Progresos con la sonda lunar china Chang’e 5

Por Daniel Marín, el 16 junio, 2014. Categoría(s): Astronáutica • China • Luna • Sistema Solar • Sondasespaciales ✎ 52

Mientras la sonda Chang’e 3 continúa mandando datos a cuenta gotas desde la superficie lunar, China sigue adelante con la ambiciosa misión Chang’e 5. Esta sonda, que debe ser lanzada en 2017, traerá a la Tierra muestras del suelo lunar (la Chang’e 4 será básicamente una repetición de la Chang’e 3). Pero no lo hará directamente.

5f50f3afgw1dyuw2uzugzj1
Sonda de recogida de muestras lunares Chang’e 5.

La Chang’e 5 despegará mediante un cohete Larga Marcha CZ-5 desde el centro espacial de Wenchang y, una vez alcanzada la órbita lunar, se separará en dos vehículos. Uno permanecerá en la órbita mientras el módulo de descenso -basado en la Chang’e 3- aluniza sobre la superficie lunar. Una vez recogidas las muestras, el módulo de ascenso despegará y se situará en órbita lunar, donde buscará al módulo orbital y se acoplará con él. Las muestras serán transferidas a un módulo de reentrada y después el módulo de ascenso quedará abandonado en órbita lunar. Tras poner rumbo a la Tierra, el módulo de reentrada se separará del módulo orbital y la cápsula con las muestras descenderá sobre territorio chino.

211540zc4jo57504g0gy0j
Misión de la Chang’e 5.

Este enrevesado sistema contrasta con el esquema simple de ascenso directo de las sondas soviéticas de la serie Ye-8-5. Sin embargo, esta complejidad garantiza el poder acceder a casi cualquier punto de la superficie lunar, dotando a la misión de una enorme flexibilidad. Otro punto a tener en cuenta es que la forma del módulo de reentrada es una versión a escala de la cápsula de la nave tripulada Shenzhou. Aunque las semejanzas quedaron patentes cuando pudimos ver los primeros diseños de la misión, una reciente foto de la cápsula confirma que se trata de una réplica casi exacta, incluyendo los dos contenedores para los paracaídas principal y de reserva que caracterizan el diseño de la Shenzhou y de la Soyuz. Esta similitud tiene su razón de ser, ya que de esta forma los ingenieros chinos se ahorrarán mucho tiempo y dinero al usar una forma cuyas características aerodinámicas conocen a la perfección.

Captura de pantalla 2014-06-15 a la(s) 22.47.59
La cápsula de la Chang’e 5 y la Chang’e 2.5 es similar al módulo de descenso de la Shenzhou (www.spacechina.com).
Captura de pantalla 2014-06-15 a la(s) 22.54.37
Pruebas del paracaídas de la cápsula de muestras (www.spacechina.com).

Pero, por otro lado, a nadie se le escapa que de esta forma también se allana el camino para una posible misión tripulada china a la Luna. Y no necesariamente a su superficie, ya que China cuenta con la tecnología para realizar un vuelo tripulado de circunnavegación lunar similar a las misiones soviéticas Zond/7K-L1.

En cualquier caso, las dificultades técnicas de la misión Chang’e 5 son tan formidables que China llevará a cabo a finales de año la misión intermedia Chang’e 2.5, que volará alrededor de la Luna para probar la reentrada de la cápsula a la velocidad de escape, es decir, 11 km/s frente a los 8 km/s de una misión en órbita baja terrestre (la sonda ha recibido el apodo Chang’e 2.5 por combinar elementos de las misiones Chang’e 2 y Chang’e 5). En esta misión la cápsula transportará bacterias y otros especímenes biológicos para estudiar su respuesta al ambiente de alta radiación fuera de la órbita baja, otro objetivo con una clara aplicación para los vuelos tripulados.

Y es que si todo va bien, antes de que este año finalice veremos cómo una cápsula espacial aterriza en China después de haber dado una vuelta a la Luna. Estaremos muy atentos.

Captura de pantalla 2014-06-15 a la(s) 22.53.53
Pruebas del despliegue de paracaídas de la cápsula.
Captura de pantalla 2014-06-16 a la(s) 23.05.45
Estado del diseño actual de la Chang’e 5 (CLEP).


