La muerte del Discovery

El viernes día 16 de diciembre fue un día triste para los entusiastas de la exploración espacial. Ese día falleció el transbordador espacial Discovery. O por lo menos, pasó por lo más parecido a la muerte que puede sufrir una nave espacial. La defunción se produjo en el hangar OPF-1 (Orbiter Processing Facility 1) del Centro Espacial Kennedy de Florida cuando los técnicos cerraron las puertas de la bodega de carga y apagaron todos los sistemas de la nave por última vez. Finalizaba así una vida operativa de más de 27 años y 39 misiones espaciales. Desde antes de su vuelo inaugural en 1984 y hasta el pasado viernes, algunos sistemas del transbordador habían funcionado casi ininterrumpidamente. Si no fue desconectado antes se debe a que las puertas de la bodega de carga sólo podían cerrarse mediante la ayuda de los propios sistemas de la nave. Dichas puertas -que integran los radiadores del orbitador- no pueden aguantar su propio peso en la Tierra, ya que fueron diseñadas para abrirse en la ingravidez de la órbita baja.

Las puertas de la bodega de carga del Discovery se cierran por última vez (NASA).
La señal que indicaba que el Discovery estaba conectado se apagó por última vez el pasado viernes (NASA).

Aunque el Discovery había realizado su última misión el pasado marzo (STS-133), la desconexión de la fuente de alimentación marca el verdadero punto y final de la veterana nave. Hasta el viernes pasado el Discovery era aún un vehículo espacial susceptible de ser restaurado a un estado operativo con más o menos esfuerzo. Ahora es una simple pieza de museo inerte.

Eso sí, una pieza de museo única. El Discovery será exhibido en el museo Smithsonian del Aire y el Espacio en Washington D.C., pero afortunadamente los encargados de esta institución han decidido retener la mayor parte de sistemas correspondientes a su etapa operativa -es posible que sus dos transbordadores hermanos Atlantis y Endeavour no tengan tanta suerte-. De todas formas, y de cara a su nueva vida, los motores y tanques de los sistemas de maniobra orbital y control de actitud (OMS y RCS) han sido limpiados concienzudamente para eliminar cualquier rastro de los tóxicos combustibles hipergólicos. Aunque no era exactamente tóxico, el inodoro también ha sido limpiado y desinfectado. Del mismo modo se ha retirado el agua y el gas freón del sistema de control de la temperatura, así como el oxígeno e hidrógeno líquidos de las tres células de combustible. Además, los tres motores principales (SSME) han sido reemplazados por réplicas denominadas RSME. No olvidemos que el futuro cohete SLS de la NASA empleará motores SSME en su primera etapa, así que no es cuestión de malgastarlos en un museo.

Un RSME, réplica de los SSME (NASA). 
El Discovery con los tres RSME en el OPF-1 (NASA).
Los técnicos de la empresa USA reinstalan una de las tres células de combustible del Discovery después de haberlas vaciado por completo (NASA).

El pasado agosto tuve la oportunidad de ver a esta bella dama en el edificio VAB del KSC cuando todavía era oficialmente una nave operativa. Parece mentira que apenas cuatro meses después todo haya terminado. A partir de ahora, las luces de la cabina permanecerán apagadas para siempre y ningún ser humano volverá a viajar al espacio en su interior. Al menos nos queda el consuelo de que pronto podremos visitarla en el museo Smithsonian, lo más parecido al paraíso en la Tierra para una nave espacial.

Hasta siempre, Discovery. Fuiste una buena nave.

El Discovery en el VAB el pasado agosto.

 Adiós, Discovery (NASA).


14 Comentarios

  1. Sin dudas una buena nave, da mucha tristesa ver como fue «apagada». En lo particular me gustan las naves aladas y sin duda el shuttle fue el icono de este tipo de naves (por supuesto el buran tambien lo fue). Como todo en la vida cada vez que se cierra una puerta se abre otra, esperemos pronto poder ver proyectos como el SLS o proyector privados como Dream Chaser en accion y que se transformen en iconos de la proxima etapa de la exploracion espacial.

    Ulises.Arg.

