El motor EmDrive sigue violando las leyes de la física

Si hay un sistema de propulsión polémico, ese es el EmDrive (Electromagnetic Drive). Para empezar, porque la inmensa mayoría de físicos del planeta niegan que sea siquiera un sistema de propulsión. Lejos de aclararse, el culebrón del EmDrive se complica cada día más. Recientemente, un grupo de investigadores del Centro Johnson de la NASA ha probado un motor EmDrive en condiciones de vacío, aparentemente con éxito. La noticia ha aparecido en al portal Nasaspaceflight.com y en cuestión de días miles de medios se han hecho eco de la misma.

Motor EmDrive original de Shawyer (nasaspaceflight.com).
Motor EmDrive original de Shawyer (nasaspaceflight.com).

Pero recapitulemos un poco. ¿Qué es el motor EmDrive? La historia se remonta a 2001, cuando el británico Roger Shawyer presentó en sociedad un prototipo del sistema. El principio es muy simple: el motor genera un empuje gracias al rebote de microondas dentro de un cono metálico. Bueno, tan simple como increíble. Cualquier físico o ingeniero que se precie notará como su sentido arácnido científico comienza a berrear sin control, porque estamos ante un dispositivo que viola la conservación del momento lineal. Para que nos entendamos, es como si un tren avanzase por la vía porque los pasajeros empujan todos en la misma dirección desde el interior. O lo que es lo mismo, el equivalente científico de descubrir que los unicornios rosas son reales.

Como es lógico, el EmDrive de Shawyer fue objeto de todo tipo de burlas hasta que en 2010 el científico chino Juan Yang afirmó haber repetido con éxito los experimentos con un dispositivo parecido. Según Yang, en 2012 llegó a obtener un empuje de 720 milinewtons al emitir microondas con una potencia de 2,5 kW. Un empuje minúsculo, ¡pero quién se va a quejar si sale gratis!¡Un motor sin combustible! El sueño de cualquier agencia espacial. Las dudas de la comunidad científica no se disiparon, pero los titulares sí que se dispararon como si estuvieran propulsados por un motor casi igual de mágico. Lógico, porque un sistema de propulsión de este tipo permitiría conquistar el sistema solar y viajar a las estrellas sin mayores problemas.

Pero la locura del EmDrive se desató oficialmente en agosto de 2014 cuando Harold White, un empleado de la NASA, volvió a publicar resultados favorables hacia el motor de marras. ¿Podría ser que los físicos estuviesen equivocados? White y los fanboys del EmDrive apelaron a la misteriosa energía del vacío cuántico para dar cuenta del supuesto empuje del ingenio, lo que desató una respuesta aún más airada por parte de los físicos. Si hubieran apelado a la energía del hombre del saco seguramente se las habrían visto con una respuesta más moderada. Con la conservación del momento lineal no se juega. White respondió que no es el vacío cuántico propiamente dicho, sino el plasma virtual del vacío cuántico. Lo cual estaría bien si algún físico supiese qué demonios es eso.

Aquellos ingenieros y físicos que se dignaron a responder a White razonaron que las lecturas de empuje de los experimentos del EmDrive se debían simplemente a efectos de la convección del aire al calentarse alrededor del motor. Como respuesta, los investigadores de los laboratorios Eagleworks, que forman parte del Centro Johnson de la NASA, han probado recientemente el EmDrive en condiciones de vacío y… ¡sigue funcionando! Y ahora sí que se ha desatado la locura de veras.

Según White, su motor ha generado un empuje de 0,00061183 kgf aplicando 10 kW de potencia, mucho menos de lo esperado según la ‘teoría’ de Shawyer, pero un empuje apreciable al fin y al cabo. White y su equipo declaran ahora que el EmDrive funciona gracias a la creación de burbujas de espaciotiempo distorsionado y lo relacionan directamente con el sistema de propulsión hiperlumínico de Alcubierre. O sea, warp bubbles (!). Y es en este punto donde los físicos no saben si reír o llorar.

Por supuesto, nadie dice que White o el resto de colaboradores mientan a propósito. No creo que haya mala fe en el experimento. Pero, como dice el refrán, afirmaciones extraordinarias requieren evidencias extraordinarias. Y el experimento de White dista mucho de ser una evidencia extraordinaria, al menos, no por el momento. Si queremos tirar por la ventana casi todas las leyes de la física más elementales, necesitamos experimentos mucho más rigurosos cuyos resultados sean publicados en revistas de impacto con revisión por pares.

