Lanzamiento de la Dragon SpX-6 y nuevo fallo en la recuperación de la primera etapa (Falcon 9R)

Hoy 14 de abril de 2015 a las 20:10 UTC la empresa SpaceX ha lanzado rumbo a la estación espacial internacional (ISS) la nave de carga Dragon SpX-6, también denominada CRS-6. El lanzamiento tuvo lugar desde la rampa SLC-40 de la Base Aérea de Cabo Cañaveral de Florida. Una vez más, SpaceX intentó recuperar la primera etapa del Falcon 9 mediante un aterrizaje suave sobre la barcaza ASDS (Autonomous Spaceport Drone Ship) en alta mar.

CClJZmqWIAAsLB-
La primera etapa se acerca a la barcaza, aunque finalmente se estrelló (SpaceX).

La etapa, equipada con cuatro aletas estabilizadoras, aterrizó suavemente casi en el centro de la barcaza, pero debido a un exceso de velocidad finalmente cayó de lado y no pudo ser recuperada intacta. Recordemos que durante el último lanzamiento de la Dragon SpX-5 la primera etapa también se estrelló de forma bastante espectacular contra la barcaza. Este ha sido el cuarto lanzamiento de un cohete Falcon 9 en 2015 y el tercero de un Falcon 9R. La órbita inicial de la Dragon CRS-6 fue de 199 x 364 kilómetros y 51,65º de inclinación.

Secuencia de recuperación de la primera etapa (SpaceX).
Secuencia de recuperación de la primera etapa (SpaceX).

Vídeo de la secuencia de descenso:

Y la vista desde la barcaza:

La Dragon SpX-6 lleva 1898 kg de carga para la Expedición 43 de la ISS, actualmente compuesta por Terry Virts, Scott Kelly, Anton Shkaplerov, Guennadi Padalka, Mijaíl Korniyenko y Samantha Cristoforetti. Dentro de dos días Cristoforetti y Virts serán los encargados de capturar la Dragon con el brazo robot Canadarm 2 de 17,6 metros de la estación para acoplarla con el puerto nadir del módulo Harmony. La Dragon SpX-6 permanecerá unas cinco semanas acoplada a la ISS. A diferencia de otras misiones, en esta ocasión la Dragon no lleva ninguna carga no presurizada en el ‘maletero’.

La tripulación de la ISS observa el lanzamiento (NASA).
La tripulación de la ISS observa el lanzamiento (NASA).

Junto a la Dragon se pusieron en órbita 14 cubesats Flock 1e y los cubesats Centennial 1 y Arkyd-A3 Reflight. Este último es un satélite demostración para ayudar al desarrollo del telescopio privado Arkyd-100 para buscar asteroides cercanos a la Tierra. El primer Arkyd-3 se perdió durante el fallo del cohete Antares en octubre de 2014. Estos satélites serán lanzados desde el módulo Kibo de la ISS.

Barcaza de recuperación de la primera etapa (SpaceX).
Barcaza de recuperación de la primera etapa (SpaceX).

Esta misión es la sexta de las doce que SpaceX debe llevar a cabo de acuerdo con el contrato CRS (Commercial Resupply Services) que la empresa firmó con la NASA en 2008 por un valor de 1600 millones de dólares. El contrato CRS fue posteriormente modificado para llevar a cabo quince misiones. SpaceX planea lanzar otras tres naves Dragon en 2015.

Emblema de la misión (SpaceX).
Emblema de la misión (SpaceX).

Dragon SpX-6

La nave Dragon SpX-6/CRS-6 es una cápsula construida por la empresa SpaceX para misiones de carga a la ISS. Tiene 5,9 metros de largo y 3,66 metros de ancho. Su masa precisa al lanzamiento sigue siendo secreta. La estimación más popular para las primeras Dragon -lanzadas por un Falcon 9 v1.0- era de unos 6650 kg, aunque las Dragon actuales lanzadas por los v1.1 deben rondar las 8 o 10 toneladas. La masa en seco del vehículo parece ser de 4,2 toneladas, siendo la masa máxima de combustible de 1680 kg (en la versión lanzada por el Falcon 9 v1.0). La nave está dividida en una cápsula presurizada de 4,4 metros de altura y 3,66 metros de diámetro, además de contar con un ‘maletero’ de 2,8 x 3,66 metros, con una envergadura de 16,5 metros una vez desplegados los paneles solares. La Dragon puede transportar 6000 kg de carga útil a la ISS repartidos entre la cápsula y el maletero. La cápsula puede traer un máximo de 2500 kg de carga a la Tierra, aproximadamente.

