Las misiones Apolo y la radiación

Por Daniel Marín, el 1 septiembre, 2010. Categoría(s): Apolo • Astronáutica • Luna • NASA • sondasesp ✎ 106

Entre 1968 y 1972, nueve naves Apolo viajaron hacia la Luna. Un total de 24 astronautas participarían en las distintas misiones lunares, de los cuales 18 siguen con vida en la actualidad. Hasta la fecha, son los únicos seres humanos que han viajado a otro mundo. Por este motivo, son también las únicas personas que se han enfrentado a los peligros de la radiación del medio interplanetario.

La Tierra está protegida de las CPE gracias a la magnetosfera (NASA).

Muchos de los negacionistas de las misiones Apolo esgrimen precisamente el argumento de la radiación para refutar la viabilidad de las misiones lunares. Estos conspiranoicos afirman que la radiación ionizante interplanetaria y de los cinturones Van Allen hubiese matado a cualquier ser humano que viajase más allá de la órbita baja terrestre, ergo los viajes a la Luna fueron un montaje. Por supuesto, estas tesis revisionistas carecen de todo fundamento, pero, no obstante, los peligros de la radiación espacial son una realidad y presentan todo un reto para los futuros viajes interplanetarios. Entender la naturaleza de este fenómeno es crucial si queremos viajar más allá de la Tierra.

Fuentes de radiación ionizante en el espacio

La radiación ionizante en el espacio proviene de tres fuentes principales: los rayos cósmicos, el campo magnético terrestre y el Sol. Los rayos cósmicos son partículas interestelares -e incluso intergalácticas- que se originan en los lugares más pintorescos y violentos del Universo. Aproximadamente un 90% son protones energéticos, mientras que un 8% son núcleos de helio (partículas alfa). El 2% restante está compuesto por electrones (partículas beta) y otros núcleos pesados. Además de las partículas cargadas, los rayos cósmicos pueden generar neutrones -y otras partículas como muones o positrones- al colisionar con distintos materiales, lo que amplia sus efectos perniciosos. La capacidad de penetración de estas partículas en la materia varía según su energía y el tipo.

Los rayos cósmicos se caracterizan por tener un rango energético tremendamente amplio (109 – 1020 eV), por lo que su peligrosidad para el ser humano fluctúa enormemente. En cualquier caso, el flujo medio de los rayos cósmicos cerca de la Tierra es muy bajo. Para los astronautas en órbita baja, como los que viven en la ISS, el campo magnético terrestre es la principal fuente de protección contra estas partículas. Normalmente, en la literatura especializada se suele denominar a los rayos cósmicos como GCE (Galactic Cosmic Radiation), quizás porque eso de «rayo cósmico» suena poco serio.

Flujo de varios tipos de rayos cósmicos en función de su energía (NASA).

El Sol contribuye a la radiación interplanetaria con partículas del viento solar y fotones de alta energía (UV, rayos X y rayos gamma). El viento solar está formado por un flujo relativamente elevado de protones, partículas alfa e iones pesados (la mayoría núcleos de hierro), aunque la energía media de estas partículas es muy inferior a la de los rayos cósmicos. Sin embargo, ocasionalmente nuestra estrella tiene la mala costumbre de escupir partículas altamente peligrosas durante los llamados SPE (Solar Particle/Proton Events), que suelen ir asociados a fenómenos tales como fulguraciones (flares) o eyecciones de masa coronal (CME, Coronal Mass Ejections). Para no complicarnos la vida excesivamente con los entresijos de la física solar, estos «ataques» del Sol suelen recibir el nombre genérico y poco preciso de «tormenta solar». La mayor parte de las partículas generadas en estos eventos son protones, aunque su energía y densidad es muy variable. No todas las SPE de la misma intensidad pueden dañar por igual a los componentes de una misión tripulada. Sus efectos dependerán de la trayectoria de las partículas con respecto a la posición de los astronautas dentro del Sistema Solar. Aproximadamente sólo un 20% de las fulguraciones produce un SPE cuyas partículas llegan al sistema Tierra-Luna. Sin una protección adecuada, un astronauta situado en el espacio interplanetario expuesto a la radiación de un suceso de estas características podría recibir una dosis letal (lo que no implica que la muerte fuese inmediata).

Flujo de rayos cósmicos en órbita baja en función de la latitud magnética, el ciclo solar y el tipo de partícula (NASA).

Por suerte para la exploración tripulada del espacio, los sucesos SPE realmente violentos son muy poco frecuentes: durante los once años que dura el ciclo de actividad solar sólo suelen tener lugar uno o dos como mucho, normalmente cerca del máximo. Durante el programa Apolo, la SPE más importante tuvo lugar en agosto de 1972, justo entre las misiones Apolo 16 y Apolo 17. De haber sufrido esta tormenta durante su estancia en el espacio, los astronautas podrían haber recibido dosis potencialmente fatales de radiación de unos 3,6 Sv (360 rem), aunque probablemente la misión se habría desarrollo normalmente. Además de partículas, el Sol también puede emitir importantes cantidades de rayos X y rayos gamma durante las fulguraciones. La estructura de una nave espacial es por lo general mucho más eficiente a la hora bloquear estas radiaciones electromagnéticas que cuando se trata de partículas. Aún así, es muy complicado eliminar este flujo por completo.

Características de algunos tipos de SPE (NASA).
Espectro de tres SPE solares violentos (NASA).

La última fuente de radiación que debemos mencionar es la magnetosfera terrestre. El campo magnético de nuestro planeta nos protege de las partículas energéticas de los rayos cósmicos y el Sol, pero a cambio atrapa algunas de estas partículas en determinadas zonas. Estas zonas se denominan cinturones de radiación Van Allen y constituyen la principal fuente de peligro para los vuelos tripulados en órbitas bajas y medias. Básicamente consisten en dos cinturones de electrones y uno de protones. El tamaño y forma de los cinturones de electrones depende de la actividad solar, pero el cinturón interior, formado por electrones poco energéticos (1-5 MeV) suele presentar un pico a los 2000-5000 km de altura, extendiéndose hasta los 12000 km. Por otro lado, el cinturón de electrones exterior es mucho más amplio y está compuesto por partículas bastante más energéticas (0,1-10 MeV) que presentan un máximo de densidad alrededor de los 25000 km de altura. Afortunadamente, la práctica totalidad de misiones tripuladas en LEO tienen lugar bajo los cinturones de electrones.

Esquema de los cinturones de radiación de la Tierra (Wikipedia/NASA).
Distribución del flujo en los cinturones de electrones (NASA).

El campo magnético terrestre también atrapa protones con energías medias de hasta 10 MeV en una zona que se extiende desde las capas altas de la atmósfera hasta la megnetopausa (36000-67000 km), con un pico a los 13000 km, coincidiendo por tanto con el cinturón interior de electrones. Estos protones de los cinturones Van Allen son especialmente peligrosos en la llamada Anomalía del Atlántico Sur (SAA, South Atlantic Anomaly), localizada a 35º S y 35º O. En esta región, la densidad de protones en órbita baja (LEO) supera con creces la encontrada en el resto de zonas del globo. De hecho, se estima que la mayor parte de las dosis de radiación recibidas por los astronautas en órbita baja se debe a la SAA, ya que cualquier nave en LEO con órbitas cuya inclinación supere los 30º (como es el caso de la ISS) debe atravesarla al menos cinco veces al día.

