La fría supertierra alrededor de la estrella de Barnard

La estrella de Barnard es una de las estrellas más populares debido a su cercanía y a su elevada velocidad con respecto al sistema solar. Y seguirá siendo famosa porque ahora sabemos que posee el que por el momento es el segundo planeta extrasolar más próximo. Descubierta oficialmente por el astrónomo estadounidense Edward Barnard en 1916, se halla a tan solo 5,96 años luz, un dato que la convierte en la cuarta estrella más cercana al Sol después de Proxima Centauri y el sistema doble de Alfa Centauri. Se trata de una enana roja de tipo espectral M4, así que, incluso estando tan cerca, es invisible a simple vista (su magnitud es de 9,5). Estas características han convertido la estrella de Barnard en objeto de multitud de obras de ciencia ficción —así, a bote pronto, recuerdo las novelas Hyperion de Dan Simmons o Rocheworld de Robert Forward—, pero también de observaciones científicas en busca de planetas. En los años 60 el astrónomo Peter van de Kamp se hizo famoso por el supuesto descubrimiento de uno o varios gigantes gaseosos a su alrededor mediante la técnica de astrometría usando un telescopio refractor de 61 centímetros.

Recreación de Estrella de Barnard b (o Barnard b) (ESO).

El descubrimiento de van de Kamp se demostró un espejismo y contribuyó a que la comunidad científica se tomase con mucho escepticismo la búsqueda de exoplanetas durante los años 70 y 80. A partir de 1995, cuando ya era evidente que existían exoplanetas alrededor de estrellas de la secuencia principal, varios equipos de investigadores buscaron planetas alrededor de la estrella de Barnard mediante el método de la velocidad radial, el método del tránsito y mediante visión directa. Sin éxito. Recordemos que los dos primeros métodos, los más fructíferos con diferencia, favorecen la detección de mundos muy grandes situados cerca de su estrella. Si la estrella de Barnard tenía planetas, estos debían estar lejos o ser muy pequeños. Pero los astrónomos no han cejado en su empeño y, por fin, la búsqueda ha dado sus frutos.

Movimiento de la estrella de Barnard medido por van de Kamp a partir del cual predijo —erróneamente— la presencia de un planeta en los años 60 (Wikipedia).

Un equipo liderado por el español Ignasi Ribas, del Institut de Ciències de l’Espai (ICE, CSIC) de Barcelona, ha analizado cerca de veinte años de medidas de velocidad radial —unas 771 observaciones— tomadas por siete instrumentos distintos, incluyendo los espectrómetros CARMENES (Calar Alto, España), HARPS (Chile) y HARPS-N (Canarias, España). ¿El resultado? Que el equipo de investigadores está convencido de haber detectado una supertierra alrededor de la estrella de Barnard. Barnard b —o GJ 699 b— es un mundo con una masa mínima igual a 3,2 veces la de nuestro planeta y con un periodo de 233 días. Si su órbita es circular esto significa que se encuentra a 60 millones de kilómetros de su estrella. A esta distancia, en nuestro sistema solar Barnard b estaría demasiado caliente para ser habitable, pero como la estrella de Barnard es tan pequeña y fría, la temperatura de esta supertierra debe rondar los -170 ºC. O sea, está fuera de la zona habitable y en la frontera de la denominada línea de congelación. Tampoco puede descartarse que Barnard b no sea un minineptuno, aunque lo más probable es que sea una supertierra con una superficie rocosa.

¡La señal del planeta es de solo 1,2 m/s! (Ribas et al.).

La búsqueda de planetas alrededor de enanas rojas mediante el método de la velocidad radial no es una tarea sencilla por culpa de la elevada variabilidad de este tipo de estrellas, así que resulta esencial determinar primero el periodo de rotación de la estrella y su ruido lumínico de fondo. El equipo de Ribas ha concluido que la estrella de Barnard gira sobre su eje una vez cada 140 días, aunque con un error de unos diez días. Y es que la presencia de Barnard b provoca una velocidad de apenas 1,2 m/s en su estrella (!), así que no es de extrañar que haya tardado tanto en ser descubierto. Por eso sus descubridores hablan de «planeta candidato», ya que todavía no se puede confirmar al 100% que es real. La razón es que uno de los métodos empleados para filtrar la señal de velocidad radial del planeta del ruido procedente de la actividad estelar ha restado significancia estadística al descubrimiento. Pero, en todo caso, la probabilidad de que la señal se origine por la actividad estelar es de solo el 0,8%, así que sí que podemos estar seguros de que el planeta existe en un 99%.

Recreación artística de la superficie de Barnard b (ESO).

Naturalmente, cabe la posibilidad de que existan más planetas en el sistema. La velocidad radial de la estrella de Barnard muestra un patrón a largo plazo que podría evidenciar un exoplaneta adicional más lejano… o bien podría deberse a la actividad estelar. Es posible que Barnard b sea una decepción para algunos porque no es un mundo habitable, pero hubiese sido mucha casualidad que, después de Proxima b, la naturaleza nos hubiese regalado otro planeta potencialmente habitable tan cerca del sistema solar. Por otro lado, también es cierto que se trata del mundo más cercano alrededor de una estrella que no forma parte de ningún sistema múltiple (Proxima y Alfa Centauri forman un sistema triple).

Nuestro sistema solar y el de la estrella de Barnard a escala (Nature).

