Los primeros astronautas que volarán en naves tripuladas de EEUU después de ocho años

Por Daniel Marín, el 5 agosto, 2018. Categoría(s): Astronáutica • ISS • NASA ✎ 129

Desde 2011 todos los astronautas de la NASA se han visto obligados a viajar al espacio a bordo de naves Soyuz rusas. Es la interrupción más larga en misiones tripuladas de EEUU desde el intervalo de seis años que transcurrió entre la misión Apolo-Soyuz en 1975 y el primer vuelo del transbordador en 1981. Si todo sale bien, este parón estadounidense en los vuelos espaciales tripulados finalizará el año que viene con la puesta en servicio de las naves CST-100 Starliner de Boeing y Dragon 2 de SpaceX. ¿Pero cuáles serán los astronautas elegidos para viajar en las primeras misiones? Pues, tras muchos retrasos, ya sabemos sus nombres. De acuerdo con los planes actuales, la primera misión no tripulada de la Dragon 2, la DM-1 (Demo Mission 1) tendrá lugar en noviembre de 2018, mientras que el primer vuelo no tripulado de la Starliner, la misión OFT (Orbital Flight Test) se retrasa a finales de este año o principios de 2019 después de los recientes problemas experimentados con el sistema de aborto durante el despegue.

Recreación artística de la Dragon 2 y la Starliner acoplándose a la ISS (NASA).

La primera misión tripulada de la Dragon 2 (o Crew Dragon), la SpX DM-2, despegará en abril de 2019 y en ella viajarán Bob Behnken y Doug Hurley. Robert Behnken es un veterano de dos misiones del transbordador (STS-123 Endeavour y STS-130 Endeavour) y ha realizado seis paseos espaciales, mientras que Douglas Hurley fue piloto en la STS-127 Endeavour y en la última misión del shuttle, la STS-135 Atlantis. Si este calendario sobrevive al contacto con la realidad, Behnken y Hurley se convertirán en los primeros astronautas de la NASA que viajen en una nave tripulada estadounidense desde 2011.

Bob Behnken (izquierda) y Doug Hurley, los astronautas de la primera misión tripulada de la Dragon 2 (NASA).
El primer ejemplar de vuelo de la Starliner (izquierda) y la Dragon 2 (derecha) (NASA).

Por su parte, la primera misión tripulada de la Starliner, la Boeing CFT, se retrasa a mayo de 2019 y por eso, si todo sale según lo previsto, SpaceX se adelantará a Boeing en ser la primera empresa que lance una nave tripulada estadounidense desde la retirada del shuttle, pese a que originalmente se había decidido lanzar la CFT antes que la DM-2. Tres astronautas —en un principio iban a ser dos— formarán parte de la tripulación de la CFT: Chris Ferguson, Eric Boe y Nicole Mann. Ferguson ha volado tres veces al espacio en las misiones STS-115 Atlantis (piloto), STS-126 Endeavour (comandante) y STS-135 Atlantis (comandante). Ferguson es actualmente empleado de Boeing, así que se convertirá en el primer «astronauta privado» que vuele al espacio. Boe fue piloto de la STS-126 Endeavour y la STS-133 Discovery, mientras que Mann realizará su primer vuelo espacial. Como vemos, dos de los astronautas de estas misiones fueron el comandante (Ferguson) y el piloto (Hurley) de la última misión del transbordador, la STS-135 Atlantis, un hecho altamente simbólico.

De izquierda a derecha, Eric Boe, Nicole Mann y Chris Ferguson (NASA).
Nicole Mann probando el traje de presión de la Starliner (NASA).

Durante los vuelos tripulados la Starliner y la Dragon 2 se acoplarán a la ISS, pero en el caso de la misión CFT es posible que la tripulación, o parte de ella, pase seis meses a bordo de la estación como en un vuelo rutinario, mientras que en la misión DM-2 los dos astronautas estarán solo dos semanas. La NASA también anunció algunos de los astronautas que participarán en las siguientes misiones operativas de estas dos naves y que permanecerán unos seis meses en la ISS. En la siguiente misión de la Dragon 2 irán Michael Hopkins —veterano de una misión espacial a la ISS— y Victor Glover —sin experiencia—, mientras que en el segundo vuelo tripulado de la Starliner veremos a Sunita Williams —veterana de dos expediciones en la ISS— y al novato Josh Cassada. En estas misiones «post-certificación» (PCM) a la ISS volarán cuatro astronautas en cada vehículo. El resto de los tripulantes provendrán de las otras agencias que participan en el proyecto de la ISS: ESA, JAXA, CSA y Roscosmos. Sí, has leído bien, Roscosmos. La inclusión de cosmonautas rusos en estas misiones se haría como intercambio por asientos de astronautas de la NASA en las Soyuz, evitando así que la agencia estadounidense tenga que pagar más dinero. Este intercambio le permitirá a Rusia acceder a información de primera mano sobre las nuevas naves espaciales, así que es de suponer que se mostrará a favor.