Distribución del flujo del cinturón de protones (NASA).
Flujo de protones en la Anomalía del Atlántico Sur (NASA).

Está claro entonces que los peligros más importantes desde el punto de vista de la radiación interplanetaria son los fenómenos SPE y los cinturones de radiación terrestres. Aunque los segundos se pueden evitar -o al menos minimizar el tiempo de exposición-, la emisión de protones energéticos solares es impredecible y, por tanto, mucho más peligrosa.

El flujo de los distintos tipos de partículas de la radiación espacial en función de su energía. Por suerte, las partículas más energéticas son también las que presentan un flujo menor (NASA).

Midiendo la dosis de radiación

Antes de proseguir debemos introducir brevemente las unidades empleadas para medir la dosis de radiación absorbida que reciben los astronautas en el curso de una misión espacial. En un principio, la unidad preferida para medir la dosis absorbida era el rad, definida como la dosis de radiación ionizante necesaria para causar la absorción de 0,01 J (julios) de energía por cada kilogramo de materia. Esta unidad se considera hoy en día obsoleta, prefiriéndose emplear dentro del Sistema Internacional el Gray (Gy, 1 Gy = 100 rad). El problema con estas unidades desde el punto de vista de los vuelos tripulados es que no tienen en cuenta los distintos efectos de la radiación según la naturaleza de la sustancia afectada. Está claro que no es lo mismo hablar de 1 kg de hierro que de 1 kg de carne humana. Además, los efectos de una misma dosis de radiación en los seres vivos varían según el tejido irradiado. Hay zonas de nuestro cuerpo mucho más sensibles a las radiaciones ionizantes que otras, como es el caso de la médula ósea o el estómago. Por este motivo se introdujo otra unidad de dosis efectiva equivalente (o simplemente dosis efectiva), el rem (röntgen equivalent in man), que es básicamente una forma de expresar la dosis en rads multiplicada por un factor corrector que depende del daño biológico causado por la radiación según el tejido. El rem era una unidad muy popular en los años 60 y 70, pero debido a que es proporcional al rad se decidió sustituirla por otra unidad acorde con el Sistema Internacional, el sievert (Sv, 1 Sv = 100 rem). El sievert es una unidad mucho más eficiente a la hora de medir el daño biológico de una dosis de radiación, pero lamentablemente la mayoría de la literatura de las misiones Apolo hace uso del rem y el rad, algo que debemos tener en cuenta a la hora de analizar los datos.

Es importante entender que la peligrosidad de la radiación depende no sólo de su energía y naturaleza -protones, rayos gamma, etc.-, sino también del tiempo de exposición. Si un astronauta recibe 0,25 Sv (25 rem) a lo largo de toda una vida, es altamente improbable que desarrolle algún cáncer o lesión debidos a la radiación. Por contra, si recibe esta radiación en menos de 30 días, el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer se eleva entonces de forma alarmante. Para hacernos una idea, se considera que dosis superiores a los 6 Sv (600 rem) recibidas a lo largo de una vida (70 años) suelen ser fatales, en el sentido que las probabilidades de que el individuo desarrolle un cáncer son casi del 100%. Si el tiempo de exposición para una dosis tan alta se reduce drásticamente, digamos a una hora, las probabilidades de supervivencia para un ser humano son prácticamente nulas. Dosis instantáneas superiores a 30 Sv causan la muerte de cualquier persona entre 0 y 48 horas, aunque en este caso la muerte no se producirá por cáncer, claro está. Una radiografía típica nos proporciona una dosis equivalente de 0,1 mSv (0,02 rem), mientras que a lo largo de un año todos recibimos unos 2-5 mSv (0,3-0,5 rem) debido a las fuentes de radiación naturales que nos rodean, incluidos los rayos cósmicos que consiguen atravesar la atmósfera (la media mundial es de 2,4 mSv/año).

Igualmente, la naturaleza de los tejidos, así como la edad y el sexo (el límite de dosis equivalente para las mujeres es ligeramente inferior al del hombre debido a la sensibilidad de los tejidos de las glándulas mamarias), son factores decisivos a la hora de establecer límites en las exposiciones, como podemos ver en la siguiente tabla de dosis máximas recomendadas para los astronautas de la NASA:

De lo comentado anteriormente se deduce que los efectos de la radiación son básicamente probabilísticos. Es decir, hay gente que, sometida a las mismas dosis equivalentes durante el mismo intervalo de tiempo desarrollará cáncer dentro de un periodo determinado, mientras que otras no lo harán. Los valores de dosis la tabla anterior se han elegido para que la probabilidad de desarrollar un cáncer a lo largo de la vida de un astronauta no supere el 3%. Por lo tanto, es preciso comprender que, incluso si nos mantenemos por debajo de las dosis recomendadas, un astronauta podría llegar a desarrollar un cáncer a lo largo de su vida por culpa de la radiación recibida durante el transcurso de sus estancia en el espacio, aunque sería algo improbable. Por esta razón, los límites máximos de dosis equivalentes recomendados por la NASA han disminuido a lo largo de los años.

La probabilidad de supervivencia (aproximada) en función de la dosis de radiación (en rem) (NASA).

Los rayos cósmicos pueden producir unas dosis de 0,01 mGy por hora, cantidad que se reduce a casi la mitad en la superficie lunar. Esta dosis aumenta durante los mínimos de actividad solar, ya que el campo magnético del Sol se debilita, favoreciendo la penetración de rayos cósmicos en nuestro Sistema Solar. Las dosis de radiación durante una tormenta solar especialmente intensa pueden variar enormemente, pero por lo general se encuentran en el rango de 3-4 Sv (300-400 rem). Esto puede no parecer algo espectacular, pero recordemos que el tiempo de exposición también resulta clave. Un astronauta sometido instantáneamente a 4 Sv en una tormenta solar habría resultado irradiado con una dosis equivalente al máximo permitido durante toda su carrera.

Las radiación en las misiones Apolo

Ahora que ya hemos visto por encima -muy por encima- los tipos de radiación espacial y las dosis de radiación típicas, ¿qué fue lo que experimentaron los astronautas del Apolo? Por lo que hemos expuesto hasta el momento, es fácil suponer que, siempre y cuando el tiempo de exposición no sea muy elevado, las condiciones de radiación en el espacio interplanetario no son especialmente elevadas comparadas con las dosis recibidas en LEO, salvo por dos excepciones: los cinturones de radiación Van Allen y las tormentas solares. En el caso de los primeros, las misiones Apolo atravesaban estas zonas muy rápidamente, en cuestión de pocas horas (30 minutos para el cinturón interior de protones, el más peligroso), por lo que la dosis absorbida era realmente minúscula. Con respecto a las tormentas solares, el programa Apolo simplemente fue muy afortunado, ya que durante el transcurso de las nueve misiones lunares no se produjo ninguna erupción solar significativa.