Lo realmente interesante de este y otros exoplanetas cercanos no es que podamos viajar hasta ellos —eso queda fuera del alcance de la tecnología de la que disfrutaremos en nuestras vidas— sino que seremos capaces de estudiarlos en detalle con instrumentos avanzados en un futuro. En el caso de Barnard b, los descubridores han calculado que su brillo es una milmillonésima parte del de la estrella, una proporción de contraste que queda fuera de los instrumentos actuales, pero que, debido a la elevada separación angular del planeta —220 milisegundos de arco— permitirá que pueda verse directamente con los telescopios de nueva generación, lo que hará posible estudiar su hipotética atmósfera. De hecho, Barnard b será unas cinco veces más fácil de ver de forma directa que Proxima b. También es posible que pueda ser estudiado mediante astrometría —el método empleado por van de Kamp— a partir de los datos de la misión europea Gaia. En definitiva, Barnard b puede que no sea potencialmente habitable, pero tiene muchas papeletas para convertirse dentro de unos años en el exoplaneta más cercano que podremos ver directamente. Y, por otro lado, no puedo dejar de pensar que Peter van de Kamp estaría muy feliz de saber que, efectivamente, la estrella de Barnard tiene planetas a su alrededor. ¿No creen que Van de Kamp sería un buen nombre para este mundo?

Referencias:



84 Comentarios

  1. Ya se hacía de rogar este artículo jeje.
    Una duda , para que la estrella de Barnard fuese posible verla a simple vista , ¿a qué distancia tendría que estar de la tierra?

    Saludos

          1. Vale, sí, pero la gracia del chiste es que se entienda 😉 Yo quedé igual de atónito que pochimax. Pensé que se trataba de una fórmula que había quedado totalmente truncada, una cadena de caracteres indigerible para el sistema de comentarios 🙂

    1. La estrella tiene una magnitud visual de 9.54, una magnitud absoluta de 13.24 (magnitud que tendría a 10 parsec de distancia), se encuentra a una distancia de 5.94 años luz, por lo que para verla como de 6 magnitud desde la tierra tendria que estar a 0,356 años luz.
      También para verla como de 5 magnitud (más o menos el límite visible en un cielo suburbano brillante) si estuviera a 0.225 años luz.
      Saludos a Daniel por la dedicación en el blog y a todos por los comentarios de los que aprendamos.

      1. Cálculo correcto, unidades liadas 😉
        0,356 pársecs, no años luz.

        http://www.1728.org/magntudj.htm
        Pulsar el botón 7) M & m

        ABSOLUTE MAGNITUDE = [13.24]
        APPARENT MAGNITUDE = [6]

        Pulsar el botón CALCULATE

        DISTANCE (Light Years) = 1.1626
        DISTANCE (Parsecs) = 0.35645

        Con los datos de Wikipedia English (Barnard’s Star) el resultado varía ligeramente:

        ABSOLUTE MAGNITUDE = [13.21]
        APPARENT MAGNITUDE = [6]

        DISTANCE (Light Years) = 1.1788
        DISTANCE (Parsecs) = 0.36141

        Saludos.

        1. Muchas gracias por la aclaración Pelau, doy disculpas por la contrariedad, gracias por el enlace que desconocía, después que hice el comentario me pareció que estaba muy cerca… 0,356 años luz….? si sirve de algo la equivocación…. a la distancia de 0,356 años luz brillaria como de 3.4 magnitud, como Algol, β de Perseo, famosa variable eclipsante durante el mínimo de brillo.
          Gracias y Saludos.

      1. Bueno … en la Vía Láctea descubriremos millones en las próximas generaciones … por otra parte, algún paso ya hemos dado en este sentido: al bautizar a Plutón, no fue casualidad la elección por la alternativa que poseía las iniciales de Percival Lowell.
        Además, y afortunadamente, no llevará el nombre de un político ni de un militar, sino de un hombre de ciencia sobre cuyos hombros otros podrán erguirse y ver más allá …
        Abrazo

        1. Pues en la ciencia ficción los hay a montones, por ejemplo en Interstellar hay tres: el planeta Miller (por Dr. Laura Miller), el planeta Mann (por Dr. Hugh “Matt Damon” Mann) y el planeta Edmunds (por Dr. Wolf Edmunds).

          Luego en la realidad real, además de Plutón (¿coincidencia? ¡hum!), hay 110 objetos astronómicos que en su mayoría carecen de nombre propio y se conocen como M1 al M110… M de Messier 🙂

    1. Para hacernos una idea, 60 mill. de kms es la distancia que hay entre el Sol y Mercurio más o menos, y todos conocemos las condiciones de éste en nuestro Sistema Solar. Menuda diferencia con lo que ofrece el Sistema Barnard…

  2. Sobre lo de poder observar su atmósfera … ¿y si GJ699b sufriera un catastrófico cambio climático provocado por el “maldito” y “contaminante” gas de CO2 que elevase su temperatura superficial +200ºC por encima de su temperatura de equilibrio?; pues que en vez de la fría supertierra tendíamos que llamarla, la calentita supertierra.

    1. https://danielmarin.naukas.com/2018/05/13/el-metano-y-la-zona-habitable-alrededor-de-una-estrella/
      Por contra el límite exterior lo dicta el dióxido de carbono. Este compuesto es, como todos sabemos, un gas invernadero que en principio permite mantener la zona habitable a distancias considerables de la estrella. No obstante, llega un momento en que la temperatura baja lo suficiente para que el dióxido de carbono se condense para formar nubes y escarcha, lo que a su vez acelera el descenso de temperaturas e impide la presencia de agua líquida

      1. La temperatura de equilibrio de un exoplaneta la dicta: la temperatura superficial y el radio de la estrella, la distancia del planeta a la estrella; así como el albedo y la emisividad del exoplaneta.
        Pero la tempreatura superficial de un exoplaneta lo dictan un entramado complejo de interrelaciones termodinámicas. Como no conocemos la complejidad de esos datos atmosféricos, en los exoplanetas, tenemos que inventarnos lo que creemos que hay y decimos que esa supertierra es fría (pero sin saber de lo que hablamos).
        Igual pasa con el cambio climático terrestre, (antes conocido como el calentamiento global), que como no se conocían muchos parámetros atmosféricos terrestres, los eco-progres de la ONU se inventaron que con el doble de la concentración de CO2 se iba a incrementar la temperatura global en 1 ºC (sin retroalimentaciones). ¿Pero por qué?, porque sí (no es ciencia, es propagnda eco-progre, y tú a pagar y a callar).
        Por cierto, notad que cuando hablo de CO2 pongo lo de “maldito contaminante” entre comillas. En efecto, esta es otra chorrada de la propaganda acientífica eco-progre. Por supuesto que el CO2 NO es contaminante (pero, eso sí, tú a pagar y a callar; que para eso te han lavado el cerebro).