Y es que según la comunidad internacional de físicos -que a estas alturas están a punto de desollar vivos a los partidarios del EmDrive- los resultados de White no describen con precisión qué parte del experimento ha transcurrido en el vacío o la calidad del susodicho vacío. Lo más llamativo es que en los propios artículos de White se dice que el motor funciona igual de bien tanto en configuración correcta -esto es, de ‘motor’- como en una configuración incorrecta. Si tu cerebro te está gritando en estos momentos ‘error sistemático’, bienvenido, perteneces a la enorme legión de escépticos del EmDrive. Del mismo modo, los resultados no son escalables, esto es, a mayor potencia no se obtiene un mayor empuje, probablemente la mayor crítica que se le puede hacer a este motor. Y, para rematar, los empujes obtenidos están casi en el límite de detección de los instrumentos.

Antes que nadie me acuse de aguafiestas, les puedo asegurar que me encantaría que el EmDrive funcionase de verdad. Desgraciadamente, a la naturaleza le importa un pimiento lo que deseemos. A día de hoy, el EmDrive sigue siendo física-ficción. Ahora bien, si algún día se comprueba que funciona, ríete tú de la revolución de la relatividad o de la mecánica cuántica. Es más, ríete tú de la revolución industrial.

PD: recomiendo leer el artículo que Francis Villatoro ha escrito sobre el tema.

Referencias:



197 Comentarios

    1. Propulsión sin propelente… demasiado bueno para ser cierto. Deseando que fuera cierto (¿y quién no lo haría?) no me queda sino unirme a la legión de escépticos.

      1. Como todas esas ideas, sería bonito que pudiera funcionar pero yo también me mantengo -muy- escéptico.

        De todos modos, es más sencillo que todo eso. Si tiene apoyos, que construya con esa financiación una versión más grande de prueba y la lance al espacio para probarla. Si funciona, ya sabemos lo que hay. Si no, también.

    2. Si hay lugar a peticiones populares, me apunto con una! 🙂
      Me interesa el concepto de Arquitectura segmentada en satélites que quieren desarrollar aquí en Argentina (aqui algo de info: http://argentinaenelespacio.blogspot.com.ar/2013/11/la-conae-y-la-arquitectura-satelital.html) en resumen, serian varios satélites pequeños con la capacidad de hacer lo que uno grande…
      Y me preguntaba si ¿existieron o existen iniciativas similares?
      Exelente el blog. Saludos

      1. Sacado de:
        “http://argentinaenelespacio.blogspot.com.es/2013/11/la-conae-y-la-arquitectura-satelital.html”
        “El objetivo de la serie SARE es colocar en órbita varios satélites medianos, de entre 100 y 400 Kg. de peso, que orbitarán muy próximos unos de otros y se comunicarán entre sí en el espacio, pudiendo a la vez transportar diversos tipos de instrumentos (carga útil), brindando de esta manera los servicios necesarios para el funcionamiento del conjunto.”

        Vamos, que se trata de poner en el espacio una “constelación de satélites”, algo parecido al LISA Pathfinder de la ESA pero a escala más modesta.

        Personalmente, creo que para que eso funcione es preciso una precisión muy alta en el lanzamiento y puesta en órbita y una electrónica de gran calidad en el sistema de posicionamiento y control. NO TERMINO de verle las ventajas frente a un sistema de un único satélite de pongamos 200 kilogramos dotado de los últimos avances en miniaturización de equipos.

        Pero es mi opinión.

        1. La ventaja radica en la independencia de tecnologías; ya que la Argentina puede sostener la producción local en serie de vectores de lanzamiento liviano (menos de 200 kg de masa util en órbita polar).

          Además, al incrementar el número de lanzamientos requeridos para completar todas las funcionalidades de una costelación de satélites (los cuales comenzarían a operar brindando servicios parciales apenas se lance con éxito el segundo, ya que el primero es el que se encarga de la “bajada” de datos además de mera telemetría); se conseguiría obtener mejores estadísticas en la relación de exitos/fracasos en despegues por cada misión [haciendolos parecer mucho más seguros para los clientes que buscan soluciones comparativas].

          Finalmente, es posible tener proyectos funcionando “a medias” con algo de hardware en orbita que demuestre a los inversores que no es puro humo lo que se ofrece.