Aunque todavía no se entendía muy bien la dinámica de los cinturones de radiación en los años 60, la NASA era consciente de su peligro para las misiones tripuladas. De hecho, lejos de infravalorar el riesgo de los cinturones Van Allen y las partículas solares, la agencia espacial norteamericana dio una importancia enorme a este tema. Para medir la radiación, las misiones Apolo incorporaban varios dosímetros y sensores. Cada nave llevaba un instrumento específico para medir la radiación al atravesar los cinturones de radiación, el denominado instrumento VABD (Van Allen Belt Dosimeter). Además, cada astronauta portaba un dosímetro personal (PRD, Personal Radiation Dosimeter) con el fin de medir la dosis acumulada. Este aparato era transportado en los bolsillos de los trajes de vuelo y de EVA. Disponía de una pequeña pantalla que mostraba la dosis acumulada en un momento dado y, cada 12 horas, los astronautas debían registrar y comunicar a Houston la lectura de las dosis. Además del PRD, los astronautas llevaban tres dosímetros pasivos repartidos por distintas zonas de la ropa (pecho, tobillo y muslo) para ser analizados después del vuelo. Las tripulaciones tenían también a su disposición un medidor de radiación portátil, el RSM (Radiation Survey Meter), que era usado regularmente para comprobar los niveles de radiación en distintas zonas de la nave. Como vemos, la NASA consideró desde un principio que la radiación era un tema de gran importancia.

VABD (Van Allen Belt Dosimeter) (NASA).
PRD (Personal Radiation Dosimeter): cada astronauta llevaba uno (NASA).
Dosímetro pasivo: cada tripulante transportaba tres (NASA).
RSM (Radiation Survey meter): medidor de radiación portátil (NASA).
Distintos instrumentos para medir la radiación a bordo de las naves Apolo (NASA).

La NASA había puesto el límite de radiación para las misiones Apolo -de unos diez días de duración- en 400 rad (4 Gy) para dosis absorbidas en piel y 50 rad (0,5 Gy) en órganos internos (hematopoyéticos). Eran unos límites muy elevados comparados con los estándares actuales, principalmente porque todavía no se entendía muy bien los efectos de la radiación a largo plazo, especialmente los causados por partículas energéticas. Claro que se trataba de límites operativos, esto es, que, en caso de superarlos, se creía que la tripulación tendría bastantes probabilidades de quedar inutilizada inmediatamente y morir poco después, con la consiguiente pérdida de la misión. En cualquier caso, las dosis medidas durante las misiones Apolo resultaron ser muy inferiores a las esperadas y claramente por debajo de los límites operativos, como podemos ver en la siguiente tabla:

Se aprecia que la misión que recibió una dosis mayor fue el Apolo 14, con 1,14 rad (11,4 mGy) de dosis absorbida y 0,0014 rem de dosis equivalente. La diferencia de las dosis absorbidas durante cada misión se debía a la variabilidad de la actividad solar y a las distintas tareas que la tripulación llevó a cabo en el espacio. Se comprobó que las dosis recibidas por los órganos internos eran aproximadamente un 40% inferiores a las medidas sobre la piel, lo que se correspondía con lo observado en las misiones en LEO. Es importante destacar que las dosis de las misiones Apolo 7 y Apolo 9 fueron prácticamente similares al resto, pese a que tuvieron lugar en órbita baja.

En concreto, los temidos cinturones de radiación sólo contribuyeron en cada misión con 1 mGy (0,1 rad). Durante la mayor parte de las misiones -incluyendo el paso de los cinturones Van Allen-, los tres astronautas permanecieron en el interior del Módulo de Mando (CSM). El blindaje de la estructura del CSM se consideraba suficiente para bloquear la mayor parte de las partículas y fotones energéticos incidentes, aunque existían ciertas dudas sobre el nivel de protección del delicado Módulo Lunar (LM). De hecho, las normas de seguridad impedían la entrada de la tripulación en el LM hasta después de haber cruzado la zona más densa del cinturón de radiación exterior. No obstante, las dosis absorbidas por el comandante y el piloto del LM resultaron ser prácticamente idénticas -cuando no inferiores- a las recibidas por el piloto del CSM en casi todas las misiones. Por ejemplo, Armstrong y Aldrin recibieron una dosis similar a Collins, pese a que pasaron más tiempo en el LM y en la superficie lunar y, por consiguiente, fuera de la protección del CSM.

Las naves del programa Apolo: el CSM y el LM (NASA).

Por tanto, debemos tener claro que las misiones Apolo recibieron una dosis de radiación muy pequeña comparada con otras misiones en órbita baja, algo que queda patente en la siguiente tabla:

¿Cómo puede ser esto? ¿A caso los astronautas en LEO no están protegidos por el campo magnético terrestre? Sí, pero recordemos que los tiempos de exposición son tan importantes como el flujo de radiación. Las misiones Apolo sólo permanecieron diez días en el espacio cislunar, mientras que una misión en órbita baja puede durar varios meses. El récord de permanencia en el espacio sigue en posesión de Valeri Polyakov, que vivió 14 meses a bordo de la Mir, aunque las tripulaciones de la ISS sólo permanecen en la actualidad unos seis meses en órbita. La dosis efectiva media de radiación para los astronautas de las expediciones de la ISS es de unos 0,25 Sv (250 rem), es decir, unos 0,5 Sv/año, más de diez veces superior a la que podemos encontrar en cualquier lugar de la superficie terrestre libre de radiación artificial (en España, el límite para trabajadores expuestos es de 0,05 Sv/año).

Luego está claro que no se trata de un juego: la radiación en el espacio es un asunto muy serio. Resulta habitual que los astronautas, tanto aquellos que han viajado a la órbita baja como los del Apolo, informen de la visión de pequeños destellos aunque estén con los ojos cerrados, probablemente causados por la interacción de partículas energéticas con la retina. A pesar de que ningún astronauta del Apolo resultó frito por los cinturones de radiación o los rayos cósmicos -y tampoco ninguno se convirtió en miembro de los Cuatro Fantásticos-, de los datos se deduce que la radiación interplanetaria (cislunar) media es superior a la encontrada en órbita baja, aunque no significativamente (en ausencia de SPE, claro está).

Eventos SPE durante las misiones Apolo: ninguna misión sufrió un suceso significativo (NASA).
Dosis de radiación por día en función de la altura orbital medida en varias misiones del shuttle (NASA).

No se trata de minimizar la importancia de este factor. Todo lo contrario. La radiación es uno de los mayores problemas que se presentan a la hora de diseñar viajes tripulados a través del Sistema Solar. En este sentido, la principal protección de las misiones Apolo era su corta duración. Un viaje a Marte podría durar meses o años, por lo que las dosis acumuladas se dispararían y las probabilidades de sufrir los efectos de una tormenta solar letal aumentarían significativamente, especialmente cerca del máximo de actividad. Por ahora no existen límites a las dosis que podría recibir un astronauta en una misión a Marte, aunque se estima que un límite razonable podría ser de 1 Sv (100 rem) durante el transcurso de la misión, con 0,05-0,1 Sv (5-10 rem) acumulados durante las EVAs. Para evitar superar estos límites, además de intentar minimizar el tiempo de vuelo, será necesario implementar escudos antirradiación adecuados, tanto activos como pasivos.

