Ross 128 b: la segunda exotierra más cercana al sistema solar

Vivimos en una época excepcional en la que hallar un planeta potencialmente habitable alrededor de una estrella se está convirtiendo en algo habitual. El último es Ross 128 b, un planeta con una masa mínima de solo 1,35 veces la de la Tierra situado en la zona de habitable de una enana roja de tipo espectral M4 (con un 15% de la masa del Sol). Lo maravilloso del caso es que Ross 128, también conocida como Proxima Virginis, GJ447 o HIP 57548, se encuentra a solo once años luz del sistema solar. Ross 128 b es por tanto la segunda exotierra más cercana a la Tierra después de Proxima b.

Recreación artística de Ross 128 b (ESO/M. Kornmesser).
Recreación artística de Ross 128 b (ESO/M. Kornmesser).

Ross 128 b ha sido descubierto mediante el método de la velocidad radial por, cómo no, el famoso espectrógrafo HARPS del telescopio de 3,6 metros de La Silla (Chile). En concreto, se llevaron a cabo 157 observaciones entre 2005 y 2016. Este método solamente nos da información sobre el periodo de traslación del planeta y su masa mínima. En el caso que nos toca el periodo, o sea el año, es de tan solo 9,9 días. Pese a estar tan cerca de su estrella —7,4 millones de kilómetros—, Ross 128 b está en la zona habitable. O, como decimos por Radio Skylab, la zona de aguabilidad. Más que nada porque no podemos saber si el planeta es habitable o no, solo que, dadas las condiciones adecuadas, podría existir agua líquida en su superficie.

Suponiendo un rango de brillos —albedos— normales, Ross 128 b tendría una temperatura superficial de entre -60 ºC y 21 ºC. No son temperaturas bajas porque recordemos que la temperatura de equilibrio de la Tierra es de unos -20 ºC. La presencia de una atmósfera alrededor de nuestro planeta es la encargada de elevar la temperatura superficial media por encima del punto triple del agua. En realidad, según los modelos más conservadores Ross 128 b estaría cerca del límite interior —más caliente— de la zona habitable, algo que tampoco es negativo per se puesto que la Tierra se halla en la misma posición. Naturalmente, dependiendo de los parámetros reales de albedo y composición atmosférica, entre otros, bien podría estar totalmente fuera de la zona habitable y ser más parecido a Venus que a la Tierra. Claro que, por lo que sabemos, también podría ser una roca desnuda desprovista de cualquier atmósfera e incluso existe la posibilidad —extremadamente baja, pero no nula— de que no sea un planeta rocoso y en realidad estemos ante un minineptuno (el método de la velocidad radial únicamente nos da la mas mínima).

Esto es lo que sabemos de Ross 128 b: señal de velocidad radial de Ross 128 (Bonfils et al.).
Esto es lo que sabemos de Ross 128 b: señal de velocidad radial de la estrella Ross 128 (Bonfils et al.).
as
Ajuste de la señal a un planeta con un periodo de 9,9 días. La intensidad de la variación de la velocidad es de 1,7 m/s (Bonfils et al.).

De lo que sí podemos estar seguros es que, incluso si es potencialmente habitable, Ross 128 b no se parecerá a la Tierra. Muy probablemente sufra acoplamiento de marea, o sea, siempre muestra el mismo hemisferio hacia su estrella. O sea, un mundo donde en un lado siempre es de día y en el otro siempre de noche. La otra pega es que gira alrededor de una enana roja, un tipo de estrella famoso por sus violentas eyecciones de partículas e intensas emisiones en el ultravioleta y rayos X en forma de fulguraciones que pueden desnudar a un planeta de su atmósfera muy fácilmente. Pero, y ojo, porque esto es muy interesante, Ross 128 es una enana roja muy tranquila, a diferencia de Proxima Centauri o TRAPPIST-1, así que el planeta Ross 128 b no deberá tener un campo magnético tan intenso para proteger su atmósfera.

Ross 128, situada en la constelación de Virgo, es de hecho la 12ª estrella más cercana al sistema solar y, si esperamos unos ochenta mil años, se convertirá en la más próxima, ya que por entonces estará a poco más de seis años luz de la Tierra (mientras tanto el sistema triple de Alfa Centauri se habrá alejado de nosotros). Su nombre viene del catálogo creado por el astrónomo estadounidense Frank E. Ross, aunque también aparece en el famoso catálogo de Gliese y Jahreiß con la designación de GJ 477. Es una estrella vieja y, pese a que determinar la edad de una enana roja es una tarea harto compleja, se cree que debe tener más de cinco mil millones de años en base a su baja metalicidad, lo que a su vez explica su poca fogosidad. Precisamente los descubridores de Ross 128 b han tenido que medir cuidadosamente el brillo de Ross 128 para comprobar que la variabilidad característica de las enanas rojas no haya interferido con las medidas de velocidad radial. Para ello se han usado observaciones independientes, incluyendo algunas del telescopio espacial Kepler en su misión extendida K2.

La enana roja Ross 128 se ve en el centro de la imagen (Digitized Sky Survey 2 / Davide De Martin).
La enana roja Ross 128 se ve en el centro de la imagen de la constelación de Virgo. ¿La ves? (Digitized Sky Survey 2 / Davide De Martin).

Desgraciadamente, Ross 128 b no transita, es decir, no pasa por delante de su estrella. Eso quiere decir que no podremos obtener espectros de transmisión u ocultación de su atmósfera con telescopios terrestres o el futuro James Webb. Las buenas noticias son que, al igual que en el caso de Proxima b, su extrema cercanía permitirá que sea visto directamente por el futuro telescopio gigante E-ELT. Y no solo eso, este telescopio gigante —y otros— podrá observar las bandas espectrales correspondientes al oxígeno en el visible (eso sí, con unas sesenta noches de observaciones), así que si la atmósfera de este mundo posee este elemento lo sabremos a lo largo de la próxima década.