          1. Lo siento pero tus argumentos no me convencen lo más mínimo.

            1) Independencia tecnológica: sí, se dispondría de capacidad para construir cohetes lanzadores y misiles de medio/largo alcance, pero otros países muy avanzados tecnológicamente como Corea del Sur o Alemania emplean lanzadores de otras naciones o de consorcios (Rusia, Arianespace) y no se les caen los anillos ni ven peligrar su independencia tecnológica. La independencia tecnológica no se limita a construir cohetes (que es mas que nada una cuestión de ingeniería más que desarrollada), sino en disponer de un plan de I+D a largo plazo adecuado a las necesidades y recursos de un país.

            2) Si bien cuantos más lanzamientos exitosos, más seguridad se tiene en un vector, el mercado mundial de cargas de 150-300 kg no es muy destacado ni en lanzamientos ni en importancia económica. La mayoría de los lanzamientos comerciales son de sistemas de telecomunicaciones pesados (toneladas) y en ese rango de cargas ligeras todo se limita a cargas científicas y algunas gubernamentales que encuentran habitualmente espacio en otros lanzamientos comerciales. Un lanzamiento espacial es siempre una cosa compleja y para nada exenta de riesgos y dudo mucho que si alguien quiere lanzar (pongamos por caso) un satélite meteorológico de 600 kg que puede ser lanzado de una sola vez perfectamente con otros lanzadores ya existentes, vaya encontrar algún interés en lanzar tres satélites de 200 kg cada uno que deban operar conjuntamente para hacer lo mismo que hace uno de 600 kg. Un único lanzamiento es más seguro, más rápido y más económico (coste de los satélites, coste de los lanzadores, coste de los seguros, transporte, etc). ¿Para qué vas a pagar tres lanzamientos cuando puedes hacerlo con sólo uno? Si puedo poner en órbita polar un satélite de 800 kg con un Vega (35 millones de euros) o con un Epsilon (40 millones)… ¿Para qué voy a pagar cuatro lanzamientos?

            3) Mostrar a los inversores proyectos funcionando “a medias”? El mundo no funciona así: o muestras un plan solvente, que no deje nada al azar y que despeje todas las dudas o no vas a ver un duro. El dinero no quiere cosas “a medias”.

            Mucho me temo que las únicas cargas que lance el “Tronador” (si es que llega a despegar completo algún día, cosa que también dudo), sean las que pueda proporcionarle el gobierno argentino. Y de esas no va a haber muchas.

          2. En Argentina con eso de la independencia tecnológica nos robaron 12 años, pagamos cor cosas anticuadas y de mala calidad mas del doble de lo que sale una ultimo modelo y buena. Eso si los ricos del gobierno usan Apple.

        2. La principal ventaja de este sistema, según la gente detras del proyecto, es que no se necesita tener completo el satelite para comenzar a utilizarlo, en conjunto funcionaria como una especie de satelite modular.

          1. Si eso que dices fuese cierto (a mí me parece más una declaración de intenciones que una realidad), hace ya AÑOS que se estaría empleando esa arquitectura en otros países y agencias. ¿A nadie se le había ocurrido antes? Lo dudo mucho. Simplemente, no lo consideraron una opción rentable.

        3. A mi entender, el concepto de satélites volando en formación llega para quedarse. Los canadienses lo han probado en forma experimental con gran éxito en nanosatélites:
          http://argentinaenelespacio.blogspot.com.ar/2015/01/canadian-researchers-demonstrate-first.html
          La misma ESA estudia la misión SAOCOM-CS, en la cual un minisatélite de ESA volaría en formación con un Satélite de 3 toneladas de Argentina, más otros cuatro minisatélites de la CONAE:
          http://argentinaenelespacio.blogspot.com.ar/2014/05/la-esa-estudia-el-desarrollo-del-saocom.html
          También la empresa Satellogic está construyendo una flota de satélites de bajo costo que volarán en formación, lo que ellos llaman una mesh network:
          http://argentinaenelespacio.blogspot.com.ar/2014/12/satellogic-will-start-manufacturing-its.html
          En fin, solo por nombrar algunos proyectos en curso. Hay muchos, en de diversos países.