Es importante destacar que todavía desconocemos claramente los efectos de las partículas energéticas en el cuerpo humano a largo plazo, ya que la mayor parte de datos sobre irradiaciones biológicas provienen del estudio de las consecuencias a la exposición de rayos X y rayos gamma. En todo caso, más tarde o temprano, otro ser humano se aventurará fuera de la Tierra siguiendo los pasos del Apolo. Más vale estar prevenidos.

Fuentes:



106 Comentarios

  1. Ah me olvidaba. es curioso lo facil que parece subir alla arriba y pasearse sacando fotos comparado con lo que cuesta subir al himalaya y echar una meadita por alli.
    AGUR¡¡¡

  2. Hola Daniel ! Hola a todos desde Puebla, México ! Desde niño fuí un apasionado de la astronautica y fuí testigo por TV de las misiones Apolo, amen de buscar permanentemente informacion en diarios y revistas como «Mecanica Popular» y «Life» que entonces se editaban en mi pais. Me he quedado con la boca abierta al ver la enorme cantidad de incredulidad que priva en las personas sobre la realizacion de estas misiones. Recuerdo perfectamente que la comunidad cientifica – astronomos, fisicos, ingenieros, etc- avalo la mision como posible aunque riesgosa en extremo. La prensa internacional se encontro presente en todo momento: en el centro espacial en Houston, al momento del lanzamiento en Cabo Kennedy, en las salas de prensa durante la mision e incluso al momento del retorno al planeta y amarizaje , abordo del portaviones que les recogería. En mi pais el periodista Ken Smith -recuerdo- se presentaba en casa de los astronautas para entrevistar en la puerta a sus esposas quienes se encontraban realizando las labores cotidianas del hogar. Este periodista tiempo despues se volvio un estudioso del fenomeno OVNI. Desafortunadamente nos hemos creido unos verdaderos cientificos y expertos, estudiosos y especialistas como para negar y discutir algo que es inconmesurable para nuestros cerebros comunes, discutiendo y negando todo tipo de explicaciones, evidencias y pruebas de la veracidad de esta mision y ademas exigiendo – como si esto fuera posible- a la NASA la apertura de todos sus archivos y almacenes . . . .la mejor explicacion que he recibido sobre esta conducta de incredulidad y negacion es esta: Estados Unidos es tenido por una gran parte de la poblacion mundial como abusador, invasor, colonizador, derrocador de gobiernos, corruptor de costumbres . . . y esto causa en esas personas de forma automatica un rechazo y negacion a cualquier logro o exito, en cualquier actividad humana, que se dé en ese país o por ese país. Para ser breves: envidia a la enesima potencia. Hagan lo que hagan, logren lo que logren, siempre se demeritara y minimizara arguyendo engaño, trampa, ocultamiento, etc. No entro en cuestiones y discusiones sobre la politica externa de EE UU, solo me refiero al programa espacial. Al parecer desconocemos que anteriormente al programa Apolo se llevaron a cabo los programas «Mercury» y «Geminis» y posteriormente el programa «Skylab» y el del Space Shuttle. Muchas son las sondas espaciales que estan recorriendo ahora el sistema solar, algunas asentandose en otros planetas como Marte y Venus. Infinidad de satelites espaciales nos proveen constantemente de servicios e informacion. En ocasiones contemplo al amanecer o al anochecer el paso de la Estacion Espacial Internacional . . . .sera tambien acaso «otro» engaño de la NASA y el Gobierno de EE UU ? . . .El criminal acoso de los que cuestionan llegó al grado de perseguir al finado Neil Armstrong con Biblia en mano y a gritos desafiarlo a que jurara con su mano sobre la Biblia que si había caminado sobre la Luna . . .que se hace con estas personas ? . . .lo mismo que hizo el Comandante Armstrong . . . . . . . .ignorarlos. Aquí el link de NASA TV . Ojala podamos valorar el trabajo de miles de personas. Mil gracias por su atencion. . . .http://www.nasa.gov/multimedia/nasatv/

  3. Entre a este blog justamente por la curiosidad de saber si realmente se traspasaron -y traspasan- los cinturones de Van Allen. Muy interesante el articulo. Lo que debo si decir es que si no nos enganaran tanto en tantas cosas, no cabria la duda, pero vivimos rodeados de mentiras y tomaduras de pelo, por lo tanto, cuando te ponen la duda, cabe, y tanto que cabe. Encima nos mantienen en una gran ignorancia sobre lo que ellos si conocen, lo que acrecienta las sospechas. Yo me preguntaba hace unos días, y así lo escribí en mi face por que en las fotos que nos muestran no hay estrellas, y si acaso se veían solo desde la tierra. Yo no lo se. Ahora alguien explica aquí este tema, pero aun así me cuesta creerlo porque la Vía Láctea es demasiado grande como para que se diluya mas allá de la Tierra. En fin, me van a disculpar, pero entre el mutismo de los que si saben (NASA y otros), y las contradicciones de estos -hace poco apareció un científico de la NASA hablando de los cinturones, que a ver si finalmente conseguían el método para «atravesarlos» (?)- , y las evidencias que presentan los «conspiracionistas», me quedo con estos últimos. Es lo que se consigue con la ocultación y las mentiras, que luego no se te crea en nada. Ok, un saludo.

    1. Prueba a hacer una foto tú esta noche a algún amigo en el exterior, o coge tu móvil y grabale un pequeño video… y luego nos explicas dónde ves, en esa foto o ese vídeo, las estrellas… Evidentemente es una cuestión de sensibilidad y tiempo de exposición de las tomas

  4. Ah, otra cosa, me parece excelente la duda de Romulo en cuanto a como despegan las naves de la Luna, Marte…. cuando desde la Tierra necesitan tanta labor, preparaciones, combustible, etc, etc. No, no nos lo creemos. Muchos de nosotros después de ponernos a analizar, o escuchar a otros al respecto. Son demasiadas las cosas sin explicación o sospechosamente dudosas. Un saludo.

    1. No caballero. Son demasiadas cosas las que desconoce o desconocen, explicación tienen. A poco que realmente se analice o escuche a otros, se ve bastante claro que en lo que se podía dudar antes, por desconocimiento, queda bastante bien explicado y la duda anterior era una tontería, precisamente por ignorancia.

      Alabo, y bastante a los cientos que se pasan el día en foros o escribiendo libros, aportando pruebas, refutando y explicando una por una las dudas de los conspiranoicos… de verdad, hay que tener muuuucha paciencia.

  5. No es que sean demasiadas las cosas sin explicacion, simplemente, como aficionados a la materia o simples curiosos, no somos capaces de comprender a fondo todos los aspectos implicados en lo que fue el proyecto apollo. Por eso existen tantos negacionistas, por que no son capaces de explicarse todos los detalles de las misiones lunares porque no tienen el conocimiento de todo. El que cree que sabe tod es un necio, y los que niean a rajatabla los alunizajes con argumentos banales se acercan a la necedad. A mi tambien me podri parecer imposible el funcionamiento de un ordenador moderno, pero aun asi funciona, lo uso y puedo corroborar que es real, aunque los aspectos de fisca sobre el funcionamiento de estas maquinas seguro me pareceria cosa de chiflados, no puedo negar la evidencia de mis sentidos. Parece que la unica forma en que algunos esten convencidos es que ellos mismos vayan a la Luna…

  6. Está página web www,ae91truth.org que es de lo más científico que se puede encontrar, a los que defendemos lo que en ella se razona científicamente, se nos llama conspiranoicos. Tú utilizas una palabra de más educación como negacionistas. Los que piensan que el hombre pisó la luna, padecen lo que se llama disonancia cognitiva. Tienen unas creencias producto de un engaño, lo que vulgarmente se llama lavado de cerebro.
    No sé si habréis visto un video de la NASA en que se ve el módulo lunar despegar de la luna, vamos, para morirse de la risa, pero de la risa de tirarse por el suelo. De película de Stanley Kubrick, que fue quien rodó todo el proyecto Apollo.