Glover (izquierda) y Hopkins (NASA).
Williams y Cassada (izquierda) (NASA).
Sunita Williamns entrenándose en la Dragon 2 (NASA).
Los primeros astronautas que viajarán en naves tripuladas estadounidenses desde 2011: Sunita Williams, Josh Cassada, Eric Boe, Nicole Mann, Chris Ferguson, Doug Hurley, Bob Behnken, Mike Hopkins y Victor Glover (NASA).
Recreación de la Dragon 2 (NASA).
La Starliner sobre el cohete Atlas V (con motores RD-180 rusos) que la lanzará al espacio (NASA).

Llama la atención que la NASA no haya anunciado quién será el comandante de estas misiones ni la denominación del resto de tripulantes (¿piloto, especialista de misión o ingeniero de vuelo?), así como tampoco haya mencionado quién formará parte de las tripulaciones de reserva. Teniendo en cuenta que ninguna de las dos naves ha volado todavía, es altamente probable que se produzcan más retrasos, aunque la NASA está presionando a ambas empresas para cumplir el calendario previsto y evitar así tanto el tener que pagar por asientos adicionales a bordo de las naves Soyuz, como la ira del Congreso por saltarse los plazos. Los primeros astronautas que viajen en una nave tripulada de EEUU desde 2011 se acoplarán al puerto delantero PMA-2 de la estación y su primer acto simbólico será recoger la bandera estadounidense que dejó allí la tripulación de la STS-135 Atlantis tras su misión.

 



129 Comentarios

  1. Cuando los astronautas no comprendan que hacer en un fallo no previsto en la Dragon, presiento que ElonMusk se asomara por la ventanilla con su ya terminado traje de Ironman y les dirá…

    “¿Hey chicos, como esta la situación por acá?” (Quién este acostumbrado a las peli espaciales que le ponga en su mente el efecto de habla en el espacio entre comunicadores)

    Luego los remolcara hasta la ISS, de paso ahi le pediran que reacomode una antena que ha sido milimetricamente movida por un minipedazodebasuraespacial.

  2. Bueno para molestar a Stiewe Griffin el grial se encientra en la ciudad de Eart en Argentina, lamento decepcionarte pero el grial no es un objeto material, ni siquiera es un objeto de este plano de realidad es de antimateria superdenso creado por la particula mas horrenda por no decir otra cosa(asquerosa) que existe el tachon-taquion-ta-kion como se llame, la particula de dios literalmente este compone todo el mundo divino, diabolico y eterico que no existe en nuestro plano de la realidad la obtencion de este recurso es atravez del sufrimiento, guerras, penitencias y sexo homosexual el cual se desarrolla con la alquimia-alchemy todo un asco total, la unica verdad es que es una raza de extraterrestres de lacontelacion de Hercules-Orion expecivicamente la estrella en extincion betelgeuse nada avanzados que vinieron a joder nuestro planeta hace muchos años y dejar horribles vestigios de su tecnologia espiritual incipiente el cual no les sirve ni siquiera para salir de su galaxia, si hubiera razas extraterrestres avanzados usarian energia obscura-dark energy ya que es muy abundante.

    1. Querido Sr. o Sra. Secret:
      No estoy seguro: lo suyo es demasiado elevado para mis capacidades cognitivas; para entender mejor lo suyo es necesario tomar alguna sustancia que desconozco…
      Muy bueno para seguir pensando unas horas mas!…
      Le deseo una vida larga y próspera!
      Willy Klein.