Nave Dragon CRS-5 antes de acoplarse con la ISS (NASA).
Nave Dragon CRS-5 antes de acoplarse con la ISS (NASA).

El volumen útil presurizado para la carga alcanza los 10 metros cúbicos, aunque también puede llevar hasta 14 metros cúbicos de carga no presurizada en la sección trasera. A diferencia de otras cápsulas tradicionales como la Soyuz o la Apolo, el sistema de propulsión está situado exclusivamente en la cápsula, por lo que la sección trasera no presurizada actúa como ‘portabultos’. Para el control de actitud y las maniobras orbitales, la cápsula está equipada con 18 propulsores Draco agrupados en cuatro conjuntos que usan tetróxido de nitrógeno y monometilhidrazina (MMH) almacenados en varios tanques con una capacidad total de 1290 kg. Los Draco funcionan con un sistema de presión mediante helio. En las maniobras de reentrada o cambio de órbita los motores pueden generar un empuje de 400 N. Un par de paneles solares localizados en la sección no presurizada generan 5 kW de potencia. La Dragon usa el sistema CUCU para comunicarse directamente con la ISS, mientras que la tripulación puede controlar la nave usando el sistema CCP (Crew Command Panel). Además, la Dragon también puede usar el sistema de comunicaciones TDRSS de satélites de comunicaciones de la NASA.

C2 Dragon Chart
Cápsula Dragon (SpaceX).
IM 2012-05-31 a las 15.26.23
Dimensiones de la Dragon (SpaceX).
Cápsula Dragon CRS-6/SpX-6 (SpaceX).
Cápsula Dragon CRS-6/SpX-6 (SpaceX).

La cápsula incluye en su parte delantera un sistema de acoplamiento PCBM (Passive Common Berthing Mechanism) para unirse a los módulos del segmento norteamericano de la ISS. El sistema de acoplamiento está protegido durante el lanzamiento por un cono aerodinámico que se separa mediante pernos pirotécnicos (también usados para separar la nave del lanzador). La cápsula tiene en su base un escudo térmico primario de ablación construido usando el material PICA-X (Phenolic Impregnated Carbon Ablator) dispuesto en losetas, mientras que el resto de la cápsula está protegida por un material de ablación denominado SPAM (SpaceX Proprietary Ablative Material). Además del acceso frontal, la cápsula posee una escotilla lateral para las tareas de carga y descarga en tierra. Una vez en órbita, la Dragon abre otra escotilla que deja al descubierto las antenas y los sensores de navegación, así como el mecanismo de captura del brazo robot de la ISS. La cápsula dispone además de varios paracaídas piloto y tres paracaídas principales de 35,4 metros de diámetro para el aterrizaje. El contenedor del paracaídas está situado en la parte inferior de la cápsula, una configuración novedosa que permite mantener libre la parte frontal de la nave. La Dragon está diseñada para sobrevivir a un amerizaje en el océano Pacífico incluso en el caso de perder uno de los paracaídas. La velocidad de descenso final es de 5-5,5 m/s.

Las naves Dragon se montan en la planta de SpaceX de Hawthorne, California, donde también se encuentra el control de la misión de la empresa. El nombre de Dragon fue elegido en honor del personaje de dibujos animados Puff, el dragón mágico.

