El primer vuelo orbital del Electron inaugura la era de los microlanzadores

La empresa Rocket Lab lanzó el 21 de enero de 2018 a las 01:43 UTC su pequeño lanzador Electron desde la península de Mahia, en Nueva Zelanda. Era solo el segundo lanzamiento de este vector, pero a pesar de todo logró situar tres cubesats estadounidenses en una órbita polar de 300 x 500 kilómetros de altura. Evidentemente, no es la primera vez que un cohete de combustible líquido desarrollado con capital privado alcanza la órbita, ya que ese logro lo consiguió el Falcon 1 de SpaceX en 2008. Pero, a diferencia de 2008, actualmente existen numerosas compañías por todo el mundo que están desarrollando microlanzadores similares o muy parecidos —en España tenemos a PLD Space, por ejemplo—, por lo que el lanzamiento con éxito del Electron abre una nueva carrera por ver quién se hace con la mayor parte del pastel de este suculento mercado. En la próxima década está previsto que sean lanzados unos 3.500 satélites de pequeño tamaño (entre 1 y 100 kg), lo que significa unos dos mil millones de dólares de beneficios para las empresas de lanzadores espaciales.

Primer lanzamiento orbital del Electron (Rocket Lab).
Primer lanzamiento orbital del Electron (Rocket Lab).

El primer lanzamiento del Electron, que fue bautizado con mucho ingenio como It’s a test, tuvo lugar en mayo del año pasado y no pudo alcanzar la órbita. En esta segunda ocasión el vehículo Still Testing lo consiguió después de nada menos que cinco intentos de lanzamiento frustrados que se sucedieron uno tras otro desde el pasado 9 de diciembre. El Electron se ha convertido en el primer cohete de combustible líquido que alcanza la órbita con tanques de combustible hechos íntegramente de materiales compuestos y el primero que dispone de motores fabricados por impresión 3D y alimentados por bombas eléctricas. Estas son algunas de las características novedosas que ha incluido la empresa Rocket Lab con el fin de abaratar los costes y conseguir que cada lanzamiento salga por solo cinco millones de dólares (el Falcon 1 costaba unos 8 millones de dólares antes de que fuera retirado).

Emblema de la misión (Rocket Lab).
Emblema de la misión (Rocket Lab).
El Electron en la rampa con sus tanques de materiales compuestos de carbono de color negro (Rocket Lab).
El Electron en la rampa con sus tanques de materiales compuestos de carbono de color negro (Rocket Lab).

El Electron tiene 17 metros de longitud y 1,2 metros de diámetro, siendo capaz de situar 225 kg en una órbita baja de 300 kilómetros de altura y 45º de inclinación o 100 kg en una órbita polar heliosíncrona de 500 kilómetros de altura. Con menos de trece toneladas al lanzamiento es probablemente el cohete de combustible líquido más ligero que ha alcanzado la órbita. Si SpaceX tiene a Elon Musk, Rocket Lab tiene a Peter Beck, un ingeniero neozelandés que fundó la empresa en 2008 y fijó su sede en Auckland. No obstante, en 2013 Beck trasladó la sede de Rocket Lab de Nueva Zelanda a Estados Unidos para tener menos trabas con las leyes y los clientes estadounidenses, así que técnicamente estamos hablando de una compañía y un cohete norteamericanos, no neozelandeses. Sea como sea, sí que es la primera vez que un cohete lanzado desde Nueva Zelanda consigue llegar a la órbita baja.

La 'octaweb' del Electron con 9 motores Rutheford (Rocket Lab).
La ‘octaweb’ del Electron con 9 motores Rutheford (Rocket Lab).
asas
Cohete Electron (Rocket Lab).
as
Disposición de los nueve motores de la primera etapa (Rocket Lab).

El Electron se parece mucho a una versión reducida del Falcon 9. Al igual que el lanzador de SpaceX, dispone de nueve motores en la primera etapa y uno en la segunda, todos ellos a base de queroseno y oxígeno líquido, aunque obviamente los motores Rutherford del Electron son mucho más pequeños que los Merlin del Falcon 9. Rocket Lab ha recibido unos 150 millones de dólares de financiación de varios inversores privados, incluyendo Lockheed Martin. Es una pequeña suma en este negocio, aunque comparado con el dinero que manejan muchos de sus competidores es una auténtica fortuna.