          1. No, si proyectos hay unos cuantos. Y realidades también. Ahí está el propio sistema de sltélites GPS o el GALILEO, que funcionan en una constelación. La ESA y la NASA también tienen planes o misiones ya en servicio con constelaciones de satélites y ya conocía el proyecto canadiense (un proyecto tecnológico de momento). Pero esa arquitectura es compleja (hay que desarrollar y asegurar sistemas de navegación en constelación, comunicaciones entre los vehículos y entre estos y las estaciones de Tierra, energía, etc) y no sirve para todo. Por ejemplo, es mucho más sencillo, rápido y seguro lanzar un único satélite espía o uno meteorológico de órbita polar de 800 kg con todo lo que necesitas dentro de una sola vez que no cuatro en varios meses y que te tienes que poner a coordinar.
            Ahora, esa tecnología es buena para cubrir amplias zonas de la Tierra (todo el planeta en el caso de los GPS) o del espacio (telescopios orbitales). Pero claro, ya no estamos hablando de nanosatélites de 50 ó 100 kg sino de sistemas mucho mayores.

            Pero oye, ojalá me equivoque y ese tipo de arquitectura triunfe y marque el futuro. Entonces no sólo el “Tronador” tendrá su oportunidad, sino que los chicos de PLD Space y sus pequeños lanzadores estarán encantados.

        4. Hilario,
          CONAE eligió la arquitectura segmentada por ser la más adecuada para un país como argentina. Es adecuada al tamaño de su territorio y el de su economía, adecuada a su plan espacial, factible de ser alcanzada con recursos (materiales, intelectuales y económicos) autóctonos.
          El desarrollo de un lanzador de gran porte no es viable económicamente para el país ( como tampoco lo sería para España por si sola), por eso se optó por la arquitectura segmentada, se obtiene la misma funcionalidad que con satélites monolíticos pero a menor costo, y es factible de implementarse con un pequeño lanzador.
          La principal ventaja sobre los satélites monolíticos en que requiere de poco tiempo poner un instrumento de observación determinado arriba de la plataforma satelital estandard (SARE) y ponerlo en órbita. En cambio, un proyecto de satélite monolítico requiere por lo menos de 5 años (mínimo) de trabajo.

          saludos

        5. si es el caso del satélite de 600kg podríamos imaginar su “versión segmentada” el un satélite de 200kg con el instrumento para conectarse con la tierra y otros dos satélites de 200kg con sendos instrumentos meteorológicos conectados a al primero en cuestión…
          bajo esta hipótesis la ventaja seria que el sistema se podría escalar con nuevos instrumentos portados por otros satélites de 200kg a futuro…
          por otro lado, si el instrumento de comunicación a tierra del satélite de 600kg fallara este quedaría inutilizado, en la “versión segmentada” si eso sucediera solo habría que lanzar otro satélite de 200kg para poner el sistema nuevamente en funcionamiento…
          al menos eso es lo que entendí.

    3. yo no soy esceptico, al contrario creo que este motor puede funcionar por el hecho que hay avances científicos que aun no pudiéndose explicar funcionan. parece que los físicos están tan apegados a sus leyes que no quieren que funcione. les da miedo avanzar? pues entonces no son hombres de ciencia de verdad. lo mejor es que se pueda demostrar el proceso, pero sino no pasa nada. con el tiempo se sabrá como y porque funciona. ahora aprovechar la innovación. Hay miles de millones de personas que creemos en dios sin embargo hay muchas preguntas sin respuestas, pero se sigue creyendo. Sigue sin saberse de donde viene todo, se habla del Big Bang, pero también tiene respuestas sin responder. La teoría de la evolución humana, falta el eslabón perdido, pero sigue siendo valida. Un pelin de hipócritas que aquí pidan tantas cuentas. Muchos se quieren hacer famosos con nuevas innovaciones, y otros hechando por tierra estas innovaciones. Al final todos son útiles, escépticos y optimistas, cada uno hace su papel como en una película.
      En cuanto a su funcionamiento, según lo que he leído, me considero escéptico, suena mas a error humano o de calculo por el instrumental usado. pero por otro lado soy optimista, ya que puede ser la puerta a un nuevo tipo de fisica , fuerzas del universo. La gravedad no se sabe como funciona a ciencia cierta, así que esto puede ser un gran descubrimiento de la física.
      Recuerdo un proyecto de nave espacial de los años 70. Tenia forma de enbudo. recogía átomos que hay dispersos en el espacio según va avanzando y los aceleraba y expulsaba por detrás a través de calentamiento por microondas. El espacio no es vacío, hay una pequeñisima densidad de materia.
      Por otro lado en física, tenemos la dualidad onda-particula de los fotones de luz, que son capaces de crear empuje, podría ser la respuesta. Pero claro si al aumentar la potencia no aumenta el empuje no podría ser.
      Que ignoremos las cosas no deja a que sean ciertas.