        1. Entonces para tí la línea de congelamiento es otro mito, como el del aumento del efecto invernadero por una mayor concentración de CO2 en la atmósfera. Ese mismo aumento al que curiosamente apelas para hablar de la temperatura cálida de este exoplaneta… En la Tierra más CO2 no implica mayor temperatura global, pero allí sí…

          1. Intentaré explicarme mejor:
            (1) el efecto invernadero es algo demostrado científicamente.
            (2) lo que no está demostrado es que el doble de concentración de CO2 en la Tierra implique un grado Celsius de aumento de la temperatura superficial.
            (3) Nadie comprende, sobre los aumentos o disminuciones de temperatura terrestre, en cuánto se debe al hombre o en cuánto a la variabilidad natural. La atribución publicitada por la ONU se basa en fundamentos claramente acientíficos.
            (4) los de la ONU lanzaron esa propaganda lineal, que era sencilla de entender por todos, pero lo hacen sobre un asunto que contiene complejidad (= no linealidad). Esta sobre-simplificación de la ONU tiene motivación política.
            (5) lo que intenta la ONU es hacer (como los alienígenas de Matrix) que tú pagues la tasa del CO2 (una tasa que te empobrecerá cada vez más y más) creándote una pseudo-realidad artificial en donde te crees que estás salvando al planeta.

          2. De hecho, ya te he visto comentar un par de veces sobre la pseudociencia detrás del informe de la IPCC y, efectivamente, ha sido totalmente descartado . Sin embargo, yo quería preguntarte por si de verdad estás seguro de que hay una motivación política detrás de este informe o si es simplemente mala praxis científica. No sé, me parece muy fuerte suponer que haya una motivación como esa detrás del informe, ¿qué razones habría? Además de que me cuesta creer que pensasen que podían colar algo que es obvio para muchos que no es así. Cuéntame lo que opinas.

          3. Te preguntaba sobre la línea de congelación, la “snow line”:
            https://www.eso.org/public/news/eso1837/
            Despite being relatively close to its parent star — at a distance only 0.4 times that between Earth and the Sun — the exoplanet lies close to the snow line, the region where volatile compounds such as water can condense into solid ice. This freezing, shadowy world could have a temperature of –170 ℃, making it inhospitable for life as we know it.
            Pero no me digas que es otro invento eco-progre de la ONU, quiero un razonamiento serio

  3. Es el planeta Ymir, del videojuego “Terminal Velocity”, donde están desarrollando el láser de gran potencia “Gunnar”.

    Es muy posible dada la baja metalicidad de Barnard que sea un miniNeptuno. Lo que sí que es una pena es que esos dos planetas de van de Kamp no existan -más de una vez me los he imaginado, tan lejos de la estrella qe esta brilla poco más que nuestra Luna llena-.

  4. Creo recordar en que es en Marte azul donde un grupo de marcianos parten de Marte en un asteroide modificado hacia la estrella de Barnard, para colonizar un planeta similar a Marte que habían descubierto allí. Que ganas de que los nuevos telescopios estén ya en funcionamiento!!

    Es posible que, además del posible planeta más lejano al descubierto, haya algún planeta más en ese sistema? Alguno que esté más cerca de la estrella.

    1. Pues la verdad es que, como dice Daniel, tienen indicios de un planeta más alejado lo que pasa es que en ese caso se inclinan más a pensar que se trata de ruido de la estrella y no una señal verdadera.
      Por otro lado, la precisión en las velocidades radiales todavía no es la suficiente como para descartar que no existan planetas algo más pequeños que la Tierra en plena zona habitable. A partir de periodos orbitales más allá de 10 días cualquier planeta de masa 0.7 veces la terrestre de momento se les pasaría desapercibido.
      Todavía puede haber noticias mejores, incluso. De hecho, si tenemos en cuenta que este tipo de estrellas pequeñas suelen tener sistemas compactos múltiples lo mismo nos estamos dejando lo mejor, para más adelante.

  5. Una pregunta, relacionada con el tema, aunque no con la Estrella Barnard:

    ¿Sabéis algo del descubrimiento de una nueva enana marrón (o binaria enana marrón) muy cerca del Sol (a menos de 6 años luz, creo recordar)? Es que lo ví el otro día en algún sitio, de pasada, y no encuentro nada al respecto.

    Gracias!!

    1. Luhman 16 es un sistema binario de dos estrellas enanas marrón. Estas son las enanas marrones mas cercanas al Sol, incluso es el tercer sistema mas cercano al Sol, después del sistema triple de Alpha Centauri y la Estrella de Barnard.
      Luhman 16 se localiza a ~6.5 años luz.
      Este sistema binario tiene una enana marrón tipo L y la otra enana marrón es tipo T.
      Una particularidad es que Luhman 16 esta mas próxima a Próxima Centauri que el Sol.
      La distancia entre las enanas marrones de este sistema es de ~3.56 UA.
      Existen indicios tenues de la existencia de un tercer cuerpo en este sistema estelar Luhman 16, probablemente un exo-planeta, aunque confirmar o contradecir esto aun no es posible.

        1. WISE 0855-0714 hace parte de una categoría denominada estrellas enanas sub-marrones o estrellas enanas de masa planetaria. Son detectables en el infrarrojo.
          Este tipo de estrellas se forman igual que las estrellas normales y las estrellas marrones, es decir por el colapso de una nube de gas, pero tienen una masa por debajo de la masa limite para lograr la fusión termonuclear del deuterio (menor a 13 masas de Jupiter).
          Son cuerpos que están cerca de el limite del concepto que define un planeta gigante.

      1. Los descubrimientos de Luhman 16 (6,5 años luz) y WISE 0855−0714 (7,27 años luz) fueron anunciados en 2013 y 2014 respectivamente.