  3. Hay que joderse, vosotros montando un pifostio espaciotrastornado-politiquil-facha-stewieano-antoniano-elomukense y yo perdiendo el tiempo tumbado en la muy donostiarra playa de Ondarreta con rápidas incursiones para conseguir suministros cervezo-pintxiles en Bar Pepe… Cómo sois… Esto se avisa.

    1. Perdona Hilario, pero la playa de Ondarreta tiene de donostiarra lo que yo de cabra perejil… si acaso del barrio del Antiguo: cuando yo nací eso era un humedal, por mucho que te engañe el nombre del Hotel y las pistas de squáass para pijos en las faldas del monte Igeldo… que tampoco quieren ser giputxis, todo hay que decirlo.

      Si quieres ver un vasco de verdad te invito a Bilbo en fiestas, nada de mariconadas, ni siquiera Antonio el “campo magnético no afecta a la ISS” soportaría un katxi kalimotxo de verdad jijiji… Ondo izan!

      1. Cierto, hay mucho pijerío en los alrededores de Ondarreta (véanse las casas que la rodean), pero en Bilbao, ciudad que también conozco, no hay tanta chica en bikini, por obvias razones, lahostia!

        El caso es que este año he vuelto a una de las ciudades que mas me gustan. Eso sí, cara de cohones (el alojamiento, que no la comida), pero las vistas desde el Urgull y esa bahía con el agua a 26° bien lo valen.

    1. La respuesta seria que si: se diseñaron para ser utilizadas para el espacio profundo, y por supuesto en la ‘Gateway’, pero aclarando antes que después de algunos ajustes porque obviamente cada misión es distinta y en este caso si se usan para que tengan acceso a una estación circunlunar habrá que hacer algunas modificaciones como en el blindaje o los soportes vitales. Para tal viaje la capsula Dragón v2 (por tomar una de las dos capsulas) se requerida de un vehículo portador/propulsor adicional, y ser lanzado por un cohete potente como el Falcón Heavy para obtener el delta-v necesario.
      Ambas capsulas tienen mayor volumen el Modulo de Mando del Apolo, 11m³ (CTS-100) y 10m³ (Dragon v2), versus los 5.6m³ del Modulo de Mando del Apolo. En comparación la Capsula Orion tienen un volumen de 19.56 m³.

      1. Osea, que la Dragon 2 tripulada jamás ira a la Gateway si para eso necesita un Falcon Heavy. ¿De que va a servir entonces cuando la ISS ya no esté? ¿Para ir con ella a dónde? :s

          1. El Falcón heavy nunca se va a certificar para vuelos humanos, por eso cancelaron el vuelo de turistas alrededor de la luna, dicho por la propia empresa, asi que o se lanza con un F9 o no volara.

          2. La NO certificación del Falcon Heavy para vuelos tripulados se debe a razones políticas. Qué sentido tendría La Orión-SLS para viajar a la órbita lunar habiendo el FH-Dragon? Pues eso, si no le ponen palos a las ruedas, el SLS no tiene razón de existir.
            Ahora bien, si en algún momento se cancelara el SLS, cosa que dudo, la NASA pondría la alfombra roja a SpaceX y la certificación del FH se haría en poco tiempo.

          3. Jajajaja, espero que las certificaciones no sean como los másteres. Lo que sí digo, y me reafirmo, es que para que sobreviva y siga adelante el SLS, la única manera es eliminarle la competencia, por eso la NASA ni siquiera contempla la posibilidad de certificar el FH, cosa que sí ha hecho ( o está en camino) la certificación del Falcon 9, porque le interesa subir astronautas a la ISS.
            No digo que el FH sea igual para certificarlo, la tensión y vibraciones de los tres cores son diferentes. Pero oye, con voluntad sí se podría, haciendo las simulaciones y pruebas de estrés necesarias para ello, y viendo cómo responde en fiabilidad en los siguientes lanzamientos, no veo por qué no.

  4. Una duda que me asalta: ¿si un astronauta privado o un turista espacial estropearan algo o provocaran un accidente en la ISS, por falta de preparación específica, quién pagaría la reparación?

  5. Podría alguien aclararme una duda:¿El futuro operativo de estas dos naves está limitado por la duración de la ISS? ¿Está previsto que puedan llevar astronautas a la futura estación lunar?, o esas operaciones estarían reservadas para la cápsula Orion… Gracias.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 5 agosto, 2018
Categoría(s): Astronáutica • ISS • NASA