      1. Lo opuesto a escéptico no es optimista. Lo opuesto a escéptico es crédulo.

        ¿Estas diciendo que sería bueno que los científicos fueran más crédulos?

  1. Por cierto, una preguntilla… ¿Se supone que es un fenómeno escalable? ¿Si aumento la energía aplicada aumenta el empuje en la misma proporción? Porque entonces sería rewlativamente sencillo demostrar lo real del supuesto fenómeno ¿no?

      1. Yang Juan et al. “Net thrust measurement of propellantless microwave thrusters,” Chinese Physical Society, 2012, estudiaron el empuje para potencias entre 80 y 2500 W a la frecuencia de 2,45 GHz obteniendo valores que varían en el rango de 70 a 720 mN.

        La curva no es monótona y presenta máximos y mínimos. A 80 W se obtiene un empuje de 70 mN. Este valor crece hasta 300 W donde se alcanza un máximo local de 270 mN, luego decrece hasta que a los 600 W alcanzando un mínimo local de 180 mN. Luego vuelve a crecer hasta alcanzar a 1200 W un nuevo máximo local de 250 mN. Luego decrece un poco y se vuelve a poner a crecer hasta alcanzar con 2500 W un valor de 720 mN. Estos resultados corresponden al promedio de 6 experimentos.

        Saludos
        Francis

        Los resultados

        1. Es posible que la física en la que está basado no sea exactamente la esperada por el inventor (o que se halla descubierto por accidente algo nuevo).

          Con tan solo 6 experimentos no hay suficiente información como para descartar la posibilidad de que el fenómeno subyacente si sea lineal y/o escalable (y que lo que esté sucediendo sean interferencias locales que incrementen o disminuyan la eficiencia neta, las cuales podrían moldearse a favor de un mejor diseño).

  2. Si señor, explicado como debe ser, ya me parecía a mi demasiado fácil…
    Que lindo si fuera verdad!!!
    por cierto, bien que le salió a Elon Musk la prueba, me da que va a ser el primero en subir turistas.

    1. Creo que te refieres al lanzamiento hace unos días del cohete de la empresa Blue Origin. Solo puntualizar que el dueño de la empresa es Jeff Bezos, el fundador de Amazon.

  3. A lo mejor no es un motor sin masa de reacción, simplemente no tiene que llevarla encima. http://www.projectrho.com/public_html/rocket/reactionlessdrive.php#id–Reactionless_Drives_That_Ain%27t
    Opciones curiosas del link:
    -“Repulsores”
    -Transferencia de movimiento no-local
    -Dispersar la reacción en grandes partes del espacio.

    Aun así lo mas probable con demasiada diferencia es que no sea mas que alguna cagada de algún instrumento, pero ¿y lo que molaría?
    PD: En el caso de que funcionara seria aun muy temprano para hablar de escalabilidad, cuando aun no se sabe nada 😉

  4. Hola:

    En un lado dices 720 miliNewtons=0.72 N y en otro que el empuje está en los limites de deteccion de los instrumentos ¿ no serán micronewtons? . Si bordeamos estos limites puede ocurrir como con los neutrinos superlumínicos de hace un par de años.

  5. si no me falla la mente, el rendimiento obtenido por White es mas o menos 1 orden de magnitud superior al de Yang empleando 10 Kw contra 2,5 Kw respectivamente(corregidme si no es así), quizás haciendo experimentos con 50 o 100 Kw se podrìa ver si hay algún tipo de regla que maneje el “rendimiento” de este artefacto, tambien se podrían repetir las pruebas con las potencias empleadas con anterioridad para validar que no hay errores de medición… ¿son tan complejas las pruebas que en tods estos años se han hecho tan pocas?

    1. Fobos9, las pruebas son muy sencillas. En tu casa puedes repetir el experimento si quieres estropear un horno microondas y sabes construir un troncocono metálico.

      Te corrijo. no es así. White usa muy poca potencia (menos de 100 W) y obtiene empujes de micronewton, mientras que Yang usa entre 80 y 2500 W, y Shawyer usan la potencia de un horno de microondas casero (unos 850 W), obteniendo ambos empujes de milinewton.