52 Comentarios

  1. Sería maravilloso que mandaran taikonautas a la superficie de la luna sólo para ver que cara ponen los de la NASA, y ver si siguen con el teatrito de ir a Marte en el 2035

  2. Mientras que los chinos apuestan por una tecnología segura y probada que permite reducir tiempos de desarrollo y costes, la NASA -siempre que se lanza a alguna gran misión de prestigio- se mete en un lodazal tecnológico para “revolucionar el acceso al espacio” que al final casi nunca cumple con lo que promete. Enterraron miles de millones en el transbordador espacial, en el X-33, en el Constellation y ahora en el SLS y al final todo se queda en nada o en algo muy apartado de la idea inicial.
    A EEUU le habría bastado seguir mejorando las cápsulas Apolo y la familia de lanzadores Saturno y hoy dispondrían de lanzadores medios y pesados fiables (con los que lanzar cargas pesadas a la órbita terrestre y grandes misiones automáticas a los planetas) y de vehículos orbitales serios con unos costes de desarrollo y producción ya amortizados. Podrían haber seguido en la estela de las estaciones Skylab y hoy dispondrían de una o varias estaciones orbitales por mucho menos de lo que ha costado el “mecano” de la ISS. Hasta puede que tuvieran cápsulas espaciales reutilizables. Pero no, cada nueva administración trata de “dejar su huella” pensando en términos cortoplacistas y así les va.
    Mientras, los chinos a lo suyo.

    1. Estoy completamente de acuerdo contigo.
      Siempre me ha gustado la filosofía Rusa de “si funciona no lo arregles”. Sin embargo EEUU gasta millones en perfeccionar cosas que no valen la pena y así se arriesgan también en tener siempre algo nuevo que probar en lugar de usar artilugios ya probados mil veces (aunque quizás menos eficientes).

      1. Aunque como ingeniero comparto al 100% la filosofía de “si funciona, no lo toques” (cambiando el “arregles” por “toques” jeje) creo sin embargo que las apuestas tecnológicas son, por defecto, necesarias y loables. Si no, ahora mismo, estaríamos utilizando avanzadísimos e hipermodernos telescopios ópticos en la cima de las montañas.

        Otro cantar es el desarrollo de las mismas. Un proyecto realista y más de estas características tiene que tener continuidad temporal y presupuestaria al estilo Indio, no ser revisado al son de las elecciones y encuestas.

        Un saludo y mi más sincera enhorabuena por este blog en el que comento por primera vez y leo a diario desde hace años. Muchas gracias por esta labor tan loable.

        1. Yo creo que todos estamos de acuerdo en que es necesario hacer apuestas tecnológicas que permitan “ir más allá”, pero esas apuestas tienen que salir de unos programas de investigación básica a medio y largo plazo que permitan “dar el salto” con garantías.
          El problema de la NASA es que sus “propuestas tecnológicas revolucionarias” nunca se engloban en una estrategia a largo plazo, en un plan meditado, estudiado y escalado, sostenido por una voluntad política y presupuestaria que mire a los próximos cuarenta años y no a los próximos cuarenta meses.
          Si la NASA y el Congreso de EEUU dijesen: “Queremos que dentro de cuarenta años haya bases humanas en Marte y que los vuelos tripulados a ese planeta no duren más de 90 días, y en pos de ese objetivo vamos a iniciar una política de I+D clara, apostando por nuevas tecnologías cuando sean necesarias, y las vamos a financiar mediante planes quinquenales o septenales de forma que el programa continúe independientemente de la administración que gobierne”, pues entonces sería fantástico y podríamos empezar a pensar en sistemas avanzados de propulsión nuclear, sistemas de protección radiológica avanzados, diseño de lanzadores pesados y cápsulas eficientes, etc.
          Pero no, en la Casa Blanca, el Congreso y la NASA lo que impone su ley es el cortoplacismo: llegar con ventaja a la próxima cita electoral, tratar de emular a Kennedy en cada administración a ver si ganamos popularidad, llenar los telediarios de “powerpoints” con maravillosos planes espaciales que no costarán nada y supondrán una “revolución”, dar gusto a los senadores de los estados donde está instalada la industria aeroespacial de turno a la que hay que darle unos cuantos miles de millones de dólares…
          En resumen, la política espacial de EEUU no va más allá de lo que dura cada administración. No hay planificación a largo plazo porque, en el fondo, a Bush, a Clinton o a Obama la exploración espacial no les interesa lo más mínimo fuera de lo que pueda servir como elemento de propaganda de cara a su reelección.
          Por eso China terminará convirtiéndose -en cosa de 20 ó 30 años- en la principal potencia espacial de la Tierra. Porque los chinos piensan en términos de décadas, mientras que los americanos no son capaces de pensar en nada que vaya más allá de cuatro años.

      2. Como a Daniel le gusta hacernos saber, Rusia también tuvo su transbordador, también tuvo su supercohete N1, y proyectos descabellados tanto o mas que EEUU, hay muchas cosas criticables, pero una cosa que caracteriza a EEUU es que se atreven a hacer las cosas y a romper fronteras, no es que defienda su metodología, y sus vaivenes en lo que refiere a su política espacial, pero al menos ahí les tienes, fabricando un cohete pesado para capturar un meteorito,,, y hoy por hoy nadie puede ni siquiera plantarselo.