    El único modo para despegar de la Tierra verticalmente es con un helicóptero o con un cohete. Hay aviones militares que pueden alcanzar una altura máxima de despegue vertical de sólo 10 metros, y con una gran inestabilidad (y se hace en modo experimental). A la tecnología actual le queda más de 100 años de desarrollo, para poder dominar el arte de llegar a un planeta o a la luna con hombres (muy difícil), y ya no digo nada de volver a salir (extremadamente difícil, de hecho se baraja que los primeros en llegar a Marte se queden allí). Dentro de 100 años ó más, habrá auténticos dramas humanos, porque los primeros intentos serán fallidos. En la Luna sólo se pude despegar verticalmente con un cohete. Hoy día no existe esa tecnología de despegue vertical con un rover o módulo, es extraordinarimante difícil su desarrollo, y se está trabajando en base a ensayo y error. En la película Marte se han preocupado muy y mucho de colocar para el despegue vertical unos cohetes robustos. El ser humano disfruta mucho con la fantasía, y si esta se le ofrece como realidad, no piensa más, la asume como una acto de fe, se niega a analizar la realidad.

    Por otra parte la propia NASA, con un video de alta calidad de uno de sus ingenieros ha reconocido la peligrosidad de los cinturones de radiación Van Hallen, que no se conocían en la década de los 70. Un transbordador espacial intentó llegar al más cercano de los tres existentes, y se abortó el acercamiento porque los astronautas empezaban a ver estrellitas.

    1. Es simple… vamos a ser «abiertos de mente» y «dudar de todo», vamos a pensar que todo es un engaño… analicemos pues…

      «Por otra parte la propia NASA, con un video de alta calidad de uno de sus ingenieros ha reconocido la peligrosidad de los cinturones de radiación Van Hallen, que no se conocían en la década de los 70. Un transbordador espacial intentó llegar al más cercano de los tres existentes, y se abortó el acercamiento porque los astronautas empezaban a ver estrellitas.»

      Vamos a analizarlo pues… para no pecar de disonancia cognitiva… Usted afirma esto… yo dudo, puede ser cierto, o no…
      A ver que analice un poco…

      «En 1958, James Van Allen fue el primero en detectar los cinturones de radiación atrapada sobre la atmósfera de la Tierra, pero aún dentro de la magnetosfera. Es por esto que se les conoce como, los Cinturones de Van Allen.»

      Vale… ya detecto un fallo, creo que la afirmación de «los cinturones de radiación Van Hallen, que no se conocían en la década de los 70» no es cierta. ¿Qué puede motivar a alguien que trata de explicar algo a otro para decir algo falso?

      A. Ignorancia, sus fuentes o sus conocimientos no son fiables
      B. Está tratando de engañar al personal.

      En el caso B. es simple, intenta «lavar el cerebro» a los que escuchan.
      En el caso A. el argumento se resiente bastante…

  7. Agregando a favor del engaño.
    Sólo les comento que tengo una amiga que esta preparandose para ir a fotografiar auroras boreales al norte de Canadá. Me mostró unas fotografías de expediciones y me llamó la atención que la cámara era el doble o triple del tamaño normal, ella me explica que las cámaras deben protegerse del intenso frío porque de lo contrario no funcionan bien o no funcionan.
    Al escuchar la explicación, recordé uno de los puntos que señalaban los Rusos acerca de que el viaje a la luna es un engaño. Ellos dicen: Usaron una cámara convencional, sin protección ni modificaciones. Pero, a pesar de eso, la cámara funcionó? y tomaron fotografías como lo esperaban? y al revelarlas no hubo sorpresas?
    Definitivamente el resultado no concuerda con la realidad.
    Por otro lado, y esto de mi cosecha, no se velaron las películas al atravesar los cinturones del tema que nos ocupa? y eso que los rollos pasaron de ida y vuelta. Claro, pudieron transportarlas en una cajita con revestimiento de plomo, pero y la cámara? No tenía protección contra las radiaciones cósmicas, ni contra las temperaturas extremas?

    Espero haber aportado un poco al esclarecimineto del viaje a la luna: auténtico o falso.
    Saludos a todos.

    1. O sea… que lo estamos haciendo todos mal… cualquiera que quiera usar una cámara de fotos para larga exposición acoplada a un telescopio, ha de preocuparse del calor. Acoplan celulas peltier, usan cajas aparatosas para conseguir enfriar el sensor de la cámara. Pero a su amiga le preocupaba el frío….

      Por otro lado… que manía de afirmar con desconocimiento, como «fallaron» al tratar de montar toda la «mentira del viaje a la luna», y tratar de explicarlo con las condiciones que tenemos aquí en la tierra. La luna no tiene atmósfera. Las misiones Apolo siempre estaban en la cara que vemos, en la luna era de día. ¿Qué preocupación podían tener con el frío? Precisamente, la preocupación de la NASA era proteger la cámara del calor.

      Aún con frío o calor, si la cámara está expuesta al vacío, está recibiendo «calor» en una cara, y disipando en la parte de sombra. Aquí en la tierra, el aire hace que no perdamos tanto calor en la parte de nuestro cuerpo que no está directamente al sol, pero en el vacío, no hay aire… no hay nada…

  8. Hay un vídeo en el canal de Youtube de la NASA afirmando que todavía no existe la tecnología capaz de bloquear la radiación de los cinturones de Van Allen y que hasta que no se consiga resolver ese problema, no se podrá enviar a ningún hombre a través de ellas.
    ¿Puedes tú o te busco el vídeo?. Lo dice asi de claro, no se pueden atravesar en la actualidad.
    Si las misiones Apollo las atravesaban, ¿donde está esa tecnología de los años 60?, ¿se ha perdido?, ¿hemos retrocedido tecnológicamente?.
    Y otra cosa, ¿sabes tú más que el ingeniero de la NASA?, ¿te tengo que dar a ti más credibilidad cuando tenemos a una persona del equipo de la NASA afirmando lo contrario?.
    https://www.youtube.com/watch?v=IDBBUwdyz4I

    1. Me resulta sumamente curioso el asunto. Es decir:
      – si el personal de la Nasa dice que llegaron 6 veces a la luna, no es creíble por muchos motivos.
      – Pero si un supuesto trabajador de la Nasa dice que es «imposible atravesar los cinturones», ha de ser cierto.

      No entiendo… para defender que la NASA miente, te basas en un argumento de alguien de la NASA afirmando que mienten?

