Un planeta rocoso gigante

Se llama BD+20594b y podría ser el planeta con superficie sólida más grande. Un mundo del tamaño de Neptuno, pero compuesto principalmente por roca. Si se confirma su densidad, estaríamos ante otro ejemplo de megatierra, un tipo de planeta del que sabemos muy poco. Este nuevo mundo ha sido descubierto por el telescopio espacial Kepler de la NASA mediante el método del tránsito durante la misión extendida K2.

PIA18018
Representación artística de la megatierra Kepler-10c, más pequeña que BD+20594b (Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics/David Aguilar).

Los datos de Kepler han permitido determinar que BD+20594b tiene un radio entre 2,12 y 2,36 veces el de la Tierra. Si solo contásemos con estos resultados no seríamos capaces de saber su composición, pero el planeta también ha sido detectado por el método de la velocidad radial usando el espectrómetro HARPS del telescopio de La Silla (Chile). Gracias a estas observaciones sabemos que la masa de BD+20594b está comprendida entre 10,2 y 22,3 masas terrestres. Esto significa que quizás sea más grande que Kepler-10c, la primera megatierra descubierta y que también es conocida como el “Godzilla de las supertierras”.

BD+20594b es sorprendente porque tanto los modelos como la evidencia empírica apunta a que los mundos por encima de 1,6 radios terrestres no son rocosos, sino minineptunos. Es decir, están compuestos principalmente por hielos y gases y están envueltos por una atmósfera muy densa. Los planetas por debajo de este tamaño pero más grandes que el nuestro son supertierras, con superficies sólidas y compuestos predominantemente por roca y metales. Naturalmente, el límite entre ambos tipos de mundos no es diáfano y depende de la composición. Pero los modelos teóricos coinciden en que un mundo del tamaño de Neptuno debería estar compuesto por una gran proporción por hielos y gases, no de roca.

as
Relación masa y radio para varios planetas en función de su composición. BD+20594b sería el planeta rocoso más grande conocido (Espinoza et al.).

Por contra, tiene una densidad media consistente con una composición de silicato de magnesio (MgSiO3) en un 100%. O sea, que destaca por su ausencia de volátiles (gases y hielos) como por la de metales. Entonces ¿dónde está el truco? Pues que la determinación de la masa no es lo suficientemente precisa como para descartar que contenga una gran cantidad de volátiles y sea en realidad un gigante de hielo inusualmente denso… pero también podría ser todavía más denso y tener una alta proporción de metales como Venus y la Tierra. Es posible que BD+20594b haya tenido originalmente una atmósfera densa de hidrógeno y helio que ha desaparecido por acción de impactos con otros cuerpos o por los vientos estelares. Si este es el caso, BD+20594b encajaría mejor con los modelos teóricos, pero si no es así, bueno, digamos que los científicos planetarios tienen un problema muy gordo, nunca mejor dicho.

BD+20594b podría ser un nuevo tipo de planeta con el potencial de revolucionar las teorías de formación planetaria. ¿Cómo sería un planeta rocoso gigante?¿Qué procesos volcánicos y tectónicos podrían darse en su vasta superficie? Nadie lo sabe, pero podemos dejar volar la imaginación. Algo me dice que pronto volveremos a saber más de BD+20594b.

Referencias:



21 Comentarios

  1. Wau impresionante…parece que los modelos de formación planetaria están un poco “verdes”…

    Supongo que la vida humana como la conocemos sería inviable en una megatierras de estas ¿no?

    Sin duda ojalá con el James Webb veamos mucho mejor estos maravillosos mundos…
    s2

      1. Vamos a ver. Con un radio de 1,6 veces la Tierra y dando a ambos una forma muy aproximadamente esférica, la superficie será:

        S_Tierra= 4*Pi*RTi^2
        S_MegTierra=4*Pi*RMT^2

        Como RMT=2,2RT S_MegTierra=4*Pi*(1.6RT)^2=4*Pi*RT^2*2.2^2

        O sea, S_MegTierra=S_Tierra*2.2^2=4.84*STierra Casi cinco veces más superficie…

    1. Hombre… asumiendo un mínimo de 10 veces la masa de nuestro planeta, imagina la gravedad que habrá en su superficie.
      Si no te importa pesar unas cuantas toneladas no veo problema. Un cuerpo humano con toda probabilidad se aplastaría bajo su propio peso en un planeta de ese tamaño.

      Por otro lado, supongo que la perplejidad de la comunidad científica vendrá del hecho de que un planeta de ese tamaño debería de evitar la fuga de gases por su elevada gravedad, siendo el núcleo ideal para la formación de un planeta “gaseoso”. El porque no ha atrapado a lo largo del tiempo esos gases es desde luego una buena pregunta

      1. Si las mediciones son correctas, sobre este mundo la aceleración de la gravedad es entre 4 y 8.7 veces la de la Tierra. Una bestia más a añadir a un zoológico planetario cada vez más diverso y fascinante.