        1. El transbordador, el N1 y demás fracasos rusos hay que verlos desde la óptica de la Guerra Fría.
          Lo de que “están fabricando un cohete pesado para capturar un meteorito” es, simplemente, inexacto. El cohete SLS no tiene, hoy por hoy, objetivos definidos y no se entiende muy bien para qué sirve si no hay planes claros y decididos de volver con humanos a la Luna, de enviar grandes sondas automáticas a Marte o a los planetas gaseosos o si no hay un plan claro para levantar una infraestructura de transporte interplanetario hacia Marte basado en sistemas de propulsión nuclear térmica.
          En este contexto de falta absoluta de planificación a largo plazo, el programa “Asteroid Initiative” de la NASA no es más que un apaño para tratar de justificar el SLS. Por no saber, no saben ni qué asteroide quieren “atrapar” ni, lo más grave, no tienen claro cómo hacerlo. ¿Es lógico proponer enviar una sonda automática a capturar un pequeño asteroide, remolcarlo hasta la órbita lunar y luego mandar una Orion tripulada a “investigarlo”? ¿Para qué? Con la décima parte del presupuesto de ese programa podría enviarse una sonda robot a algún asteroide interesante y analizarlo “in situ” e incluso traer muestras a la Tierra.
          Si todavía estuviésemos hablando de enviar una nave tripulada propulsada por un motor nuclear térmico a Ceres o a Vesta y estar por allí varios meses realizando exploraciones e investigaciones sería otra cosa. Más creíble, desde luego, y que suscitaría más apoyo popular. Pero esa “ocurrencia” de llevar un pequeño asteroide hasta la Luna para luego “ir a ver” suena más a justificar la existencia de una agencia y de un cohete que a un programa serio.

  3. Quien a lanzado sondas por todo el sistema solar,quien ha teoricamente traspasado la frontera del sistema solar,quien esta transmitiendo desde varias sondas en marte ,quien ha puesto el hubble en orbita,creo que solo USA,mientras tanto se nos hace el culo pepsi cola por la caja de zapatos que ha puesto el cuñado de Brucee Lee en la luna con un retraso de 50 años con respecto a lo que hizo EEUU.

    1. Pero mire usted lo que decía mi padre:

      Agua pasada no mueve molino.

      Y lo que hizo eeuu en el pasado, pasado está, lo importante es lo que hace todo el mundo ahora, y creo que cada cosa que se haga para salir al espacio es loable y digno de admiración, ya sea con 50 años de retraso o con 100.

      Aparte no vamos a ponernos a decir que eeuu tras la segunda guerra mundial fue la única economía que quedó intacta en su capacidad productiva y tenía mucho mucho más dinero que los demás. Rusia había afrontando una revolución industrial tardía con un clima hostil y habiendo perdido muchísima población en la guerra y ahún así comenzó ganando la carrera espacil.

    2. Tengo una hipotesis, para referirse a China (o a cualquier país que no es el propio, o incluso…) como “el cuñado de Bruce Lee” hay que ser retrasado mental. Espero no ofenderte, pues es solo una hipótesis.

      Lo que no es una hipótesis es que tu comentario es chovinista hasta decir basta.

      Si queréis convertir el comentario de Hilario en otro pique pro EEUU contra pro LO QUE SEA, adelante, pero ni creo que fuese su intención ni tiene nada que ver con lo que tu has dicho. Fuera de la guerra fría, por no retroceder absurdamente en el tiempo, la NASA (que tampoco es todo culpa suya, las diversas administraciónes han tenido gran parte de la culpa) ha invertido cantidades brutales en faraónicos proyectos que no tenían visos de hacerse realidad. Esto es muy loable, hasta cierto punto. ¿Sabes la cantidad de sondas, rovers y telescopios que se podrían haber montado con el presupuesto tirado en el X-33, o el constellation, o DSCOVR? y eso solo los tres que me vienen a la mente…

      1. Como hipotesis ademas muy sostenida por la psiquiatria la falta de sentido del humor denota falta de inteligencia pero vamos es solo otra hipotesis tan respetable como la tuya y por cierto tienes razon la administracion o NASA han tirado decenas de miles de millones de dolares a la basura,pero de ahi a glorificar a los Chinos por hacer cosas que USA o La URSS realizaron medio siglo existe un abismo.

        1. Pues si tienes sentido del humor, entonces… no te ha podido sentar mal mi comentario ¿no? ¿o es que solo tienes sentido del humor cuando el chiste no es sobre ti?

          El único abismo que hay aquí es el que existe entre “glorificar” y lo que se ha escrito.

    3. FRN, todo eso que dices son logros del JPL (Jet Propulsion Laboratory), que se encarga de las misiones no tripuladas de la NASA.

      La gente no suele saber (lo desconocen incluso la mayoría de los norteamericanos) que el JPL es un organismo “autónomo” dentro de la estructura de la NASA. Es un centro de investigación y desarrollo financiado federalmente, administrado y operado por Caltech bajo contrato con la NASA.