      Lewis Carrol se hubiera forrado sacando nuevas versiones…

  9. Muy interesante , particularmente respeto todo tipo de opiniones, con su correspondiente fundamento, por supuesto tengo mi propia posición al respecto. Creo que los viajes a la luna son un mito de cumplir la probabilidad de un 0,0017 % de exito. Por supuesto fue muy bien logrado todo el montaje y posterior comprobación cientifica que luego de los años no es tan sólida como entonces, creohaber visto como el superheroe de la película no pudo a pesar de su profesa fe poner la mano en la biblia y aceptar que nunca piso la luna , me refiero a buzz…

    1. Es decir, que todas las «dudas» de los negacionistas son fácilmente refutadas, pero la clave del asunto, para estar seguro del fraude es que no se puso la mano en la biblia?

      De todos es sabido que no hay fuerza en el universo que impida a una mano posarse en una biblia… se llama «fuerza electro-teognetica»

  10. me gustaria una respuesta sobre,protección de la nave para cruzar el cinturón van halen la nave necesita 1.80 metros de espesor en plomo y por supuesto las naves no llevaban ,y despues el traje espacial como podía aguantar temperaturas extremas en la luna protegiendo a los astronautas? extremas sabe ud. que son de La temperatura en la Luna varía desde –387 grados Fahrenheit (-233 grados centígrados) en la noche, a 253 grados Fahrenheit (123 grados centígrados) durante el día.
    de verdad puedo creer que la llegada a la luna fue tripulada?

    1. Cuando estas en una piscina, la temperatura que reportas es muy uniforme. La mides en el agua. Si estas en un bosque la temperatura que reportas la mides en el aire. Tambien puedes incluir la humedad que afectara tu sudoracion. Si estas en un desierto de dia tienes 4 variables interesantes: temperatura del aire (a la sombra), velocidad de la brisa, %de humedad, y temperatura al sol.
      Si estas en el espacio, QUE TIENES? Solamente la temperatura al sol? Casi… aunque en el caso de la Luna hay un poco la luz reflejada y la irradiacion de infrarrojos. Los astronautas fueron a pleno sol, pero cuando dejamos el coche parqueado, lo que se calienta mas es el techo. Las puertas se calientan poco. Una persona acostada recibe mas calor del sol que una que este de pie. HAY MUCHAS VARIABLES. EL COLOR INCLUSO AFECTA LA VELOCIDAD DE CALENTAMIENTO.
      Si llevas un lapiz a la Luna y lo pones apuntando hacia el Sol, ese lapiz casi ni se calienta y inclusive puede estar bien frio pero si lo pones que le llegue la luz perpendicular se calentara mas, quiza llegue a 80ºC. En el caso de las camaras, lo mas importante es que estaban en movimiento y buena parte del tiempo las cubrian los astronautas con su sombra. Asi que la temperatura seguro que era uniforme y moderada. Las camaras tenian una pequeña cubierta aislante y por fuera estaban plateadas. El vacio es un gran aislante, asi que una camara que se este moviendo tendra una temperatura uniforme y constante.
      Si observamos las miles de fotos tomadas en todas las misiones Apolo, es evidente que son de gran calidad. Hay dos detalles sin embargo: Los colores en la fotos de revelado los ajusta una persona. Esa persona para ajustar los tonos se basaba en 2 referencias visuales: LA PIEL Y LA VEGETACION. El tecnico de revelado busca que las pieles humanas y las plantas se vean naturales. PERO ESAS REFERENCIAS NO LAS TENIAN PARA EL REVELADO DE LA SUPERFICIE DE LA LUNA.
      El segundo detalle es que esas fotos para el internet hay que retomarlas. O sea que deben fotografiarse las fotos, y por eso puede haber incertidumbre o errores adicionales que no son como los errores de las fotos digitales.

    2. «-233 grados centígrados) en la noche» Todas las misiones Apolo alunizaron en la cara que vemos, todas durante el día lunar… la única preocupación de la NASA era paliar el calor. En cualquier caso… no es lo mismo 123 grados en la tierra que en el vacío… esto se comprueba fácilmente entrando en una sauna a 70 u 80 grados. Se aguanta, se suda durante un tiempo… pruebe lo mismo metiendo la mano en agua a 70-80 grados… ¿No le parece extraño? 70 grados son 70 grados no? Debería ser lo mismo en una sauna, en un cubo de agua o en el vacío no? ¿Que extraño entonces que no aguantemos con la mano en el agua a 70º, pero si en una sauna… no? No le lleva a preguntarse nada?

      La densidad del agua es mayor que la del aire, y la del aire, infinitamente mayor que la densidad de partículas del vacío…

      Según su razonamiento, no creo que nadie pueda creer que una sauna alcanza los 70º…

  11. Excelente documento, muy completo, sobre todo lo referente a las unidades en los que se mide la radiación. Pocos conocemos esta metodología.
    Debe haber algo de cierto en las dosificaciones de las radiaciones especificadas en el escrito y recibidas por la gente de las misiones apolos considerando las fuentes de información, ya que por ejemplo, neill amstrong muere 42 años después a la edad de 82 victima del corazón. Tal vez nada que ver con radiación.

  12. Si los negacioncitas hubieran vivido el descubrimiento de América por Colon, sin duda objetarían que con los rudimentarios medios técnicos de la época a lo mas que llego fue a bordear las costas de África. Están locos estos romanos.