Nave Dragon CRS-6/SpX-6 (SpaceX).
Nave Dragon CRS-6/SpX-6 (SpaceX).
SpaceXDragon1
Detalle de una cápsula Dragon y su escudo térmico (SpaceX).
Captura de pantalla 2014-09-21 a la(s) 12.23.02
Secuencia de aproximación de la Dragon a la ISS (NASA).
Captura de pantalla 2014-09-21 a la(s) 12.23.11
Proceso de captura de la Dragon por el brazo robot de la ISS (NASA).
iss-web4
Configuración de la ISS (Paco Arnau).

Manifiesto de carga de la Dragon CRS-6/SpX-6

Carga al lanzamiento: 2015 kg (1898 kg sin el empaquetado).

Carga presurizada en la cápsula: 1898 kg

  • Carga científica: 844 kg.
  • Víveres para la tripulación: 500 kg.
  • Equipamiento vario: 518 kg.
  • Equipamiento informático: 18 kg.
  • Equipamiento para actividades extravehiculares: 18 kg.

Carga al regreso: 1370 kg (1248 kg sin empaquetado).

  • Carga científica: 449 kg.
  • Carga de la tripulación: 73 kg.
  • Carga varia: 254 kg.
  • Herramientas para actividades extravehiculares:  kg.
  • Equipamiento informático: 2 kg.
  • Equipamiento para EVAs: 20 kg.
  • Basura: 450 kg.

Falcon 9R (v1.1)

El Falcon 9R es una versión modificada del Falcon 9 v1.1 dotada de un tren de aterrizaje en la primera etapa para poder ser reutilizada (además de otros sistemas asociados con la fase de retorno). El Falcon v1.1 es un lanzador de dos etapas capaz de situar 13,15 toneladas en órbita baja (LEO) o 4850 kg en una órbita de transferencia geoestacionaria (GTO) lanzado desde Cabo Cañaveral. Tiene una masa al lanzamiento de 505,85 toneladas, una altura de 63,3 metros de altura (con la nave Dragon) y 3,7 metros de diámetro. Quema queroseno (RP-1) y oxígeno líquido en sus dos etapas. El fuselaje está fabricado en una aleación de aluminio-litio, mientras que la cofia y la estructura entre las dos fases está hecha de fibra de carbono. Todos los elementos importantes del cohete han sido fabricados en EEUU por SpaceX. El sistema de separación de etapas y la cofia (en misiones de carga) es neumático y no usa dispositivos pirotécnicos, práctica habitual en la mayoría de lanzadores. De esta forma se minimizan las vibraciones en la estructura y, de acuerdo con SpaceX, se logra una mayor fiabilidad. El Falcon 9 puede ser lanzado desde la rampa SLC-40 de de Cabo Cañaveral (Florida) y desde la SLC-4E de la Base de Vandenberg (California), aunque en el futuro también despegará desde un nuevo centro de lanzamiento situado en Boca Chica (Texas). El precio de cada lanzamiento del Falcon 9 es de 56,5 millones de dólares de acuerdo con los datos suministrados por SpaceX.

El Falcon 9R con la Dragon CRS-6 en la rampa (SpaceX).
El Falcon 9R con la Dragon CRS-6 en la rampa (SpaceX).
Tren de aterrizaje de la primera etapa del Falcon 9 de la CRS-6/SpX-6 (SpaceX).
Tren de aterrizaje de la primera etapa del Falcon 9 de la CRS-6/SpX-6 (SpaceX).

El nombre de Falcon viene de la famosa nave Halcón Milenario de las películas de Star Wars. La existencia de la versión Falcon 9 v1.1 fue hecha pública el 14 de mayo de 2012 cuando la NASA anunció que había modificado el contrato con SpaceX en vista de la intención de la compañía de introducir un nuevo diseño mejorado del Falcon 9 distinto al presentado en el contrato original. Oficialmente, la denominación de este lanzador no es Falcon 9 v1.1, sino simplemente ‘Falcon 9 mejorado’ (upgraded Falcon 9), aunque en realidad se trata de un vector completamente distinto.

