Blue Origin logra aterrizar verticalmente un cohete New Shepard

Blue Origin, la empresa aeroespacial dirigida por el magnate Jeff Bezos, se ha adelantado a su rival SpaceX a la hora de lograr hacer aterrizar con éxito un cohete de forma vertical después de un lanzamiento. El logro tuvo lugar el 23 de noviembre de 2015, cuando Blue Origin llevó a cabo el segundo vuelo suborbital de su cohete New Shepard destinado al turismo espacial. Vale la pena ver el vídeo del suceso, ciertamente muy espectacular:

Ciertamente, no es la primera vez que un cohete aterriza verticalmente, no nos vayamos a olvidar del DC-X. También es cierto que la comparación con SpaceX no es justa, puesto que el cohete Falcon 9 es un lanzador orbital, mientras que el New Shepard es un vector suborbital bastante más modesto (lo que significa que el Falcon 9 debe contrarrestar una velocidad horizontal mucho mayor, entre otros desafíos). No obstante, este ‘salto’ suborbital ha adquirido un tinte especial -o mejor dicho espacial– ya que la cápsula del New Shepard alcanzó en esta ocasión los 100,54 kilómetros de altura, es decir, superó por quinientos metros la subjetiva y famosa frontera del espacio. Un logro que le ha permitido reclamar a Blue Origin el mérito de conseguir el primer aterrizaje de una etapa usada de un ‘lanzador espacial’ (a pesar de que el New Shepard solamente tiene una etapa, pero bueno).

El cohete New Shepherd tras el aterrizaje (Blue Origin).
El cohete New Shepherd tras el aterrizaje (Blue Origin).

La cápsula del New Shepard alcanzó en este vuelo una velocidad de Mach 3,72 y el lanzador encendió su motor criogénico BE-3 a una altura de 1500 metros hasta que alcanzó una velocidad de descenso controlada de 7,1 km/h. El error en el aterrizaje fue de poco más de diez centímetros. La cápsula aterrizó mediante paracaídas once minutos tras el despegue, que tuvo lugar en la base que posee Blue Origin en Van Horn, Texas. Blue Origin pretende reutilizar este cohete en una misión posterior, pues al fin y al cabo ese es el objetivo del aterrizaje vertical. Recordemos que Blue Origin ya había lanzado el New Shepherd el pasado 30 de abril en otro vuelo suborbital. Visto lo visto, seguramente se intentó la recuperación del cohete en esa misión.

Este gran logro de Blue Origin se produce después de varios intentos fallidos de recuperar la primera fase de un cohete Falcon 9 por parte de SpaceX y tras solo dos vuelos suborbitales del New Shepard, así que es de suponer que Elon Musk no estará hoy demasiado satisfecho. Y es que incluso si nos resistimos a comparar el New Shepard con el Falcon 9, con esta misión la empresa de Bezos también ha superado a SpaceX en el programa de cohetes de aterrizaje vertical (VTOL) Grasshopper, que desde el inicio de las pruebas y hasta el momento de su destrucción ‘solo’ había alcanzado una altitud de un kilómetro. Para añadir más chicha al enfrentamiento entre los dos multimillonarios, señalar que Blue Origin fabricará los motores BE-4 de metano y oxígeno líquido de los cohetes Vulcan de la empresa ULA, rival acérrimo de SpaceX. La empresa de Bezos también tiene planes para crear un cohete orbital de dos etapas usando el motor BE-4 y la tecnología del Blue Shepard que despegaría desde Cabo Cañaveral.

Momento del lanzamiento (Blue Origin).
Momento del lanzamiento (Blue Origin).

Pero más allá de la divertida rivalidad con SpaceX, esta prueba indica que, después de años de trabajo en secreto, Blue Origin está a un paso de convertirse en la primera empresa capaz de ofrecer viajes turísticos suborbitales, adelantándose así a Virgin Galactic y su problemática Space Ship Two. Ya saben, más vale ir ahorrando dinero para comprar un billete.

Entrevista con Bezos:



67 Comentarios

  1. Boh, a mí lo de los paripés si no son originales ya no me interesa. Además, esto no necesitaba paripé, si ellos creen que sí mal rollo.

    En realidad, podrían montarse ellos en sus naves. Eso sí que sería publicidad xD. Pero no hay recipientes orgánicos contenedores del zigoto en su modalidad gallinácea.

  2. Partiendo del hecho de que apoyo todo lo que tiene que ver con la exploración del espacio y la técnica aeroespacial. Me cabrea que al final lo que se esté desarrollando es tan sólo un nuevo juguete para ricos, que se dediquen a contaminar la átmosfera que todos necesitamos para respirar. Ojalá no se ponga de moda y se deriven de ahí nuevas técnicas que sean útiles a los exploradores del espacio de verdad.

  3. ¿Saben? El vector de Blue Origin se llama “New Shepard” por el astronauta Alan Shepard. ¡Que coincidencia! Cuando Shepard volo al espacio en su primitiva capsula Mercury en el cohete Redstone hace mas de 50 años su vuelo al Espacio fue suborbital. El vuelo del New Shepard fue suborbital también. La única diferencia es que la primera etapa pudo ser recuperada.

    Elon Musk le falto decir que “Esto fue un salto de pulgas al Espacio”. Lei que algo así dijo Nikita Kruschev al referirse al vuelo de Shepard. Claro, los rusos se les habían adelantado y el vuelo de Gagarin fue orbital. Los norteamericanos no igualarian la hazaña de Gagarin hasta el vuelode John Glenn.

    Ohjala que podamos ver pronto la versión orbital del Blue Origin pronto.

  4. Quiza diga una barbaridad, pero ¿por que no se adapta uno o varios paracaidas, que disminuya su velocidad de caida y solo a unos metrtos del suelo, se desenganchan sus paracaidas, se enciendan sus cohetes solo para ganar equilibrio y lograr posarse en la tierra de una manera mas suave?, creo que se ahorraría mas combustible, espacio y menos peso al cohete.

  5. Gracias Rune, ahora entiendo lo del frenazo en el último metro. (Da gusto, lo que se aprende aquí.).

    …y David Garzón, si hacemos un poco de historia, (hablo de finales del siglo 19), podrás recordar que el automóvil era un juguete sólo para ricos allá en sus comienzos (Mercedes Benz, Hispano Suiza, Rolls Roice…) . Costaban una fortuna, no había carreteras adecuadas, ni mecánicos que supieran repararlos… pero daba una imagen de opulencia, y capacidad adquisitiva, que todos los adinerados se acababan comprando uno. Hoy en día está al alcance de todos y son una de las industrias más potentes del mundo, y tener un coche es de lo más normal.
    Con esto, te quiero decir que, si la industria del viaje espacial empieza siendo un pasatiempo de ricos, no me importa porque, pienso que poco a poco esa industria crecerá y se irá haciendo más asequible para el resto de los mortales, llegando a ser algo normal irse a pasar un finde en un balneario en la Luna. Lo importante es que esa industria eche a andar y ya no pare.

    “recipientes orgánicos contenedores del zigoto en su modalidad gallinácea.” XD XD XD me ha gustado la frase, me la apunto.

    1. Es la primera vez que un cohete de despegue vertical llega al límite del espacio (100km) y aterriza para poder ser lanzado de nuevo.
      Pero no es el primer vehículo reutilizable en llegar a los 100km y volver.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 24 noviembre, 2015
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Cohetes • Comercial