  13. Siempre me sorprenden los argumentos de unos y otros, negacionistas y crédulos.
    Ya he visto discusiones realmente increíbles sobre las mediciones de los cinturones de Van Allen y sus efectos en seres vivos. Creo que por eso se lanzaban perros y monos. Pero no soy experto como todos los que aquí escriben. Los datos sobre esos cinturones provienen de los mismos que dicen ser inocuos, así que no es una buena referencia, pero porqué no creerlo? Y digo bien creerlo, que no saberlo. Esto es mas cuestión de Fe que de ciencia. Es un Dogma.
    Me quedo con alguna de las primeras entradas, simplemente viendo las imágenes, los vídeos y las fotos del «viaje», nadie puede afirmar que eso sea ni por la mas buena voluntad que se ponga la luna. La cantidad de detalles que se pueden extraer del análisis de las imágenes es tan brutal que los cinturones de Van Allen son una minucia sin importancia alguna.
    Reto a cualquiera ver de nuevo las imágenes, a ver quien es capaz de seguir afirmando que eso que se ve es la luna, a todo color. Yo creo que es muy comunicado no ver un escenario, mucho.
    Tan complicado es y tan evidente el engaño que los que afirman que el viaje tuvo lugar argumentan ahora que se tuvo que filmar en un escenario porque no era posible grabar ni tomar ninguna imagen con las películas y las cámaras de la época (neolítico en términos técnicos). O sea que si, las fotos son falsas, que todo es un montaje, pero que se llegó a la luna y había que asegurarse de que todo el mundo lo veía.
    Cada cual tiene su opinión , yo practico el noble arte de CAMBIAR DE OPINIÓN, como hacen los sabios, así parece que soy sabio cuando evidentemente no lo soy. Como mucho llego a friky con sentido común. Raro.
    Todos los módulos lunares se posaron en el suelo lunar con un cuidado tal que ni removieron un poco el famoso polvo lunar que los astronautas decían se le metía por todas partes hasta ser un problema. Es polvo no se movió durante ningún alunizaje. Da igual Van Allen. Solo con este argumento tengo suficiente para no creer en absoluto en ningún viaje a la luna.
    Cuando alguno de los científicos que están absolutamente convencidos del viaje a la luna me puedan dar una explicación convincente de porque los módulos no levantaron polvo en ningún viaje les prestaré un poco de atención a sus argumentos. Pero este es tnto y simple para un científico y supongo que tiene una explicación científica. El polvo en la luna esta pegado al suelo por efecto de una propiedad espacial o lunar… No lo se, no soy científico, pero seguramente habrá una explicación.
    Pero hay mas argumentos realmente tontos que hacen que sea muy muy fácil dudar infinitamente del viaje a la luna. Los movimientos de los astronautas, el color de las fotos la iluminación parcial deun planeta, el reflejo de reflectores en los cascos, la profusa iluminación en zonas de sombra (reflejo del suele lunar blanco que ahora resuelta ser pardo) mas allá de la bandera, las caídas de los astronautas, las marcas de los negativos (cuadricula)m etc, etc. Argumentos no científicos que siguen sin respuesta científica.
    Los cinturones de Van Allen pueden ser de caramelo de fresa que rodea el planeta o una zona de música gratis, da igual, las imágenes son realmente el talón de Aquiles de toda esta tramolla.
    Es imposible ver hoy en día esas imágenes ni una sola, y creer que eso es una imagen real de la luna.
    Así que no. Yo pienso que no llegaron ni de lejos. Sin ciencia: expliquen el polvo, expliquen la iluminación y los extraños movimientos de todo.
    Cosa aparte el Rover que llevaron para dar una vuelta por la luna, a donde fueron con el 4×4? Como lo llevaron? Donde lo metieron? Como lo bajaron? Para que llevaron el juguete? La cantidad de cosas poco lógicas es brutal. Van Allen es una mas que no podemos discutir a no ser que tengamos algún sistema de medición de esos cinturones que no dependa de la NASA y sus
    Amigos, o sea imposible. Pero tenemos sus fotos.

    1. Sueltas una lista de preguntas muy interesante, Lo cierto es que basas TODAS tus premisas en que no vas a creer NADA de lo que te expliquemos, pero aún así, casi nos retas a responderte.
      Muchas de las preguntas que haces, ya están respondidas a lo largo del tema o en las respuestas, aún así, voy aver si te puedo aclarar algunas:
      -«…las mediciones de los cinturones de Van Allen y sus efectos en seres vivos. Creo que por eso se lanzaban perros y monos.»
      Pués si, ademas de contadores de partículas, los animales servían para ver dichos efectos.
      -«Los datos sobre esos cinturones provienen de los mismos que dicen ser inocuos»
      NO, no y no, los datos provienen de diversas fuentes, todo pais con capacidad de puesta en órbita, mide la energía de los cinturones cara a poner la mínima protección necesaria en los satélites (cuestión de peso lanzado) y NADIE dijo que fueran inócuos, al revés, la NASA estaba muy preocupada por la dosis total recibida durante todo el viaje, por ello, llevavan varios tipos de dosímetros en el traje y los vehículos. Lo que si constataron, fué que no era tan fiero el león como lo pintaban, y no es un dogma ni una cuestión de fé, son mediciones, y además se repiten periódicamente, ya que cambia con el tiempo, la actividad solar, etc.
      De los siguientes tres párrafos, no consigo acabar de entender que es lo que quieres decir, salvo por el detalle de que las cámaras que llevaron, de neolíticas, no tienen nada, las cámaras Hasselblad de esa serie, muy usadas por los fotógrafos profesionales de estudio por la calidad de las lentes y su durabilidad, se han fabricado hasta el 2013, en que, por cuestiones políticas, la descontinuaron para seguir con las digitales. Las cámaras de la serie 500 «standard» (no modelos conmemorativos de Apollo) se venden, de segunda mano, sobre los 1500 a 5000 US$ (en uso) y 200 – 750 US$ para colección (averiadas) así que, como cámara, no es ninguna tontería.
      El siguiente párrafo, lo único que dices es que navegas al viento que mas sopla, no al que te lleva a puerto, así que, sabio, no crédulo, posiblemente.
      Lo de que los módulos ni removieron el polvo, simplemente no es cierto. Aunque se explica mas arriba, te lo resumo, la velocidad de salida de los gases, no era muy alta (no lo necesitaba), el motor se corta cuando aún falta medio metro para que las patas apoyen (de ahí esas varillas que bajan desde las patas) además, al no haber atmósfera medible, el polvo no queda en suspensión, sino que cae inmediatamente (ver el vídeo del martillo y la pluma) y el módulo no crea un gran crater. pero SI que se posó y cubrió las patas del mismo.
      -«Cuando alguno de los científicos que están absolutamente convencidos del viaje a la luna me puedan dar una explicación convincente de porque los módulos no levantaron polvo en ningún viaje les prestaré un poco de atención a sus argumentos. Pero este es tnto y simple para un científico y supongo que tiene una explicación científica. El polvo en la luna esta pegado al suelo por efecto de una propiedad espacial o lunar… No lo se, no soy científico, pero seguramente habrá una explicación.»
      Te lo han respondido antes te lo acabo de responder, el polvo NO está pegado, simplemente no queda en suspensión.
      Por cierto, en el apollo 14 (creo recordar) montaron cámaras en las patas, y se vé claramente cómo el chorro del motor desplaza el polvo (si el polvo se quedara en suspensión, montaría una nube que taparía el módulo, pero al no hacerlo, simplemente se desplaza lateralmente y cae)
      -«Los movimientos de los astronautas,»
      Todo esto, se ha explicado hasta la saciedad en éste y otros artículos, pero veamos (sigo en modo breve, así que, tendrás que buscar la explicación larga tu mismo)
      ¿Que problemas tienes con los movimientos de los astronautas? me gustaría verte hacer ballet con un traje senirrígido, y los saltos que dan, impulsándose casi solo con las punteras de las botas, ya es un logro por parte de ellos
      -«el color de las fotos»
      Copia una foto de una foto de una foto, y a ver que colores te quedan (si es que te quedan, claro)
      -«la iluminación parcial deun planeta,»
      Si a la tierra, el sol le ilumina de lado respecto a tí, no esperarás ver el globo entero ¿no?
      -«el reflejo de reflectores en los cascos, la profusa iluminación en zonas de sombra (reflejo del suele lunar blanco que ahora resuelta ser pardo) mas allá de la bandera,»
      si, el LEM, los trajes, incluso el terreno actuaban como reflectores
      -» las caídas de los astronautas,»
      Salvo excepciones, fueron pruebas con el compañero cerca para saber si, en caso de caída, se podía levantar uno sólo, y el mejor método de hacerlo.
      -«las marcas de los negativos (cuadricula)»
      Es un accesorio de la cámara y se utiliza para realizar mediciones de precisión en los negativos, es muy usado en fotografías técnicas y no se usa en fotografías artísticas
      -«Argumentos no científicos que siguen sin respuesta científica.»
      Bueno, muy científico no hace falta serlo para contrastarlo
      -«Sin ciencia: expliquen el polvo, expliquen la iluminación y los extraños movimientos de todo»
      Ahora, con esto si que no te aclaras: ¿Quieres respuestas científicas o no? Yo te lo he explicado sin ciencia, ahora está que tu sigas el camino que te he marcado.
      -«Cosa aparte el Rover que llevaron para dar una vuelta por la luna, a donde fueron con el 4×4? »
      Muy fácil, en rover se va al mismo sitio que andando, pero consumiendo menos oxígeno y en menos tiempo, como tu has dicho, a dar una vuelta (según el plan de trabajo, claro).
      -«Como lo llevaron? »
      El LEM, en su base, teniía diversos «armarios» en los que llevaban los instrumentos científicos que necesitaban para la misión, iba desmontado (si ves las fotos, verás que son cuatro ruedas motorizadas y, como quién dice, cuatro palos, desmontado no abulta mucho, aún así, los ingenieros tuvieron que «jugar al Tetris» para meter todas las piezas en varios compartimentos.
      -«Donde lo metieron? »
      Al ir, ya te lo dije, al volver lo dejaron allí, el peso es el peso
      -«Como lo bajaron?»
      Lo mas voluminoso y pesado con una trócola el resto a mano
      -» Para que llevaron el juguete?»
      Te lo he dicho, para llegar mas lejos en menos tiempo y con menor gasto de oxígeno.
      -» La cantidad de cosas poco lógicas es brutal»
      Solamente, si no quieres buscar la respuesta lógica, si no, con pensar un poco lo tienes clarísimo
      -» Van Allen es una mas que no podemos discutir a no ser que tengamos algún sistema de medición de esos cinturones que no dependa de la NASA y sus
      Amigos»
      Mira tu por donde, … como ya te he dicho arriba, cada pais con capacidad orbital ha hecho sus propias medidas, sobre todo, si el satélite es militar, no se van a fiar de las medidas de otros, ni si están hechas en ciclo de actividad o calma solar ni…. vamos que se hacen (y además, fíjate que curioso, coinciden)
      Ya se que no te voy a convencer de que investigues un poco en serio, ya me has dejado claro que no lo crees ni lo vas a creer, así que, supongo que he perdido el tiempo contigo, pero si uno solo de los que lo lean, les interesa investiagar, es un tiempo que estará bién aprovechado
      P. D. Antes de que me hables de las fotos en que no se ven las huellas del rover, leete ésto:
      http://www.lamentiraestaahifuera.com/2016/07/26/donde-estan-las-huellas-del-rover-lunar/

