único elemento. Efectivamente, IVF actuaría como generador eléctrico —adiós baterías—, serviría para presurizar los tanques —nos olvidamos del helio— y el hidrógeno y oxígeno gaseosos alimentarían los propulsores del sistema de control de posición —no hay necesidad de emplear propulsores de hidracina—. El IVF es una innovación relativamente reciente en el programa (data de hace cinco años aproximadamente), ya que recordemos que en 2009 ULA planeaba mantener la temperatura de las etapas ACES mediante capas adicionales de materiales aislantes y el uso de la energía solar.

asa
Etapa ACES y su motor de combustión IVF (ULA).
asa
El motor de seis cilindros del sistema IVF de ACES (ULA).
as
Sistema IVF de la etapa ACES (ULA).

Todo esto está muy bien, pero no nos engañemos, las posibilidades de que salga adelante son más bien nulas. En realidad este plan es más bien una forma de ‘vender’ la versátil etapa ACES a la NASA y a otros clientes potenciales. No olvidemos que hasta que entre en servicio esta etapa (en 2023) las prestaciones del cohete Vulcan serán similares a las del actual Atlas V, por lo que el Delta IV Heavy deberá seguir en servicio. También es una forma de salir al paso de las críticas de inmovilismo y poca originalidad que ha recibido la empresa últimamente. ULA ve difícil ganar a SpaceX en el terreno de la reutilización de primeras etapas o la carrera por Marte, pero una arquitectura —no necesariamente lunar—basada en la reutilización de etapas superiores ACES es un terreno favorable para ellos.

ULA se ha dedicado en los últimos años a lanzar en exclusiva satélites del Departamento de Defensa (DoD) de los EEUU y la NASA, obviando el mercado privado. La súbita aparición de SpaceX, que ya se ha hecho con algunos contratos del DoD, ha revolucionado el panorama. SpaceX amenaza con arrebatarle a ULA sus dos principales clientes, aunque por ahora ULA goza de dos ventajas: la fiabilidad y el sistema de integración vertical (muchas cargas útiles del DoD —especialmente los satélites espías de la NRO— han sido diseñadas para integración en vertical, pero el Falcon 9 y el Falcon Heavy solo permiten por el momento integración en horizontal). ULA ha declarado en repetidas ocasiones que el esquema de reutilización de SpaceX es ciencia ficción y que nunca será rentable porque requiere una tasa de lanzamientos muy elevada para que sea viable.

Pero, por si acaso, el cohete Vulcan también se ha sumado al carro de la reutilización y, a partir de 2025 más o menos, los dos motores BE-4 de metano y oxígeno líquido de la primera etapa se recuperarán mediante un escudo térmico y paracaídas usando el sistema SMART. ULA calcula que deberá realizar un mínimo de diez misiones anuales para que los precios del Vulcan sean competitivos (alrededor de unos cien millones de dólares por lanzamiento). En este sentido, la reutilización de la etapa ACES es un elemento esencial en los planes de ULA para hacer del Vulcan un cohete realmente atrayente. Otra cosa distinta es que vayamos a ver mil personas viviendo en el espacio gracias a ella.

asa
ULA tiene planes ambiciosos, no cabe duda (ULA).

Referencias:



46 Comentarios

  1. Bueno 30 años son muchos años…me pongo a imaginar como será el mundo por entonces y hay ciertas cosas que pueden haber cambiado dramáticamente….solo hay que recordar como era el mundo hace 30 años, casi todo lo que conocemos de tecnología, incluida la mayor fuente de conocimiento de la Humanidad (Internet) estaba en pañales…

    Yo no sé si estos planes de ULA, se harán realidad, o son otro powerpoint, pero si tengo claro que ahora mismo estamos como en 1915 en la era de la aviación comercial…donde en apenas unas décadas se lograron unos avances increíbles y se creo todo un sector que revoluciono el mundo…pues ahora le toca al espacio privado, continuar ese camino, solo que esta vez, es diferente, está vez, el camino que se nos abre ante nosotros es tan grande que nos cambiará como especie…