      Saludos
      Francis

  6. Despues de estudiar varios años de matematica y fisica en la carrera de ingenieria, este titular me hubiese puesto los pelos de punta. “Lisa en esta casa se respetan las leyes de la termodinamica!”. Pero luego de analizar con cuidado el ultimo segundo del calendario cosmico en Cosmos: A Space-Time Odyssey, no dejo de pensar que nuestro pequeño ego nos hace ver mas grandes e importantes de lo que realmente somos, incluso para llegar a negar todo aquello que no logremos entender. Con esto digo, que el escpeticismo no impida que pasemos por alto una gran oportunidad aunque no la logremos entender. Los cientificos que piensan mas alla de las reglas del momento generan grandes avances. Respeto igualmente todas las opiniones.

    1. Una cosa es el escepticismo y otra muy diferente la credulidad, hay un efecto que no podemos explicar, eso es un hecho, bien, que se siga estudiando y se llegue a una conclusión, punto. Pero a partir de un hecho no explicable, sacarse (meter con calzador más bien) teorías para justificarlo, sin demostrar NADA, pues eso no es muy científico que digmos, eso es lo que ha hecho que se burlen de White y sus teorías. Que funciona, solo demuestra que funciona, si sacan una teoría basada en más hechos, pruebas exsahustivas etc es otra cosa, pero hablar de ‘plasma virtual del vacío cuántico’ es como si yo digo que en realidad tenían razón en el siglo 18 cuando decían que el éter existía.

      1. ¿Y no sería más importante y necesario desarrollar ese motor (si realmente funciona) aunque no sepamos por qué funciona? Qué mejor prueba de que lo que dicen que hace, lo hace realmente, que demostrándolo con hechos. Si después, pasan 1000 años sin saber por qué funciona, pues bueno, sería un rompecabezas que resolver, pero serían 1000 años con un motor que nos permitiría creer en maravillas que a día de hoy siquiera podemos soñar.
        Por lo tanto, que sean burbujas espaciotemporales, vacíos cuánticos o pequeños elfos invisibles que empujan todos a la vez. El caso es que si es cierto que hay empuje, a desarrollar a saco ese motor y a investigar cómo narices hacer que empuje mucho más.

        1. NADIE, dice lo contrario, es más, es lo mejor que podría ocurrir… si funciona, como si lo mueven fantasmas! me la pela si me lleva a Marte en un mes (No es un dato es una exageración). Por mí, que lo lleven a la ISS a probarlo en el espacio YA.

          1. Txemary, no me refería a ti en concreto, sino que enseguida parece que como no sabemos cómo funciona el aparatito en cuestión, no debe ni fabricarse. Cuando yo soy de la opinión contraria, tal y como he puesto arriba. Si realmente funciona, a por ello. Y ya después estudiaremos y veremos por qué funciona. Y si no llegamos a saberlo nunca, qué más da, si tenemos algo que como tú dices nos lleva a marte en un par de meses o menos si llegara a ser verdad todo lo que presuponen podría hacer este motor.

  7. Completamente de acuerdo en que hay que ser del todo escépticos y que posiblemente nos hallemos ante errores experimentales (aunque ya llevaríamos 3 errores experimentales en 2 instituciones de reconocido prestigio: la Universidad Politécnica del Noroeste de China y el Laboratorio de Física de la Propulsión Avanzada de la NASA… pero bien, admito que puede ocurrir, puede ocurrir, como ocurrió con la fusión fría, si bien han pasado unos cuantos años y se han aprendido unas cuantas cosas desde entonces.)

    Pero, ¿y si estuviésemos ante algo nuevo? 😉 ¿Algo que todavía no entendemos, como en otro tiempo no entendíamos la electricidad pero “estaba ahí”, con todos sus comportamientos aparentemente paradójicos a primera vista? ¿Y si no se viola la conservación del momento lineal pero ocurre alguna otra cosa que no comprendemos aún? Porque este no es el típico magufo haciendo “demostraciones” con su “máquina secreta del movimiento perpetuo” ante un público crédulo sin dejar que nadie la toque (no sea que le vayan a pillar el truco); por el contrario, según tengo yo entendido, tanto la máquina como el experimento han sido reproducidos independientemente… 3 veces.