      Es el JPL el que está sosteniendo el prestigio espacial de EEUU, no la NASA. La NASA fue fundada a finales de los 50 como una especie de cajón de sastre que reunía bajo una única dirección la pléyade de instituciones y organismos civiles y militares que se encargaban de la incipiente aventura espacial norteamericana. Cuando recibió el encargo de poner a un hombre en la Luna, la NASA apenas era nada. Y para lograr su objetivo tuvo que tirar de lo que tenía más a mano, es decir, de la experiencia militar y de los medios militares. Una vez culminada con éxito y a golpe de talonario su misión, la NASA se quedó, literalmente, sin objetivos. Y tuvo que empezar a pensar en qué hacer: que si el transbordador, que si la ISS, que si el Constellation… Y de paso las administraciones norteamericanas la usaban para “promocionarse” de cara a ganar elecciones.

      Pero el problema es que, como nunca se tomaron en serio lo de la exploración humana del espacio, desde el fin del programa lunar las distintas administraciones NUNCA han dado a la NASA los medios necesarios ni se ha planificado una política de exploración y colonización humana del espacio seria. Sólo si se veía alguna utilidad militar a las propuestas de la NASA (es lo que pasó con el Shuttle al principio) se decidió a meter dinero.

      Mientras tanto, el JPL, con un presupuesto más reducido, ha conseguido grandísimos logros con sus sondas automáticas. Pero repito: eso son éxitos del JPL, no de la NASA.

      Hablar del “retraso de 50 años” de China con respecto a EEUU es como hablar del “retraso” europeo en enviar sondas a Marte o a Venus. ¡Pues claro que hay “retraso”! Como que chinos y europeos empezaron mucho más tarde. La cuestión no es cuándo los chinos empezaron a pensar en el espacio y a planificar proyectos tripulados (llevan haciéndolo desde los 70), sino cuánto han tardado en “ponerse al día” desde que tomaron la decisión POLÍTICA de ponerse manos a la obra. Hace 15 años todo el mundo suponía que sería Europa la siguiente en tener medios de acceso tripulado al espacio. Y mira cómo estamos.

      China está avanzando a mucha velocidad. Sabe lo que quiere y tiene los medios para lograrlo, sobre todo en vuelos espaciales tripulados. Le falta, es cierto, un plan de ciencia espacial mucho más sólido y ambicioso, pero eso es cuestión de tiempo y de dinero. Y las dos cosas le sobran a los mandatarios chinos.

      1. China no va más rápido de lo que fueron los EEUU o la URSS .Lanzó su primer satélite en 1970.su primer vuelo tripulado fué en 2003 y solo ha realizado
        unos pocos en 10 años,lleva tres sondas lunares en unos 5 años.El desarrollo de un lanzador medio (tipo Proton ) está todavia en proceso.No hay duda de su mérito,pero no exageremos.
        Del programa espacial de EEUU hablais como un erial actualmente, pero de manera privada o pública tiene servicio de avituallamiento a la ISS, desarrolla un lanzador PESADO de verdad, la Orión estará lista en unos años y será superior a las naves de los demás.Tiene sondas de alta resolucion en la Luna y Marte, sonda en Saturno,naves camino de Júpiter y Pluton,etc…como ya sabeis.
        Ruego un respeto para los que han llenado nuestros libros y revistas de imágenes y datos increibles.

          1. Lo del avituallamiento No es cosa de la NASA, que lo han sacado a concurso… muy bien, pero no les computemos eso, que no les corresponde.

        1. Williams, tú mira la evolución del presupuesto de la NASA en los últimos diez años y las previsiones para el próximo lustro y luego vienes y nos haces un comentario.
          Sigues mirando al pasado.

  4. Como occidental, tengo una mayor inclinación hacia los Estados Unidos, Europa, e incluso Rusia, que a China o India. Sinceramente, espero que los avances chinos sirvan de baldazo de agua fría a las potencias occidentales para que se pongan las pilas y tomen en serio la colonización del espacio de una vez por todas.

    No tengo nada en contra de los chinos, por el contrario, en muchos aspectos les tengo una gran admiración, pero también tienen ciertas actitudes que me hacen desconfiar de ellos más de lo que podría desconfiar de las potencias occidentales. Ciertamente, confío más en los indúes, como seres humanos, que en los chinos. Aunque sólo sean causadas por subjetivismo occidental

    1. Bueno, al programa espacial indio le falta mucho para poder igualarse al chino, al japonés o al europeo. Cierto que tienen previsto lanzar misiones orbitales tripuladas a finales de esta década o principios de la próxima, pero no sé si un presupuesto tan ajustado como el de India en actividades espaciales. Y es que el presupuesto de la ISRO en 2013-14 no va más allá de los 860 millones de dólares anuales. Por muy bajos que sean los costes de desarrollo en la India, se me antoja muy poco dinero para algo que vaya más allá de una misión testimonial y de “plantar la bandera” en órbita.