Ross 128 b se suma a los mundos potencialmente habitables descubiertos alrededor de enanas rojas como son Proxima b, los planetas de TRAPPIST-1 y LHS1140b. Pero, puesto que los modelos teóricos apuntan a que tanto TRAPPIST-1 como Proxima son estrellas muy activas con arrebatos energéticos peligrosos para cualquier forma de vida, Ross 128 b bien podría ser la exotierra más cercana a la Tierra con probabilidades de albergar vida. Pero a nivel personal lo más alucinante de todo es que todos estos exoplanetas habitables los hemos descubierto en el espacio de prácticamente un solo año. ¿Qué descubriremos en las próximas décadas?

Referencias:


18 Comentarios

Participa Suscríbete

GerGer

Oootro increíble artículo por tu parte. A ver si un día los ordenas y haces un libro, al menos yo te lo compro. Lo iba a hacer yo por mi cuenta para mis hijos pero no tengo tiempo. Un saludo afectuoso

Antonio (AKA "Un físico")Antonio (AKA "Un físico")

Catálogos de planetas extrasolares hay muchos en internet.
es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Planetas_extrasolares
Sobre cosmología y astronomía, ya tengo muy avanzado un pdf que daré gratis por internet; no sé qué días concretos podrás ver el enlace a mi pdf en mis comentarios en este blog, pero seguro que en el 2018.
Esta afición me la pasó mi abuelo (que no había terminado la escuela primaria), y es bonito que siga entre generaciones.

GerGer

Muchas gracias, Antonio, me refería a artículos, no a planetas extrasolares, pero se te agradece! Un saludo

wachovskywachovsky

Y el planeta rocoso de Lalande 21185 no es una exotierra a 7-8 años luz de nuestro sistema?
Si viéramos nuestro sistema desde 7 mil años luz de distancia, no formaria parte de algún cúmulo estelar abierto?

SBSB

Ola, da la sensación que para que los planetas estén en la zona habitable entorno a enanas rojas deben estar tan cerca de la estrella que se produce el famoso acoplamiento de marea, alguna vez se nos han insinuado más casos, creo recordar. Este fenómeno, a priori, podría convertirlos en planetas con unas condiciones extremas entre ambas caras de los mismos. En el lado “positivo”está el hecho de se trata de una estrella “tranquila”…

U-95U-95

¿Cuantos planetas de este tipo llevamos ya alrededor de enanas rojas?. Por estadística aunque solamente uno de cada millón fuera sólo marginalmente habitable hay tantas que alguno sería lo que buscamos. A ver si con el Webb y/o el ELT y similares se puede estudiar la atmosfera de alguno… y que haya suerte y exista uno cercano.

Ross 128 tambien fue el origen de esto: https://en.wikipedia.org/wiki/Ross_1...adio_signal Posiblemente fuera un satelite artificial, pero la coincidencia llama la atencion.

Y por cierto, este blog es de lo mejor en castellano que hay. No uso redes sociales, pero me sumo a los comentarios de ayer.

AuligAulig

A raíz del comentario de que no transita me ha surgido la siguiente pregunta: ¿ es el plano orbital del sistema solar común en nuestra galaxia ? ¿coincide más o menos con el “plano galáctico” ¿es razonable suponer que habrá muchos sistemas planetarios más o menos en el mismo plano?

Mario PuchetaMario Pucheta

No tengo duda que algún día la humanidad llegará a otro planeta habitable (Si no se extingue o involuciona antes). Después de todo somos una especie curiosa y a la que le encantan los desafíos.
Cuando no halla mas dudas sobre la tierra las buscaremos por ahí.
Soy de Argentina. Mi país es muy extenso y por suerte lo recorrí de punta a punta. En tantas horas de ruta, da por pensar que habrán sentido los españoles que vinieron al “nuevo mundo”. Las generaciones futuras seguramente querrán sentir lo mismo, y si tienen la tecnología, siempre habrá osados que se aventuraran a lo desconocido.
Felicitaciones nuevamente por el blog.
Saludos.
Mario.

Fercho SolarteFercho Solarte

Una pregunta casi que off topic… ¿A qué distancia de nosotros se encontrará la estrella de Barnard en 80.000 años?

TyrasTyras

aqui tienes un grafico de todas las estrellas que se acercaron o se acercaran a nuestro sistema desde hace 20.000 años a dentro de 80.000 años
https://upload.wikimedia.org/wikiped...ture-en.svg

dentro de 10.000 años estara a solo 4 años luz, dentro de 30.000 años estara a casi 11 años luz, y asi a ojo de buen cubero(7 años luz cada 20.000 años) diria que en 80.000 años estara a unos 28,5 años luz.

miguelmiguel

Cada vez que leo este tipo de información, tengo una sensación extraña: es lo más próximo a vivir el futuro; hace años leía artículos que hablaban de la posibilidad de planetas en otros sistemas solares. Ahora leo que se han detectado y ya varios miles.
Tengo la sensación que veré la primera confirmación de una atmósfera con oxígeno.

Muchas gracias Daniel.

1 Trackback

[…] El artículo es X. Bonfils, N. Astudillo-Defru, …, A. Wunsche, “A temperate exo-Earth around a quiet M dwarf at 3.4 parsecs,” Astronomy & Astrophysics (2017), doi: 10.1051/0004-6361/201731973; “Hallan el segundo sistema planetario más cercano a la Tierra”, IAC, 15 Nov 2017; Daniel Marín, “Ross 128 b: la segunda exotierra más cercana al sistema solar”, Eureka, 16 Nov 2017. […]

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>