    Que sí, que lo más probable es que sea un error y haya “truco” (involuntario) en algún sitio y el cacharro no funcione… pero, ¿y si no? 😉 ¿Y si estamos ante las puertas de algo nuevo? Tampoco sería la primera vez, llevamos unas cuantas revoluciones científicas de cosas que antes “eran imposibles” y “contrarias a todo sentido común y las leyes de la física establecidas.” Se me viene a la mente la Relatividad. ¿Cómo dijimos que iba eso de que el tiempo se contrae y se dilata y que el espacio se curva antes de que llegara un tal Herr Einstein a contárnoslo? 😀

    Escepticismo, todo el del mundo y un poco más. Racionalismo, otro tanto. Cuidadosos experimentos estrictísimamente controlados siguiendo el método científico “duro” punto por punto, yo voto entusiásticamente a favor. Y de las explicaciones que se han dado hasta el momento no me creo ninguna. Pero ojo, no nos vayamos a pasar de frenada y del escepticismo pasemos al negacionismo. 😉 Que de momento, las 3 reproducciones del experimento dicen aquello de “eppur si muove”… literalmente. 😀

    (Por cierto, ¿alguien tiene alguna referencia de una reproducción del experimento que *no* haya funcionado en absoluto? Me interesaría saberlo.)

    1. Luis dice “¿y si estuviésemos ante algo nuevo? ¿alguien tiene alguna referencia de una reproducción del experimento que *no* haya funcionado en absoluto?”

      Los hornos de microondas y los máseres (cavidades resonantes de microondas) no son algo nuevo. Han sido muy estudiados. ¿Cuántos experimentos los han estudiado en los últimos 80 años? Miles y me quedo corto. Y todos ellos han observado que no se viola la conservación del momento lineal. Todos ellos. ¿Quieres referencias? Toma un libro de texto sobre máseres o sobre hornos de microondas. Allí encontrarás los experimentos que buscas.

      Saludos
      Francis

      Me interesaría saberlo.)

      1. Muchas gracias por tu respuesta, Francis. 🙂 Estaré encantado de leer cualquiera de esos libros que me mencionas, donde se reseñe la realización previa de este tipo de experimento en particular (generación de microempuje a partir de una de estas cavidades) con resultados negativos. ¿Podrías proporcionarme alguna referencia específica, por favor?

        Que quede claro una vez más: YO TAMPOCO CREO que este dispositivo funcione. Pero no me basta con las meras negaciones; maniático que es uno. Preferiría leer referencias científicas sobre alguno de esos miles de experimentos previos donde según indicas se han buscado microempujes en esta clase de dispositivos sin encontrar ninguno. Eso me dejaría mucho más tranquilo y asegurado en mi convicción. 🙂

        Ah, por cierto, una cosilla más, pues acabo de leer tu post de hoy: según tengo yo entendido, la definición de una máquina del movimiento perpetuo es aquella que sería capaz de producir trabajo sin consumir energía, ¿estoy en lo cierto?

    2. Si me dijeran que a más energía proporcionada vía microondas en ese “motor”, mayor empuje se obtenía, me lo creería más o menos.

      Pero si el resultado no es escalable, pues…

    1. Jajaja bien pensado
      para mi que es la versión electromagnética de las maquinas de movimiento perpetuo
      con algún efecto Casimir detras

  8. Sería interesante saber como es el banco de pruebas del motor, para descartar que ese minúsculo empuje se deba a dilataciones en la estructura del propio motor, al calentarse por efecto de las microondas

  9. Esto del EM drive me hizo recordar el revuelo que hubo a finales de los años 80 con lo e un par de cientficos que proclamaron haber logrado “Fusion en Frio”. A fin de cuentas parece que todo fue falsa alarma.
    No se podria enviar el motor mediante un progress o dragon a la ISS y probarlo en el espacio? Quizas pudiera despertar interes del publico en general.

    1. A mi me suena más a neutrinos superluminicos, pero por ahí van los tiros.
      Pero al precio que está el kg en órbita, más vale destinar recursos a cuestiones que estén comprobadas al 100%.

      Eso sí, si funcionasen (cosa que dudo mucho) la ISS sería la primera beneficiada, unos cuantos motores para contrarrestar su caída.

    2. No van a acoplar una cosa que no se sabe cómo funciona alegremente a la ISS…

      En cualquier caso no es necesaria la ISS para probar esto.

      Aunque primero debe demostrar que funciona y porqué lo hace aquí en la Tierra.
      El hecho de que esté al borde del margen de error del aparato de medición y que no sea escalable no le dan mucha credibilidad.