      De quien nadie se esperaba semejante desinterés por los vuelos tripulados (sobre todo después de desarrollar un magnífico vehículo como es el ATV) es de Europa. Parece que la decadencia europea no es un mero eslogan estadounidense, sino una realidad palpable. Las naciones con ambición, con ímpetu juvenil o con respeto por su pasado tienen un programa espacial tripulado. Europa no. Bueno, es algo que no es de extrañar visto el percal de sus dirigentes y de buena parte de sus sociedades, envejecidas y temerosas de todo.

      1. El teclado y el cerebro me han hecho un extraño. Donde pone:

        “(…) pero no sé si un presupuesto tan ajustado como el de India en actividades espaciales (…)”

        Debería decir:

        “(…) pero no sé si un presupuesto tan ajustado como el de India en actividades espaciales se lo va a permitir (…)”

        Perdón por el lapsus.

  5. Terciando sobre la polémica China vs Estados Unidos opino que al final pasará lo mismo que durante los años 60.Cuando Estados Unidos se vea haciendo el ridículo como antes lo hizo con la Unión Soviética entonces espabilará y se pondrá a la altura de China.Yo no lo viví,pero según toda la documentación que he consultado Estados Unidos tardó nada menos que de 1957 a 1965 en ponerse a la altura de la U.R.S.S y creó que ahora puede pasar una cosa parecida.Bueno,deseo a todos los “espaciotranstornados” salud para verlo.

    1. Creo que te equivocas EEUU esta en un nivel infinitamente superior al Chino y si no tiene como mandar gente al espacio a dia de hoy es por una garrafal planificacion no por falta de medios tecnicos,cosa que probablemente en 36 meses este subsanado.

      1. ¿36 meses? Si te refieres a la misión EM1 de la nave Orión, se tratará de una misión no tripulada de trayectoria circumlunar. En principio, no sería hasta 2021 que viésemos la primera misión tripulada de la Orión, nave que está teniendo severos problemas por exceso de peso. Y en cuanto a la Dragon V2 de SpaceX, que se supone volará en 2016, sería humillante para la NASA que una empresa privada tuviese una nave lista en menos tiempo que ella. Ya veremos cómo van las cosas.

    2. Para los que dudan de los USA

      – Llegó a la Luna hace 45 años…. nadie mas lo ha hecho todavia.
      -Ha volado mas de cien veces un transbordador desde hace 33 años …nadie mas lo ha hecho todavia
      -Aterrizó con éxito en Marte hace 38 años,,,, idem
      -Sus naves salieron del Sistema Solar hace mas de diez años…….má de lo mismo.
      -Sus satelites y sondas han aportado informacion infinitamente superior al resto en la exploración del espacio…….idem.

      Creo que está claro…

      1. Todo eso es historia, logros muy espectaculares pero historia. Ahora mismo, los EEUU carecen no ya de una planificación espacial tripulada a largo plazo, sino que el mismo programa de exploración robótica planetaria no tiene suficiente presupuesto para continuar. La ISS, espectacular pero científicamente inútil, se está comiendo los cada vez mas escasos recursos de la agencia, cuyo presupuesto está muy lejos de sus ambiciones. No hay planes en Marte mas allá de 2020, no hay sucesora para la ISS, no hay presupuesto para volver a la Luna, no hay planes de exploración de Europa o de Titán a medio y largo plazo. Sí, propuestas y proyectos, a montones, perro realidades concretas, ninguna mas allá de una misión de bajo coste a Júpiter. Con el James Webb, la ISS y el programa SLS, en la que la Orion tropieza con muchas dificultades, apenas queda dinero para misiones científicamente útiles, así que no digamos nada de misiones tripuladas a Marte y mas allá.

        Nadie niega que los EEUU han hecho grandes cosas (aunque poner como ejemplo de éxito al Shuttle me parece simplemente una negación de la realidad), pero como han dicho más arriba, “agua pasada no mueve molino”. Los éxitos pasados de la NASA y el JPL son ya materia de los libros de historia de la ciencia. Lo que deberíamos estar viendo son nuevos proyectos serios y bien trazados, dotados del presupuesto adecuado, no powerpoints. Del mismo modo que la Corona de España no se limitó a visitar las costas de América, sino que la conquistó y colonizó desde California al Río de la Plata, los EEUU deberían estar lanzados a la conquista REAL del Sistema Solar. Pero eso no da votos, cuesta dinero (mucho) y no ayuda en nada a las obsesiones nacionales de EEUU: la seguridad nacional y el ansia de ganancias inmediatas. Los EEUU están psicológicamente incapacitados para la planificación a largo plazo en cualquier área de la actividad humana. Si algo no da réditos a corto plazo (económicos, tecnológicos, cinetíficos…) no interesa.