222
Diferencias entre el Falcon 9 v1.0 y v1.1 (SpaceX).

La primera etapa dispone de nueve motores Merlin 1D de ciclo abierto que generan un empuje de 5885 kN al nivel del mar o 6672 kN en el vacío. Los nueve motores están dispuestos en una configuración octogonal denominada octaweb, con un motor adicional en el centro. Como comparación, en el Falcon 9 v1.0 los nueve Merlin 1C estaban situados en una matriz rectangular de 3 x 3. Con el octaweb se minimizan los riesgos en caso de explosión de un motor. De acuerdo con SpaceX, los Merlin 1D son más eficientes y baratos que los Merlin 1C. Al igual que éstos, los Merlin 1D tienen capacidad para soportar varios encendidos, lo que permite probarlos en la rampa antes de cada lanzamiento (una práctica única en el mundo) y, eventualmente, permitir la recuperación de la primera etapa. El Falcon 9 puede perder un motor durante el lanzamiento y aún así completar su misión, siendo el único cohete en servicio con esta capacidad. Los nueve motores Merlin funcionan durante 180 segundos.

Captura de pantalla 2013-09-29 a la(s) 20.26.13
Nueve motores Merlin 1D en configuración octaweb (SpaceX).

La segunda etapa dispone de un único motor Merlin 1D adaptado al vacío (Merlin 1D Vacuum) con un empuje de 801 kN. Funciona durante 375 segundos. La cofia mide 13,1 x 5,2 metros y está fabricada en fibra de vidrio. La sección de unión entre las dos etapas está hecha de fibra de carbono unidas a un núcleo de aluminio.

Captura de pantalla 2013-09-29 a la(s) 20.25.15
Motores Merlin 1D (SpaceX).
Captura de pantalla 2013-07-30 a la(s) 17.43.57
Prestaciones del Falcon 9 y Falcon Heavy (SpaceX).
Captura de pantalla 2014-07-15 a la(s) 23.56.29
Plano de la rampa SLC-40 (SpaceX).
Captura de pantalla 2014-07-15 a la(s) 23.56.46
Plano del edificio de montaje (SpaceX).

Fases del lanzamiento:

  • T- 28 horas: se activa la cápsula Dragon.
  • T- 10 horas: se activa el Falcon 9.
  • T- 3 h: comienza la carga de queroseno (RP-1) en el Falcon 9.
  • T- 2 h 35 min: comienza la carga de oxígeno líquido (LOX).
  • T- 1 h 30 min: finaliza la carga de queroseno y oxígeno líquido en el Falcon 9.
  • T- 10 min: comienza la secuencia de lanzamiento automática del Falcon 9.
  • T- 10 min: comienza la secuencia automática de la Dragon.
  • T- 2 min: el director de lanzamiento de SpaceX autoriza el despegue.
  • T- 2 min: el oficial de seguridad de la USAF (RCO) autoriza el lanzamiento.
  • T- 1 min: el ordenador de vuelo se prepara para el despegue y se activa el sistema de supresión de sonido en la rampa mediante agua (sistema Niágara).
  • T- 40 s: se presurizan los tanques de propelentes.
  • T- 3 s: comienza la secuencia de encendido de los 9 motores Merlin del Falcon 9.
  • T- 0 s: despegue.
  • T+ 1 min 25 s: máxima presión dinámica (Max Q) sobre el vehículo.
  • T+ 3 min: apagado de los motores de la primera etapa (MECO).
  • T+ 3 min 5 s: separación de la primera etapa.
  • T+ 3 min 12 s: encendido del motor Merlin de la segunda etapa.
  • T+ 3 min 52 s: eyección del cono aerodinámico frontal de la Dragon.
  • T+ 9 min 11 s: apagado de la segunda etapa (SECO).
  • T+ 9 min 46 s: separación de la Dragon.
  • T+ 11 min 45 s: despliegue de los paneles solares.
  • T+ 2 h 20 min: apertura de la compuerta de los sensores GNC (Guidance and Navigation Control) para guiar los sistemas de navegación de la nave.

Día 2

Encendido de los motores Draco de la cápsula Dragon para circularizar la órbita.

