IKAROS funciona

La sonda japonesa IKAROS (Small Power Solar Sail Demonstrator) sigue viento solar en popa a toda vela, aunque no es el flujo de partículas cargadas procedente del Sol lo que impulsa a la nave, sino la presión de radiación. El caso es que la JAXA ha confirmado el impulso generado por la luz en la vela. Cierto es que estamos hablando de una fuerza casi despreciable, de sólo 1,12 mN, pero no olvidemos que actúa continuamente sobre la nave, lo que permitirá realizar maniobras de elevada Delta V.

Un magnífica noticia para la JAXA, que ahora deberá utilizar los paneles de cristal líquido de la vela para maniobrar la sonda jugando con el par de fuerzas que se crea al cambiar la reflectividad de la superficie. La sonda IKAROS (イカロス) es la primera vela solar interplanetaria de la historia.


Medición de la velocidad de la sonda respecto al tiempo. Se observa como ha aumentado ligerísimamente debido a la pequeña aceleración proporcionada por la luz solar (JAXA).


Gráfica que relaciona el porcentaje de luz solar reflejada por la vela (eje X) con la eficiencia de la misma según la sección aparente de la vela. Los datos corresponden a partir del 9 de junio. El cuadro rosa corresponde a la predicción antes de la misión (JAXA).


IKAROS en el espacio interplanetario rumbo a Venus (JAXA).



Detalles de la vela solar, incluyendo los paneles solares flexibles y el control de actitud por LCD (JAXA).


Cómo maniobrar en el espacio con la presión de radiación de la luz (JAXA).



7 Comentarios

  1. Con todos los respetos si con esta supuesta imnovación tecnologica vamos a conquistar el cosmos mejor apago la tv y me voy a dormir…………Por cierto si tuvieramos que mandar una sonda equipada con esta tecnologia a jupiter o Plutón ¿Cuanto tardaria en llegar? ¿Años o más bien decadas? Con este tipo de enjendros no se va a ningún sitio señores……

  2. Cuando más tiempo pasa mayor es el impulso que coge la vela, así que cuando pasa mucho tiempo el empuje total es mayor que con motores químicos, no te extrañe que se llegue antes a Plutón. Ocurre lo mismo con el vasimir.

    Seguramente Daniel nos lo podrá aclarar.

  3. No se me exalten, señores, que el tema es apasionante, pero no es necesario perder las formas. Las velas solares son una forma de propulsión prometedora porque aunque el empuje sea mínimo, actúa constantemente, por lo que la velocidad final puede ser enorme. El problema es que, obviamente, la presión de la luz solar disminuye con el cuadrado de la distancia, así que este sistema sólo es realmente eficiente hasta la distancia de Júpiter como mucho.

    De todas formas, no olvidemos que IKAROS es solamente un prototipo, no una nave de serie.

    Un saludo.

  4. Por cierto… Si se fijan en los gráficos, verán que la vela sirve tanto para transferirse a órbitas interiores como exteriores, a base de reflejar la luz perpendicularmente, se puede decelerar la nave sobre la órbita y caer hacia una órbita más cercana al sol.
    Esto es importante, porque cuanto más cerca del sol, mayor es la presión.

    Sospecho que con este truco se podría usar una vela de estas características incluso hacia los planetas exteriores haciendo primero un rodeo por el interior, adoptando después una órbita oblícua y usando asistencia gravitatoria.

  5. Para el comentario nº2 relajación por favor que opinar sin faltar a nadie no es ningún pecado «Comentario 1». Daniel Marín ¿Que velocidad se podria llegar a alcanzar con este sistema? ¿Se podria equipar una sonda con abundante material cientifico para viajar a planetas como Marte o jupiter sin propelente quimico? No os tante a pesar de la imnovación tecnologica de esta tecnica, opino que el futuro se llama Vasimir con esta tecnologia las distancias a nivel del sistema solar se haran cortas en fin pero aún queda mucho para verlo «si es que algunos lo vemos».

  6. @Zanstel: por supuesto, una vela puede «navegar» hacia las afueras del Sistema Solar o hacia el interior. Con respecto a lo que comentas, efectivamente se podría usar la vela para sobrevolar el Sol a muy corta distancia y conseguir una enorme Delta V. De hecho, muchas propuestas de misiones interestelares utilizan este sistema. El problema de esta técnica si se usa en el Sistema Solar es, como siempre, que al llegar al objetivo debes frenar, así que al final necesitarás propulsores de otro tipo para hacer el trabajo. Recordemos que en el espacio lo importante no es la velocidad absoluta, sino las maniobras de cambio de velocidad (Delta V) necesarias para alcanzar un objetivo.

    @anónimo: La velocidad final depende del tiempo de aplicación de la fuerza (impulso) y de la magnitud de ésta. A su vez, el empuje depende de la distancia al Sol, la superficie de la vela y la relación entre la masa de la vela y la masa total de la nave. Es prioritario aumentar la superficie de la vela sin aumentar en exceso la masa de la sonda.

    Un saludo.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 9 julio, 2010
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Japón • sondasesp