        En estas condiciones, cualquier potencia con ambición, recursos y capacidad de planificación a largo plazo le tiene ganada la partida. Y China lo está haciendo. El Imperio del Centro, si por algo se ha caracterizado siempre, es por la paciencia y la capacidad de pensar a años vista.

        1. Hilario creo que no sabes bien de qué hablas..si algo a corto plazo no da rédito no interesa, dices; me imagino que no conoces las inversiones en investigaciones fundamentales (Física,Biomédicas,etc..).A corto plazo no da rédito el conociniento de la estructura de un neutrón o la de un enzima para replicar el ADN, o la composición de la atmósfera de Plutón y ellos lo estudian. Ojea los contenidos de revistas como Science,Nature,Astrophysical J.,P.N.A.S. u otras y verás cantidad de publicaciones de cientificos americanos.No sé que estudios tienes pero no te veo muy cualificado para opinar de algunas cosas.
          “Exitos pasados” dices y “Los EEUU están psicológicamente incapacitados para la planificación a largo plazo en cualquier área de la actividad humana”,….
          un poco fuerte ¿no?.No te lo tomes a mal pero no veo yo que China, Rusia o Europa tengan en cartera grandes proyectos espaciales de investigación del Sistema Solar o vuelos tripulados.¿Están estudiando algún sistema de propulsión avanzado tipoVsimir o parecido ?´

  6. Se sabe algo de la change 4, cuando sera lanzada y si llevara rover porque lei por ahi que no quería repetir la misión de la change 3 y pasar a la change 5 pero antes enviar una sonda de prueba que seria la change 4, pero por lo que veo son dos proyectos separados (change 2.5 y la 4).

    Espero que no os confundáis con tanta repetición del nombre pero es que tenia que explicarme bien, por favor si alguien sabe aclararme esas dudas lo agradecería.

    Y por cierto se hablaba de enviar una sonda a la cara oculta a por muestras, seria posible a corto plazo sin un orbitador que hiciera de enlace ??

    saludos Jorge M.G.

    1. La Chang’e 4 está planeada para 2016. Por ahora sólo se sabe que también incluirá un rover como la CE 3, pero los detalles precisos no son conocidos. En cualquier caso, su diseño no será muy distinto al de la CE 3.

  7. Hilario llevas razón, y como llevas razón tengo que dártela. Creo que de la supremacía de los EEUU nadie de los presentes dudamos y que anda bastante “desnortada” es algo que salta a la vista; a las pruebas me remito: un supuesto gran cohete sin carga útil, un supuesto programa marciano que sólo es “fantasias animadas de ayer y de hoy” y un mecano gigante de lujo (quizás tenga rendimiento tecnológico, pero los logras científicos han sido más bien escasos) que depende de otros para su funcionamiento….y nada parece que vaya a cambiar en los próximos 3 o 4 años. Esperemos que las cosas vayan más rápido de lo previsto (esto no me lo creo ni yo).
    Es obvio que los demás países han empezado desde mucho más atrás, es lo que tiene la NO cooperación, pero no olvidemos lo muchísimo que consiguió la NASA en la gloriosa década de los 60: pasaron prácticamente de poner una naranja en órbita (como llamaban los rusos al Vanguard 1)a llevar a 3 astronautas a la Luna: fue una planificación de libro que no se ha vuelto a repetir, por desgracia.
    Yo espero que todo esto cambie, por aquello de que la esperanza es lo ultimo que se pierde.

  8. Una muestra de que EEUU y Rusia solo han perdido el tiempo durante casi 50 años, si un pais relativamente nuevo en la carrera espacial ha hecho esos logros no me sorprenderia que en 10 años pongan hombres en la luna. A la final, solo esta usando la misma tecnologia de hace 40 años que no se ha innovado en lo mas minimo. Los mismos motores de ahce 40 años son los mismo de ahora solo que de diferentes materiales.

    Fuera de tema, me ha asaltado una duda: el X-37B ya paso del año y medio en orbita, solo por curiosidad, ¿alguien sabra la vida util de la etapa superior Centaur de hidrogeno y oxigeno liquidos? Se que ULA a realizado pruebas en orbita de transpaso de propergol en un par de etapas Centaur para saber si pueden usarse como tanques de reabastecimiento en orbita. Mi curiosidad era saber si el Centaur del X-37B se separo de la nave al ponerla en orbita o estuvo un tiempo unida a ella. Se que luego la lanzaron a una orbita solar, pero ¿cuanto tiempo fue?

  9. Todo esta muy bien, lo unico que no me ‘cuadra’ es que China esta copiando, perdon, reutilizando todo, en dónde esta el avance?
    Supongamos (solo supongamos), si EEUU tomara los diseños denaves y cohetes rusos, y volviera a hacer lo que los rusos hicieron, diriamos que esta dando un gran avance?