Día 3

  • Se activan los sistemas CUCU (COTS Ultra-High Frequency Communication Unit) y de comunicaciones por UHF para comunicarse con la ISS.
  • La Dragon enciende los motores y se sitúa a 2,5 km de la estación, donde permanece estacionaria hasta que se decide continuar o no.
  • La Dragon enciende los motores y se sitúa a 1,2 km, donde volverá a permanecer estacionaria hasta recibir la autorización.
  • Otro encendido introduce la Dragon en el elipsoide de aproximación de la ISS. Otra parada de decisión.
  • La Dragon permanece estacionaria a 250 metros mientras los sensores Lídar fijan sus blancos en la ISS para la aproximación final.
  • La Dragon se sitúa en la vertical inferior de la ISS (R-Bar) y comienza a aproximarse a la ISS.
  • La nave se vuelve a parar a 30 metros de distancia mientras se decide si continuar el acoplamiento.
  • La Dragon se sitúa a 10 metros de la estación, donde será capturada por el brazo robot SSRMS de la ISS operado por los astronautas desde el interior.
  • La nave es acoplada al puerto nadir del módulo Harmony de la ISS.
Falcon 9 explained
Esquema del Falcon 9 por Randall Munroe en ‘inglés sencillo’ (Randall Munroe).

El cohete con la Dragon CRS-6 en la rampa:

343s

 Vídeo del lanzamiento:
[youtube]http://youtu.be/csVpa25iqH0[/youtube]


86 Comentarios

  1. El comentario de Elon fue que no pudo controlar la velocidad horizontal.
    Hum, no sera que les falto que la barcaza se acercara, en vez de tenerla detenida?
    Como seria una buena analogía: si dos vehículos, con velocidades muy distintas trataran de ponerse lado con lado para que James Bond pase de uno a otro?

    1. La idea es que aterrice en tierra fierme, cerca de donde despega.
      En ese caso no puedes mover la “toerra” pare disminuir la velocidad, tiene que controlar todo el cohete.

    2. hay un gif del momento del aterrizaje en el que se ve bien lo que pasa, no lo enlazo por que es de gawker y por que no me acuerdo de las etiquetas de html, pero es muy esclarecedor.

  2. Me pregunto si será una buena idea recuperar la primera etapa, ya que, los últimos intentos han resultados infrutuosos. ¿No sería mas fácil que amarizaran como los SRBs de los Shuttles? Habra que ver luego si reusar la primera etapa no sale tan cara,

    1. No, no seria una buena idea. Ten en cuenta que los SRB eran basicamente un tubo donde estaba el combustible sólido.
      En el Falcon están los motores, con turbobombas y toda la pesca y el agua de mar es corrosiva.
      Además la recuperación en alta mar cosraba un pico.

    1. Después de la reconstrucción de febrero la bautizaron así porqué es el nombre de una nave autónoma (“drone ship”, igualico que el suyo) de una novela de Iain M. Banks. Y la segunda barcaza que esta prevista debe llamarse “Of Course I Still Love You” que es otra nave de la misma historia.

  3. También pudieran usar un mecanismo de brazos para sujetar a la etapa un vez que ponga pies en la tierra. Sería como los brazos que sujetan los cohetes en Baikonur antes del lanzamiento.

    1. Encarecerías el sistema primero y reducirías el espacio de aterrizaje, ya pequeño, después. Y la verdad es que sin saber exactamente a qué velocidad va a aterrizar, sería muy difícil diseñar el sistema. Tal vez cuando tengan mucho más depurado el proceso de aterrizaje sea más viable.

  4. Puede que no lo recuerde de algún reportaje anterior de Daniel Marín; pero mientras parece evidente como se estabiliza verticalmente el cohete (con retrocohetes y aletas), no tengo tan claro como consiguen estabilizar horizontalmente (si he visto el despegue, y la separación de la primera etapa, con los encendidos que se produjeron casi al instante de separarse) el cohete en la “etapa” final del aterrizaje. Quizás las aletas ayuden también, pero me parece bastante difícil conseguirlo, como por desgracia ha sido en esta ocasión.