        Pero si te refieres a un descubrimiento reciente de días atrás… quizás estés refiriéndote, por asociación de conceptos, a los dos nuevos candidatos a “rogue planet” descubiertos por el método de microlensing, el estudio les descarta compañeros estelares hasta una distancia de 6 y 3,9 UA respectivamente:
        https://arxiv.org/abs/1811.00441

          1. Lo sé, pero las otras dos TAMBIÉN DISCREPAN con la pregunta de Noel: “descubrimiento de una NUEVA enana marrón (o BINARIA enana marrón)… CREO recordar… lo ví EL OTRO DÍA…”

            Esa es la discrepancia que pongo en evidencia en el primer párrafo de mi anterior comentario, por eso en el segundo párrafo intento ADIVINAR la pregunta bajo la hipótesis de que a veces la memoria (“CREO recordar”) nos hace jugarretas.

            Quizás “nueva enana marrón + binaria” es una asociación cruzada con “dos nuevos planetas errantes, uno de ellos posible enana marrón”.

            Quizás “6 años luz” es una asociación cruzada con “6 UA”.

            O quizás “nueva enana marrón” es simplemente “nueva para Noel”.

            Que un espaciotrastornado asiduo a este blog esté desactualizado en 4 o 5 años respecto a un tema particular no es ningún delito 🙂 pero sí es lo que en principio hace que esos 3 “quizás” tengan las mismas probabilidades, ¿entiendes?

            Que venga Noel y lo aclare, a mí que me revisen 🙂

          2. Pues puede ser un error de interpretación. Ya os digo que lo vi de pasada, antes de irme a trabajar, y no recuerdo dónde.

            Puede que fuese un recordatorio de algo ya descubierto, o que no interpretase bien la noticia (no me fijé en la fecha, iba con prisa).

            Lo que recuerdo era un gráfico con el Sistema Solar en el centro, y los 6 sistemas más cercanos en círculos concéntricos alrededor, con el Sistema Centauri, Barnard y Wolf 359, y había dos sistemas de Enana Marrón, uno a 6 y pico años luz, cerca de Centaury, y el otro a unos 7, en el otro extremo del gráfico.

            A causa de vuestros comentarios, he buscado y sí, deben ser Luhman y Wise, que ya encontré ayer buscando, cuando hice la pregunta.

            Debió ser un error interpretativo de alguna efeméride o una publicación atrasada o algo, y al no fijarme en la fecha por la causa que fuese, supuse que se trataba de un descubrimiento NUEVO.

            Mea culpa.

          3. Descuida, Noel, no pasa nada. Las condenadas enanas marrones son difíciles de detectar, era perfectamente posible que se hubiera descubierto una nueva… una que NO estuviera dirigiéndose directamente hacia la Tierra en forma de “huracán” apocalíptico a 500 km/s 🙂 y que por tanto sólo contadísimos medios se hicieran eco de la noticia 😉

            Me puse a buscar, no encontré novedades recientes, me picó la curiosidad, seguí hurgando, y lo único reciente “más o menos relacionado” era ese paper de los dos candidatos a planeta errante. El resto es historia 🙂 Misterio resuelto.

            Tiene mucho sentido lo que dice Martínez, en ese enlace aparece el mismo gráfico que posteó pochimax arriba. Uno lo ve apurado, de pasada al trabajo, inserto en el contexto de una noticia reciente… y ya está, a uno se le queda fijada la impresión de que el gráfico es tan reciente como la noticia, la memoria nos hace esas jugarretas todo el tiempo.

            Saludos.

          4. Jajajajaja!! Ya, ya ves, lo que hay liado con el susodicho “huracán de materia oscura que se dirige a la Tierra”, jajajaja. En fin, qué le vamos a hacer.

            En cuanto a lo que nos ocupa, sí, es ese gráfico el que ví, y seguramente lo dí por “nuevo” cuando ya tiene unos años. Nada, pues, asunto resuelto.

  6. Una pregunta el telescopio James Webb va a poder tomar fotografias de todos estos planetas con buena calidad? Porque supuestamente funciona en el infrarrojo. Por ej llegaria sin problemas hasta los planetas de TRAPPIST?

    1. En este caso de Barnard b, no lo creo. El planeta no es joven, posiblemente más viejo que nuestro sistema, y por tanto habrá eliminado su calor interno y encima está en la zona de nieve de su estrella. Creo que es demasiado frío como para que lo vea el Webb.
      En cualquier caso el contraste del que hablan en el artículo es en luz reflejada, lo mismo puede haber alguna oportunidad en el infrarrojo. Pero me da que no.

    2. Si algún día por fin se lanza el Telescopio Espacial James Webb, y si todo sale bien por supuesto que la aspiradora de presupuesto Telescopio Espacial James Webb de la NASA o los nuevos gigantes terrestres como el E-ELT puedan tomar imágenes de este cuerpo y determinar si tiene atmósfera. El Telescopio Espacial James Webb tiene la sensibilidad suficiente en el infrarrojo para estudiar más a fondo este planeta.

        1. El Telescopio Espacial James Webb no fue diseñado para lo que se conoce como imágenes de alto contraste, pero su sensibilidad en el infrarrojo es muy alta, y todos los planetas emiten algún residuo de calor pues no son cuerpos negros perfectos así que algo ha de servir.

    3. Si por buenas fotografías, te refieres al píxel brillante que representará el planeta … pues ,,, casi prefiero usar otro término. No se me ocurre ningún término adecuado.

  7. OT:
    La casa blanca propone una reducción del presupuesto para exploración espacial, de un 5% y pone en peligro misiones como el de la sonda a Europa, o volver a la luna.
    https://spacenews.com/bridenstine-worried-about-budget-pressures-on-nasa/
    Los políticos estadounidenses, como siempre dando pasos a lugar contrario a lo que se pronuncian. Vamos a la luna, pero reduzcamos el presupuesto de la Nasa. Que vayan en monopatín con alas y traje de neopreno.

