El perihelio de ISON

El que probablemente sea el cometa que más expectativas ha levantado en los últimos años pasó por el perihelio ayer 28 de noviembre a las 18:25 UTC. Las imágenes captadas por los observatorios espaciales solares SOHO de la ESA y STEREO de la NASA mostraron en un principio que el cometa C/2012 S1 ISON se había desintegrado. Análisis posteriores de las mismas sugieren que parte del núcleo -o algún fragmento importante del mismo- ha sobrevivido al encuentro con el astro rey. En cualquier caso, las probabilidades de que el ISON se convierta en un cometa espectacular en nuestros cielos son ahora nulas. Esta secuencia de imágenes del coronógrafo del STEREO-A, situado en órbita solar, capta a la perfección la fragmentación del cometa:

kGjmfty

El telescopio LASCO C2 del SOHO, localizado a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra también captó la desintegración, como vemos en esta secuencia (la circunferencia blanca marca la posición del disco solar, oculto por el coronógrafo):

rip_anim2

Previamente, el telescopio LASCO C3, con un campo de visión mayor, había observado cómo el ISON se aproximaba al Sol. Su brillo aumentaba a medida que reducía su distancia con el sol, incluyendo picos de actividad que seguramente señalaban episodios de fragmentación del núcleo:

Comet_ISON_LASCO_c3_Nov28_anim

Las imágenes del SOHO y STEREO permiten visualizar muy bien las dos colas de ISON, una de polvo generada por la presión de radiación de la luz solar y otra de gas (cola de iones) creada por el viento solar. ISON es -o mejor dicho, era- un cometa que se suponía procedente de la Nube de Oort y que iba a pasar cerca del sol por primera vez. Su órbita era casi hiperbólica, lo que significa que su destino era sobrevolar el sol y volver a alejarse para nunca volver. Sin embargo, la actividad de su núcleo ha provocado que su órbita pasase a ser elíptica. Es decir, si ha sobrevivido, ISON volverá a cruzar por el Sistema Solar interior en un futuro muy lejano.

ISON-12_30am-Nov29
Lo que queda de ISON se ve en la parte superior de la imagen de LASCO C3 (ESA).

Los cometas ‘vírgenes’ que realizan su primer paso por las proximidades del sol suelen terminar como el ISON, es decir, fragmentados o directamente vaporizados -mejor dicho, sublimados-. Su núcleo -una bola de hielos, sustancias orgánicas y polvo- no siempre aguantan las altas temperaturas del paso por el perihelio. En teoría, cualquier núcleo cometario menor de 400 metros debe fragmentarse si pasa tan cerca del sol (menos de un radio solar en este caso), pero se ha estimado que el núcleo del ISON debe medir entre uno y cuatro kilómetros. Por este motivo existía la posibilidad de que el cometa resistiese las fuerzas de marea y los 2800º C del encuentro con el sol. De haber sobrevivido, podría haber alcanzado una magnitud de -4,5 y habría sido visible a simple vista en el cielo matutino (siempre que se bloquease el disco solar, obviamente). Desgraciadamente, otros factores como la forma y composición del núcleo o su velocidad de rotación también influyen en las posibilidades de supervivencia de un ‘rasante solar’ (sungrazer) como ISON. Otra vez será. Miremos el lado positivo: al menos la ocasión ha servido para acercar la astronomía a mucha gente.

20131128_1537_c3_1024
ISON visto por LASCO C3 (ESA).
Juan-Carlos-Casado-tye-iacOT-jcc-ISON-007_1385317267
ISON visto por Juan Carlos Casado desde el Observatorio del Teide sobre Gran Canaria (Juan Carlos Casado/IAC).


10 Comentarios

  1. El cambio de órbita se ve claramente en las imágenes, se ve como se cierra después del perihelio (el trazado antes y después del perihelio no es simétrico; si pasa de una órbita hiperbólica a una elíptica entiendo que el resto del cometa a perdido velocidad, pero cual es el motivo?

    1. Yo pienso que la materia del cometa se ha dividido como en una centrifugadora. La parte más pesada se ha salido por la tangente cediendo energía a la otra parte que se la a quedado el sol…

  2. Todavia no esta nada claro hay quien piensa que queda un nucleo medianamente consolidado, habra que esperar ¡con impaciencia¡, ojala nos regale un espectuaculo similar al panstarrs, aunque tenemos al r1 lovejoy que es impresionante, se ve con prismaticos desde el centro de mi ciudad, con mas luces que un arbol de navidad, aunque hay que pegarse un buen madrugon merece la pena.

  3. Ojo, que la perspectiva puede engañar, no es tan fácil decir a partir de una fotografía que la órbita no es simétrica.

    Supongo que la pérdida de masa habrá provocado un cambio importante en el momento lineal, la primera ley de Newton (leída como F=dp/dt) explicaría la fuerza misteriosa que ha provocado el cambio de órbita. Que alguien me corrija si me equivoco.

    Un saludo.

  4. Preciosas imágenes, desde luego, es increíble como de vez en cuando el Sol tiene la ocasión de demostrar su inmenso poder desintegrando un bloque de «hielo sucio» tan colosal ante nuestros ojos, o mejor dicho los de nuestras sondas y telescopios, una pena por otra parte, habría sido un gran espectáculo verlo en el cielo si hubiese sobrevivido al tórrido encuentro.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 29 noviembre, 2013
Categoría(s): ✓ Astronomía • General • Sistema Solar • Sondasespaciales