  5. Creo que tarde o temprano lo conseguiran, el primer intento en la barcaza falló porque las aletas dejaron de funcionar correctamente porquye se les acabó cierto componente que regulaba su movimiento. En esta parece que apuntó mejor pero el movimiento horizontal no fue todo lo suave que deberia… creo que spacex se está acercando al objetivo.

    1. Después de ver el video que pone Jordi me pregunto porqué no aterriza en tierra. Me comentaron en su día que era por la peligrosidad. Pero si lo hacen de prueba, ¿porqué no pueden hacerlo?. Yo creo que la difultad que están teniendo es por aterrizarlo en la barcaza inestable. Interesante el posible sistema de brazos del que habla Francisco Galué que, cuando toque suelo, la enganche. No parece muy complicado. Y también el de la red que propone Miguel. Saludos.

        1. Para regresar de donde partió necesitaría casi la misma cantidad de combustible que ya gastó. En cambio, aterriza en una barcaza que fue a encontrarlo en su trayectoria casi parabólica. Solo guarda combustible para controlar el descenso.

    1. Pero que es un edificio de metal y combustible… más de 40 metros de cohete… no hay red que lo soporte y si lo soportas, tendrías que reforzar toda la estructura para que no se despedazase, lo que puede no importar o cargarse parte de los motores.

      1. Exacto, un cable de cualquier tipo soportando el cohete concentraría los esfuerzos sobre la (muy) frágil superficie de los tanques, cortándolos como si fuera mantequilla.

        No, simplemente es difícial de narices aterrizar un edificio de 15 plantas, con la consistencia de una lata de coca-cola, y que pesa decenas de toneladas, en un campo de fútbol.

        Y si, es difícil hacerse una idea de la escala, de ahí que estécreando una terminología de “explicarlo a niños de cinco años”. De momento la medida de mi éxito es que si mi madre lo pilla, voy bien. 🙂

  6. Lo tienen a puntito. Es normal que no lo hayan conseguido a la segunda. Ahora, con los datos recibidos, a ajustar los parámetros del lazo de realimentación del sistema de control y cada vez será más preciso.

    Por cierto, observad en el video lo picado que está el mar. Sin duda hacía mucho viento.

    Saludos.

  7. Quizás deberían intentarlo en tierra firme. No necesariamente en una base de lanzamiento, sino a una zona plana, grande y despoblada tanto de personas como de infraestructuras.
    Al ser el área mucho más grande, no necesitarían forzar tanto la precisión. Eso ya podrían ir mejorándolo con el tiempo. Pero asegurar la estabilización vertical, independientemente del punto de posado dentro de un gran área.

    1. El problema, es que lanzan dese florida, y la separación se produce en medio del atlántico, asta que no demuestren un numero muy elevado de aciertos es imposible que les dejen lanzar dese california y aterrizar en medio de Texas…

  8. He visto los vídeos de las pruebas en tierra y el de ayer. A mi me da la sensación de que descendía demasiado rápido.

    Por cierto ayer intenté ver el lanzamiento en directo y se me cortaba el vídeo de livestream continuamente. Probé desde la app de Android, desde la web en el móvil y desde un PC con Windows con el mismo resultado. Mi conexión a internet no era el problema. ¿Alguno pudo verlo en directo bien sin cortes? El intento primero del día 13 que se canceló si pude verlo bien sin cortes.

    1. No tienen otra que bajar rápido. El motor al mínimo da más empuje que el peso de la etapa “casi vacía”. Por lo tanto si frena demasiado empieza a subir otra vez. Tiene que frenar a cero justo cuando toca la plataforma y apagar el motor. El grashopper iba lastrado y les permitía quedarse quieto, esta maniobra es más complicada.

      1. Perdona Jimmy. Pero no entiendo como van a hacer las pruebas con la etapa lastrada. Imagino que las tendrán que hacer en iguales condiciones. Yo también vi las pruebas en tierra e iba muchísimo más lento. No sé porqué bajaba tan rápido. ¿No será que estaban apurados porque se les acababa la gasofa?. Y otra cosa, ya he visto el vídeo y resulta que explotó y no lo entiendo. Si se posa y paran los motores, luego se inclina y se cae, no debería de explotar ¿no?. Además se supone que ya debe llevar muy poco combustible. No entiendo lo de la explosión. Si alguien me lo aclara se lo agradezco. Un saludo.