  10. No quería pasar de esta publicación sin dejar un comentario de ficción…
    Pienso que en algún lugar de alguno de tantos multiuniversos “existentes” en algún planeta remoto llamado “posiblemente” tierra, se genero un agujero negro en uno de tantos laboratorios… nadie de los científicos podrían explicar a donde toda la energía que ese agujero negro estaba succionando iba a parar… y de repente en universo y en este planeta un motor obtenía su energía pero nadie sabia su procedencia…
    Saludos…

  11. Estaban esperando el artículo correspondiente por parte de Daniel. Y solo puede decir lo mismo que los demás (amplio suspiro) ojala fuera cierto…ojala

  12. Quizás sea (ojalá sea) verdad. Creo que sino el universo sería demasiado triste. Estaríamos practicamente varados en esta estrella G2… Si hay algun tiptipo de justicia universal quizás sea así como se presente, en forma del EMDrive…
    Sí lo sé, el comentario no tiene nada de objetivo, pero… Soñar es gratis…

  13. Cuando he llegado a la parte que menciona que los valores son muy próximos al margen de error de los aparatos de medición, me he preguntado por qué no han mencionado eso al principio. Te ahorras párrafos vacíos sobre supuestos ensayos, nombres irrelevantes y demás cosicas.

  14. Yo jamás titularía que un motor viola las leyes de la física porque es una afirmación en sí falsa. Ningún motor puede violar las leyes físicas.
    Una de dos, o no tenemos en realidad claros los límites de esas leyes, o el motor las respeta y el efecto producido es por algo que no hemos tenido en cuenta, ( error de medición ).
    Me inclino ( como es natural) por lo segundo hasta que no se presente una explicación clara del fenómeno apoyada en formulas matemáticas, experimentación y revisión por pares.
    Yo lo que creo es que se debería intentar ser mas modestos y cuidadosos a la hora de presentar unos resultados tan “extraños”.
    Mas que afirmar y reafirmar tus explicaciones (sobre todo cuando están hechas de esa forma) y buscar el divismo en los medios, se trata de pedir ayuda. Es mas sincero y evita que el resto de la comunidad científica sospeche que hay trampas en la búsqueda de financiación.

  15. …Encerrar en el cono ulgun elemento liquido a alta presion, que aumente la densidad del medio donde se produce el efecto cuantico, y agrandar el area de la base del conica con respecto de la base de entrada, por donde introducimos el haz de la onda electromagnetica ( ya sea microondas o laser), seguramente encontrariamos mejores resultados…

    He estado algun tiempo paseando por las fronteras de la ciencia y existen efectos cuanticos que aun no entendemos al 100 por 100. Efecto hall, efecto cassimir, efecto tunel… aunque seria alucinante que este prototipo fuera funcional, todavia estamos a algunas decadas de un avance de esta magnitud… pero hay que seguir provando. La ciencia se alimenta de estos eventos motivadores y de la genialidad de algunos cientificos.

    Excepticismo y esperanza buena mezcla para seguir avanzando.

    Muy buen articulo Daniel

    1. Yo no soy científico y por lo tanto no puedo ver los resultados como algunos de vosotros que conocéis las leyes de la física que ordenan el universo. Por otro lado me parece una estupidez muy grande denominar leyes de la física a pura teoría científica que con el tiempo puede acabar siendo obsoleta o directamente falsa como se ha demostrado en muchos casos a lo largo de la historia. Probablemente al señor Shawyer en ota época hubiera sido arrojado a la hoguera como hacen entre comillas algunos de los participantes en los anteriores comentarios. Quisiera recordar algo para los escépticos, Verne soñó cosas imposibles para su tiempo, Asimov y otros muchos así lo han hecho y esas cosas con el tiempo han sido desarrolladas y se han hecho realidad. Quizá la máquina de Shawyer solo sea un sueño que otros harán realidad tirando por tierra leyes obsoletas que impiden el avance de la humanidad. Y una última cuestión, la ciencia no puede ser dogmática, y menos la ciencia que ha experimentado durante casi toda la historia de la humanidad lo perjudiciales que son las posturas dogmáticas. Respeto y consideración hacia lo que hoy son nuestras leyes de la física, pero nunca olvidando que éstas supuestas leyes son un paso más en la buena dirección pero no el último. Además de que el rigor científico nos obliga a cuestionar todo y los dogmas no forman parte de la ciencia.

      Saludos y muchas gracias por el blog que es buenísimo y trata temas tan apasionantes.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 5 mayo, 2015
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Cohetes • Física