    1. Estimado Erick, con todo respeto, no creo que en 30 años lleguemos a un cambio tan drástico como para que trabajar en el espacio sea llevar un Cv y tener suerte en que te contraten. En 1915 cuando la aviación tuvo ese tremendo empujón y con los años llegó a ser lo que hoy conocemos, fue en parte, porque ya teníamos los materiales y solo había que desarrollar ciertas tecnologías que más o menos ya sabíamos como hacerlo, pero ahora si queremos salir al espacio de forma barata, confiable, etc. tenemos que descubrir nuevas formas de propulsión, nuevos materiales, nuevas formas de construcción, nuevos aislantes anti radiación y un etcétera muy largo… todo nuevo, todo económico, todo eficiente hasta extremos que solo imaginamos.
      Creo que para 2045 lo que veremos, serán esporádicos viajes tripulados a la luna y tal vez Marte y eso con muchísima suerte y optimismo.
      De verdad espero que tu tengas razón, pero en este momento ese es mi punto de vista.
      Gran entrada Daniel, como siempre.

      1. Yo también espero que Erick tenga razón, pero el panorama no luce muy alentador.

        El más moderno cohete es casi una copia del V2. El último Airbus es casi una copia del primer Boeing 707. Mejores materiales, mayor eficiencia, más seguridad… pero la tecnología básica es la misma. El método de propulsión condiciona todo lo demás. Del músculo al vapor. Del vapor a la combustión interna. Y todavía seguimos ahí.

        Por eso en el último medio siglo la tecnología en general se ha enfocado en la micro y la nano escala. Es que en la macro escala estamos atascados hasta que no ocurra la siguiente revolución energética, la cual NO está a la vuelta de la esquina precisamente.

  2. El esquema de reutilización de SpaceX es ciencia ficción y nunca será rentable; pero colonizar los polos de la Luna, extraer el hielo del regolito, hacer combustible, mandarlo a órbita lunar, de ahí mandarlo a EML-1 y de ahí mandarlo a LEO para recargar lanzamientos a geoestacionaria, todo para ahorrarnos la friolera de 0.41 Km/s, ES PERFECTAMENTE LÓGICO!
    El plan no tiene ningún sentido, es como ir a hacer helados a la Antártida porqué allí hace más frío. En fin, la ULA, capaces de lo mejor y lo peor…

    Por otro lado a la ACES, que es una evolución directa de la tecnología para el plan de depósitos espaciales, le llevo mucho tiempo con el ojo encima. Es un diseño simple y elegante, lo que no entiendo es qué ventajas tendrá un motor de combustión interna en una etapa superior frente a una pila de combustible, que es más eficiente, mas ligera, sin vibraciones y sin partes móviles ni lubricantes.
    …Si a alguien se le ocurre…
    ¡Saludos!

    1. Bueno cuando tengamos reactores de fusión como los de locker funcionales si habría una razón lógica para ir la cual seria el helio3 ya que con algo así de 150 toneladas se puede suministrar toda la tierra con energía continúa lo cual nos a horaria millones de toneladas de co2 al año y seria un gran aliciente para generar una economía espacial aparte de la minería de asteroides.

      1. Lo del Helio 3 es un fábula todavía mas fantasiosa que lo de minar agua en los polos lunares, @Z. Para empezar, habría que desarrollar el reactor de fusión que pudiera utilizar el Helio…

        Nope, coincido con @vipondiu en su análisis, lo único interesante de todo esto es la etapa ACES, a la que también le sigo la pista desde los viejos tiempos cuando ULA empezó a hacer powerpoints para vender depósitos de combustible, allá por los tiempos de gloria del Constellation, cuando a SpaceX no la conocía ni el tato.

        Respecto al IVF y por qué no una una pila de combustible, tiene su sentido, no te creas. Al parecer el motor está tuneado para que su escape sea lo suficientemente caliente como para ser el propelente de los propulsores de maniobra sin más que ser expandido en una tobera. Y debe ser que casa muy bien el volumen de hidrógeno mínimo que hay que extraer por segundo (para que la etapa no reviente sola por autopresurización), con lo que necesitan para mover el motor (que es muy pequeñito, ojo). Y de paso, el control de actitud resulta “gratis”, que en realidad significa que se paga con las pérdidas inherentes a usar H2.