    Entiendo lo de no re-inventar la rueda, pero si China no esta usando sus propios diseños, ni revolucionando nada, no le veo mayor logro que el hacer algo que ya fue hecho. Efectivamente como pais le va a dejar muchos reditos, pero no le veo mayor logro o avance.

    1. Mike, los programas espaciales no pueden desligarse de la historia de cada país. En el caso de China, fue Rusia quien la ayudó a dar sus primeros pasos en los años 50 en materia de misiles, pero desde 1961, con la ruptura de relaciones con la URSS, China emprendió su propio camino, lógicamente usando la “herencia tecnológica” rusa: su primer misil de alcance medio (MRBM DF-2A, de 1964), estaba basado en el R-5 soviético.

      Pero las ambiciones chinas no se quedaron ahí y en 1967 se inició el programa espacial tripulado chino. Todo se vino al traste con la Revolución Cultural, aunque ello no impidió que el programa de cohetes y misiles continuase adelante. En 1970 lanzaron su primer satélite con un CZ-1 (Larga Marcha 1), derivado del misil IRMB DF-4 y en 1975 su primer satélite recuperable de reconocimiento con un CZ-2. En 1986 se autorizó el Programa 836-2, cuyo objetivo era dotar a China de capacidad para realizar vuelos espaciales tripulados. En 1992 se aprobó el desarrollo de un vehículo tripulado que diese servicio a una pequeña estación espacial. Al principio se consideró como lo más adecuado el desarrollo de un mini-transbordador espacial reutilizable, pero el nivel de la tecnología china no lo permitía, por lo que finalmente se optó por una más convencional cápsula desechable (Proyecto 921).

      Pero a mediados de los 90 las autoridades chinas decidieron (en mi opinión con bastante buen criterio) que podrían avanzar mucho más rápido si en lugar de desarrollar un programa y una tecnologías totalmente “indígenas”, aprovechaban lo que ya existía y lo mejoraban. Por ello, aprovechando que tras la descomposición de la URSS la nueva Rusia necesitaba divisas y a ellos les sobraban, en 1995 firmaron un acuerdo de cooperación con Rusia en cuestiones aeroespaciales por el que China tuvo acceso a procedimientos para el entrenamiento de cosmonautas, adquirió motores criogénicos avanzados, sistemas de soporte vital (incluidos trajes espaciales), tecnología de acoplamiento automático e incluso una vieja nave Soyuz 7K-OK (si bien desprovista de los elementos tecnológicos más “sensibles”). Sobre ella desarrollaron la “Shenzou” que no sólo es más grande (tiene capacidad para cuatro tripulantes) que la nave original rusa, sino que sus módulos son significativamente distintos y su electrónica es más sofisticada.

      Y por supuesto, el cohete que la propulsa, el Larga Marcha CZ-2F, poco tiene que ver con los Soyuz.

      Decir que China “no está usando sus propios diseños” es simplificar las cosas y tratar de rebajar la importancia del programa chino. Si a eso vamos, el programa espacial indio tampoco sería meritorio, ¿no? Al fin y al cabo, el motor de la segunda etapa de su cohete PSLV, el Vikas, no es más que el motor europeo Viking del Ariane 4 fabricado bajo licencia. Y la etapa superior criogénica de su cohete GSLV no es más que una variante de un motor ruso. Siguiendo esa misma lógica, ni los programas espaciales de las dos Coreas (basados en tecnología china y en la rusa del Angara) ni el de Irán (tecnología rusa), ni el nuevo de Brasil (tecnología ucraniana) tendrían mayor interés ya que ninguno de ellos estaría usando “sus propios diseños”. ¡¡Y qué decir del programa de lanzadores japoneses de la antigua NASDA (hoy refundida con el ISAS en la JAXA)!! ¿Qué merito tenía si desde 1975 hasta 1994 (entrada en servicio del lanzador H-II) empleaba variantes locales fabricados bajo licencia de los lanzadores norteamericanos Thor y Delta?

      Sí, China compró una Soyuz, sus procedimientos operativos y los trajes espaciales a Rusia para no “perder el tiempo” con un diseño de vehículo tripulado 100% indígena que habría consumido un montón de tiempo y de dinero. Ello le permitió quemar rápidamente etapas en el desarrollo de su programa espacial tripulado. Pero a cambio hoy China tiene una nave mucho mejor que las Soyuz, tiene un laboratorio orbital (de diseño propio), tiene lanzadores medios (de diseño propio), tiene vehículos orbitales y de superficie en la Luna (de diseño propio), tiene un plan coherente y bien financiado tanto lunar (véase este y otros artículos de Daniel) y en breve tendrá una estación orbital (de diseño propio) puesta en el espacio con cohetes lanzadores medios Larga Marcha 5 y 6 (de diseño propio).

