Misiones candidatas de la ESA

Por Daniel Marín, el 21 febrero, 2010. Categoría(s): Astronáutica • Astronomía • Cosmología • ESA • Exoplanetas • Sol ✎ 6

El 18 de febrero, el Comité del Programa Científico (SPC) de la ESA aprobó tres propuestas de misiones espaciales de clase media (M-Class) para pasar a la fase de definición dentro del programa Cosmic Vision 2015-2015 de la agencia europea. El proceso de selección comenzó en 2007 y a mediados del año que viene dos de estas tres misiones serán finalmente elegidas para ser construidas y lanzadas al espacio.

Las candidatas son:

  • Euclid: se trata de una misión cuyo objetivo es el estudio de la energía oscura y la materia oscura, es decir, analizar en detalle el modelo cosmológico estándar ΛCDM. Será lanzado desde Kourou por un Soyuz-ST en 2017/2018 y la misión deberá durar cinco años. Consiste en un satélite situado en el punto L2 del sistema Tierra-Sol con un telescopio de 1,2 metros (el Hubble tiene un espejo de 2,4 m). Tres instrumentos -una cámara CCD (Visible Imager, VIS), un fotómetro en el infrarrojo cercano (Near-Infrared Photometer, NIP) y un espectrómetro IR (Near-Infrared Spectrometer, NIS), escanearan 20 000 grados cuadrados de la bóveda celeste hasta la magnitud 24,5 para medir el corrimiento al rojo de todos los objetos extragalácticos situados en ese área (Wide Extragalactic Survey, WES), así como un estudio profundo (Deep Survey, DS) de dos regiones de 40 grados cuadrados situadas en ambos polos de la eclíptica. El corrimiento al rojo estudiado será hasta z=2, es decir, se observarán objetos con una edad máxima de diez mil millones de años y se obtendrán datos espectrográficos de unos 70 millones de galaxias. El campo de visión debería ser muy grande, de casi medio grado (el tamaño de la Luna). Debe medir los parámetros w0 y wa de la energía oscura con una precisión del 2% y 10%, respectivamente, y poder asegurar con certeza si el 75% del Universo se comporta como una constante cosmológica o no. Además, podrá determinar la suma de la masa de los neutrinos con una precisión superior al 0,04 eV. Para ello, Euclid estudiará los datos obtenidos para detectar lentes gravitatorias débiles en las imágenes de galaxias y medir así la distribución tridimensional de la materia oscura y el valor de la energía oscura. Además usará el método de las Oscilaciones Acústicas de Bariones (BAO) para medir la energía oscura observando la distribución de los cúmulos galácticos y comparándola con el fondo cósmico de microondas. Esta misión también permitirá verificar la validez de ciertas teorías alternativas a la relatividad general.




Euclid (ESA).

  • PLAnetary Transits and Oscillations of stars (PLATO): como bien indica su nombre, PLATO (o “Platón” en español) deberá detectar exoplanetas mediante el método del tránsito de manera similar a la misión Kepler de la NASA. En concreto, esta misión promete detectar centenares de planetas extrasolares de 0-6 masas terrestres situados en la zona habitable de sus estrellas. A diferencia de Kepler, PLATO observaría estrellas relativamente brillantes -entre 8 y 11 magnitudes- y estará situado en el punto L2. En concreto podría observar 20 000 estrellas de magnitud inferior a m=11 y unas 250 000 hasta la magnitud 14 ó 15. Al centrarse en estrellas brillantes, se maximizarán las posibilidades de detección de pequeños planetas y los exoplanetas detectados podrán estudiarse desde la Tierra por el método de la velocidad radial. A diferencia de CoRoT o Kepler, PLATO usará múltiples telescopios: dependiendo del diseño propuesto, podrían ser 12 telescopios reflectores, 42 refractores o 54 refractores. Su vida útil deberá ser de unos seis años, durante los cuales PLATO observará continuamente dos zonas distintas del cielo.



Posibles configuraciones de PLATO (ESA).


Regiones del cielo observadas por PLATO, comparadas con las zonas de CoRoT y Kepler (ESA).


Región de masas y órbitas de exoplanetas en las que trabajará PLATO (ESA).


Estimación del número de planetas que puede detectar PLATO (ESA).

  • Solar Orbiter: estudiará el Sol desde una distancia mínima de 0,23 UA (unos 34 millones de km), incluyendo latitudes superiores a los 30º. La carga útil estará formada por varios instrumentos de altas energías y la duración de misión sería de 7,5 años. Comparte elementos de la misión BepiColombo y complementará a las numerosas misiones existentes que estudian nuestra estrella (SOHO, Hinode, STEREO, etc.). Será lanzado desde Kourou por un Soyuz-ST en 2017/2018.


Solar Orbiter (ESA).



Detalles de Solar Orbiter (ESA).


Trayectoria hacia el Sol de la sonda (ESA).

¿Mis favoritas? Pues, sin ningún género de dudas, PLATO y Euclid. El año que viene conoceremos a las dos ganadoras, aunque habrá que esperar a 2017 ó 2018 para ver el lanzamiento, así que paciencia.



6 Comentarios

  1. Pues yo voto por Euclid y Solar Orbiter. Plato me parece innecesario teniendo a Gaia (aunque entiendo que, como los métodos de detección son diferentes, no va a ser exactamente lo mismo).
    Saludos

  2. la verdad pienso lo mismo, por mas que también me atrae mucho la posibilidad de descubrir exotierras, creo q lo mas importante actualmente es conocer mejor el sol

    Juan

  3. Solar orbiter, ya se tienen bastantes exoplanetas para estudiar y al sol siempre habrá un satélite estudiandolo, es mejor contrastar la mayor cantidad de teorías fundamentales en nuestra generación.

  4. De las tres, Solar Orbiter es la que más participación científica nacional tiene. Dos de sus 10 instrumentos están liderados por españoles:
    Energetic Particle Detector: Investigador Principal: Javier Rodríguez-Pacheco (javier.pacheco@uah.es)
    Solar Magnetometer: Valentín Martínez Pillet (Co-Investigador Princial, vmp@iac.es)
    Esto es un hito histórico de la Investigación Espacial Española.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 21 febrero, 2010
Categoría(s): Astronáutica • Astronomía • Cosmología • ESA • Exoplanetas • Sol