        TL;DR: No es sólo producir electricidad, es todo el sistema hidráulico de presurización de la etapa y el control de actitud lo que resuelve el cacharro.

        1. Gracias por la aclaración Rune, pensava que el escape del IVF era usado solo para “propellant settling” antes de encender el RL-10 o hacer trasvases, no sabía que también sirviera para todo lo demás.
          Por cierto reconozco que he tenido que buscar el significado de “TLDR” XD

    2. No estoy de acuerdo. En el espacio, la dificultad no se mide simplemente en distancia. Como ya ha mostrado Daniel, la energía es menor.
      Y aunque él no lo haya apuntado, hay también otros aspectos. Desde la Luna se pueden poner cargas al espacio usando cañones electromagnéticos. Y incluso si se renuncia a ellos y se usan propulsores convencionales, entre LEO y LMO se pueden usar cargueros iónicos. Lentos, pero con poco uso de combustible.

      Las pegas no son del modelo teórico sino de la barrera de coste de desarrollo de cualquier plan de esta magnitud. Y como se puede ver, ULA tampoco está buscando el diseño óptimo para realizar una arquitectura de llevar combustible a LEO desde la Luna, sino símplemente como justificar sus desarrollos y poder integrarlos en la arquitectura que sea.
      Puro marketing.

      1. Si, pero si no me he equivocado en las sumas, hacer todo el tinglado de recoger el hielo lunar, hacer combustible y transportarlo a LEO para recargar lanzamientos a GEO, ahorra 410 m/s de DeltaV, o el 3% de la dificultad de un lanzamiento a GEO. No creo que una base lunar, un sistema ISRU (y ya no incluyo los cañones electromagneticos), las carambolas orbitales de las ACES, etc, justifiquen un 3% de ahorro para poner comsats a GEO. Aunque sea marginalmente mejor en términos de Delta-V, como ya he dicho, es un disparate logístico; como ir a fabricar cubitos a la Antártida para que el precio por cubito sea más barato (que lo sería).
        Yo quiero ver bases en la Luna, y en Marte, pero como siempre he dicho, tenemos que encontrar quién va a pagar las facturas de dicha base o estaremos soñando despiertos. Lo cierto es que hoy día el precio de poner un Kg en la Luna es superior al precio del Kg de oro, lo que quiere decir que si hubiera lingotes de oro allí preparaditos para recoger; no saldría a cuenta ir a buscarlos. Vamos a asimilar esta idea unos instantes…
        La reutilización masiva de los lanzadores (Falcon Heavy) promete reducir al menos un orden de magnitud ese coste (bueno, Musk promete 2 ordenes de magnitud, pero ni yo que soy su fanboy Nº1 le doy mucha credibilidad a eso), pero incluso así, pensar en montar ese tinglado para ahorrarnos un 3% de la “distancia” a geoestacionaria, es una idea ridícula.
        Y lo que no entiendo es que salgan con este power point: La ACES es lo suficientemente versátil para ser usada en… no se, casi todo. ¿Por que justificarla precisamente con una arquitectura tan absurda?

    3. No es muy lógico que digamos si tienes que desechar un cohete de un solo uso. Así ha sido toda la vida… Y por eso aun no hemos salido de la órbita lunar (hablando de vuelos tripulados, por supuesto). Todo se reduce al presupuesto. Y si te puedes ahorrar el dinero en construir nuevos motores para un siguiente viaje mucho mejor. Por lo menos hay que darles el principio de la duda a los muchachos de SpaceX, que hace 9 años no tenían gran cosa entre manos y al día de hoy tienen un lanzador bastante fiable y con ganas de mejorarlo. También hay que tener en cuenta que son relativamente nuevos en el espacio. Los Changzheng por ejemplo tienen bastante historia comparados con los Falcon.

  3. ¡¡¡¿¿¿Un motor de combustión interna en el espacio???!!!

