Y la New Horizons llamó a casa para enseñarnos las montañas de hielo de Plutón

Y, finalmente, a la hora prevista la pequeña sonda llamó a casa desde la que había sido hasta entonces la última frontera de la exploración humana del sistema solar. Había sobrevivido al encuentro y, aunque nadie esperaba lo contrario porque el riesgo de colisión era extremadamente bajo, había cumplido con éxito su misión. Fue entonces cuando el equipo de la sonda pudo celebrar su éxito de verdad -la fiesta que había tenido lugar horas antes había sido principalmente un acto de relaciones públicas-, a pesar de que los datos adquiridos durante el encuentro no se terminarán de enviar hasta noviembre de 2016. Horas después se desataba la euforia cuando pudimos ver las primeras imágenes de la cámara LORRI de alta resolución tomadas durante el sobrevuelo. ¿Y a qué venía tanto revuelo? Pues porque pudimos contemplar por primera vez las impresionantes montañas de hielo de Plutón:

nh-plutosurface
Las montañas de hielo de Plutón vistas por LORRI el 14 de julio a 77000 kilómetros de distancia 1,5 horas antes del encuentro (NASA/APL-JHU/SwRI).

Impresionantes, sin duda, aunque más de un lector con ojo crítico estará diciendo “pues claro que son de hielo, ¿de qué van a ser si no?”. Efectivamente, lo sorprendente no es su composición (que, dicho sea de paso, desconocemos con certeza en estos momentos, aunque los expertos dan por sentado que el núcleo debe ser de hielo de agua, el único material lo suficientemente rígido a las temperaturas de Plutón capaz de formar montañas tan escarpadas). La parte externa de Plutón está formada por diferentes hielos -de agua, de nitrógeno, de metano y de monóxido de carbono-, así que pocas sorpresas por este lado. No, lo sorprendente son las montañas en sí mismas. Poca gente suele pensar en ello, pero el hecho es que montañas en el sistema solar que no estén asociadas a cráteres de impacto hay muy pocas.

Imagen de contexto de la fotografía anterior (NASA TV).
Imagen de contexto de la fotografía anterior (NASA TV).

Las montañas de Plutón son además increíblemente jóvenes en términos geológicos, como queda patente por la casi total ausencia de cráteres de impacto en la imagen superior. Joven significa aquí unos cien millones de años, lo que es sorprendente para un mundo tan pequeño. Algo debe estar modificando la superficie de Plutón y no pueden ser las fuerzas de marea -como en Encélado o Europa- ni el calor de los isótopos radiactivos. Sea cual sea el fenómeno que las formó, ahí las tenemos: imponentes picos de más de 3500 metros de altura que se alzan sobre la planicie de hielo -qué tipo de hielo no está claro en este caso- circundante. Por supuesto, la imagen cubre apenas un 1% de la superficie del planeta enano, así que todavía deberemos ver el resto de fotografías de la cámara LORRI antes de sacar conclusiones apresuradas.

ds (NASA/APL-JHU/SwRI).
Caronte visto por LORRI (con color falso de Ralph) el 13 de julio a 466000 kilómetros de distancia (NASA/APL-JHU/SwRI).

Y no solo Plutón nos ha sorprendido. Su luna principal, Caronte, ha resultado ser fascinante. El misterioso ‘casquete polar oscuro’, informalmente bautizado como Mordor, parece ser en realidad una enorme depresión -¿una cuenca de impacto?-, pero lo que sin duda más ha llamado la atención ha sido el enorme complejo de cañones de más de mil kilómetros de longitud que recorre la superficie de la luna. Los cañones, con una profundidad de entre siete y nueve kilómetros, recuerdan a sistemas similares que se encuentran en algunas lunas de Urano, aunque al ser concéntricos con respecto al casquete polar oscuro se supone que deben haberse formado en el mismo suceso catastrófico. Este suceso podría ser el choque que situó al propio Caronte en órbita de Plutón y, por lo tanto, quizá el ‘corazón’ de Plutón -informalmente conocido como Tombaugh Regio- no es otra cosa que la marca que dejó Caronte al chocar contra su superficie, una zona que después se llenaría de hielos. O quizá no sea todo tan sencillo, pero lo que está claro es que la superficie de Caronte es también sorprendentemente joven. Otro misterio.

s
La imagen anterior de Caronte tratada por Ron Baalke.
pluto-observations-through-the-years
Cómo ha cambiado nuestra visión de Plutón (pincha en la imagen para ver la animación (NASA).
video_pluton_couleur_7to13july_reduced
Los hemisferios de Plutón (NASA/APL-JHU/SwRI/Thomas Appéré).

El equipo de la misión también ha publicado una imagen de otra luna, Hidra, pero no se aprecian muchos detalles. No obstante, su forma irregular refuerza la teoría de que el resto de lunas también se crearon durante el choque de Caronte. Hidra tiene un albedo del 45%, muy brillante, así que probablemente esté formada por hielo de agua puro.

nh-hydra_1_0
Imagen de Hidra de 3 kilómetros por píxel de resolución. Nos muestra una luna irregular de 43 x 33 kilómetros (NASA/APL-JHU/SwRI).
d
Tratamiento de la imagen anterior (NASA/APL-JHU/SwRI).

Además de la imagen de LORRI, el equipo de la misión ya ha podido ver los primeros datos del espectrómetro infrarrojo LEISA (Linear Etalon Imaging Spectral Array) del instrumento Ralph, cuyo objetivo es determinar la composición de la superficie. Ralph ha detectado, como se esperaba, metano, que se encuentra mezclado con hielo de nitrógeno. Pero también ha comprobado la enorme diversidad de terrenos que existen en Plutón.

nh-pluto-ice
Datos del instrumento LEISA/Ralph en los que se ve la firma espectral del metano en Plutón. Los datos fueron obtenidos el 12 de julio. El azul corresponde a las longitudes de onda de 1,62 a 1,70 micras, el verde de 1,97 a 2,05 micras y el rojo de 2,3 a 2,33 micras (donde la luz es absorbida por el metano) (NASA/APK-JHU/SwRI).

En los próximos días veremos más imágenes y datos recogidos por la sonda durante el 14 de julio, así que tranquilos, porque esto no ha hecho más que empezar. Plutón ha comenzado a revelarnos sus secretos.

El equipo de la New Horizons celebra la llamada de la sonda a casa (NASA/Bill Ingalls)
El equipo de la New Horizons celebra la llamada de la sonda a casa (NASA/Bill Ingalls).
Alan Stern y el resto de científicos de la misión contemplando las primeras imágenes del encuentro (NASA).
Alan Stern y el resto de científicos de la misión contemplando las primeras imágenes del encuentro (NASA).


53 Comentarios

  1. Estoy viendo todas estas maravillosas fotos y todavía no puedo creer que se puedan hacer estas fotos tan perfectas y a esa enorme distancia.
    Parece de brujas , pero que sigan existiendo.
    una auténtica gozada.
    Gracias

  2. Fascinante, la ciencia ficcion ya dejo de serlo y es realidad. Creo que queda comprobado que el universo esta compuesto todo de la misma materia y las fuerzas naturales lo moldearon para asombrarnos. No hay limites para estos descubrimientos. Muy agradecido por la informacion que nos envias.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 16 julio, 2015
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Astronomía • NASA • New Horizons • Plutón • Sistema Solar