En los próximos meses y años Rocket Lab va a estar muy ocupada lanzando todo tipo de cargas, como por ejemplo la sonda Moon Express del Google Lunar X Prize y varios satélites de la NASA (gracias a un contrato firmado en 2015). La empresa ha anunciado su intención de efectuar un lanzamiento al mes y ya tiene preparados cinco vehículos. Ahora, como siempre, viene lo más difícil: demostrar que son capaces de rentabilizar este éxito inicial. Muchas empresas repartidas por todo el mundo les siguen muy de cerca.


66 Comentarios

Participa Suscríbete

ErickErick

Pues si comienza otra era grandiosa para el mercado de lanzadores, otra era, donde toca brillar y mucho al imparable mercado privado…

Con este éxito, también se pone una cuenta atrás para ver quienes de los muchos lanzadores pequeños, puede seguir la estela marcada por Rocket Lab y otros…

Y ahora toca por fin explotar las cientos de ideas y proyectos de cubesats y smallsat, que se están desarrollando…desde ahora son primera clase con estos lanzadores…

tururutururu

Estaría bien saber cuanto se puede agilizar la construcción de loscohete con la impresión 3D.

walkurtwalkurt

Felicitaciones por el logro!! que lastima lo de nueva zelanda que no hayan apoyado a estos emprendedores, y este logro, tecnicamente, sea una vez mas, gracias a EEUU…

DavidDavid

Las trabas no las ponía Nueva Zelanda:

“en 2013 Beck trasladó la sede de Rocket Lab de Nueva Zelanda a Estados Unidos para tener menos trabas con las leyes y los clientes estadounidenses”

Las trabas las ponen USA y los clientes de USA.

JulioSpXJulioSpX

Trump es tan maligno que dificulta las importaciones mediante barreras arancelaria para favorecer las empresas norteamericanas. Al malvado no le interesa favorecer la economia de Nueva Zelandia. Sobre la maldad de los clientes norteamericanos no tengo informacion.

ricardoricardo

Buen artículo como siempre. Solo que reemplazaría “técnicamente es un cohete norteamericano” por “jurídica y (quizás) contablemente es un cohete norteamericano”.

YopYop

Realmente, el problema son las leyes que dificultan exportar tecnologia.

Si tienes que llevar un satelite hasta nueva zelanda para que lo lancen, tienes en eeuu un monton de papeleo que hacer para que dejen sacar eso del pais, no vaya a ser que caiga en malas manos, o algun competidor pueda hacerse con algun desarrollo tecnológico de eeuu. Creo que se llama Itar algunas de las normativas que afectan a esto.

FERNANDO GENERALEFERNANDO GENERALE

increíble espero que les valla de mil maravillas ,ahora eso de usar 9 motores en la primera etapa se me hace muy riesgo so no seria mejor un único motor ? porque para un cohete tan pequeño no se necesita tanta complejidad

AlejandroAlejandro

A ellos realmente les viene genial que el motor sea pequeño porque usan bombas eléctricas para hacer funcionar los motores y claro, necesitan baterías para alimentarlas y pesan bastante. Si hacen uno o dos grandes, la cosa se complica, si hacen 9 pequeñitos bien puestos pues chachi. Además tienes las mismas ventajas que con el Falcon 9, si un motor se te para en vuelo puedes seguir con la misión con los 8 restantes.

AlejandroAlejandro

Te refieres de los cohetes en general? No, este es el único que hace uso de ello. El resto de los cohetes suelen generadores de gas (por lo general y en cuanto a combustible líquido se refiere) que son más eficientes en cuanto a peso pero que, obviamente, son más complejos ya que requieren de otro “mini motor” dentro del motor para encender dicho generador y por tanto hay que calibrar bien el encendido y para controlar el empuje hay que ingeniarselas, con este es mucho más sencillo eso y más eficiente energéticamente. Pero claro, unas baterías pesan bastante y los generadores de gas son pequeños por lo general en comparación con el motor entero. De hecho en el vuelo de la segunda etapa se tienen que deshacer de un pack de baterías que tiene el motor e inmediatamente cambia a otras baterías que tiene integradas y expulsa el pack este en cuestión para aligerar peso, es curioso xD

DavidDavid

Yo me he preguntado lo mismo! Me suena que hay electrobombas y turbobombas. Y la última creo que es movida por la salida de gases.