        1. A ver, es muy difícil hacerse una idea del tremendo potencial explosivo del combustible de cohetes, sobre todo porque lo vemos “casi controlado” salir a través de las toberas. En realidad hace falta muy poco para primero que explote y muy poco combustible puede pegar un petardazo de lo más interesante, tu piensa en las imágenes de un cohete explotando en rampa, es una explosión de Km de destrozo…

        2. No realizaban las pruebas en las mismas condiciones, estaban probando el sistema y se lo montaron como mejor les íba. La lástima fue la pérdida de la última versión que tuvieron que detonar porque se desvió. Sino ahora estarían en el desierto realizando las pruebas esta vez si en las mismas condiciones: apagando los motores a gran altura y reencendiendo al final. En cualquier caso es posible que no hubieran detectado el problema que han tenido y que en teoría tiene fácil solución.
          Como te comentaba el motor al mínimo tiene más empuje que la primera etapa casi vacía, y por lo tanto no les queda otra que bajar a lo bestia y frenar en el punto exacto para que el cohete llegue al suelo a 0m/s con cierto margen antes de partir las patas, la estructura o lo que se rompa primero. Para un ordenador en teoría no es demasiado complicado.
          Acerca de la explosión como dice Txemary…. es una combinación muy explosiva. Si añades suficiente oxígeno tu piel es capaz de arder, y si el combustible es queroseno a la que lo mezclas con oxígeno líquido el kaboom está asegurado.

          1. Gracias Jimmy. He leido por ahí que la próxima vez la van a hacer aterrizar en tierra. Pero si no fuera así, ¿No sería bueno duplicar o triplicar el tamaño de la barcaza?. Porque si te fijas, en las imagenes, conque llegue un poquito desviada, enfoca los motores al mar salado, y se forma la de dios. Siendo así (entiendo) más dificil la maniobra final ¿no?. Saludos.

  9. Y hay causa probable del “fallo” (por qué poquito!), directo de los dedos de Musk:

    “Looks like the issue was stiction in the biprop throttle valve, resulting in control system phase lag. Should be easy to fix.”

    https://twitter.com/elonmusk/status/588166157510828033

    Pa los que lo del inglés, poco: tuvieron fricción extra en una de las válvulas de alimentación del Merlin, lo que introdujo lag en el sistema de control. Y si, es igualito a lo que me pasa a mí en el kerbal cuando me acerco a 2.5kms del suelo, se carga la base cercana, y tengo un subidón de lag. 😛

    1. Todas las rampas lo tienen. El ruido de los motores al despegar rebota con la zanja que hay debajo para los gases de escape y vuelve con excesiva fuerza. Eso puede ocasionar problemas de vibraciones y otras cosas en los motores precisamente cuando estan funcionando al 100% y el cohete es más pesado. Las gotas de agua absorben muy bien ese exceso de energía al romperse, solo hay que soltar mucha.

      Ayer en la retransmisión el locutor creo que dijo que cada surtidor del sistema del F9 evacúa 2.000 litros de agua por segundo, para un total de 20.000l (el shuttle necesitaba 60.000). Pero cógelo con pinzas que el cálculo lo hice yo de coco y él lo dijo en galones XD…

      A lo mejor el agua también evita que se dañe la rampa con el escape de los gases, pero estoy seguro

      1. Errata; la família R7-Vostok-Soyuz-Etc despegan suspendidos en el aire, evitando usar agua (al fin y al cabo Baikonur es un desierto), y el Dnepr por ser un ICBM y despegar de forma poco ortodoxa tampoco. Así que tacha lo de que “todas las rampas lo tienen”

      2. Si, la rampa también se requebraja y es un problemón por todas las tuberías que pasan debajo, no se trata solo de volver a poner hormigón.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 14 abril, 2015
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Comercial • ISS • SpaceX