    1. Por cierto … gracias por esta interesante entrada Daniel
      Prefiero un planeta a -180ºC que uno a +380ºC. Pero es una percepción irracional. Lo mismo da encontrar materiales que nos aislen a 380º de forma segura, que encontrar materiales que nos aislen a -180º. Otra cosa es que existan. Me extraña mucho nuestra incapacidad de mandar una sonda de superficie a Venus. Supongo, que no nos lo planteamos porque los que venían antes tampoco lo hicieron, pero a lo mejor los que venían antes, no tenían los medios y materiales de hoy. Y por precio. Pensar en cosas innovadoras como la reutilización, a veces nos parece más lejos de lo que en realidad está.

      1. No, no es lo mismo. Es mucho más fácil aprender a vivir en un mundo frío, que en uno muy caliente.

        Por cierto, off topic: el lunes un booster de spacex se convierte en el primero en volar (o al menos intentarlo) por tercera vez.

          1. El frío es más sencillo. Lo resolvemos con un rtg en las sondas. Pero pensemos en la evolución de los materiales desde las últimas misiones a la superficie de venus hace 40 años. Para humanos nos falta experimentar para que sea seguro. Para robots tenemos incluso integrados que soportan los 400grados.
            El problema de las últimas décadas es que nos acostumbramos a lo fácil subiendo precios como si fuera i+d puntero.
            Enfrentarse a venus debería ser una prioridad. Pero si no hay dinero para lo barato menos habrá para lo caro y menos explorado. Ni nos molestamos en hacer powerpoints explorando e inventariando las nuevas posibilidades a nuestro alcance.

          2. Para humanos, y para robots también, la superficie Venus es triplemente infernal:

            1) Venus hierve a 450 °C de media. Supongamos astronautas dispuestos a soportar 50 °C dentro de su hábitat. Eso implica un sistema de refrigeración capaz de crear y sostener por períodos prolongados una diferencia térmica de 400 °C. ¿Cómo te deshaces de esa diferencia, cómo la irradias al medio siendo que estás inmerso en una atmósfera más caliente que el plomo fundido?

            2) La presión atmosférica es aplastante: 90 atm.

            3) El pronóstico para hoy: lluvia de ácido sulfúrico… y tormentas eléctricas que ni Zeus ni Thor quisieran ver.

          3. Pelau, yo no dudo de la existencia de los aires acondicionados que son capaces de mantener dentro de un recinto una temperatura menor a la exterior del recinto. Piensa que una vez conseguidos los 25ºC, mantener la temperatura requiere menos energía. El plomo no se caracteriza por tener un punto de fusión alto. Cualquier otro metal común tiene el punto de fusión superior.

            Respecto a lo de hierve … aquí está la tabla periódica con sus puntos de fusión:
            https://www.lenntech.es/tabla-peiodica/punto-de-fusion.htm

            Como ves, hay muchos (la mayoría) elementos cuyo punto de fusión es más elevado que la temperatura de Venus. No estamos hablando de 2000ºC.

            La presión, pues no sé, sé que hemos estado en las fosas de las Marianas donde la presión es de 1.000 atmósferas.

            Y respecto a la lluvia de ácido sulfúrico, no tengo experiencia tampoco en recipientes para ácido sulfúrico. Metales como el titanio, y aleaciones de aceros con otros elementos parece que funcionan. Las misiones antiguas usaron titanio como barrera y sólo duraron unas pocas horas. Pero podría haber sido por problema de que no estaba preparada la electrónica o la mecánica para las temperaturas. Sólo he leído de pasada las misiones.

            Planteas cuestiones a la persona poco indicada. Pero dudo que muchas personas capacitadas se hayan puesto a pensar en serio sobre este tema. No voy a darte clases de cómo se podría hacer, porque no me dedico a crear nuevos materiales, ni a enviar cohetes, ni trabajo con ácidos, ni instalo aires acondicionados. Pero el que yo no tenga esas respuestas, no significa necesariamente que sea absurdo. O una de dos o es realmente absurdo o a la gente le falta imaginación para resolver problemas (o ganas). Mi concepto de infierno es mucho peor que Venus.

            Muchas gracias por tu respuesta.

          4. No pasa nada, Rafa 🙂 Mira, si yo también me lo tomara a la tremenda, tendría que decir algo como: en “buena” hora se me ocurrió la ocurrente ocurrencia de escribir esta flipada, a partir de ahí parecería que he quedado condenado al dantesco Infierno de los Listillos Alegóricos cuyo castigo eterno es que los interpreten de manera demasiado literal 😀

            Lo de “Venus hierve” y “más caliente que el plomo fundido” eran meras florituras para enfatizar el caluroso calor calentito que impera en el lugar. La “pregunta” no iba dirigida a ti, era una pregunta retórica, una que no pretende obtener respuesta porque de antemano se sobreentiende que la solución al problema es harto difícil para la tecnología actual.

            Hay excelentes materiales refractarios y aislantes térmicos, pero ninguno es perfecto, eventualmente se calientan. Hay materiales con resistencia de sobra para soportar el calor venusino, ningún problema para el fuselaje, el problema es para lo que haya dentro de la cápsula.

            Existen métodos de refrigeración capaces de lograr grandes diferencias térmicas. Por ejemplo, podemos congelar cosas a casi cero K. Pero esos métodos, de momento, o bien no son miniaturizables al tamaño de una cápsula tripulada para aterrizar en Venus, o bien son capaces de sostener esa diferencia térmica de más de 400 °C durante sólo unas pocas horas.

            Los robots lo tienen más fácil porque en principio podrían sobrevivir indefinidamente a ese calor sin necesidad de refrigeración alguna… y en eso estamos 😉

            2016 :
            science.nasa.gov/technology/technology-stories/electronics-demonstrate-operability-in-simulated-venus-conditions

            2017 :
            ntrs.nasa.gov/search.jsp?R=20180000692

            2018 :
            https://www.hou.usra.edu/meetings/lpsc2018/pdf/2796.pdf

            Saludos.