Martínez el FachaMartínez el Facha

También permite usar el mismo motor para la segunda etapa, mismas turbinas, controladores, tecnología, etc.

Simplifica el desarrollo y reduce costes, lo que es vital para unos debutantes privados.

Siempre habrá más riesgo de fallo con 9 motores que con uno, pero estamos en el siglo XXI y, por lo visto, controlar 9 motores es perfectamente factible.

RuneRune

De hecho, los Rutherford, aunque tengan una relación empuje/peso bastante chunga, deberían de ser una maravilla para encender: todo el sistema se regula mediante la turbobomba, y la turbobomba es un motor eléctrico, así que va por software, y tiene una par y una precisión apabullante. Eso, si, lo pagan en el peso de las baterías, por supuesto. La segunda etapa de hecho suelta una parte de las que lleva para aligerar peso y alcanzar órbita, lo cual me sonó muy curioso.

Y apunto de nota, porque está bien ser honesto, que la primera vez que oí hablar del concepto, dije ‘ni de coña, no puede ser factible con la densidad de energía de unas baterías’. En fin, vivir para ver, apúntame en el campo de los felizmente sorprendidos.

Enrique Moreno

Iba a comentar pero habiendo leído tu comentario no me hace falta. Suscribo palabra por palabra y añado que son motores que no pueden sino mejorar ya que la densidad energética de las baterías se espera que mejore en un factor de 2 en los próximos 15 años, por lo que la capacidad del lanzador seguramente llegue a duplicarse o más. Seguramente es un dato que han estado manejando. Fuente: https://www.treehugger.com/clean-tec...oodies.html

Saludos.

DavidDavid

Decís cosas un poco absurdas. No necesitan baterías recargables ya que no las recuperan. Existen celdas no recargables con densidades de energía específica cerca del kwh/kg, unas 4 veces más que las baterías recargables ion-litio. Se usan en aplicaciones militares y espaciales, no tiene sentido que usen otra cosa.

Enrique Moreno

David, seguramente te refieres a las baterías de aluminio-aire (o metal-aire), las cuales (lógicamente) no son aplicables aquí. En caso contrario te pido referencias si fueras tan amable.
Por otra parte, las baterías empleadas en el motor Rutherford son de litio-polímero, baterías que son recargables. Como ves, a veces lo aparentemente absurdo resulta ser lo correcto.

Saludos.

DavidDavid

Respondo a Enrique más abajo porque no me permite responderle debajo el sistema de anidamiento de comentarios. Ahora no encuentro las baterías que te digo, pero vi el catálogo hace un tiempo de una empresa que tenía baterías no recargables de 600 y 800 wh/kg. No eran aluminio-aire. Por cierto, en un cohete con un deposito de LOX, el oxigeno no falta para que ese tipo de celda funcione.

Pero no es el caso, está claro. Las panasonic BRC sin ir más lejos, que no son recargables ni especialmente caras, tienen 360 wh/kg. Supongo que otros condicionantes afectan, como la necesidad de picos de descarga muy grandes o algo así.

Gracias por la info sobre el electron

AlejandroAlejandro

A ver es que que el cohete no sea reutilizable no significa que no se puedan recargar… Que sale mu caro reemplazar las baterías cada vez que haces una prueba de motores xD (porque estos, como SpaceX, prueban sus etapas previamente en su zona de pruebas).

RuneRune

Sin darte cuenta, has dado en el clavo David: necesitan muchas baterías, porque el sistema de turbobombas consume como un megavatio de potencia, durante menos de diez minutos.

Ah, y si lees bien, ni Enrique, ni Martínez, ni yo, hemos hablado de qué tipo de baterías usa, o si son recargables o no. Pero supongo que te apetecía soltar el dato.