    Perooo…. ¿quien le cambiará las bujías?, y el filtro de aceite?, y le echará anticongelante en el radiador? ¿montarán un taller de coches en el punto EML1?
    pues ahora mismo se lo cuento a mi amigo Paco, el mecánico, que está pensando en abrir otro taller.

    Por cierto ¿cómo se comportarán los fluidos (aceite motor, anticongelante) necesarios para este tipo de motores… en ingravidez?

    1. Me imagino al astronauta dándole a la manivela del motor de combustión interna de la astronave, como si fuera un Ford T de los años 20 y es que me entra la risa…

      Por no hablar de las señales:

      “Próxima gasolinera, a 65.000 km”

    1. Que mania con los condenados powerpoints. Esperemos que los delirios de grandeza de la Red Dragon como minimo no se queden en la inopia, aunque se retrasen a 2020… Ver una sonda capaz de traer muestras de Marte de vuelta antes de morir seria genial… Y es que no se… Ya no me fio de nada, todo son powerpoints o proyectos que despues de una inversion bestial acaban cancelados por el endemoniado politico de turno

  4. Una pregunta. ¿Hay algún tratado que regule la explotación de los recursos naturales de la Luna?
    ¿Puede una empresa llegar y decir, “por que yo lo valgo” me quedo con toda el agua de esta región?
    ¿En la Luna se aplicaría la legislación de aguas internacionales?