          5. Sr. Pelau, no es una flipada la idea. Aunque existan chips que trabajan a 600ºC, la NASA también ofrece, tal como expone el link que puse, por un número indeterminado de miles de millones de dólares en I+D, la posibilidad de refrigerar chips. No están diciendo que vayan a constuir una máquina para generar un agujero de gusano, están hablando de una cámara con refrigerador para chips. Si los rusos no pueden, hacerlo, me da respeto. Pero igual se han apuntado al robo a mano armada en el I+D y como el estado no puede financiarlo, quizás por eso reniegan.

            https://www.nasa.gov/directorates/sp…nvironments
            “The former is highly complex and requires billions in R&D to cool a small chamber of electronics”

            Esto, no lo he dicho yo, sino un tío de la Nasa. Estamos hablando, en el caso ruso, de 2025 y 2h-24h, que como ya sabemos, serían 4 veces más para que puedan decir que se han superado.

            Desde luego, pienso que nos toman por monos. Es una lástima que quien hace el trabajo realmente, y no los jefes y comerciales, cobren una miseria. Es como el caso del agricultor y lo que cuesta el producto en el supermercado.

          6. Cuando dices “no es una flipada la idea”, ¿a qué flipada y/o idea te refieres? Yo es que cada vez entiendo menos este hilo.

            A ver, repasemos. Mi primer comentario va en la misma línea de estas palabras tuyas: El frío es más sencillo. Lo resolvemos con un rtg en las sondas.

            Hasta ahí todos de acuerdo. Ya sea con RTGs, energía solar, etc., calefaccionar es más sencillo que refrigerar. MUCHO más sencillo. Basta comparar las elementales resistencias de un calefactor eléctrico con el complejo sistema electromecánico de un refrigerador o de un acondicionador de aire.

            La termodinámica es inflexible: el calor fluye del sitio más caliente al sitio más frío. La refrigeración hace lo contrario, por eso es tan difícil. Refrigerar significa gastar energía de un modo muy ingenioso para que localmente el calor fluya en sentido contrario sin violar globalmente la inviolable termodinámica.

            El punto 1 de mi primer comentario pretende ser una explicación muy sintética de porqué refrigerar en Venus es tan condenadamente difícil. Y los tres puntos en conjunto pretenden arrojar algo de luz a esta duda tuya: Me extraña mucho nuestra incapacidad de mandar una sonda de superficie a Venus.

            A partir de ahí el hilo se pone surrealista. Por ejemplo, este artículo de la NIAC/NASA que has enlazado dos veces dice casi exactamente punto por punto lo mismo que yo he venido intentando explicar desde un principio:

            “…In this proposal, we explore a long duration in-situ extreme environment rover on the surface of Venus…

            …En esta propuesta, exploramos el concepto de un rover de ambiente extremo in situ de larga duración sobre la superficie de Venus. El planeta tiene una temperatura superficial suficientemente caliente como para fundir el plomo a 460 °C, y una presión suficientemente alta como para aplastar el casco de un submarino nuclear a 90 bar. Los soviéticos hicieron un esfuerzo sistemático para explorar este ambiente extremo desde finales de los años 60 hasta principios de los 80. De sus 14 intentos de aterrizaje de Venera/Vega, sólo 9 tuvieron éxito, e incluso estas robustas naves funcionaron sólo durante 23 a 127 minutos antes de que los sistemas eléctricos sucumbieran al ambiente extremo. A las misiones modernas propuestas no les iría mucho mejor. Una reciente propuesta de misión flagship a Venus que cuesta $2-3 mil millones utiliza un sistema de enfriamiento de gas líquido, pero sólo puede garantizar la supervivencia en la superficie por menos de un día antes de la interrupción del sistema…

            Se han propuesto dos tecnologías para permitir en Venus las operaciones in situ de larga duración: 1) sistemas de refrigeración energizados por RTG y 2) electrónica de alta temperatura. La primera es altamente compleja y requiere miles de millones en investigación y desarrollo para enfriar una pequeña cámara de electrónica, mientras que la segunda no está cerca del nivel de integración requerido para un rover…”

            He remozado la redacción del último párrafo, sin traicionar el sentido del original inglés, para que esas dos tecnologías queden bien individualizadas.

            La segunda tecnología es la del proyecto LLISSE (los 3 enlaces de mi segundo comentario) que está intentando hacer realidad estas palabras tuyas anteriores a mi primera intervención en el hilo: Para robots tenemos incluso integrados que soportan los 400 grados.

            La primera tecnología viene siendo la versión supervitaminada y ultracompleja de un refrigerador doméstico el cual a su vez es la versión en circuito cerrado (sin pérdida) de la refrigeración por expansión de gas licuado (con pérdida, su tiempo operacional depende del tamaño del tanque de nitrógeno líquido u otro gas licuado, y del ritmo al que el gas se gasta según sea la diferencia térmica que la expansión del gas liberado debe absorber).

            Ni la Parker Solar Probe lo tiene tan difícil, de hecho es el caso opuesto al de Venus. Para refrigerar un lander venusino de larga duración hay que transferir calor de un sitio frío a un sitio caliente lo cual se vuelve exponencialmente más difícil cuanto mayor sea la diferencia térmica entre el sitio frío y el sitio caliente.

            No es nada trivial la Física implicada en el desarrollo de un sistema refrigerador COMPACTO capaz de sostener por largo tiempo una diferencia térmica de unos 260 °C en el ambiente de Venus. Eso asumiendo que el lander use una electrónica “termoresistente convencional” operativa hasta unos 200 °C (460° – 200° = 260°). En una misión tripulada la diferencia térmica rondaría los 430 °C (460° – 30° = 430°).

            Independientemente de que el presupuesto estimado esté o no “inflado”, un sistema refrigerador con esas prestaciones supone un reto tecnológico de primer orden, y me refiero a los requerimientos térmicos de la misión robótica asumida, los de la misión tripulada ya nada.

