El Gran Pepinazo

Me refiero al fenómeno más brillante de la historia de la astronomía, que tuvo lugar el pasado 27 de diciembre. Si no te diste cuenta no es de extrañar, pues la mayor parte de la radiación llegó a la Tierra en forma de rayos-X y gamma, por lo que fue detectada por una gran cantidad de naves fuera de nuestra atmósfera. El culpable fue un tipo de estrella de neutrones con un campo magnético muy intenso, denominadas Magnetars. Nuestra amiga emitió más energía en dos décimas de segundo que el sol en 250 000 años. Lo curioso del tema es que la estrellita en cuestión se halla en el otro extremo de la galaxia, a unos 50 000 años-luz. Si hubiese explotado más cerca, habría destruido la capa de ozono y provocado una extinción en masa. Más cerca aún y hubiera frito nuestro planeta. Así que a uno le surge la duda: ¿podrán fenómenos como este y otros parecidos, como las supernovas, esterilizar la vida en regiones enteras de nuestra galaxia?. Si es así, ¿correremos algún día un destino similar?. Quizás esta sea una de las claves para entender porque no estamos rodeados de ETs.



1 Comentario

  1. «Si hubiese explotado más cerca, habría destruido la capa de ozono y provocado una extinción en masa. Más cerca aún y hubiera frito nuestro planeta. Así que a uno le surge la duda: ¿podrán fenómenos como este y otros parecidos, como las supernovas, esterilizar la vida en regiones enteras de nuestra galaxia?. Si es así, ¿correremos algún día un destino similar?. Quizás esta sea una de las claves para entender porque no estamos rodeados de ETs.»OJALA Y REZEMOS PORQUE ESO NUNCA OCURRA…

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 24 febrero, 2005
Categoría(s): ✓ Cosmología