    1. Al parecer, segun leo en el libro de Naciones Unidas “TRATADOS Y PRINCIPIOS DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL ESPACIO ULTRATERRESTRE” ISBN 92-1-300193-2 escrito en 2002, y con base en los tratados firmados por las naciones miembro que ratificaron el “Tratado sobre los principios que deben regir las actividades de los Estados en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes” del 19 de diciembre de 1966, es tecnicamente ilegal.
      Segun el articulo 1 seccion A cito:
      “La exploración y utilización del espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros
      cuerpos celestes, deberán hacerse en provecho y en interés de todos los países, sea cual fuere su grado de desarrollo económico y científico, e incumben a toda la humanidad.
      El espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes, estará abierto para su exploración y utilización a todos los Estados sin discriminación alguna en condiciones de igualdad y en conformidad con el derecho internacional, y habrá libertad de acceso a todas las regiones de los cuerpos celestes.
      El espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes, estarán abiertos a la investigación científica, y los Estados facilitarán y fomentarán la cooperación internacional en dichas investigaciones.”
      Segun el articulo 2 de la misma seccion A cito:
      “El espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes, no podrá ser
      objeto de apropiación nacional por reivindicación de soberanía, uso u ocupación, ni de ninguna otra manera”
      Lo que implicitamente incluye a los individuos en los estados, debido a que aunque segun el mismo tratado, todo astronauta es considerado un envidado de la humanidad y no de un pais en concreto (articulo 5 seccion A), esos estados nacionales son responsables de las actividades suyas y de “entidades no gubernamentales” ergo, nuestras queridas empresas aeroespaciales, futuras empresas mineras o lunaticos estafadores como Dennis Hope que andan vendiendo pedazos de la luna estan sujetas a las directrices y permisos de sus paises y esos paises estan a su vez obligados a responder por dichas actividades deban asegurar que dichas actividades se efectúen en conformidad con las
      disposiciones del presente Tratado, lo que si bien no prohibe legalmente la explotacion de la Luna, Marte, u otros objetos celestes, prohibe de facto la posibilidad de efectuar dichas operaciones sin la aprobacion de su pais, que a su vez esta obligado a respetar el tratado. Podriamos decir que de facto esta prohibida la extraccion y explotacion de recursos espaciales a menos que los estados miembros del Tratado esten de acuerdo (lo que es una jodida utopia).
      Cito el articulo 6 de la seccion A:
      “Los Estados Partes en el Tratado serán responsables internacionalmente de las
      actividades nacionales que realicen en el espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes, los organismos gubernamentales o las entidades no gubernamentales, y deberán asegurar que dichas actividades se efectúen en conformidad con las disposiciones del presente Tratado. Las actividades de las entidades no gubernamentales en el espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes, deberán ser autorizadas y fiscalizadas constantemente por el pertinente Estado Parte en el Tratado.
      Cuando se trate de actividades que realiza en el espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes, una organización internacional, la responsable en cuanto al presente Tratado corresponderá a esa organización internacional y a los Estados Partes en el Tratado que pertenecen a ella.”
      Para colmo, en la seccion E “Acuerdo que debe regir las actividades de los Estados en la Luna y otros cuerpos celestes ” articulo 2 obliga a literalmente “todas las actividades” efectuadas en el espacio exterior a estar “en conformidad con el derecho internacional”. Cito:
      “Todas las actividades que se desarrollen en la Luna, incluso su exploración y
      utilización, se realizarán de conformidad con el derecho internacional, en especial la Carta de las Naciones Unidas, y teniendo en cuenta la Declaración sobre los principios de derecho internacional referentes a las relaciones de amistad y a la cooperación entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas , aprobada por la Asamblea General el 24 de octubre de 1970, en interés del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales y del fomento de la cooperación internacional y la comprensión recíproca, y prestando la consideración debida a los respectivos intereses de todos los otros Estados Partes.”
      En el parrafo 1 del articulo 4 de la misma seccion E cito:
      “La exploración y utilización de la Luna incumbirán a toda la humanidad y se
      efectuarán en provecho y en interés de todos los países, sea cual fuere su
      grado de desarrollo económico y científico. Se tendrán debidamente en cuenta
      los intereses de las generaciones actuales y venideras, así como la necesidad
      de promover niveles de vida más altos y mejores condiciones de progreso y
      desarrollo económico y social de conformidad con la Carta de las Naciones
      Unidas”
      Recordando el parrafo 1 del articulo 1 de la seccion E que extiende las normativas citadas a TODO EL SISTEMA SOLAR SIN EXEPCION cito:
      “Las disposiciones del presente Acuerdo relativas a la Luna se aplicarán
      también a otros cuerpos celestes del sistema solar distintos de la Tierra,
      excepto en los casos en que con respecto a alguno de esos cuerpos celestes
      entren en vigor normas jurídicas específicas.”
      Y la gota que rebosa el vaso que literalmente prohibe las apropiaciones de terreno no solo por parte de paises, sino tambien de individuos con personeria judirica o individuos comunes de a pie (como ese estafador llamado Dennis Hope) cito el articulo 11 seccion E que literalmente dice:
      “Artículo 11
      1. La Luna y sus recursos naturales son patrimonio común de la humanidad
      conforme a lo enunciado en las disposiciones del presente Acuerdo y en
      particular en el párrafo 5 del presente artículo.
      2. La Luna no puede ser objeto de apropiación nacional mediante reclamaciones
      de soberanía, por medio del uso o la ocupación, ni por ningún otro medio.
      3. Ni la superficie ni la subsuperficie de la Luna, ni ninguna de sus partes o
      recursos naturales podrán ser propiedad de ningún Estado, organización
      internacional intergubernamental o no gubernamental, organización nacional o
      entidad no gubernamental ni de ninguna persona física. El emplazamiento de
      personal, vehículos espaciales, equipo, material, estaciones e instalaciones
      sobre o bajo la superficie de la Luna, incluidas las estructuras unidas a su
      superficie o la subsuperficie, no creará derechos de propiedad sobre la
      superficie o la subsuperficie de la Luna o parte alguna de ellas. Las
      disposiciones precedentes no afectan al régimen internacional a que se hace
      referencia en el párrafo 5 del presente artículo.
      4. Los Estados Partes tienen derecho a explorar y utilizar la Luna sin
      discriminación de ninguna clase, sobre una base de igualdad y de conformidad
      con el derecho internacional y las condiciones estipuladas en el presente
      Acuerdo.
      5. Los Estados Partes en el presente Acuerdo se comprometen a establecer un
      régimen internacional, incluidos los procedimientos apropiados, que rija la
      explotación de los recursos naturales de la Luna, cuando esa explotación esté a
      punto de llegar a ser viable. Esta disposición se aplicará de conformidad con el
      artículo 18 del presente Acuerdo.
      6. A fin de facilitar el establecimiento del régimen internacional a que se hace
      referencia en el párrafo 5 del presente artículo, los Estados Partes informarán
      al Secretario General de las Naciones Unidas así como al público y a la
      comunidad científica internacional, en la forma más amplia posible y viable,
      sobre los recursos naturales que descubran en la Luna.
      7. Entre las principales finalidades del régimen internacional que se ha de
      establecer figurarán:
      a) El desarrollo ordenado y seguro de los recursos naturales de la
      Luna;
      b) La ordenación racional de esos recursos;
      c) La ampliación de las oportunidades para el uso de esos recursos;
      d) Una participación equitativa de todos los Estados Partes en los
      beneficios obtenidos de esos recursos, teniéndose especialmente en cuenta los
      intereses y necesidades de los países en desarrollo, así como los esfuerzos de
      los países que hayan contribuido directa o indirectamente a la explotación de
      la Luna.
      8. Todas las actividades referentes a los recursos naturales de la Luna se
      realizarán en forma compatible con las finalidades especificadas en el párrafo
      7 del presente artículo y con las disposiciones del párrafo 2 del artículo 6 del
      presente Acuerdo. ”
      Por lo que no, no se puede ser dueño de terrenos en la Luna, Marte o curiosamente hasta en el sol. Puedes ser encomendado por Naciones Unidas para explotar un terreno con fines mineros, pero no, los terrenos en si no son tuyos. Asi que si te encuentras a un sujeto en plan Dennis Hope vendiendo terrenos en la Luna, Marte o donde sea, recuerda darle un buen puñetazo en la cara de mi parte y llamar a la policia para denunciar al estafador 😉