Anon1Anon1

La segunda etapa de hecho suelta una parte de las que lleva para aligerar peso y alcanzar órbita, lo cual me sonó muy curioso.

Sí, yo también lo vi, una buena solución. A saber dónde caen esas baterías.

AlejandroAlejandro

Realmente, no, se quieren dedicar completamente a esto. 100 lanzamientos al año quieren hacer. Que parece una bestialidad pero claro si uno piensa en que esto como mucho te lanza 5 satélites de esos pequeñitos de una vez pues claro al final no es tanto

vipondiuvipondiu

Magnífica notícia. Ahora que le pongan 4 patas y traten de aterrizar con el motor central, recuperando la primera etapa. No se si contemplan la reutilización, pero yo lo veo el siguiente paso natural, podrían ser imbatibles en el mercado de mini-sats como su “hermano” mayor lo es en el de cargas de 10-20 tn.

La zona de lanzamiento merece una mención especial (15:09), creo que es el launch site mas bonito que he visto, aunque es normal, es NZ….

Saludos

Martínez el FachaMartínez el Facha

El siguiente paso natural y lógico sería crear un nuevo cohete completamente reutilizable, con 31 motores en la 1ª etapa y 7 (4+3) en la 2ª, que dejaría obsoletos al resto de mini-lanzadores y convertiría a la familia Electron en redundante.

El Big Fucking Rutheford.

RobertoRoberto

Feliz por el Electron y aburrido de esperar alguna novedad o detalle del proyecto Tronador ll.
Saludos

AlxoAlxo

Ya han demostrado que pueden alcanzar la órbita, queda lo más complicado, demostrar la fiabilidad para que los clientes confíen en ellos y el seguro de la carga útil sea menor. Por aqui seguiremos pendiente de que PLD Space tenga suerte con el Arion 1 y les permita financiar el desarrollo del Arion 2, que podría competir con este aunque sea con un lustro de diferencia

pochimaxpochimax

50.000 dólares el kg, en órbita polar; 25.000 dólares / kg en órbita baja… ¿no es un poco caro frente un lanzamiento completo de un cohete grande lleno de minisatélites?

jose-londonjose-london

Desde mi desconocimiento,

Cuanto más dinero se necesitaría para que estos cohetes -aparentemente tan fáciles de diseñar, fabricar, y lanzar en comparación con los grandes lanzadores – para que llegue un ricachón terrorista, le haga un modificación y le meta una carga explosiva, sería factible?

amagoamago

Guiado? Re-entrada? Hay más dificultades que solucionar a parte del lanzamiento. En cualquier caso, como sugieres que puede conseguir un terrorista acceso a esta tecnología? 150M€ ha costado el desarrollo, creo que hay formas más baratas de colocar 100kg de explosivos en casi cualquier lugar.

Anon1Anon1

¿Qué le impediría a un ricachón terrorista comprar directamente un misil en el mercado negro?

DamianDamian

Muy bien por Rockect Lab, aunque el Electron la verdad parece un clon miniatura del Falcon 9, salvando las diferencias, materiales, sobre todo de los motores, claro. No deja de ser un nuevo hito en toda esta carrera que recién comienza. Por cierto, me parece un gran logro que lo hayan conseguido al segundo intento, cuando vi todas las especificaciones de este cohete tan fuera de lo común (motores impresos, turbinas electricas, etc… ) no me parecio muy factible que lo lograran en tan poco tiempo, parecia todo demasiado radical. el Falcon 1 lo logró al 4 intento, y era mucho mas convencional. Pero bueno, no comparemos. Ya veremos para cuando la prueba del Arion de PLDSpace, pensaba que era mas pronto, pero ya leo que hay que esperar hasta el 2021… opss…
Acerca de un detalle que me es curioso, Daniel dice que estaban intentando lanzarlo desde diciembre, en total cinco intentos… pero, que pasó en estos intentos fallidos? Tiene el Rutherford al igual que el Merlin la capacidad de múltiples encendidos, o sea pueden probarlos en la rampa, detectando asi problemas potenciales ? o fueron sencillamente causas externas al cohete (mal tiempo, problemas con la carga util, etc) ???