            Saludos.

    2. Hombre, volver… no tienen pensado volver a la Luna, como mucho a la órbita lunar. Esta semana Bridenstine a ido a Canadá a pedir pasta y le han dicho que van a usar el comodín del público.

  8. Con la estrella ya descubierta. Puede que lo van activar el “Proyecto Dédalo” breve en los proximos tiempos una sonda espacial que enviara en esa estrella: Barnard. Aparecen en los libros de ciencias ficcion, libros infanto juveniles, y hasta divulgacion cientifica (unos pocos que tiene).

  9. Esta entrada del blog vale oro, familia espaciotrastornada. Creo que podriamos alcanzar aquellos sistemas estelares con propulsión nuclear. Lanzaríamos desde la Luna por ejemplo(por si las moscas). ¿La carga? Robots con embriones humanos congelados listos para nacer tras siglos de letargo. Rubitas e iberos pls pedigree con qualité genética

    1. Sobraba lo de rubios e iberos. No existen estandares científicamente aprobados de mejores o peores personas. Diría que lo que nos hace buenos o malos está en nuestros sentimientos y actos.

      El amor y aprecio por los demás creo que nos hace buenos. Sé bueno 😉

      Quizás necesitemos reunir materia en el camino y convertirlo en energía para poder conquistar las estrellas, tipo avión Scram.

  10. Off topic. Aclaración a Xabi (si no seguiste el hilo no sigas leyendo):
    (1) En general, los científicos climáticos no manipulan sus investigaciones respecto al cambio climático; el proceso es algo más complejo: (a) un ínfimo porcentaje de ellos “adorna sus investigaciones”, (b) la ONU a través del IPCC crea informes donde (mediante la falacia del cherry picking) se seleccionan sólo esas investigaciones “adornadas” y se descartan las que contradicen la doctrina oficial (precisamente el IPCC se creó para ‘limpiar, fijar y dar esplendor’ a esa doctrina), (c) tras la confección de cada informe WG1 (de los fundamentos científicos del cambio climático), el documento pasa por un nuevo filtro político-científico para aunar criterios y para que el informe sirva a los fines políticos preestablecidos, (d) los científicos neutros que yo conozco personalmente no se mojan: prefieren estar tranquilos en sus universidades o en sus centros de investigación; (que bastante han de luchar por lo suyo), (e) se crean falsos mitos como que el 97% de los científicos del mundo apoya el informe y los que no lo hacen son escépticos (vamos, unos chalados o unos comprados por las petroleras).
    (2) Sobre lo que digo en (a) y (b) veamos ejemplos: (I) Charney en su “Carbon dioxide and climate” proponía en 1979 la hipótesis del CO2 como único causante del aumento de temperatura terrestre que el IPCC ha mantenido desde su creación, pero ¿qué datos contaba entonces Charney para contrastar experimentalmente lo que afirmaba?. Respuesta simple: los datos de entonces contradecían lo que él afirmaba. (II) en 1998, Mann, escribió “Global scale temperature patterns”, un artículo sobre aquél famoso palo de stick que ha sido ampliamente refutado, (III) en 2001, Boucher escribió sobre “components of radiative forcing of climate change”, una nueva forma de retorcer las matemáticas y la estadística que era mucho más creíble (por aquellos de escasa formación) que los antiguos esquemas de retroalimentación usados para atribuir al hombre el cambio climático.
    (3) Sobre las evidencias de manipulación política en el IPCC que puse en (c): no tengo las grabaciones (a ver que sólo soy un físico: no soy Villarejo). Pero leí un libro de Al Gore (no recuerdo cierto si es “Earth in balance” del 1992) donde detallaba la acción política: (i) crear informes periódicos y reuniones anuales para “concienciar” (es decir, para la típica acción de agitación y propaganda) sobre el clima, (ii) aprovechar la incertidumbre científica para crear certidumbre política, (iii) realimentar esa concienciación con los medios de comunicación masiva y (iv) implicar a las altas esferas y las élites políticas mediante técnicas win/win (por ejemplo, el típico lobby que presiona a la Unión Europea y hace que todos ellos ganen menos nosotros los ciudadanos de a pie). Aparte del libro de Al Gore, la manipulación se vio clara en el quinto informe cuando tardaron mucho más de lo previsto en darlo a los medios: había que justificar la pausa (la no correlación del CO2 con la temperatura superficial terrestre entre 1998 y 2014) y a pesar de que las objeciones al método y a los resultados están en esas páginas; el responsable, Stocker, sólo ofreció a los medios resúmenes donde la doctrina nunca quedaba en discordancia. Por otro lado, la táctica política anti-disidente climático consiste en: (A) denunciar a los escépticos que critican la calidad científica de un paper (por ejemplo la denuncia de Mann contra Steyn), (B) el acoso y derribo de los escépticos presionando a sus universidades (por ejemplo la dimisión de Judith Curry de su puesto en Georgia Tech.), (C) el acoso mediático (por ejemplo el Dr Spencer se ha quejado en muchas ocasiones).
    En fin, que hay muchos actores y no conozco todos los detalles; pero he de decir una última cosa interesante. Al principio al IPCC nadie le hacía caso, luego, en 1997 consiguieron un pequeño éxito en su negocio con el tratado de Kioto y la tasa al CO2; en el 2007 se hizo más visible por recibir: el Nobel de la Paz (aparte del dinero lo importante fue la publicidad para su causa); en el 2015 otro éxito fue el tratado de París. Y si los europeos seguimos así de inanes, nos la seguirán clavando y clavando: tras la tasa al CO2, viene la tasa a la contaminación, la tasa al coche, la tasa según el tipo de basura, la tasa al abuso de energía no renovable, etc., y si te crees que esa es la única forma de garantizarte las pensiones desde el 2040: ja, ja, ja. Todas esas tasas no servirán para mantener nuestro estado del bienestar en Europa; ¿aún no has entendido que ellos ganan, pero tú pierdes?, ese dinero servirá para pagar la burocracia mundial del cambio climático. Y tú, por haberte quedado calladito, acabarás igual de viejo pero mucho más pobre.
    (Si no quieres quedarte callado, dirígete a la UE: departamento de políticas del cambio climático. Pregúntales, pide información. Tal vez yo esté totalmente equivocado).