  14. Y para demostrar que eres muy imparcial en este tema tan controversial.. todas tus fuentes son de la NASA!!… mmm… lástima que no hayas buscado otras fuentes…

    1. Claro, pero ud. se traga cualquier fuente de calidad Youtube o de blogs de autores anónimos que en su vida han abierto un libro de física… Hipocresía nivel olímpico

  15. Hola. Hasta hace unos años me creía que el hombre había pisado la luna. Pero como no soy una mente a piño fijo y me gusta leer para poder sacar mis propias conclusiones, no me caso con nadie. Por suerte dispongo de muchísimo tiempo libre y por ello dedico de 9 a 12 horas diarias a navegar por esta infinita red de redes en busca de información de todo tipo. Podría decir que soy un lector compulsivo. Sr. Daniel enhorabuena por su magnífico artículo sobre Van Allen, de lo mejor que he leído, seguiré visitando este espacio web. Y ahora a lo que iba, tras mucho leer de unos y de otros, de todo tipo y condición he llegado a la conclusión que el hombre no ha ido a la luna ni harto de vino. Ahora que lo sé al 99% cada vez que veo las imágenes me entra la risa, ni un niño de 5 años se lo cree. Está claro que no te puedes creer todo lo que hay en YouTube, o en la wikipedia, al igual que no puedes creerte todo lo que te cuenta una nación cuyos dirigentes políticos, Rockefeller y derivados se inventan que el 11S solo fue producto de un puñado de terroristas pilotando aviones y nadie más y que al Kennedy lo mató un solo tirador, y que Pearl Harbor fue cosa de los japonés, etc., etc., etc. Sr. Daniel, no se crea todo lo que cuenta la NASA y similares. Un abrazo.

    1. Lastima que en lugar de leer libros de astronaútica o astrofísica, prefiera ver videos en Youtube o leer blogs magufos. Bueno, asi se entiende su grave desconocimiento en materia de exploración espacial.

      1. No te gastes ! No se puede instruir a semejante necedad y paranoia conspirativa!…A ésta gente no le interesa la física, la astonomía , solo les interesa fabular novelas.

  16. ya se han mostrado innumerables videos de gente publica y reconocidas autoridades de EEUU, refiriendose al tema del viaje a la luna y ellos mismos han explicado como se monto este show en un estudio cinematografico,

    1. Por ejemplo? Más allá de aquél falso documental… donde se indica al final que solamente querían trolear a los negacionistas claro…

      Donde van juntando declaraciones y audios para que parezca decir esto o lo otro, de forma vaga, reforzándolo con gente que decía exactamente que era grabado en un estudio (gente no pública claro, ya que eran actores), para dar la impresión de que los «públicos», decían lo mismo… en fín… mola…

  17. Yo era tan feliz imaginando aquellos privilegiados humanos que escaparon por un momento de nuestro mundo y lo contemplaron desde la luna.
    Un buen día se me cae el cielo a los pies con todas las teorías que demuestran que la historia fue un fraude. De algún modo volví a ser feliz al pensar que alguien se había tomado la molestia de sacarme de mi ignorancia.
    Y hoy vengo a estrellarme en este blogspot, en busca de más información y jolín, me habéis dado el día, atónito y con desesperación me he leído todos los argumentos de unos y otros y os juro a todos que ahora sí que no me aclaro.
    Pese a que a veces se calentaban los ánimos, al final todo el mundo ha mantenido la compostura.
    Felicidades por este blog tan serio, me voy con mis dudas a otra parte.

  18. Seria conveniente que dado que dominas todos los sistemas de unidades de radiación cósmica extrapolaras que radiación acumulada se recibiría en un viaje a marte de seis meses este dato permitiria saber si es posible o no un viaje a marte con nuestra tecnología
    Ya fueron 18 a la luna y aparentemente ninguno fue severamente afectado por la radiación cósmica

  19. Después de leer el artículo y los comentarios las dudas quedan. Y la Nasa tienen interés de que así sea, quizás eso mantiene viva un organización que perdió prestigio y dinero. Respecto de las pruebas, los audios, vídeos y fotos tornan la discusión en algo bizarro y estéril. Desde la segunda guerra mundial la máquina propagandistica de hollywood es muy poderosa, más que la Nasa sin duda que es un órgano de defensa, no científico, y la defensa y hollywood tienen íntimos puntos de contacto. En definitiva, pasados 50 años las fotos y los vídeos no son prueba científica, queremos algo más que pueda ser contratado por las «mayorías». Gracias por la oportunidad de expresarme y Saludos Cordiales desde la Patagonia Argentina

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 1 septiembre, 2010
Categoría(s): Apolo • Astronáutica • Luna • NASA • sondasesp