Un saludo !!!! y desde luego como siempre a Daniel mil gracias por mantenernos informados de forma tan magistral. Ya desde hace mucho que no voy por ningún otro sitio, (en mi limitado tiempo para poder navegar) pues aqui siempre se encunetra toda la info de cualquier lanzamiento interesante, y ademas de eso articulos para cual el mas apasionante. Una joya para cualquier espaciotrastornado.

AlxoAlxo

El Arion 2 es el que lanzará en esas fechas, el Arion 1 no es un lanzador orbital pero creo que lo lanzan este año desde Huelva. El lanzamiento lo cancelaron por diversas causas ajenas al lanzador, desde temperatura demasiado alta a no poder cerrar el espacio aéreo al vuelo, en una ocasión lo llegaron a cancelar cuando comenzaron el encendido, y todo respondió sin problemas.

DavidDavid

O podría poner 3 ‘electron’ como boosters alrededor de cada uno de sus boosters Falcon 9 del Heavy. Y sincronizar luego los 27 + 27 + 27 motores. XD

Martínez el FachaMartínez el Facha

Analicemos:

-El FH puede poner 62 t en LEO (por ejemplo)

-El Electron, 225 Kg a 300 Km. Supongamos 250 Kg.

-Payload total:

62.000 + (250 x 6) = 63.500 Kg

Uff, muchísimo follón para ganar una tonelada y media!

Creo que es mejor lanzar 5 Electron dentro de una cofia especial con el FH.
Llegarían a LEO con los tanques llenos y empezarían su misión a partir de ahí.

PizarroPizarro

Que leccion va a sacar space x de aqui????

Si volvieran a fabricar el falcon 1 con las ultimas versiones del merlin hunden el mercado de minilanzadores.

Un falcon 9 podria lanzar + de 50 mini satelites de una tirada y recuperar la primera etapa.

Un falcon heavy podria lanzar 200-300 satelites y volver en unas semanas al ruedo.

Y cuando el bfr sea una realidad, en 1 solo lanzamiento podrian lanzar miles de minisatelites….. Es absurdo decir que spaceX debe aprender de esta empresa xDDD

Eso si, ver lanzar falcon 1 cada semana seria entretenido entre lanzamieto del f9 y fh.

NulliusInVerbaNulliusInVerba

El problema está en que si lanzas 50 minisatélites con un Falcon 9, todos ellos estarían obligados a tener una órbita muy similar y eso puede ser poco atractivo si cada cliente quieren una órbita específica y particular para su minisatélite.

Rengel

Los mini y nanosatélites deben esperar el lanzamiento de un satélite grande para agregarse a la carga útil. En su defecto deben esperar que se reúnan varios nanosatelites para realizar un solo lanzamiento, lo cual limita mucho las oportunidades para lanzamientos.

Sobre Relativity Space:
La compañía planea unir inicialmente esas tecnologías en un cohete llamado Terran 1. El cohete de dos etapas tendrá nueve motores Aeon 1 en su primera etapa y uno en la segunda. Será capaz de colocar hasta 1.250 kilogramos en la órbita baja de la Tierra.

¿Son ideas mías o algunas compañías quieren apegarse a un estándar de primera etapa de 9 motores y segunda etapa de 1 motor?

Me pregunto como sera la presurizacion de tanques de metano y oxígeno líquido. ¿por un fluido derivado calentado por el motor o calentando parte del propergol dentro de los tanques?

Martínez el FachaMartínez el Facha

Sin una buena organización, sin estándares técnicos al respecto, el Ridesharing puede ser una pesadilla.

Si estuviera perfectamente planeado y ejecutado, obtendría un precio/Kg muy inferior al de un microlanzador dedicado, aunque éste último seguiría siendo necesario para órbitas específicas.

Sobre la arquitectura Octaweb:
si vas a compartir motores con la 2ª etapa para ahorrarte el desarrollo de otro motor -los motores son la parte más difícil de un cohete-, parece que la proporción está en unos 9:1 (SpX) ó 7:1 (Blue), aunque puede variar según el diseño y tamaño de las etapas.