  2. Este finde encontré unos documentales sobre la NASA y el programa Apolo, aparecían charlas de técnicos de la NASA hablando sobre futuros viajes y nuevos objetivos… con el estado actual del sector aeroespacial no hay manera de quitarme del estómago la sensación de que estamos retrocediendo en vez de avanzando.

    nunca me cansaré de darte las gracias Daniel por tu maravilloso blog

    Saludos desde La Mancha

    Miguel

  3. ¡Me he llevado un susto cuando he leído el titular! Pensaba que había caído el techo, o algo así. Suerte que solo es eso, aunque siempre es mucho mejor verlo despegar, en órbita o aterrizando.

  4. Mejor ver morir al Discovery así, que ver como murieron el Challenger, el Columbia e incluso el Burán.

    Creo que los tres transbordadores supervivientes deben considerarse afortunados.

  5. (No tiene que ver con el tema).

    Justo la semana pasada leí las entradas de Viajar a la Luna (4 creo que son). Hoy, en un paseo por Google he llegado a:

    http://www.hgt.es/web/index.php?option=com_content&task=view&id=103

    Mientras leía y disfrutaba, pensaba, «joder, esto tienen que haberlo copiado de Eureka»; no sólo por el contenido, sino por la forma de contar las cosas (excelente estilo).

    Al llegar al final y ver al autor lo he entendido (y me he reído).

    En cuanto a la entrada, la verdad es que aunque he empezado a quererlos un poquito leyendo este Blog, los transbordadores no eran santos de mi devoción en mi juventud. Yo era de los que lloriqueaba (¿hay alguien más por aquí?), ¡al espacio hay que ir en naves espaciales, no en un «cutre» avión! (cómo odiaba los aterrizajes).

  6. Bueno, también perdimos al Challenger y al Columbia, de manera trágica. En esta ocasión, el Discovery «muere» en casa y lo podremos ver intacto en el museo, después de haber llevado tripulaciones al espacio de haberlas devuelto a la Tierra a salvo.

    Por mi parte espero encontrarme con esta magnífica nave en el Smithsonian algún día.

  7. Bueno, no es una muerte,yo no lo veo asi, es un retiro tranquilo donde podran contar a los visitantes sus historias. Al igual que otros muchos aviones ect en otros museos.

    Los que murieron fueron el columbia y challenger.Dep

  8. Lo vi muchas veces despegar en la Florida y era mi favorito porque siempre le tocaba probar los cambios nuevos y devolver la esperanza al programa espacial despues del desastre del challenger y columbia.

  9. Al final, dentro de unas décadas habrá gente que no se crea que hubo naves que despegaban como cohetes y aterrizaban planeando, al igual que hay gente que no se cree que se fue a la Luna. Para refutar a hipotéticos conspiranoicos aquí hay un video de la revista «Nature», que en 8 minutos resume las 135 misiones del programa Shuttle.

    http://www.youtube.com/watch?v=II7QBLt36xo

    A ser posible, véase en HD y con el volumen a tope, una música genial y un precioso montaje. ¡Hasta Ronald Reagan queda bien!

    Los autores contaron en la web de «Nature» que quisieron hacer «una carta de amor al transbordador» en su despedida, y explicaron el proceso de montaje, en el que tuvieron que lidiar con múltiples formatos de cine y video

    Además está disponible (para aquellos que dominen la lengua de la pérfida Albión) en la web de la NASA el libro «Wings in Orbit: Scientific and Engieering Legacies of the Space Shuttle», en el que se resume el legado técnico y científico del programa. Aquí está la versión interactiva

    http://www.nasa.gov/centers/johnson/wingsinorbit/index.html

    y aquí está el libro completo en PDF (ojo que son 41MB)

    http://ntrs.nasa.gov/archive/nasa/casi.ntrs.nasa.gov/20110011792_2011012227.pdf

    Espero que os gusten y os sean útiles, y muchas gracias Daniel por tu blog. Supongo que intentarás pasarte por la exposición «La Aventura del Espacio» en Madrid, ¿no?

    Saludos a todos de Tuccitanus

    P.S.: Feliz Solsticio de Invierno, y un recuerdo al gran Carl Sagan en el 15 aniversario de su temprano fallecimiento, a él le debo (como muchos otros que ya no cumplimos los 35) mi interés por la ciencia y el pensamiento crítico.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 19 diciembre, 2011
Categoría(s): ✓ Astronáutica • NASA • Shuttle • sondasesp