        1. No es que sea imposible… (aunque no me cuadra mucho en la cabeza convencer a políticos de naciones enfrentadas con intereses contrapuestos… para eso hay que ser Houdini como mínimo) 😉 .

  5. Bueno, para una aventura gráfica da de sobra, eso siempre es de agradecer (a diferencia de Musk, cuyos guiones son muy lamentables y nada rigurosos, y digo esto sin ganas de montar flame. En serio).

    Decía el emperador Nabbulione (Buonaparte) que para ganar la guerra hacían falta tres cosas, en importancia creciente de la primera a la última: 1.Dinero, 2.Dinero y 3.Dinero.

    Por aquello de ser creativos, ahora voy a meter a un personaje de Hitchcock, el detective privado de Psycho que tenía apellido lituano, creo (no lo recuerdo), que le dice a la maraca de Perkins (Bates) que la historia que le está contando no hace mayonesa, no liga, que tiene dos ingredientes que no pegan, vamos. La frase es que me encantó, además la uso para demostrar que Van Sant es un burro.

    Pues eso, que esta historia no liga, le falta el emulsionante: ¿para qué coño quiero 1.000 personas en el espacio para explotar recursos lunares? No tiene ningún sentido. Los papeles que las máquinas pueden hacer las máquinas siempre los harán mejor y más barato (¿cuántos tipos habría que mandar a Júpiter para hacer el trabajo de Juno? Por favor), y sin riesgo. Si se trata de pasear humanos, tiene que ser para algo en lo que sean imprescindibles, por supuesto el impacto mediático. Pero no para esto, no tiene sentido. No se han molestado en justificarlo mucho.

    De todos modos es un plan bastante más serio que otros, más en la línea de los años 60. Es patinaje artístico, no el patinaje de Hostia-de-Proporciones-Bíblicas al que juegan otros.

    Pues eso, como dice Dani, cuando aparezca la pasta hablamos. De momento, para avenetura gráfica o viciar en la consola.

    1. Lo de las 1.000 personas también me llamó la atención mientras lo leía y me preguntaba lo mismo: ¿Para qué 1.000 personas, con todo lo que conlleva?

      Creo que, sencillamente, han puesto esa cifra para llamar la atención: si hubieran puesto 100 la gente diría “Bah, cuatro gatos” y si pusieran 10.000 corrían el riesgo de que nadie les creyera.

      Vamos, que se lo han inventado.