    1. Gracias por la completitud del comentario.
      Lo “típico” es hablar de los lobbies del petróleo, en cambio, te estás refiriendo a ciertos lobbies que se confabulan con los gobiernos para incrementar las tasas vinculadas a las emisiones. No sé si tienes en la cabeza a alguien o a algún sector.
      Continuando con ello, atendiendo a la actualidad, en qué contexto crees que encaja lo anterior con lo que ha sucedido en Francia y los proyectos de ley aquí en España en materia de coches de emisiones. Yo, sinceramente, -aunque no soy experto en economía ni en política- pienso que quizás todavía es compatible este tipo de políticas -si es que realmente están respaldadas por falacias- con creencias ideológicas infundadas vinculadas a estos partidos que sustentan el poder -en el sentido de que no haya una motivación económica detrás-. Al fin y al cabo, dejando el tema de la verosimilitud científica, hay una clara alineación al respecto de ciertos sectores de la política y la sociedad y ello crea unas ciertas expectativas en los partidos, que los políticos a cargo cumplirán o por ideales o -más mundano- por querer ganar las elecciones.
      Yendo al grano, no espero que me puedas dar una respuesta a esto -al menos no una exacta- pero, ¿cómo crees que se relaciona esto con la actual imagen y las actuales políticas en torno al cambio climático? Yendo aún más al grano -y esperando aún menos una respuesta concreta-, ¿las previsiones de “doble de concentración de CO2, 1ºC más de temperatura” en qué porcentaje dirías que son ciertas realmente? ¿Y qué se sabe actualmente sobre la relación entre cantidad de emisiones e incremento de temperatura?
      Sé que son preguntas todavía en gran medida sin respuesta, las comento por saber hacia dónde van las expectativas dentro de la comunidad científica realmente.
      Me disculpo por tantas preguntas tan difusas, no te obligaré a respondérmelas.

      1. Yo le agradezco a Antonio (AKA “Un físico”) que cuestione el calentamiento global porque gracias a eso he dado con esta serie de tres artículos que desconocía, que empiezan con este:
        https://naukas.com/2016/01/04/descubrimiento-las-eras-glaciales-efecto-invernadero-i/
        Recomiendo su lectura. Además, me surge la pregunta: aparecen en el relato histórico personajes de todas las naciones civilizadas, pero, ¿dónde están los españoles?¿dónde? Una pena y una vergüenza, el perenne atraso científico que padecemos

        1. daniel, ya tuve una infructuosa discusión con Pedro J. (el autor de esos tres artículos en Naukas), en ecos.blogalia . com/historias/76074
          No me dio una clara explicación del dogma principal del IPCC (que para el doble de concentración de CO2 en la Tierra aumenta la temperatura 1 grado) porque no la hay; porque es ciencia ficción.
          Un resumen de las pegas que encontré en la “teoría” del cambio climático antropogénico las recogí en mi documento: drive.google.com/file/d/0B4r_7eooq1u2ZlIwZFcxQ2ZWaHc
          Al final de la pg. 3 se ve que a tenor de lo que sabemos sobre Venus, la Tierra y Marte, sí que podemos intuir cómo podría existir un exoplaneta con -170 ºC en equilibrio pero 30º en la superficie debido al efecto invernadero. Para un exoplaneta con 3 veces la masa del sol, sí habría gravedad suficiente como para retener esa atmósfera idónea, pero para un “planeta” como la Luna, lo normal es que acabe perdiendo la atmósfera.

      2. No puedo aclarar mucho más.
        La política es algo muy complicado, donde siempre se intentan adherir voluntades a una causa. Para eso, los partidos políticos se alían con medios de comunicación. Es lógico que los periódicos intenten concienciar sobre un asunto, pero lo que no es tan lógico es que una vez se ha demostrado que ese asunto carece de fundamento científico, ¿por qué el medio sigue impertérrito en su línea editorial?.
        Por otro lado, creo que esto no va de lobbies al uso (como el de las armas en los USA); sino del IPCC que convence a China y a la UE de su dogma y de cómo ambos les conviene dejarse convencer para, o bien tener mayor control sobre el ciudadano; o bien, mayor posibilidad de tasación.
        Lo de Francia creo que está más ligado al incremento del precio del petróleo. Pero no lo sé seguro.
        Tampoco te daré un porcentaje sobre la credibilidad del dogma del CO2. Para mí si algo no se ha deducido científicamente, tiene credibilidad cero.

  11. ¿El hecho de que sea mas grande que Marte o la Tierra, no podría hacer que este planeta esté más caliente por un mayor efecto invernadero o mayor actividad volcanica?

  12. La estrella de Barnard también es protagonista de la primera Gran Lectura de ciencia-ficción de mi infancia: La legión del espacio, una maravillosa aventura pulp de Jack Wiliamson. ¡Cuidado con los Medusas!

  13. Pues a mí lo que me llama la atención es la predicción de que se plantee la confirmación de Barnard b por astrometría de la estrella, a partir de futuros datos de Gaia. Cuando lo leí en el News & Views de Nature no lo entendía en absoluto; ¿ver directamente el bamboleo de la estrella por su posición? me parecía imposible; ya tenemos bastante suerte con detectar 1.2 m/s (o menos) por espectrometría. Sin embargo, cuando he visto la gráfica de van de Kemp en el artículo de Daniel (cuyo nombre sea por siempre alabado), he entendido que se trata precisamente de eso, por más que resultase falaz en su día.
    ¿Sabéis si algún exoplaneta, de cualquier dimensión, de cualquier estrella, se ha confirmado por astrometría de la estrella a esta fecha?.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 16 noviembre, 2018
Categoría(s): ✓ Astronomía • Exoplanetas