      ¿Y el resto del Sistema Solar? Sí, ahí es donde China tiene que ponerse las pilas. Pero antes de empezar a lanzar sondas a Marte o a Venus tiene que completar la infraestructura necesaria. Para enfrentarse con éxito a esas misiones necesita lanzadores más potentes (los ya citados Larga Marcha 5 y 6 y sus sucesores) y precisa de una red propia de seguimiento en el espacio profundo que pueda compatibilizar con las de otras potencias. También necesitará aumentar su presupuesto, claro. Igualmente, también necesita ponerse las pilas en ciencia espacial (telescopios espaciales, observación solar, etc.), pero eso es cuestión de tiempo y de dinero.

      En resumen, minusvalorar el programa espacial chino es cerrar los ojos a la realidad y engañarse a uno mismo. A ver si al final va a pasar como en la novela de Arthur C. Clarke, “2010, odisea dos”, en la que todo el mundo se creía que los chinos estaban construyendo una estación orbital hasta que ésta encendió su motor de plasma y puso rumbo a la luna Europa de Júpiter…

    2. Primero que nada, aclarar que somos dos “Mikes”. Yo soy el que comentó lo del subbjetivismo occidental, no se quien sea el otro, pero eso es otra cosa.

      Repetiría a Hilario. China esta tomando la experiencia de otros países para desarrollar su propio programa espacial, por eso, y porque tiene una visión clara y a largo plazo, es que está avanzando a pasos agigantados. Esta creciendo en base a mejorar lo que ya existe, no esta copiando al estilo “pirata” como lo hacía hace varios años. Mi crítica hacia los chinos es por cuestiones de identidad cultural, nada más. Tampoco es que le tenga mucho afecto a los Estados Unidos, pero ciertamente, y me repito, espero que los avances chinos los saquen de su letargo. Tengo un poco más de simpatía hacia Europa que hacia Estados Unidos, pero también es cierto que es mucho más difícil que Europa se interese en serio en el espacio.

      Otra cuestión, el que China no tenga naves automáticas en el resto del Sistema Solar, no significa que no las estén desarrollando. Sólo hay que recordar el tremendo hermetismo que tienen para presentar sus planes espaciales (o de cualquier otra cosa) al resto del mundo.

      Saludos.

  10. Respecto a la polémica China versus Estados Unidos para concluir diré que para mí todo se resume en una palabra:dinero.Esta claro que para Obama la enormes cantidades de recursos que hay que gastar en el espacio no son prioritarios y más aún teniendo en cuenta la enorme crisis en la que todavía estamos metidos.Si durante los años 60 Estados Unidos pudo financiar la carrera espacial fue porque al ganar la II SGM se convírtio en la primera potencia mundial y su economía vivió una tremenda expansión que es justo lo contrario que ocurre ahora.Esperemos por tanto que por el bien del mundo occidental EE.UU planifique un buen programa espacial porque esta claro que el resto (Europa, Japón etc) vivimos a remolque de ellos y si China se adelanta,por ejemplo, en la exploración lunar será muy difícil alacanzarlos.

  11. Gabriel, aunque diriges la pregunta a Daniel, te respondo yo: lamentablemente, no existe ningún “proyecto” IXS ENTERPRISE.

    Lo que Harold White ha presentado recientemente en la Space Vision 2013 es sólo un diseño conceptual (vamos, un powerpoint con unas espectaculares imágenes salidas del excelente ilustrador Mark Rademaker) con el que “plasmar” cómo podría ser una nave interestelar que emplease para viajar por el espacio el “Propulsor Q” concebido por White a partir de las ideas del físico Miguel Alcubierre.

    Desde luego, la “maqueta” de la IXS ENTERPRISE es digna de una buena película de ciencia ficción dura. Podéis verla en:

    http://www.washingtonpost.com/news/post-nation/wp/2014/06/11/this-is-the-amazing-design-for-nasas-star-trek-style-space-ship-the-ixs-enterprise/

    Aunque muchos desinformados han dicho lo contrario, la NASA no está financiando a White ningún “motor de curvatura”, sino unos experimentos muy básicos para medir ciertos efectos cuánticos del vacío. Nada más. Ojalá fuese posible, pero de momento la propuesta de White es solo ciencia-ficción.

    Tenéis más información en:

    http://francis.naukas.com/2013/01/19/carnaval-de-fisica-harold-white-su-motor-warp-drive-superluminico-y-la-nasa/

    http://en.wikipedia.org/wiki/Harold_G._White_(NASA)

    Saludos

  12. el unico programa espacial 100% autonomo no es ni el chino ni el ruso silo el indio, y usa no me agais ablar de ellos porfabor, es todo lo mismo siempre menos en india

Deja un comentario