      1. No, no, nadie da puntada sin hilo. Yo no sé las barbaridades que puedan estar pensando algunos en el Pentágono (o donde sea, todo el mundo tiene su sección psicópata, unos más o menos controlada y otros hipertrofiada), podrían haber dicho “tanta gente como sea menester” y colocar una tabla de costos. Qué va, están intentando calentar muchas orejas a la vez, unas con unas cosas y otras con otras. Por eso digo que la historia no liga.
        Ya nos enteraremos. Lo bueno de las épocas gallinero es salta el géiser de mierda en el lugar más inesperado como en los Looney Tunes.

    1. Pinta muy buena… y gordita, ¡880 páginas!

      Pero la tienen con la pobre Luna. En Cosmos 1999, adiós a la Luna. En The Time Machine de 2002, adiós a la Luna. En Oblivion, adiós a la Luna. En Seveneves, adiós a la Luna… 🙂

    2. Ya tarda Daniel en leerlo y comentar todos los aspectos de la construcción del Enjambre, el acoplamiento de Amaltea a la ISI (Izzy en la novela), el uso de un reactor nuclear para impulsar un trozo de cometa a base de evaporar su hielo y usar su vapor como propelente (lo de novela “steampunk” tendría su razón de ser)… por no hablar del Cielo Blanco y la Lluvia Sólida.

      En fin, que aún no lo he terminado pero esta primera parte me está resultando fascinante.

  6. Pues a mi me parece una excelente idea y creo que a tenor de la historia del S XX si que sería posible. Tengamos en cuenta que después de la caída del campo socialista, donde había dos bloques con modelos económicos enfrentados, comenzó una nuevo orden económico mundial en el bloque ganador. Un nuevo orden económico donde las tremendas plusvalías generadas por el capitalismo globalizado se invirtieron en el sistema financiero multiplicando en muchos ordenes su tamaño. Lo cual explotó produjo una tremenda burbuja que explotó en la gran recesión constatando que este sistema económico así tal cual no funciona. Como sabemos que no se vislumbran otras alternativas económicas reales al capitalismo globalizado, una posible salida para los enormes excedentes que generados podría ser la creación de una enorme economía entorno a un programa espacial privado y globalizado. Una economía entorno a este programa podría utilizarse para avanzar la ciencia y tecnología enormemente y para crear una actividad económica de dimensiones colosales que impulse de forma decidida a la humanidad entera. Aquí las posibilidades económicas, tecnológicas y científicas son casi ilimitadas y por tanto también es muy difícil la formación de burbujas. Lo veo como una excelente salida para la economía del S XXI, i.e., la verdadera colonización espacial. Impulsaría virtualmente a todos los sectores de la economía mundial.

    1. Buufff… No lo veo.

      En un estado planetario unificado, tal vez. Pero ahora mismo, la industria armamentística genera muchos más beneficios sin tantos riesgos. No nos engañemos: hoy por hoy, la economía basada en la explotación de los recursos espaciales es ciencia-ficción. Quizás a fin de siglo sea así, pero ahora hay muchos sectores que generan “plusvalías” interesantes sin tener que quemar miles de millones en el intento.

  7. Llegan tarde y mal. La ACES era para hace 5 años cuando estaban en la cresta haciendo power point a. Con el desarrollo del Vulcan el dinero no les da y están despidiendo a ingenieros. El cohete de Blue Origin (a falta de conocer su eficiencia) pinta como una etapa superior que en 2015 ya hizo buena parte de las chuladas con reutilización limpia. Jeff tiene entrada de dinero constante y encima les va a vender el motor de metano.
    Sin contar con la absurdidad del plan para reabastecer en LEO que menciona Vipondiu.
    Con el Falcon y Blue dejarán de ser irreemplazables para el gobierno y con el coste de desarrollo del Vulcan les va a costar mucho mucho ser lo comerciales que nunca han sido. Ya veremos si los papás no la liquidan en 5 años, sería una pena.

  8. Yo lo del motor del combustible lo veia bien para misiones al espacio profundo, que son de muchos años y no reciben apenas energia solar. Eso si, solo hasta que el uso de energia nuclear se haga seguro, barato y comodo.
    Pero usarlo aqui, tan cerca del Sol? No lo veo. Imaginate el avance en paneles solares y baterias dentro de tan solo 10 años!!