Y creo (es una suposición) que esa simetría circular de motores a partir del motor central favorece el control y la estabilidad.

Además, es más versátil: el F9 usa 9 motores para despegar, 3 para el ‘entry burn’ y 1 para aterrizar (habitualmente).

Sin olvidar que para un aterrizaje propulsado (no es el caso) se necesita que el sistema proporcione un empuje muy reducido, algo imposible con uno o dos motores monolíticos.

MonoMono

El falcon heavy se retrasa indefinidamente por el cierre del gob de trump, una lastima

Anon1Anon1

Trump ha firmado no sé qué ampliación y todos vuelven al trabajo a día de hoy.

Rengel

Muchos no están viendo el punto: los mini y nanosatélites deben esperar el lanzamiento de un satélite grande para agregarse a la carga util. En su defecto deben esperar que se reunan varios nanosatelites para realizar un solo lanzamiento, lo cual limita mucho las oportunidades para lanzamientos. Un lanzador pequeño está disponible y es más accesible. Claro, no al punto excesivo del SS-540 japones y su capacidad de 4 kg a la órbita.

Martínez el FachaMartínez el Facha

Tiene una masa de 2,6 toneladas.

SS-520-5: el único cohete orbital que puedes meter en una camioneta y llevártelo de pícnic con la familia.

Puedes poner en órbita real el Saturno V LEGO de tus hijos. O puedes mandar al espacio pequeñas molestias cotidianas…

…y cuando tu vecino te comente que hace días que no ve a su gato (el que se caga en tu jardín), que no se te escape la sonrisa diabólica mientras miras al cielo…

SilfoSilfo

Espero que con este tipo de lanzamientos,sumados a los rutinarios,se pueda superar la barrera de los cien lanzamientos este año.

DavidDavid

Habrá que ver si los chinos cumplen, pero todo parece indicar que los 100 lanzamientos van a estar chupados.

Jose PJose P

Muy bien Rocket Lab!!!!!
Muy grosos, en sólo dos intentos ya pusieron carga útil en orbita!
Impresionante. Ojalá sigan con los éxitos.
Saludos!

JxJx

muy bien por el lanzador electron
en otro tema: aplazado nuevamente el lanzamiento del Falcon Heavy pero esta vez es una cuestión de cierre de gobierno de los EEUU y no de SpaceX y de que se cierra todo mientras el congreso de los EEUU no defina su proyecto de ley de gastos, solo se mantienen funcionarios escenciales como por ejemplo los de la Estacion Espacial internacional.

tururutururu

Una pregun, el título dice que inaugura el Electron la era de los microlanzadores, pero China mismamente ya maneja un lanzador con características de carga similares a este cohete no? el CZ-11 mismamente, aunque apenas ha sido lanzado, por los motivos que sean y este si está previsto su uso por aquello de pertenecer a una empresa privada.

Rengel

El CZ-11 pesa 58 toneladas, casi 6 veces el peso del Electron. Y teniendo un rendimiento del 1.21% en relación carga útil/masa para 700 kg, es bastante ineficiente. Si alguno se acerca al Electron seria el Shavit 1 con 225 kg de carga útil y 30 toneladas de peso.

SilfoSilfo

Tampoco es que tengamos un lanzador funcionando.En mi opinion deberiamos empezar con objetivos más realizables a corto alcance, como cohetes sondas, suborbitales.

SilfoSilfo

Como sabemos cuando se discontinúan de esta forma los proyectos tecnológicos se pierde el conocimiento adquirido(“know how”).
Y mantener un rumbo fijo en este tipos de proyectos durante años es difícil, sobre todo con un país tan “inestable”(traducción=desquiciado ) es doblemente difícil.
Saludos .

miguelmiguel

Daniel muchas gracias, leí el artículo hace unos días pero hasta hoy no he tenido banda ancha para ver el vídeo.
Mis felicitaciones a Rocket Lab.

Coincido con los parecidos con las emisiones de SpaceX, porque pintan el cohete de negro que si no … y la barra lateral de la situación de la misión me parece acertada (algo que SpaceX puede adaptar, poniendo a la derecha para que no se diga que es una copia).

1 Trackback

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>