        1. Había un error de cálculo… No he introducido bien que la aceleración de la gravedad es proporcional a la masa y a la inversa “del cuadrado” del radio. Así que en el límite de masa más pequeña y radio más grande, la aceleración de la gravedad sería 1,8 veces la de la superficie de la Tierra. Y en el caso de masa más grande y radio más pequeño, 4,9 veces de la superficie de la Tierra. Sigue siendo bastante espectacular…

  2. Daniel, deduzco de la gráfica que los puntos rojo y azul de la parte baja serían Marte y La Tierra.
    Y que los puntos azules de la parte alta serían Urano y Neptuno
    ¿Es correcto? Gracias
    Una gráfica muy interesante

  3. Interesante de verdad, este planeta podría ser el resultado de la colisión de varias supertierras normales. De ahi su densidad. Su superficie me da ami que mas que roca, sera un mar de magma y una atmósfera tipo venus.

  4. Según la Enciclopedia de Planetas Extrasolares orbita a una estrella similar al Sol más o menos a la distancia de Mercurio al Sol, así que es inhabitable incluso dejando al lado las consecuencias de esa actividad geológica que pudiera tener.

      1. Hola Daniel,

        ¡Me alegra mucho ver nuestro descubrimiento en un sitio web en español! Muchas gracias por darte el tiempo de divulgarlo tanto como a nosotros nos gustaría. Escribo acá pues, respondiendo a tu comentario, de acuerdo a nuestros cálculos, es bastante improbable que el viento de su estrella madre haya acabado con la atmósfera del planeta (si es que alguna vez la tuvo). Eso es lo que más nos deja perplejos, de hecho. De todas maneras, sin duda es muy interesante, y esperamos en el futuro poder tomar más datos para determinar con mayor precisión cual es la composición del planeta. Como bien dices, el planeta tiene muchas posibilidades en composición, y la que realmente me emocionaría que tuviese es la composición rocosa como Venus, la Tierra y los otros planetas más pequeños que siguen la misma tendencia de iso-composición…¡el tiempo dirá!

        Un saludo desde Chile, ¡y gracias por compartir la ciencia a través de este blog!

  5. Leyendo esta entrada, me surge una duda. ¿Sería posible la formación de un agujero negro a partir de un objeto rocoso supermasivo? De hecho ¿Sería posible la existencia de dicho objeto?

    Supongo que sería una especie de “gigante marrón”, digamos a partir de tres masas solares serían un millon de masas terrestes, es decir un hipotético planeta rocoso de 6 × 10^30 kg. ¿Sería suficiente masa? ¿Qué impide la formación de un objeto oscuro tan descomunal?

  6. Me hace recordar una novela de ciencia ficción que alguien me conto llamada “Misión de Gravedad” de Hal Clemmens. Un planeta rocoso(super tierra) habitada por una forma inteligente de seres en forma de ciempiés que tenían la creencia que su mundo tenía forma de plato.

  7. La novela se titula “Misión de gravedad” de Hal Clement, pseudónimo de Clement Harry Stubbs (30 de mayo de 1922 a 29 de octubre de 2003), fue publicada en España en la colección Nova de Ciencia Ficción de Ediciones B, allá por el año 1993, aunque el original en inglés lo fue en 1953 en la revista Astounding y en libro por Doubleday al año siguiente. El planeta en cuestión era Mesklin con una gravedad superficial cambiante con gradiente de latitud, así en el ecuador era de 3 g y llegaba a 700 g en los polos, era debida a su alta velocidad de rotación, no se trataba de un gigante rocoso, pues los océanos eran de metano líquido y la nieve de amoníaco congelado. una especie de hipermegaplutón. Otros planetas imaginados por este autor en otras novelas como “Cerca del punto crítico” eran Tenebra con una temperatura de 370ºC y una gravedad de 3 g, en este mundo se producían condiciones para estar cerca del punto crítico del agua (274ºC de temperatura y una presión atmosférica de 217 atmósferas), así la corteza estaba en perpetuo cambio, se secaban y rellenaban los océanos de la noche a la mañana con gotas gigantes de agua o de ácido sulfúrico. En la novela “Estrella brillante” el planeta Dhrawn en cambio tenía una lenta rotación bimensual, tormentas del tamaño de continentes y duración de semanas y una gravedad de 40 g.

  8. Hay mucho que vigilar y ponen poco presupuesto para ello… Malditos gobiernos que se gastan el dinero en tontunadas. Como eeuu cuadruplicando el gasto militar en europa amte la “amenaza” Rusa… ¿ quien va a ser tan gili de atacar a sus compradores de gas y petroleo ? Que amenaza ni que puñetas.

  9. Me encanta la astronomía por que siempre nos enseña todo lo contrario y ¿si en realidad no son núcleos de gigantes gaseoso y se formaron tal cual como son? me encantaría por que eso haría mas diverso los sistemas solares y no solo como el de nosotros.

  10. ¿qué estrella orbita? ¿qué distancia en años luz? Pues lo de los planetas errantes vagabundos moribundos ha sido descartado encontrándoselos en órbitas excéntricas con inverosímiles distancias en apoastros, esas elípticas de Kepler-Brahe que son las mismas cónicas de los antiguos griegos y helénicos.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 2 febrero, 2016
Categoría(s): ✓ Astronomía • Exoplanetas