  9. Si se necesita menos energía para viajar de LEO a EML1 que de LEO a GEO, y para viajar de EML1 a la superfície lunar se necesita muy poca energía ya que solo hay que dejarse ‘caer’ hacia el pozo gravitatorio lunar, entonces de LEO a la superfície Lunar cuesta menos energía que de LEO a GEO?

    1. No. Bueno, sí. Vamos, que depende. 😉
      Me explico:
      Ir hasta EML1/2 cuesta efectivamente menos que ir hasta GEO y quedarse. Donde se rompe tu razonamiento es en la “caida” hacia la luna. Caer es fácil, pero como tu dices, coges energía durante todo el camino: si planeas aterrizar o entrar en órbita, vas a tener que deshacerte de ella. Y en la Luna no hay atmósfera que te ayude, así que ahí es cuando pagas la dV que te ahorras en ir al punto de Lagrange.
      De hecho es un poco más complicado aún, y sí que se puede ahorrar un poco usando EML 1/2, a costa normalmente de tiempo. Pero también se puede ahorrar aprovechando el efecto Oberth, lo cual ayuda a las trayectorias directas lanzadas desde una órbita lo más baja posible… o usar Oberth desde EML 1/2 cambiando tiempo por dV. Vamos, que como te digo depende de lo que estemos hablando.
      Lo que es claro es que cuesta más dV orbitar a baja altura o aterrizar suavemente en la luna que ponerse en órbita geoestacionaria.

  10. Hola Daniel.
    Como sugerencia podrías hablar un día de los protocolos de esterilización? En qué consisten y en por qué se les da tanta importancia? Qué consecuencias creen que podría tener que llegue una bacteria terrestre a un planeta o satélite?
    Muchas gracias!

  11. Creo que tanto los sistemas de disparo, empuje y viaje espacial pasan por el tema de la fusión nuclear, una vez se desarrolle la tecnología y se estabilice la investigación y conocimientos, se desbloqueará una nueva etapa en el mundo aeroespacial.

    ¡Adelante babieca!

    1. Los más optimistas consideran que la primera ignición verdadera (sostenida, segura, y con ganancia de energía) de un reactor de fusión ocurrirá en torno a 2025. De los realistas y los pesimistas mejor no hablar.

      Casi con seguridad será un reactor de tipo tokamak o stellerator (confinamiento magnético) que son los más contaminantes (al no tener carga eléctica, los neutrones generados en la reacción, y son MUCHOS, un auténtico bombardeo, atraviesan el confinamiento magnético como si éste no existiera).

      Digo “casi con seguridad” porque el otro método promisorio (confinamiento inercial, supuestamente mucho menos contaminante) acaba se sufrir un duro revés y su futuro luce de lo más negro.

      O sea que, si los optimistas tienen razón, hacia 2025 o 2030 habrá algunos gigantescos reactores de fusión (centrales de generación eléctrica) que eventualmente reemplazarán a los actuales gigantescos reactores de fisión.

      Nótese el término “gigantescos”. No es exageración ni casualidad. La película Back to the Future nos mostró un pequeño reactor de fusión acoplado a un coche deportivo. La realidad es un poooco diferente.

      Un reactor de fisión es por principio mucho más sencillo y susceptible de miniaturización, pese a lo cual NO hay ni cohetes atómicos, ni aviones atómicos, ni mucho menos coches atómicos. Lo que hay son submarinos atómicos porque ya de por sí son gigantescos.

      La pregunta del quintillón de dólares es: suponiendo que los reactores de fusión sean lo suficientemente miniaturizables como para usarlos de propulsor en un cohete… ¿cuántos SIGLOS de investigación y desarrollo faltan para eso?

  12. yo no leei todos los comentarios pero creo que todos consideremos que esto es un powerpoi
    mas grande que la galaxia andromeda si yo fuera ULA me preocuparía que el costo de lanzamiento de VULCAN se na competidos con space x poque si no entan fritos.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 12 julio, 2016
Categoría(s): Astronáutica • Comercial • Luna